Conoce 9 Beneficios De Las Semillas De Calabaza

Esta semana me
he reunido en varias oportunidades con mi amiga Carolina, pues ella está haciendo
una investigación sobre la importancia de una buena alimentación para mejorar
la salud. A raíz de eso decidimos reunirnos un par de tardes en la semana para
discutir sobre este tema tan importante y recibir ambas retroalimentación de lo
que hasta ahora cada una de nosotras conoce sobre el tema.


La primera
reunión fue en su apartamento y ella, como buena anfitriona, se desvivió en
atenciones, preparando pequeños bocadillos que le habían llevado mucho tiempo
preparar. Así que, aunque estaban deliciosos, le dije que no ocupara tanto
tiempo en elaborar esos manjares ya que la investigación ya era bastante
exigente e iba a estar agotada para nuestras citas.


Le dije, “la
próxima reunión la haremos en casa y verás que delicioso snack comeremos y sin
yo tener que hacer mucho esfuerzo. Será saludable, nutritivo y delicioso”. Ella
aceptó mi propuesta y al llegar a casa en nuestro segundo encuentro, fue precisamente
ese rico snack el principal tema de conversación.


Y es que os estoy
hablando de algo tan sencillo como la semilla de calabaza. Deliciosas y muy
nutritivas gracias a su gran cantidad de nutrientes variados, estas semillas
puedes comerlas en cualquier comento, en especial en esas horas de la tarde en
las que provoca masticar algo sabroso, sin tener que enfrentar el remordimiento
por comer algo poco saludable.


Hoy he querido
comentaros sobre todo lo que hablamos de las semillas de calabaza para que podáis
incorporarla como un fabuloso y sano snack que aportará grandes beneficios para
vuestra salud, no requiere complicadas maneras de preparación y podéis llevarlo
a donde queráis.


Las semillas de calabazas


food-315429_960_720


Son muchos los
beneficios que contienen las semillas de calabaza para nuestro organismo, como
por ejemplo la alta cantidad de magnesio, importante en muchas de nuestras
funciones fisiológicas vitales, que puedes encontrar en apenas una taza de
semillas de calabaza, llegando a encontrar en esa medida un porcentaje muy
cercano al recomendado para el consumo diario.


Pero éste no es
el único punto bueno de estas deliciosas semillas, así que a continuación te
voy a hablar de 9 bondades a las que tendrá acceso tu cuerpo al consumirlas.


1.     
Ayudan a fortalecer el sistema inmunológico


defense-1403072_960_720


Gracias a que
son una fuente importante de zinc, llegando a superar los dos miligramos en una
onza, las semillas de calabaza son grandes aliadas para el fortalecimiento del sistema inmunológico, ayudándote a protegerte de un sinnúmero de enfermedades.


Tomemos en
cuenta que hoy en día muchas personas padecen de insuficiencia de zinc en su
organismo, bien sea porque es cada vez más difícil conseguir fuentes de éste
mineral o porque algunas dietas vegetarianas o a causa de los efectos de
algunos medicamentos; lo que se ha relacionado con la mayor presencia de
resfriados, gripe, depresión, fatiga crónica, acné, bajo rendimiento escolar,
bebés que pesan muy poco al nacer y problemas de aprendizaje.


Es así como las
semillas de calabaza vienen al rescate y nos proporcionan una elevada cantidad
de este importante mineral que nuestro cuerpo necesita no sólo para mejorar
nuestra inmunidad sino para ayudarnos a conciliar mejor el sueño, tener buen
estado anímico, ayudar a regular los niveles de insulina y hasta favorecerla
función sexual masculina, entre muchas otras funciones de gran importancia.


2.     
Son aliadas para combatir la diabetes


diabetes-777002_960_720


Aunque no son
per se un tratamiento contra la diabetes, investigaciones realizadas en
animales han encontrado relación entre las semillas de calabaza y una mejor
regulación de la insulina en la sangre, lo que reduce el estrés oxidativo, colaborando
con la prevención de complicaciones causadas por este padecimiento.


3.     
Son excelentes para la buena salud del corazón


family-960449_1aeaefc8af


Recuerdas que al
principio te hablé de las altas cantidades de magnesio que puedes encontrar en
apenas una taza de semillas de calabaza, pues éste mineral participa en una
función muy importante para nuestras vidas y esa no es otra que el bombeo de la
sangre desde el corazón, beneficiando una adecuada presión arterial y ayudando
a prevenir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e incluso la muerte
súbita cardíaca.


Pero no sólo
eso, el magnesio es importante también para la formación apropiada de nuestros
dientes y huesos, la función adecuada del intestino y la relajación de los
vasos sanguíneos. A pesar de todo esto, y aunque no lo puedas creer, el 80% de
las personas en Estados Unidos presentan deficiencia de magnesio en su cuerpo,
problema que puede solucionarse al consumir las semillas de calabaza en su
alimentación.


4.     
Ayudan a tener una próstata saludable


boy-20233_960_720


El zinc que
contiene este delicioso snack además de fortalecer nuestro sistema
inmunológico, es de gran importancia para la buena salud de la próstata. Asimismo
el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna, también conocida como agrandamiento
de la próstata, puede encontrar una gran ayuda tanto en el extracto como en el
aceite de semillas de calabaza.


Esto se debe a
que, según investigaciones llevadas a cabo sugieren que existe beneficio para
el apoyo de la salud de la próstata en el aceite de semilla de calabaza al
combinarlo con la palma enana americana.


5.     
Poseen alto contenido de grasas omega-3


Si buscas una
buena fuente de grasa omega-3 de origen vegetal, es importante que sepas que
tanto las nueces y semillas crudas, tal y como lo son las semillas de calabaza,
son las mejores fuentes de estas importantes grasas. Pero recuerda que el
omega-3 de origen animal también es muy importante para nuestra salud, prueba
obtenerlo del aceite de kril.


6.     
Son ricas en grasas saludables y antioxidantes


Tanto los
antioxidantes como las grasas saludables y la cantidad de fibra que poseen las
semillas de calabaza (y muy en especial si las combinas con semillas de lino),
pueden ser beneficiosos en el cuidado del corazón y del hígado.


7.     
Tienen propiedades antiinflamatorias


Estudios han
encontrado excelentes efectos antiinflamatorios en el aceite de la semilla de
calabaza, llegando a descubrirse, en investigaciones realizadas en animales,
que tiene un funcionamiento similar a un antiinflamatorio utilizado como
tratamiento de la artritis, pero sin acarrear sus efectos secundarios.


8.     
Ayudan a tener un sueño reparador


girl-1319118_960_720


Así es, una
buena forma de lograr alcanzar sueños reparadores es comiendo semillas de
calabaza junto a una fruta pequeña como carbohidrato, pocas horas antes de
dormir. Esto ayudará a la formación de melatonina (conocida como la hormona del
sueño) y serotonina, lo que te ayudará a tener un sueño reparador.


9.     
Para combatir los síntomas de la posmenopausia


Una vez más, el
aceite de semillas de calabaza entra en acción, jugando un rol importante a la
hora de llevar al cuerpo a aumentar significativamente el colesterol bueno y
disminuir la presión arterial dolores de cabeza, bochornos, dolores articulares,
entre otros síntomas que padecen las mujeres en edad posmenopáusica.


Pues bien, como
os he comentado al principio de este artículo, las semillas de calabaza
tuvieron un papel protagónico en mi reunión con mi amiga Carolina que las
disfrutó mucho con unas cuantas ricas tazas de té de Jamaica que preparé para
acompañar nuestro delicioso snack.


Si te ha
gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir
más sano
, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo
Puedo con la Dra. Cocó
.


Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.


Si la página te da un mensaje de
error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar,
asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de
tu dirección



Referencias:



  • Urol Int. 2011;87(2):218-24.

  • Nutrition Research Reviews / Volume 23 / Issue
    02 / December 2010, pp 184 ¬ 190

  • Climacteric. 2011 Oct;14(5):558-64.

  • Food Chem Toxicol. 2008 Dec;46(12):3714-20.

  • Nutr Neurosci. 2005 Apr;8(2):121-7.

  • Pharmacol Res. 1995 Jan;31(1):73-9.

  • Food Research International Volume 42, Issues
    5–6 June–July 2009, Pages 641–646