callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

10 Usos Terapéuticos del Aceite del Árbol de Té (Tea Tree Oil)

Sep. 9, 2016|5956 views
FullSizeRender 1 ¡Corra
la
Voz!
Share

Tengo una confesión que hacerte, soy adicta. No adicta a substancias nocivas pero adicta a los aceites esenciales. En mi casa tengo un armario dedicado a mis aceites esenciales los cuales utilizo a diario. Uno de los que más uso es el Aceite Esencial del árbol de té, también conocido como Aceite de Malaleuca o en inglés Tea Tree Oil

El aceite del árbol de té es derivado de la planta de Té, (no confundir con la que se usa comúnmente para preparar té, verde o negro). Tiene un color ámbar ya verdoso con un olor fuerte. Ha sido utilizado desde tiempos remotos, oriundo de Australia, donde se comenzó a usar al destilar las hojas del árbol.  Es empleado  para tratar y curar problemas de la piel, así como alergias, catarros y algunos problemas respiratorios, de igual forma tiene múltiples usos que consideraremos más adelante.  

Algunas propiedades del aceite de árbol de Té  

Este aceite tiene muchas bondades, dentro de las cuales se mencionan:

Antibacteriano. Dada sus propiedades, el árbol de té puede curar muchas infecciones en el cuerpo provocada por bacterias, microbios, hongos y virus.

Cicatrizante. Utilizar este aceite como cicatrizante hace que las heridas puedan ser sanadas con rapidez, de igual manera ayuda a reducir las marcas de cicatriz y manchas ocasionadas por erupciones o acné.

Antimicrobiano. El uso de este aceite hace que los microbios se mantengan alejados, ya que tiene una sustancia antimicrobiana que es muy eficaz para combatirlos.

aceite_de_arbol_de_te110 Usos del árbol de té

1.    Acné

Las propiedades antibacterianas, antisépticas y antifúngicas te ayuda a que el problema de acné sea sanado. 

Coloca  1 gota de aceite de árbol de té y 5 gotas de hamamelis con 10 gotas de agua y lo aplicas con un algodón dos veces al día. En la mañana al levantaros y por la noche antes de ir a dormir.

Comenzarás  a ver excelentes resultados a partir de la primera semana.

2.    Para las uñas/hongos

El aceite del árbol de té es muy beneficioso en los casos de cutículas dañadas y hongos.

Humedece un algodón con aceite de árbol de té y lo aplicas sobre las cutículas. Los resultados son rapidísimos porque a los minutos verás cómo puedes removerlas sin problema.

Para los hongos: Coloca 5 gotas de aceite de árbol de té en tu esmalte común. Agítalo, luego aplícalo normalmente.

3.    Pitiriasis rosada (descamación de la piel)

La pitiriasis rosada es una enfermedad dermatológica que produce la descamación de la piel. Es infecciosa, por eso es recomendable el uso del árbol de té para sanar esta lesión.

Por cada medio vaso de agua, agregas una cucharadita de aceite de árbol de té. Lavas la zona afectada y luego la frotas con la preparación que hiciste. Los resultados se ven en poco tiempo.

4.    Pie de atleta

El pie de atleta es producido por unos hongos que se estancan en los sitios húmedos de la piel, entre los dedos. Para detener la infección que produce el pie de atleta, te indico lo siguiente:

Coloca agua tibia en un recipiente, agrega 10 gotas de aceite de árbol de té y 10 gotas de aceite de romero. Luego sumerges los pies durante 20 minutos. Luego seca bien los pies y los dedos. Repite esta operación todos los días después que llegues a la casa.

5.    Repelente para mosquitos

Mezcla 10 gotas de aceite de árbol de té  con 5 cucharadas de agua  y agregas  10 gotas de aceite esencial de limón o citronela.  Coloca la mezcla en una botella rociadora y aplicas antes de dormir.

Este repelente es muy eficaz para espantar los mosquitos.

6.    Verrugas

Aplica directamente el árbol de té con un hisopo sobe la verruga, cúbrela con una venda o gasa, durante la noche. Repite todas las noches hasta que la verruga desaparezca.

7.    Limpiador Doméstico

El aceite de árbol de té tiene muchas propiedades antimicrobianas, que sirven para combatir las bacterias que están en la casa.  SI quieres realizar hacer este limpiador casero, mezcla en un envase con agua el aceite de árbol de té con aceite esencial de limón, aplícalo como un limpiador desinfectante.

8.  Psoriasis y Eczema

El aceite de árbol de té es recomendado para aliviar la inflamación de la piel, puede ser usado para tratar el eczema y para disminuir la psoriasis.  Mezcla cinco gotas de aceite de árbol con una cucharadita de aceite de coco y cinco gotas de aceite de lavanda y preparas la loción para aplicártela en tu cuerpo.

9.    Desodorante

El  aceite de árbol de té ayuda a eliminar el olor corporal que producen las bacterias en la piel. Tiene propiedades antimicrobianas. Mezcla aceite de árbol de té con aceite de coco y bicarbonato de sodio y tienes un buen desodorante.

De igual manera, puedes agregar esa mezcla a los zapatos de deporte para que tengan un olor fresco.

10.  Crema dental

El aceite de árbol de té es antibacterial y antiinflamatorio, por lo que puedes usarlo como crema dental y enjuague bucal.  En caso de que tengas algún sangrado de las encías, el aceite de árbol de té es recomendado para reducir el sangrado de las encías y reducir la caries dental.  Mezcla el aceite con bicarbonato de sodio y ya tienes la crema dental casera.

El árbol de té debe usarse tópicamente y es muy beneficioso para la curación de problemas de piel y otros usos externos.

La salud es importante cuidarla principalmente con buena alimentación y ejercicios,  si cuidas tu salud interna a través de un régimen nutricional, tu piel se verá hermosa y te sentirás mejor, así mismo tu calidad de vida se optimizará.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

¡Corra
la
Voz!