Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

10 Consejos Para Evitar Esta Peligrosa Sustancia Cancerígena

Hace un par de días fui a casa de mi vecina Raquel quien tuvo una hermosa niña.  Fui a conocer a la bebé y a llevarle algunos obsequios. Mientras conversaba con Raquel,  ella  me comentó que había recibido muchos biberones de plástico y que no sabía qué hacer con ellos.

En la consulta pediátrica, su doctor le había recomendado que evitara darle biberones de plástico a  la bebé.  Yo sonreí y le dije que no solo los biberones de plásticos se deben evitar, sino que hay otros productos de uso diario que dañan al organismo y no lo sabemos.  Esto se debe a que el Bisfenol A esta en muchos de los productos que vemos hoy en día.

¿Qué es el Bisfenol A?

El bisfenol A, también conocido como BPA, es un producto químico que afecta el sistema endocrino.  Es empleado en la fabricación de todo tipo de plásticos policarbonatos, latas de alimentos o bebidas, recibos de compras. De igual forma es empleado en productos para el cuidado personal, envases de alimentos antiadherentes y plásticos, envolturas de plástico.  También es usado en botellas de agua,  CDs, e incluso, biberones.

Su presencia se ha convertido en habitual en la mayoría de los productos. Según un estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, 90% de los habitantes de Estados Unidos ostentan este químico en su organismo.

Pero lo más alarmante de todo esto es que muchas investigaciones realizadas sobre el bisfenol A han asegurado que puede ser altamente dañino para las generaciones venideras, especialmente en lo que respecta al cáncer de pecho.

Efectos del bisfenol A o BPA en el organismo

Aun no se han determinado claramente los efectos que el bisfenol A o BPA puede traer al organismo, sin embargo estudios llevados a cabo han señalado posibles alteraciones que dan paso a enfermedades.

Por ejemplo una publicación realizada en la prestigiosa revista científica de la American Medical Association, concluyen que incluso a niveles muy bajos el bisfenol A puede estar relacionado a problemas de salud como:

  • Diabetes.
  • Formación de grasa y riesgo de obesidad.
  • Cáncer de mama y de próstata.
  • Infertilidad o parto prematuro.
  • Problemas cardiovasculares como presión arterial alta, entre otras.
  • Alteraciones en el desarrollo neurológico y cerebral como problemas de aprendizaje.
  • Trastornos del comportamiento como hiperactividad, mayor agresividad, entre otros.

Mientras que diversas investigaciones le suman otras posibles alteraciones como:

  • Pubertad temprana, estimulación de la glándula mamaria en desarrollo, malos ciclos reproductivos y toxicidad ovárica.
  • Mayor tamaño de la próstata, menor producción de esperma, hipospadia (deformación del pene) y disfunción eréctil.
  • Mala función inmunológica.
  • Interferencia en la eficacia del tratamiento de quimioterapia.

Avisos desatendidos

Durante los últimos años la Administración de Alimentos y Medicamentos, el Departamento del Ambiente y el Departamento de Sanidad de los Estados Unidos así como cientos de grupos ambientalistas han desarrollado estudios sobre el daño que el bisfenol A o BPA puede ocasionar sobre las personas, especialmente en niños, quienes han evidenciado ser más propensos a absorber el químico.

Sin embargo aún no se ha determinado como insalubre y por ende no se ha prohibido su uso en empaques o envases.  Sus únicas limitaciones son en tacitas y biberones para bebés .  En Francia el 10 de octubre de 2012 el Senado francés declaró ilegal este compuesto, el resto de los países aún están en silencio.

Lo único que se ha obtenido con las investigaciones realizadas es que la industria prometería reducir el uso de bisfenol A en sus envases.  Sin embargo dos tercios de las latas todavía lo contienen.

Según un reciente informe entre las latas encontradas con bisfenol A destacan:

Productos enlatados

  • Campbell (todas sus latas dieron positivo a bisfenol A)
  • Del Monte (71% de sus latas lo contienen)
  • General Mills (positivo para bisfenol A en un 50% de sus productos).

Mientras que por ejemplo muchos fabricantes de botellas de plástico simplemente reemplazan el bisfenol A con bisfenol-S (BPS) una sustancia similar al bisfenol A y que ha demostrado producir efectos muy parecidos en la salud humana.

Consejos para reducir su exposición al bisfenol A  o BPA y otros disruptores endocrinos

A continuación encontrarás consejos que debes tomar en cuenta para reducir tu exposición y la de tu familia al bisfenol A, lo que ayudará a que los riesgos para la salud que están relacionados con este disminuyan.

1.   Elige productos en envases de vidrio                                                                                                             

Ten en cuenta que los plásticos “sin bisfenol A o BPA” comúnmente tienen otros químicos interruptores endocrinos que son tan malos para usted como el BPA o bisfenol A.  Por eso es mejor siempre elegir productos que vengan en envases de vidrio.

 2.  No emplees envases de plástico con el horno microondas                                                                     

Si vas a usar el microondas para calentar comida o bebidas no emplees envases de plástico, mejor utiliza contenedores de vidrio ya que el calor aumenta la liberación de sustancias químicas del plástico.

3.   Evita consumir alimentos enlatados                                                                                                       

Evita consumir alimentos enlatados, empacados o envueltos en plástico.  Prefiere alimentos cocidos en casa.  Para la preparación de éstos, emplea productos orgánicos y frescos.

4. Almacena tus alimentos  en recipientes de vidrio                                                                       

Almacena tus  alimentos y bebidas en recipientes de vidrio, deja de lado el plástico incluso aquel empleado para envolver alimentos. 

5.  Evita consumir agua  almacenada en botellas de plástico                                                               

Evita consumir agua contenida en botellas de plástico, en especial si ésta ha permanecido expuesta al calor,  inclusive si es calor solar.

6.  Evita consumir comida caliente en recipiente de plástico                                                                 

 Si en algún momento particular es imperioso emplear un recipiente de plástico,  de ninguna manera lo hagas para contener líquidos o comidas calientes o tibias. 

7.  Adquiere productos ecológicos                                                                                                                              

A la hora de adquirir productos alimenticios, productos para el cuidado personal, materiales de construcción, alfombras, pintura, muebles, colchones, artículos para bebés, entre otros, busca productos fabricados por compañías ecológicas con certificación orgánica y sin transgénicos.

8.- Filtra el agua

Revisa que el agua de la llave no tenga contaminantes.  Fíltrala de ser necesario tanto para el consumo como para el baño.

9. Evita tomar agua de la manguera

Enseña a todos los miembros de la familia a no tomar agua de la manguera, para evitar los químicos contenidos en el plástico.

10.  Cuidado con los recibos de compra                                                                                                               

Ten cuidado con los  recibos de compra, sobre todo evita dárselos a los niños.  Si eres cliente regular de una tienda puedes solicitarle al gerente que cambien los recibos por recibos libres de BPA.

Consejos finales

 Amamanta a tu bebé, de ser  posible por  lo menos el primer año de vida. Así evitas exponerlo a los químicos  interruptores endocrinos del pote de la fórmula para bebes y del plástico del chupón.

Si le das biberón o mamila a tu bebe, utiliza en todo momento aquellos que son de vidrio.

Por otro lado, a la hora de adquirir juguetes elije aquellos hechos con materiales naturales especialmente esos juguetes que tu hijo podría llevarse a la boca.

El bisfenol A es un enemigo silencioso que podemos tener habitando en nuestros hogares y su capacidad de daño es muy elevada, en especial para nuestros hijos, por eso seguir los consejos que te he dado hoy es muy importante, no está de más decirte que siempre es mejor prevenir que lamentar.

Raquel escucho muy atenta la información que le di y sé que la nueva madre tomará estas medidas
preventivas para darle a su hermosa bebé una mejor calidad de vida.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.