Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Descubre La Verdad Sobre El Virus Del Mayaro

Esta semana mi hijo mayor estaba con un grupo de amigos del cole compartiendo en casa, uno de ellos le comentó a mi hijo que había escuchado a su madre hablando con una prima que vive en otro estado sobre un virus que la prima había contraído en su viaje de vacaciones de verano y no regresaría a casa hasta haberse recuperado totalmente. Con mucha curiosidad los chicos se acercaron a mí para aclarar sus dudas  acerca del virus conocido como Mayaro.

Probablemente aún no habéis escuchado hablar sobre esta enfermedad, transmitido por un mosquito, o apenas la habéis oído nombrar y lo que menos sabemos muchos de nosotros es que no estamos exentos de padecerlo. Se trata de un padecimiento que según los expertos se reportó en humanos por primera vez en el año 2000, pero antes fue detectada en especies primate de Trinidad, una isla del Mar Caribe.

El virus del Mayaro es una enfermedad endémica de los bosques húmedos tropicales de América del Sur que puede ser confundido con la fiebre amarilla e incluso con el Dengue o la Chinkunguya, dada su sintomatología.

Trasmitido por mosquitos del género Aedes Aegypti, este virus ha tenido una repercusión importante en los últimos años en la salud pública de los países ubicados en la zona Sur del Continente Americano.

Similar a otras enfermedades trasmitidas por el mosquito, no hay tratamiento específico ni una fórmula segura para evitar su propagación más que atacar los posibles criaderos donde se cultiva el vector.

1. Los síntomas

thermometer-833085

El virus Mayaro se manifiesta como otras enfermedades parecidas, con brotes de fiebre y artralgias o fuertes dolores en las articulaciones. Su diagnóstico puede ser detectado a través de evaluaciones de laboratorio específicas, pues de no ser así  en las primeras semanas de su aparición lo podemos confundir con el Dengue o la Chinkunguya.

Aunque es muy poco lo que se sabe de este virus, se dice que es uno de los que circula con frecuencia en América Latina, pero con baja incidencia y sin registrar, hasta ahora, decesos. Vino después del Zika y según científicos, también proveniente de África y con el mismo vector.

Algunos expertos aseguran que el Mayaro forma parte del genero alphavirus, que a su vez se divide en el alphavirus del “viejo mundo” y el alphavirus del “nuevo mundo”. Eso significa que cada uno, según algunas investigaciones, posee características muy semejantes a otros virus como el  Roos River, el Barmanh Forest, el Semliki o la Chikunguya.

Es a partir del tercer día,  a través de una serología determinada, que se puede descifrar el diagnóstico  más certero. Incluso los síntomas que inician con la fiebre, la cefalea y las artralgias generalizadas, pueden estar acompañadas de artritis. Se han registrado algunos casos donde los pacientes han presentado náuseas, vómitos y diarreas.

Dichos síntomas pueden tener una duración de hasta cinco días. Aun cuando hay casos asintomáticos, en su inicio el virus Mayaro resulta menos complicado que el Chinkuguya, aunque de igual manera deja algunas secuelas como las artralgias, que pueden extenderse por hasta seis meses.

2. Las causas

four-thousand-islands-141801

Las alteraciones que en los últimos años viene sufriendo el ecosistema, es uno de los principales factores que influye en la propagación de virus como el Mayaro. La brutal deforestación de la cual vienen siendo objeto las zonas amazónicas y selváticas así como el desplazamiento de  poblados de humanos, viene modificando el hábitat natural, siendo los primates y aves especies de la fauna afectada, en los cuales el virus se mantiene como una zoonosis.

Se asegura que esta zoonosis, que no es otra cosa que enfermedades en animales que se pueden transmitir de manera incidental a los seres humanos, llega a las comunidades indígenas, en las cuales se puede determinar una presencia del virus y al emigrar a las ciudades se presentan los brotes de la enfermedad. Se cumple una especie de ciclo selvático muy parecido al de la Fiebre Amarilla, causal de epidemias importantes en el siglo pasado.

Aunque se ha determinado que el Sur de América es la zona más endémica, el mosquito Aedes Aegypti, lo podemos encontrar en todas las áreas tropicales y subtropicales del mundo, donde su proliferación se ve favorecida por las condiciones climáticas y el ecosistema.

3. El Tratamiento

water-1160541

Hasta ahora no existe medicamento alguno ni vacuna que sirva para tratar este virus. Sin embargo, si hay algunas recomendaciones básicas que ayudan a sobre llevar los síntomas.

  • Guardar reposo absoluto
  • Consumir abundante líquido
  • Evitar el consumo de medicinas antiinflamatorias, debido a que sus síntomas pueden ser confundidos con otros virus similares como el Dengue, que al igual que el Mayaro puede presentarse con manifestaciones hemorrágicas. Es por ello, para la fiebre y los dolores en las articulaciones se recomiendan medicamentos como el acetaminofen o paracetamol, que no contienen sustancias antiinflamatorias significativas.
  • Aplica en la piel repelente de mosquitos para evitar el contagio a otras personas. Si resides o frecuentas zonas boscosas y húmedas utiliza mosquiteros en la cama y trata, en la medida de tus posibilidades, de vestir con pantalones largos y camisas con manga larga o suéter.

Por lo general quienes han presentado el virus no han requerido algún ingreso hospitalario, aun cuando las artralgias pueden persistir por mayor tiempo y dificulten que se puedan retomar las actividades habituales de manera rápida.

Existe la información de que científicos trabajan en la creación de una posible vacuna, pero que apenas estarían en la fase de investigación.

4. La prevención

skin-care-1491363

¿Qué podemos hacer para prevenir o evitar el contagio del virus? Teniendo en consideración que la enfermedad se constituye un problema importante de salud pública en las regiones selváticas o amazónicas.

  • Si te gusta viajar a lugares como esos o por razones de trabajo debes frecuentarlos, es necesario que te informes bien acerca del virus.
  • Es importante evitar mantener envases o recipientes con agua destapados, ya que ellos sirven de criaderos para el mosquito trasmisor del género Aedes. Para evitar las picaduras trata de utilizar prendas de vestir de colores claros, ya que tonos como el negro resultan de mayor atracción para el mosquito.
  • El uso de repelentes también nos ayuda a combatir la presencia del vector y el contagio. Aunque se trata de una enfermedad endémica de las zonas rurales, no está demás estar pendiente en el caso de visitar el campo o lugares boscosos.
  • La fumigación masiva es una de las acciones que por lo general son emprendidas por  las autoridades sanitarias, en caso de situaciones de emergencia para evitar la propagación del mosquito adulto. En el caso de que en tu comunidad exista la presencia de contagios con este virus, informa a las autoridades.

Todos estos datos fueron tomados con mucho interés por el grupo de compañeros de cole de mi hijo mayor y comentaron que hablarían a sus padres de este virus que no conocían para que se mantengan atentos y estén informados para tomar las medidas preventivas en caso de que tengan que acudir a zonas donde existe la propagación del Mayaro y otros virus similares trasmitidos por el mismo mosquito.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección