Consejos Para Mantener Tu Rostro Libre De Acné




Hace poco os hablé de una madre que conocí al salir de picnic con mi familia. Su hija estaba en plena adolescencia y se ponía de muy mal humor cada vez que llegaba su ciclo menstrual, acompañado de algunos granitos.

La joven de la que os hablo se llama Mary y está próxima a cumplir sus quince primaveras y no hace  más que pensar en ello. Pero la aparición del acné, uno de los enemigos más temidos e imprudentes compañeros de la adolescencia, la ha vuelto muy sensible, irritable e insegura. Que ya de por sí la etapa que vive tiene bastante de ello.

Este desagradable e inoportuno problema suele aparecer en partes tan visibles del cuerpo como el rostro y puede ser producto de diversas causas biológicas  y hasta psicológicas. El acné puede ser sinónimo de complejos y baja autoestima; afecta las relaciones sociales y no es exclusivo de quienes como Mary, transitan por la adolescencia

La chica dice sentir su nariz como la del personaje famoso Pinocho y, peor aún, cuando se observa en el espejo toda su atención gira en torno a una espinilla o grano de gran proporción y algo enrojecido que ha salido en la punta de su nariz.

Cuando hablé con ella, me dijo que le declaró la guerra al acné, con el firme propósito de hacerlo desaparecer. Pero hasta ahora todo ha sido infructífero, pues hay cosas que quizás Mary y muchos de vosotros desconocéis sobre el acné. Por eso me senté junto a ella y su madre explicándole las alternativas más saludables para obtener resultados favorables.

1. Conoce el tipo de acné que presentas

linda-chica

Hay diversidad de tratamientos y productos que combaten el acné, pero no son tan eficaces y pueden generar consecuencias peores. Así que lo primero que debes hacer es determinar qué tipo de acné es el
que tienes. El acné vulgaris, por ejemplo, es uno de los más comunes y es una condición bacterial inflamatoria; cuya causa principal puede ser los cambios hormonales durante la pubertad.

Para acompañar el tratamiento basado en la higiene y aplicación de fórmulas cremosas especializadas, se implementa una dieta baja en carbohidratos, azucares, grasas y cítricos, pues además de  razones genéticas; una alimentación inadecuada contribuye con la aparición de esas erupciones en la piel y lesiones dolorosas.

Cuando el tratamiento no da los resultados esperados, podríamos estar ante la presencia de un acné crónico. Y ese ni los antibióticos tópicos, sistémicos, esteroides o agentes hormonales, lo hacen desaparecer pues sólo se trata de manejarlo para favorecer tanto a la industria médica como a la farmacéutica.

2. El método tradicional no siempre es el más efectivo

mascarilla-acné

La primera opción a la que se suele acudir es a los métodos tópicos; es decir, las lociones, cremas y geles, para aumentar la rotación de las células de la piel y matar las bacterias. También están los antibióticos orales para el acné moderado o severo. Entre ellos se encuentran la tetraciclina, doxiciclina, minociclina y entromicina.

En casos severos recomiendan la Accutane (isotretonoína) y sus genéricos, aunque es considerado uno de los medicamentos más peligrosos en existencia. Se trata de un fármaco muy controversial, y a pesar de sus contraindicaciones es un producto base para la industria en el tratamiento contra el acné.

Enfermedad inflamatoria intestinal, daños en el feto en el caso de mujeres embarazadas y hasta la disminución de la actividad cerebral, son algunas de las causas  asociadas al Accutane. En su versión genérica, sigue estando disponible bajo los nombres de Claravis, Sotret y Amnesteen y genera consecuencias igual de mortales.

También se suman a la lista de efectos negativos el aumento en los niveles de triglicéridos y colesterol, dolores de cabeza, daños en la piel, pancreatitis, incremento en los niveles de enzima y daños
hepáticos, alteraciones en el sistema nervioso, cataratas, convulsiones, discapacidad auditiva, disfunción eréctil, trastornos en la sangre, ataques cardíacos, derrame cerebral y vasculitis alérgica.

Peor el remedio que la enfermedad

Mary, al igual que muchos adolescentes en el mundo, espera poder disponer de la opción más simple y sencilla para librarse del acné. En muchos casos se les recetan antibióticos para combatir el acné que
pueden generar consecuencias secundarias negativas.

Aun cuando el tratamiento matará la bacteria benéfica junto con el otro problema, pueden surgir infecciones y provocar una resistencia a los antibióticos muy seria. Y es que se ha comprobado que realmente no curan la causa y que además están asociados a la candidiasis vaginal.

3. La cura natural

chica

Como otras patologías el acné puede ser tratado de la manera más natural posible. Expertos aseguran que el consumo de azúcares y carbohidratos refinados son la causa primordial del acné. La solución,
entonces, no depende de una crema o un antibiótico sino de  buenos hábitos alimenticios.

Lo segundo pero no menos importantes es evitar el estrés. Saber manejar ciertas situaciones que generan preocupaciones también es un factor importante para evitar un brote de acné.

4. Dile sí a las verduras y vegetales

frutas-y-vegetales

Ya te he comentado que una buena dieta ayudará a erradicar y prevenir la aparición del acné. Por lo general cuando se piensa en dieta lo primero que viene a la mente es eliminar la ingesta de azúcares y
carbohidratos.

Pero no todos los carbohidratos son iguales. Podemos clasificarlos en simples y complejos. Los primeros se encuentran en los dulces, sodas y comidas procesadas; mientras que los segundos los encontramos en alimentos naturales como frijoles, nueces, granos enteros y verduras.

De los alimentos naturales, las verduras y vegetales son los más favorables. Estudios demuestran que los carbohidratos de vegetales tienen un impacto mínimo ya que tardan en convertirse en azúcares simples, mientras que los granos incrementan la insulina y la mayoría de los casos el gluten que contienen éstos, contribuyen a los síntomas del acné.

Otro alimento relacionado con el indeseable problema que aqueja a Mary  es la leche, debido a su alto contenido de yodo. Si sufres de acné, elije le leche cruda en vez de la pasteurizada. Si además de ello, incorporas a tu dieta jugos de vegetales, sobre todo de vegetales verdes, lucirás una piel más radiante y
juvenil

5. Da importancia al cuidado de la piel

piel-cuidados

Ya sabes que hay maneras naturales y saludables para tratar el acné, pero es probable que, como muchos, hagas uso de productos faciales, que contienen ingredientes que no han sido evaluados por su
seguridad.

Te digo entonces que para evitar daños a tu piel, lo mejor es exfoliar dos veces por semana el rostro y evitar dormir con maquillaje. Hacer uso de productos naturales y agua tibia. Evita situaciones de estrés y fatiga.

6. No olvides estas recomendaciones finales

chica

  • Elimina los azúcares y los granos por unas semanas.
  • Consume agua abundante y fresca todos los días.
  • Haz un plan de ejercicio.
  • Duerme, que el sueño ayuda a la energía y el buen humor.
  • Consume suplementos con probióticos de alta calidad.
  • Optimiza el consumo de vitamina D.

Nada mejor que cambiar tu estilo de vida, no desespere, verás que lucirás mejor de lo esperado. La madre de Mary y yo intercambiamos números de teléfono y me ha escrito contándome que su hija y
ella han seguido mis consejos y han visto mejorías en un corto tiempo, aún les queda por hacer pero ya ambas están muy animadas con los resultados obtenidos y Mary ya no está tan irritable cuando piensa en su cumpleaños.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Referencias: