Cómo Eliminar El Dolor Abdominal y Regular Tu Digestión En Una Semana

Hace unos días mientras realizaba  mi caminata matutina por el parque aledaño a mi casa,  me encontré a Sofía, la madre de un chico de la edad de mi hijo mayor. Como hemos coincidido varias veces, es de esperarse que ambas comenzáramos hablar mientras nos ejercitábamos caminando por el parque.

Entre tantos temas que hablamos, Sofía me comentó que había leído sobre una investigación realizada para evaluar los beneficios del yogurt para la digestión y que le pareció realmente interesante ya que ella creía que todos los yogures eran muy beneficiosos para la salud intestinal y se llevó la sorpresa que no era así.

Resulta que una gran parte de los yogures comerciales son azúcar en su estado más puro, por así decirlo. En palabras más simples, si compras y consumes cualquier yogurt para mejorar la flora intestinal, seguramente estas comiendo algo que se asemeja más a un dulce que a un yogurt saludable, por lo que le estas dando de comer a todos aquellos microbios que ocasionan enfermedades intestinales.

En este caso, le comente que ciertamente ese estudio estaba en lo correcto, una gran parte de los yogures comerciales que sueles comprar en las tiendas contienen mucha azúcar, además de jarabe de maíz de alta fructuosa, endulzantes y saborizantes artificiales, que  como ya os he mencionado, causan enfermedades en nuestra flora intestinal.

Pues os comento que para una  buena digestión es necesario un microbioma sano que ayude a nuestro organismo a procesar los alimentos, absorber los nutrientes y minerales, generar vitaminas y eliminar las toxinas en nuestro organismo, en vez de realizar lo contrario.  Así que, lo mejor que puedes hacer es crear tu propio yogurt y sin gastar mucho dinero en ello.

Y si continúas leyendo conocerás dos maneras muy sencillas y económicas de preparar tu propio yogurt en casa.

1. Yogurt orgánico para optimizar la flora intestinal

granola-926047_960_720Muchos de los alimentos que se realizan a partir de un cultivo, como el yorgurt, son increíblemente bondadosos en bacterias saludables y naturales, muy buenas para nuestro organismo.  Por eso, consumir este tipo de alimentos es muy beneficiosos para nuestro organismo y su puedes prepararlo en casa, mucho mejor ya que te estarás garantizando un alimento de alta calidad.

Una manera efectiva y económica para conseguir este tipo de bacterias en los alimentos, es a través del uso de leche cruda para realizar yogurt o Kéfir, en cualquier caso, ambos son súper fáciles de crear en nuestros hogares.

¿Qué necesitas?

  • 200 gramos de gránulos iniciadores (gránulos de kéfir, estos son similares en aspectos a un coliflor pero son más blandos y algo gelatinosos). Puedes comprarlo en una tienda de herbolaria.
  • 33,8 oz de leche cruda

Y ahora… ¿Qué debes hacer?

  • Agregas los gránulos iniciadores al litro de leche cruda, lo colocas a reposar, dejándolo fermentar toda una noche a temperatura ambiente.
  • Al día siguiente debería estar listo el kéfir; pero esto depende también de la consistencia que prefieras antes de consumirlo, si aún no tiene la consistencia deseada, déjalo reposar un poco más.  
  • Puedes dejarlo fermentar hasta 36 horas. Pasado el tiempo, puedes colar el líquido y finalmente, lleva el kéfir al refrigerador

Es importante saber que un litro de Kéfir contiene bacterias saludables considerablemente más activas que las que podrías obtener de algún agregado probiótico; además de ser mucho más agradable para nuestro bolsillo pues es realmente económico.

Por otro lado, puedes emplear el cuarto inicial de la leche cruda del kéfir (o el restante que queda al colar) por algunas diez veces más, antes de recurrir nuevamente a otro paquete de gránulos iniciadores.

Datos de interés

  • Un paquete de gránulos iniciadores puede ser utilizado en un aproximado de 50 galones de leche cruda para kéfir; así que, tendrás kéfir para un buen rato.
  • Es aconsejable que tu dieta diaria incluya alimentos cultivados, como yogurt o kéfir; para así, mantener tu sistema digestivo basto de bacterias saludables. 
  • Aunque en ocasiones tu dieta necesita que incluyas suplementos probióticos, consumir alimentos cultivados o fermentados en una elección genial para el mantenimiento regular de la salud intestinal.

2. Otra forma de preparar tu propio yogurt

Cuando de yogurt se trata, lo mejor que puedes hacer es preparar tu propio yogurt en vez de ir al mercado yyogurt-1235353_960_720 comprar alguna marca que podría estar engañándote y jugando con tu salud intestinal.

Un pequeño dato que te puedo dar con respecto a esto, es utilizar leche de vaca alimentada con pasto. Este tipo de leche cruda orgánica contiene bacterias saludables que fortalecen el sistema inmunológico y además ayudan a reducir las alergias. También es una gran fuente de vitaminas, principalmente vitamina A, además de poseer zinc, enzimas y grasa saludables.

Por otro lado, te comento que a diferencia de la leche pasteurizada,  la leche de cruda orgánica no ocasiona problemas de salud asociados algunas veces con esta otra, como por ejemplo la artritis reumatoides, diarrea, problemas en la piel y en ocasiones calambres.

¿Cómo preparar el yogurt?

La leche de vaca alimentada con pasto es realmente deliciosa para preparar tu propio yogurt. Y para prepararlo necesitas conseguir tu cultivo iniciador para el yogurt, la leche, algún endulzante natural como la miel no procesada o jarabe de arce, extracto de vainilla, jugo de limón o lima (esto último, sino deseas agregar endulzantes naturales), bayas o  algunas frutas.

  • Una vez que tengas todos los ingredientes, debes colocar  la leche cruda en una olla hasta que esté a punto de hervir; es muy importante que no permitas que hierva para que el proceso se realice como se debe y quede perfecto.
  • Retira la olla del fuego y deja la leche reposar de modo que se enfríe un poco a temperatura ambiente hasta alcanzar una temperatura de aproximadamente 45ºc. para luego pasar la leche a un recipiente, agregar tu cultivo iniciador, y táparlo.
  • Permite que repose durante una noche hasta el día siguiente, y si no tiene la consistencia que esperabas déjalo reposar un poco más.
  • Cuando esté listo agrega el endulzante natural de tu preferencia o simplemente agrega algunas gotas de extracto de vainillas o jugo de lima o limón.

Sofía quedó muy contenta cuando lo dije lo sencillo que era hacer su propio yogurt casero y se despidió decidida a ir a la herbolaria a comprar los gránulos iniciadores pues la leche de vaca orgánica la había comprado su esposo más temprano ya que en su casa cuidan mucho la leche que consumen. Me dijo que hoy mismo prepararía su primer yogurt casero.

Si te ha gustado mi artículo Gracias por demostrármelo dándome un Like y compartiendo. Si quieres saber cuándo doy una charla en vivo cerca de donde tú vives, entra con tu nombre y correo electrónico en la parte superior de esta página. Además de recibir mi Guía de Salud Gratuita, sabrás cuando puedes verme en vivo y como siempre, sin coste alguno, ya sabes que este blog es educativo y sin ningún fin de lucro.

Referencias:

 

Cómo Eliminar El Dolor Abdominal y Regular Tu Digestión En Una Semana
Vota este post!