Cómo Mejorar El Malestar En Las Encías Con Remedios Caseros

Remedios Naturales

Hace unos días fui a visitar a mi amiga Carmen, y su hija Laura me comentó que tenía las encías de los dientes delanteros inflamadas. Compró un enjuague bucal especial para encías inflamadas, pero ¡no le ayudó en lo absoluto! Incluso dijo sentir un poco de dolor en los huesos de las encías, sobre todo en la noche. Su pregunta fue: ¿Es necesario ir al dentista?

Esta es una dolencia bastante común y puede llegar hasta hacerte sangrar las encías o causarte fuertes molestias. Este problema es conocido como gingivitis, y si no lo tratas a tiempo, la situación puede empeorar hasta convertirse en lo que se conoce como Periodontitis, enfermedad que puede ocasionarte la pérdida de una pieza dental.

Es por ello que con la finalidad de ayudarte a lucir siempre un sonrisa bella y saludable te traigo hoy una serie de caseros, pero efectivos remedios para mejorar los malestares de las encías.

¿Por qué se presentan los malestares en las encías?


Comúnmente cuando se presenta algún malestar en las encías tiene que ver con una afección que posee una serie de síntomas muy sencillos de percibir, la gingivitis. Ciertamente cualquier tipo de enfermedad bucal cambiará el olor de tu boca haciendo que tengas mal aliento de forma persistente. Pero la prueba más clara de gingivitis que notarás es que tocarás tus encías y sentirás que están inflamadas o enrojecidas.

Otro síntoma, es que al lavarte los dientes veas que junto a la saliva hay rastros de sangre. Esto se debe a que las encías están enfermas y tienes que curarlas cuanto antes. Como consecuencia, también puedes sentir dolores o molestias al momento de masticar o notar que tus dientes están muy sensibles.

Para combatir todos estos desagradables síntomas, es recomendable que acudas a un dentista para que te indique el tratamiento pertinente. Pero puedes complementarlo con alguno de los remedios caseros que te indicaré a continuación.

Remedios caseros para mejorar el malestar en las encías


Lo mejor de estos remedios, es que la mayoría de sus ingredientes por lo general ya los tienes en casa, pero aún no sabes cómo emplearlos para conseguir alivio a tus síntomas.

1.- Solución Salina


El primero es uno de los más conocidos (y garantizados) que hay, tu propio enjuague bucal de agua tibia con sal. La efectividad de esta solución salina se debe a que contiene propiedades antisépticas que, además, te ayudarán a mejorar la circulación de la sangre haciendo así, que la inflamación disminuya.

Para hacerlo solo:

  • Agrega el contenido de un vaso de agua mineral en una olla.

  • Lleva al fuego y deja hervir.

  • Una vez halla hervido retírala del fuego y deja que entibie.

  • Cuando la temperatura sea la adecuada agrégale una cucharada de sal y mezcla hasta que esta se disuelva.


Enjuágate la boca con esta solución 2 veces al día hasta que percibas la mejoría de tus encías.

2.- Bicarbonato de sodio


El bicarbonato de sodio es bien conocido por su capacidad de mantener tus dientes blancos y eliminar las bacterias que pueden estar acumuladas en tu boca. Pero en caso de tener inflamación en las encías resulta bastante útil, ya que logra eliminar la placa, lo que a su vez hará que la inflamación disminuya.

Para aprovechar sus propiedades tan solo tendrás que hacer lo siguiente:

  • Mezcla un poco de bicarbonato de sodio con agua mineral previamente hervida (sin que esté caliente) hasta obtener la consistencia de una pasta.

  • Una vez que hayas terminado la mezcla masajea con ella tus encías haciendo círculos pequeños con tus dedos.


Una manera más eficaz de aplicar esta pasta es colocarla en un cepillo de dientes. Así lograrás distribuir en toda tu boca las propiedades curativas del bicarbonato.

3.- Limón


El limón es una de mis frutas favoritas cuando de cuidado personal se trata y todo debido a su gran cantidad de propiedades y beneficios. Por ejemplo, si lo que buscas es mejorar el malestar en tus encías puedes contar con las propiedades antiinflamatorias y antisépticas de este fruto, las cuales te ayudará a reducir la hinchazón y las molestias.

Para que puedas aprovechar las propiedades curativas del limón lo recomendable es:

  • Agregar el contenido de un vaso de agua mineral en una olla.

  • Lleva al fuego y deja hervir.

  • Una vez halla hervido retírala del fuego y deja que entibie.

  • Cuando la temperatura sea la adecuada agrégale el zumo de medio limón.

  • Finalmente procede a enjuagar tu boca con esta mezcla.


Tú puedes repetir este procedimiento de 2 a 3 veces al día y, poco a poco, notarás la mejoría.

4.- Pimienta de Cayena


La pimienta de cayena es un ingrediente repleto de beneficios para nuestra salud y uno de ellos es mejorar las afecciones bucales. Esto se debe que consigue estimular la circulación de la sangre en las encías. De manera tal, que puede hacer que terminen expulsándose las bacterias que difícilmente pueden eliminarse con otros métodos.

Además, por su alto contenido de capsaicina, la pimienta de cayena también ayuda a reducir el dolor.

Para aprovechar sus propiedades puedes hacer lo siguiente:

  • Pon un par de gotas de tintura de pimienta de cayena en un cepillo de dientes de cerdas suaves.

  • Cepilla con este tus encías durante unos minutos.

  • Enjuague la boca con agua previamente hervida.


Cepíllate de esta forma vez al día para ayudar a aliviar el dolor y el progreso de la gingivitis o periodontitis.

También puedes usar la versión en polvo agregando solo un poco a tu pasta dental y posteriormente cepillado tus encías.

5.- Té


Formulado con un ácido compuesto de glucosa y ácidos fenólicos, el té actúa como un antiséptico natural. Este, puede llegar a desinfectar la zona y acelerar su curación. Además, si mezclas estos beneficios junto con los de la miel, obtendrás resultados increíbles, gracias a sus propiedades antibacterianas.

Entonces al combinar ambos ingredientes conseguirás crear una solución muy eficaz e ideal para luchar contra la infección.

Para su empleo solo procede de la siguiente forma:

  • Coloca a hervir una taza de agua.

  • Una vez haya hervido deja reposar unos segundos y agrega una bolsita o cucharada de .

  • Deja reposar de 1 a 2 minutos.

  • Pasado el tiempo retira la bolsita o cuela la infusión.

  • Procede a agrégale una cucharadita de miel y mezcla hasta que la miel se disuelva bien.

  • Estando aun tibio humedece un algodón en el té y distribúyelo por todas tus encías.


Para mejores resultados aplica este remedio casero después de haber cepillado tus dientes.

6.- “Oil pulling”


Esta técnica consiste en enjuagarse la boca con aceite vegetal, de la misma manera como lo haces con el enjuague bucal, lo que permite que el aceite remueva las bacterias, virus, hongos y otros residuos de toda tu boca.

Se estima que esta práctica destruye bacterias patógenas, promueve la higiene bucal óptima, desintoxica el sistema y cura las encías inflamadas. Por ello recomiendo usar está practica como un hábito, ya que es muy saludable y previene diversidad de problemas, incluso digestivos.

Si decides aplicar esta técnica sigue las siguientes recomendaciones:

  • Emplea el aceite de coco, ya que este tiene un mejor sabor y su poder antimicrobiano complementará la técnica a la perfección.

  • Enjuaga muy bien tu boca con el aceite durante unos 20 o 30 minutos.

  • Aplica esta técnica preferiblemente en la mañana, antes de desayunar.

  • Al terminar escupe el aceite cargado de bacterias, toxinas y residuo y enjuaga muy bien tu boca con agua previamente hervida.


7.- Aceite Esencial de Clavo


El clavo contiene una sustancia conocida como eugenol, la cual es empleada comúnmente por la odontología gracias a su acción analgésica, bactericida, antifúngica, antiséptica, antiviral y sedativa. También es empleado por la medicina natural para hacer frente a muchas enfermedades debido a su capacidad de eliminar el dolor y la inflamación.

Es por ello que cuando de dolor de las encías se trata recomiendo ampliamente su uso. Su efecto puede durar hasta 30 minutos, dando tiempo más que suficiente para que tus molestias desaparezcan de manera espontánea.

A su vez, su penetrante olor y cualidades antibacterianas ayudan a neutralizar el mal aliento y la presencia de bacterias.

Para recibir sus beneficios puedes:

  • Aplicar varias gotas de aceite esencial de clavo en las áreas con más dolor.

  • O en caso de no contar con este, basta con masticar algunos clavos enteros.


La prevención es siempre la mejor opción


Llegado el momento en que tus encías estén curadas, es bueno que coloque en marcha ciertos tips que te ayudarán a prevenir esta desagradable experiencia. Aplicando lo siguiente, tu salud bucal estará en la mejor de las condiciones:

  • Después de consumir cada alimento (Por ejemplo: desayuno, almuerzo, cena), debes cepillar tus dientes. Esto impedirá que los restos de residuos ocasionados por la comida puedan crear bacterias.

  • Mantén el uso de hilo dental. Esta práctica ayuda a limpiar las zonas donde tu cepillo no puede llegar, y así evitaras la formación de placas en tus encías.

  • Elimina los gérmenes de tu boca de manera rápida, sencilla y eficaz por medio del enjuague bucal. Pero como ya te mencioné anteriormente en vez de usar enjugues comerciales es mejor que emplees el Oil pulling y con él, el aceite de coco.

  • No olvides acudir a tu dentista periódicamente. Por lo menos dos veces al año.


Seguir un buen consejo nunca está de más


Laura, tras recibir todos estos consejos optó por poner en práctica un par de ellos, después de unos días sus encías lucían mucho mejor. Incluso fue al dentista y el solo le dijo que siguiera con lo que ya venía haciendo.

Ella por medio de estas opciones saludables pudo salvar la salud de su boca. Ahora, no solo tiene una hermosa sonrisa, sino que también eliminó las bacterias de manera eficaz y fácil. TÚ TAMBIÉN PUEDES, luce una hermosa y saludable sonrisa sin demoras.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.