Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Cómo Tener Un Cabello Nutrido Y Brillante

cómo-tener-un-cabello-nutrido-y-brillante

El cabello es una de las cartas de presentación de toda mujer. Es parte de, como otros conciben nuestra imagen y personalidad. Me encontré con Laura, una amiga que tenía años sin ver, coincidimos en la tienda, buscaba algún tratamiento para nutrir su cabello porque lo tenía seco, delgado y quebradizo. Me comentó que esto, le había empezado hace unos meses atrás.

Hoy en día, debido a las tendencias de la moda, el cabello sufre decoloraciones, cambios de color, cortes, alisados o planchados. Todo lo anterior, así como algunos factores de alimentación y salud, también pueden afectar tu cabello. Con el ánimo de ayudar a mi amiga y a ti, te presento las siguientes consideraciones para que puedan nutrir su cabello.

¿Cómo saber si tu cabello no tiene buena nutrición?

Puede que tu cabello parezca sano, pero no lo está. Por eso, debes observarlo muy bien y detectar algunas señales que te enseñen a saber si está sano o no.  Por ello te invito a aprender a reconocer el daño en tu cabello.

Síntomas de un cabello con mala nutrición

Los siguientes síntomas te ayudarán a darte cuenta de que tu cabello tiene problemas y debes pensar en tratarlo de forma natural para que se recupere.

Horquetillas

Las horquetillas es el nombre del problema en tu cabello que se da cuando tienes las puntas abiertas. Esto es un indicador de que tu cabello está sufriendo de fragilidad y tiende a quebrarse con mucha facilidad. Y solo te das cuenta de ello cuando ya han transcurrido más de dos meses.

Cabello quebradizo

Si tomas un mechón de tu cabello entre tus dedos y recorres tu cabello desde el cuero cabelludo hasta la punta, notando que hay espacio entre las hebras, lo más probable es que tu cabello esté sufriendo quebraduras.

Enredos

Si tienes dificultad para desenredar tu cabello, inclusive cuando le pones enjuague o acondicionador, esto indica que tu cabello ha sufrido daños. Cuando tienes cabello rizado y se te forman una especie de nidos en tus rizos. Lo más probable es que la cutícula de tu cabello está levantada, por lo que, es difícil desenredarlo y que el peine se deslice en los mechones.

Cabello poroso

Al dañarse la capa de la cutícula, tu cabello resulta dañado y se vuelve poroso. Tu cabello será incapaz de absorber la humedad, menos podrá mantenerla. Se tornará seco y muy quebradizo.

Cabello opaco

El brillo lo pierde tu cabello a causa del manejo que le das cuando lo arreglas, por ejemplo:

  • Exceso de secado
  • Planchado a muy altas temperaturas
  • Alisamientos frecuentes
  • Utilizar tintes que son muy fuertes

Caída del cabello

Si al tratar de desenredarlo o peinarte tu cabello comienza a caer o deja el cepillo lleno de tus cabellos, te aconsejo que mires si los cabellos aún conservan el folículo. Esto indicaría que no recibe suficiente nutrición tu cuero cabelludo. Pero, si no hay folículos y tu cabello se está quebrando, será entonces una debilidad

Cabello maltratado

Si al lavar tu cabello, lo peinas aun estando mojado, se estira muy bien.  Pero si lo sigues peinando e imprimes un poquito de fuerza o estiras y se rompe, indica que le falta proteína a tu cabello. Si se rompe cuando ya está seco, es que carece de humedad.

Consejos que pueden ayudarte a conseguir un cabello nutrido y radiante

Son múltiples las alternativas para lograr un efecto de nutrición y brillo en tu cabello. Dentro de ellos cuenta la alimentación y otras alternativas naturales. A continuación, te las brindo:

1. Ácidos de Omega

Para conseguir rejuvenecer y nutrir tu cabello, los ácidos de omega son esenciales. Por lo que te recomiendo que consumas aceite de pescado. Si no lo toleras, acude a los aceites vegetales como el que contiene las semillas de lino o linaza.

Uso: Muele las semillas y rocía sobre tus comidas, por lo menos dos cucharadas de ellas cada día, en bebidas, ensaladas, sopas, entre otros.

2. Alimentación saludable

alimentación-saludable-para-el-cabello

Te recomiendo que le des un cambio a tu vida con una mejor alimentación. Por ello, piensa en aceptar el reto YO PUEDO, este te ayudará a conocer como los alimentos pueden cambiar tu mente, la forma en que te vez y sobre todo te serán sanadores. Tu cabello se verá fortalecido y saludable con una alimentación equilibrada, libre de azúcar y grasas malas. Te aconsejo consumir:

  • Cereales
  • Yogurt casero
  • Aceite de oliva o de coco
  • Huevos
  • Frutas rojas y manzanas
  • Cítricos
  • Frutos secos
  • Pescado azul o magro
  • Verduras

3. Vitaminas C y E

Dentro de las vitaminas apropiadas para lograr nutrición en tu cabello tienes biotina, hierro, zinc y vitamina C que te ayuda a la absorción. La vitamina E, también te ayudará a mejorar la salud de tu cabello. Puedes tomar suplementos.

  • Mi recomendación es conseguir el hierro en carnes rojas, hojas verdes, lentejas, frijoles, entre otros.
  • La vitamina C se encuentra en muchas frutas como la fresa, mora, limón, naranjas, entre otros.
  • La vitamina E la obtienes en semillas, aceite de pescado, aceite de oliva, maní y aceite de Krill.

4. Vitamina A

La vitamina A te ayuda a evitar un cabello reseco y frágil. Te aconsejo que la obtengas de fuentes naturales, ya que, los fármacos pueden causarte sobredosis. Los alimentos como zanahorias, perejil, cereales integrales, frutos secos, espinacas, pescado, leche, yema de huevo, manteca y calabaza son una gran fuente de vitamina A.

5. Vitamina del complejo B

vitaminas-del-complejo-b-para-el-cabello

Las vitaminas del complejo B son vitales para el buen funcionamiento de tu organismo y mantienen la salud de tu cabello. Puedes conseguirla en:

  • La yema de huevo
  • Hígado
  • Nueces
  • Avellanas
  • Maní
  • Leche
  • Yogur natural
  • Levadura

6. Vitamina F

La vitamina F es necesaria para evitar que se atrofien las glándulas sebáceas y bulbos de tu cuero cabelludo. Ella es fuente de ácido linoleico y puedes conseguirlos en:

  • Nueces
  • Semillas de girasol
  • Verduras crudas

7. Vitamina K

La vitamina K tienen acción bactericida que combate las bacterias que desequilibran la flora microbiana del cuero cabelludo. Esta vitamina K la conseguirás en los vegetales crucíferos como repollo, brócoli, coliflor. También está en hojas verdes como espinacas, ramas de apio, achicoria, lechuga y perejil.

8. Sales minerales

sales-minerales-para-el-cabello

Las sales minerales son necesarias para la buena salud del cabello.  Se encuentran presentes en el germen de trigo, la espinaca, cereales, puerros y frutos secos.

Uso: En cuanto al germen de trigo, si no eres intolerante al gluten, consume al día dos cucharaditas sobre tus ensaladas, sopas o batidos.

9. Zinc

El zinc está presente en muchos procesos de tu organismo y debes consumirlo a diario. Aunque existen suplementos farmacológicos, lo natural siempre será la mejor opción. Obtenlos de la avena, cereales, maíz, germen de trigo, pescado de lago o ríos, ostras, clara de huevo y leche.

10. Azufre

El azufre, se encuentra concentrado en tus cabellos. Es necesario para lograr la cohesión de las fibras de queratina que le dan fortaleza y resistencia al cabello.

Te recomiendo consumir: almendras, berros, huevo, leche, mostaza, rábano y ajo.  El magnesio también puede ayudarte a dar vitalidad a las fibras de tu cabello. Consúmelo por medio de las frambuesas, cerezas, espinacas, castañas, dátiles, germinados, peras, puerros, uvas pasas, entre otros.

Mascarilla de Aloe Vera para nutrir tu cabello

El Aloe vera ha sido reconocido como un hidratante por excelencia. También, contiene antioxidantes que accionan como reparadores, para tu cabello maltratado. En este caso, la combinarás con levadura de cerveza, la cual estimula el crecimiento y disminuye la caída del cabello. Te permitirá reducir el exceso de grasa, lograr la hidratación y conseguir el brillo que deseas en tan solo una semana.

Ingredientes

  • 2 pencas de Aloe vera
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de levadura de cerveza

Elaboración de la mascarilla

Corta las pencas de Aloe vera de modo que puedas extraer el cristal y producir un gel, al cual le añadirás la levadura y el aceite de oliva. Procesa en la licuadora hasta conseguir una crema. Humecta tu cabello y cuero cabelludo con ella. Coloca sobre tu cabeza un gorro plástico. Deja reposar por espacio de 25 a 30 minutos. Luego, aclara con agua tibia y termina con tu acondicionador.

Como puedes ver, la salud de tu cabello no solo depende del champú o acondicionador que utilices, sino de que tu organismo reciba los nutrientes adecuados para que tu cuero cabelludo sea una base sana para desarrollar una cabellera saludable. Mi amiga Laura, ha comprendido que no estaba aportando los nutrientes adecuados.

Por eso, la invité a realizar cambios en su alimentación. Hace pocos días me llamó para decirme que ya estaba viendo los cambios en su cabello y su salud. Ahora se sentía más segura de si misma y se veía más bonita.  Esto me produjo mucha alegría y satisfacción. Como me lo produce el poderte brindar estos consejos y recordarte que ¡TU PUEDES! verte bella.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.