4 Trucos Para Descubrir Si Estás Comprando Carne Saludable

Hace poco al salir de una de mis conferencias, paré en un restaurante para comer algo, pues ese día estaba particularmente hambrienta. Mientras devoraba mi pescado a la plancha, no pude evitar percatarme de una madre que almorzaba con su hija adolescente.

La joven, con cara de asco, le decía a la madre que no comería más carne en su vida pues no toleraba ver la “sangre” cada vez que compraban carne en el mercado. Y de pronto me miró y señaló hacia mí, diciendo “haré como ella, comeré pescado”. El comentario me causó gracia y me dio la oportunidad de intervenir en la conversación.

Le dije a la chica lo bueno que es comer pescado pero que comer carne también era importante para su crecimiento. Le dije además “eso que crees que es sangre en la carne cruda, realmente no lo es, pues se trata de una mezcla entre una proteína que se encuentra principalmente en las carnes rojas llamada mioglobina y agua”.

Y comencé a explicarle algunas cosillas que sé de la carne. Justamente de eso es que os quiero hablar en este artículo, ya que la carne es un alimento muy importante en la mayoría de la población pero no toda la carne que compras en los establecimientos es beneficiosa para nuestra salud.

1.   Diferencia entre carnes rojas y blancas

italy-1264104_960_720A ver, lo primero que te voy a contar es que esa proteína llamada mioglobina y que se encuentra principalmente en las carnes que consideramos rojas, es la que le da ese color característicos, a diferencia de las que conocemos como carnes blancas que contienen muy bajos niveles de dicha proteína.

La Mioglobina tiene que ver con la forma en que los animales que utilizamos para nuestro consumo obtienen energía, ella se encarga de ayudar a proveer de oxígeno a las células de los músculos y mientras más músculos utilice el animal en sus movimientos que requieren de mayor cantidad de energía. Esta sustancia tiene una gran pigmentación que es la que aporta el color a la carne.

Por su parte, los animales que usan con menor frecuencia sus músculos como los pollos, poseen menos cantidad de mioglobina, por eso su coloración no llega a ser de ese rojo intenso u oscuro que vemos en la carne de res, por ejemplo. En el caso de los animales de carne blanca.

Es por eso que las aves de corral y la mayoría de los pescados, así como el cerdo son considerados carnes blancas, pues éstos suelen ser menos activos que el ganado. Pero si te has fijado, la carne de algunos tipos de peces y aves de silvestres tienen esa coloración roja u oscura de las carnes rojas, pues eso se debe a que por realizar largas travesías, estos animales utilizan más sus músculos que otros de su misma especie.

Es importante tomar en cuenta que la carne antes de llegar a tus manos, pasa por un proceso donde le es retirada la mayor cantidad de la sangre que pudiera tener, por lo que, como comenté al principio, ese líquido rojo que queda acumulado en el empaque cuando la compras es mioglobina y agua.

2.   Descubre si estás comprando carne fresca

Ya te he comentado lo que es la mioglobina, pues ahora te digo que esta sustancia es importante para conocer sisupermarket-109863_960_720 la carne que estás comprando es fresca o no. ¿Y cómo es esto? Bien, esta proteína al ser expuesta al aire va tomando una coloración marrón, lo que quiere decir que si este líquido en la carne es rojo, estamos hablando de carne fresca pero a medida que se torne marrón quiere decir que ha perdido su frescura.

¿Sencillo no? Pareciera, pero resulta que si vives en Estados Unidos y otros países de América no lo tendrás tan fácil para poder identificar si la carne que estás adquiriendo es realmente fresca. Esto se debe a que aquí se permite a los productores usar monóxido de carbono para preservar la carne (y el color del pescado). Éste actúa sobre la mioglobina haciéndola permanecer por mayor tiempo de color rojo.

Pero, aunque el monóxido de carbono puede preservar el color, no así lo hace con la frescura, por lo que la carne conservada con este igual puede ir acumulando bacterias que pueden hacer daño a nuestro organismo. Y por estas razones tanto en Japón como en Europa está completamente prohibido el uso de monóxido de carbono como conservante de la carne.

Y como la carne que suelen vender los supermercados es precisamente este tipo de carne preservada de la manera como te acabo de explicar, lo mejor es que acudas a lugares donde vendan carne orgánica. Pero eso sí, verifica que esa carne orgánica provenga de animales sean alimentados con pasto y no con granos pues la primera es saludable, la otra no y ya te explicaré por qué.

3.   La carne roja no afecta la salud de tu corazón 

heart-care-1040227_960_720 Al contrario de lo que por años nos han hecho creer, el consumo de carne roja realmente no tiene relación con los episodios cardíacos, nada tiene que ver el hecho de que comas carnes rojas con los problemas de salud de tu corazón.

Esta creencia de que la carne roja es mala para el corazón está fundamentada en el hecho de que este tipo de carne posee más cantidad de grasa, en comparación con las carnes blancas como la de algunos pescados, por lo que la consideran una fuente importante de colesterol, lo que pudiera incidir en la salud cardíaca.

Pero se han hecho suficientes investigaciones que han demostrado que el colesterol alimentario no tiene ninguna vinculación con los padecimientos cardíacos. Y algunos de esos estudios, como uno realizado hace 6 años por la Universidad de Harvard, no logró encontrar relación entre las enfermedades del corazón y la ingesta de carnes rojas.

Así que no debes tener miedo a comer carne roja, pero como te dije en el apartado anterior, sí debes preocuparte por el origen de la carne que consumes.

4.   El origen de la carne es clave para una sana alimentación

La diferencia entre la carne orgánica que proviene de animales alimentados con pasto y la que es engordada concattle-335524_960_720 granos y medicamentos tiene impacto en nuestra salud y esto se debe a que los medicamentos y granos pueden alterar de manera radical el crecimiento de las bacterias en el intestino, afectando la salud intestinal del animal, promoviendo enfermedades en él.

Asimismo la composición nutricional de la carne del animal se ve alterada por este tipo de alimentación, y es que un porcentaje cercano al 50% de la carne que se vende en Norteamérica viene contaminada con bacterias patógenas que pueden dañar nuestra salud.

Por eso la importancia de que a la hora de comprar carne, bien sea de res, porcina o aviaria, verifiques que ésta se encuentre certificada como carne orgánica proveniente de animales alimentados con pasto, en el caso del ganado y cerdo, o como free-range si nos referimos a las aves de corral. Y en cuanto al pescado lo mejor es que sea capturado en ambiente libre y no en granjas.

Pues bien, al final de mi almuerzo, la madre sentada en la mesa cercana agradeció mi cometario y su hija no dejaba de mirarme con cara de sorpresa, además prometió darle una nueva oportunidad a la carne pues según sus palabras “no lo había visto de esa manera”.

Si te ha gustado mi artículo Gracias por demostrármelo dándome un Like y compartiendo. Si quieres saber cuándo doy una charla en vivo cerca de donde tú vives, entra con tu nombre y correo electrónico en la parte superior de esta página. Además de recibir mi Guía de Salud Gratuita, sabrás cuando puedes verme en vivo y como siempre, sin coste alguno, ya sabes que este blog es educativo y sin ningún fin de lucro.

Referencias:

4 Trucos Para Descubrir Si Estás Comprando Carne Saludable
Vota este post!