3 Nutrientes Que No Pueden Faltar Para Combatir El Cáncer Con Éxito

Hace
poco me contó Carmen, profesora de la Universidad que Nory su compañera de
trabajo dejó de asistir a sus clases por un tiempo porque estaba realizando
unos exámenes médicos , cuyos resultados fueron un carcinoma en los senos.  Esa noticia tan fuerte la conmovió tanto que
no tuvo fuerzas para asistir a la Universidad durante unos días. 

Fue
muy duro ese proceso vivido por Nory. Un día fui con Carmen a casa de Nory,
comencé a conversar con ella en relación a su enfermedad y  su necesidad de continuar viviendo  y mejorar su calidad de vida.  Ella sigue el tratamiento recomendado por su
médico oncólogo, no obstante su régimen de vida debe cambiar, comenzando por su
alimentación, su forma de pensar e inclusive su rutina de ejercicio físico para
que pueda superar este proceso

carrot-1085063_640¿Por qué la nutrición es de alto
impacto en el tratamiento del cáncer?

La nutrición
es un proceso en el cual la ingesta de los alimentos entra al cuerpo  para que estés saludable y enérgica.  Esto incluye beber y comer con suficientes
nutrientes como vitaminas, minerales, proteínas, grasas y carbohidratos que el
cuerpo requiere para mantenerse fuerte. La falta de absorción de los nutrientes
requeridos genera desnutrición.

Una persona que padezca 
cáncer debe mantener una buena nutrición 
ya que su  condición así lo
requiere. La buena alimentación y nutrición  ayuda a que se mantenga enérgico, conserve un
peso  adecuado y reduzca cualquier riesgo
de infección que pueda tener, para que pueda recuperarse rápidamente y
sobretodo curarse.

Nutrientes que el
organismo requiere

  • Agua    

El agua y los líquidos son significativos
para mantener la salud y evitar cualquier situación de deshidratación, que por
la situación de enfermedad se puede presentar y afecte considerablemente al organismo.

  • Carbohidratos y
    grasas

Los carbohidratos y las grasas suministran al organismo
gran parte de las calorías que el cuerpo necesita.  Las fuentes de carbohidratos son: frutas,
vegetales, granos, cereales, frijoles, guisantes, lentejas. Las fuentes de
grasa son: aceites, nueces, semillas, carnes, pescados y aves, productos
lácteos.

  • Proteínas

La proteína ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico,
asimismo permite una recuperación más rápida de la enfermedad. Por otra parte
la proteína ayuda a recuperar los tejidos finos y te previene de cualquier
infección.

Las mayores fuentes de proteína son: pescados, nueces,
productos lácteos, frutos secos, carne con poquísima grasa, lentejas y
guisantes.

  • Vitaminas y
    minerales

Las vitaminas y los minerales contribuyen a que el cuerpo
crezca y se desarrolle de una forma adecuada. 
Asimismo,  accede a que el cuerpo
disponga de la energía que viene de los alimentos.

El metabolismo de
las células cancerosas es diferente al de las células sanas

En
Estudios e Investigaciones realizadas, se descubrió que las células cancerosas
tienen un metabolismo diferente a las células sanas. El consumo de azúcar
alimenta las células cancerosas, mientras que el consumo de grasa las combate.

Es muy importante consumir una dieta
baja en carbohidratos, e incluir grasas saludables las cuales son necesarias
para combatir el cáncer. Tus células sanas utilizan la glucosa que sale de grasa
como una fuente de energía, pero en el caso de las células cancerosas, éstas
usan solo glucosa.

Por eso es muy importante  llevar un buen estilo de vida con un régimen
nutricional y ejercicios los cuales son factores fundamentales para
contrarrestar las acciones del cáncer.

asparagus-1307604_640
¿Qué condiciones debes tener con tu
alimentación para controlar y vencer el cáncer?

  • Limita o elimina el azúcar y los carbohidratos netos (los
    que no tienen fibra) de esta forma las células cancerosas no prosperan.
  • Limita o elimina 
    los aceites y las grasas trans, de esa forma previenes la formación de
    radicales libres que son dañinos.
  • Incrementa el consumo de antioxidantes, de esta forma
    combates el daño de los radicales libres.
  • Incrementa el consumo de grasas saludables con Omega 3
    para alimentar las células sanas, así las células cancerígenas vayan debilitándose
    y mueran al final.

La importancia de la buena
nutrición para un tratamiento exitoso del cáncer

De acuerdo a estudios realizados en la Escuela de Nutrición de una
Universidad en Pennsylvania, para ayudarte en un tratamiento contra el cáncer, es
fundamental que reduzcas radicalmente los carbohidratos que no tienen fibra y
aumentes las grasas buenas que son de alta calidad. Claro está, no estoy
hablando de una dieta baja en carbohidratos. Tú debes consumir mucha verdura
fresca, y alimentos llenos de fibra que son carbohidratos bajos.

 La
cantidad de vegetales que consumas por día con fibras se tienden a convertir en
ácidos grasos, esto ayudará a que mejores tu capacidad de quemar grasa.

 Reemplaza
los carbohidratos sin fibra por grasas saludables junto con proteínas de buena  calidad .en cantidades bastante moderadas, ya
que el alto consumo de proteínas también aligera el crecimiento de las células cancerígenas.

 Estudios realizados
demostraron que pacientes que realizaban tratamientos de quimioterapia y que consumieron
alimentos altos en ácidos grasos , grasas buenas y carbohidratos en baja
cantidad mejoraron su salud y por ende los resultados de sus exámenes médicos.

Es importante que sepas que la glucosa es dañina para las células, ya que
potencia la aparición de radicales libres. 
Para que la grasa se queme, las células deben estar sanas ya que las
células cancerosas no tienen esa flexibilidad metabólica que les permite
combatirlas.

Al quemarse la grasa en vez de la glucosa, las células cancerígenas  van perdiendo fuerzas,  es decir no tienen suficiente oxígeno y
tienden a morir. Aquí las células sanas se fortalecen y ayudan a que se reduzca
el daño que los radicales libres le hacen. En resumen, las células sanas
comienzan a resurgir mientras que las cancerosas comienzan a fallecer.

salmon-1485014d510ae10e2

Recomendaciones
finales

  1. Evita consumir comidas procesadas y sobre todo azucares.
    Debes controlar tus niveles de insulina.
  2. Consume
    ácidos grasos Omega-3, que serían las cantidades apropiadas de grasas que
    requiere tu organismo.  El aceite de
    Krill es sumamente beneficioso.
  3. Añade
    a tu dieta verduras. Las mismas deberían estar frescas  y de rápido consumo.
  4. Tu
    alimentación debe basarse según tu tipo metabólico, ya que los excelentes
    efectos anticancerígenos han sido probados considerablemente.
  5. Prepara
    tus comidas al vapor o cuécelas en vez de freírlas.
  6. Reduce
    tus niveles de insulina, manteniendo una vida activa como haciendo ejercicios,
    efectuando caminatas.  Controlando los
    niveles de insulina, aseguras mayormente el riesgo de padecimiento de cáncer.
  7. Exponte
    adecuadamente al sol para así tener tus niveles de vitamina D en condiciones
    normales.
  8. Descansa
    y duerme por lo menos 8 horas para que te sientas tranquila y llena de energía.
  9. Evita
    exponerte a los limpiadores químicos, pesticidas, ambientadores de fragancia,
    que son generadores de toxinas del medio ambiente.

Cuida tu alimentación para que a la vez tus células
estén sanas y evites lesiones que afectarán tu salud  y tu bienestar.

 Nory ha asimilado que su nutrición,  acorde con su proceso de recuperación del cáncer,
es imprescindible y debe ser atendida y respetada ante todo para que ella pueda
tener una mejor calidad de vida.

Si te ha
gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir
más sano
, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo
Puedo con la Dra. Cocó
.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de
error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar,
asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de
tu dirección

Referencias