callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

Combate Este Síntoma De La Menopausia En 4 Pasos Sencillos

Sep. 22, 2016|2655 views
spices 1106447 ¡Corra
la
Voz!
Share

Hace días recibí la llamada de una gran amiga de la infancia, una del grupo con el que me reúno al menos una vez al año para no perder el contacto.  Pero con María José hacía tiempo que no tenía contacto pues ella no había podido asistir a las últimas reuniones ya que no se encuentra en el país.  Siempre la recuerdo con cariño ya que en nuestra pubertad ambas coincidimos en el difícil proceso que significa la llegada de la menstruación.

En ese entonces, fueron muchas emociones compartidas. Esta vez que conversamos, me habló de la familia y también de algunas preocupaciones que tiene, a razón de los fuertes dolores de cabeza, que dice ha comenzado a sentir últimamente, sumado a otros síntomas que trae consigo la menopausia.

Y es que María José, como muchas de vosotras podéis estar experimentando, viene sufriendo de migrañas y teme que continúen empeorando con la llegada de la menopausia, una etapa en la que nuestro cuerpo sufre cambios hormonales, ante el cese permanente del período menstrual.

Expertos afirman que las mujeres que con frecuencia sufren de migraña podrían empeorar sus dolores de cabeza con la llegada de este importante momento en la vida de la mujer. Pero todo dependerá de la manera como el organismo asuma esos cambios hormonales, pues también se cree que los efectos pueden ser contrarios, es decir, que las migrañas disminuyan.

Lo cierto es que María José ha estado en busca de ayuda para tratar ese problema y desea conocer cuáles alternativas tiene para combatir esos molestos dolores de cabeza ¿Os interesa igual que a mi amiga conocer sobre este tema?  Entonces es importante que toméis nota de los siguientes datos.

1.     Conoce de dónde surgen las migrañas

headache-15402795002cd87

Estudios realizados durante los últimos años han determinado que somos más propensas a presentar migrañas en los días previos a la menstruación e incluso hasta los primeros días del ciclo menstrual, producto de la disminución del estrógeno.

Sin embargo, muchas de nosotras no es sino hasta la llegada de la menopausia que comienzan a experimentar esos dolores de cabeza producto de la fatiga o situación de estrés, e incluso, se piensa que este malestar puede terminar en alergias al consumir algunos alimentos.

Las migrañas y dolores de cabeza suelen ser una secuela muy común de lo que conocemos como ERT/HTR, es decir, terapia de reemplazo hormonal, prescrito mayormente para reducir los síntomas que trae la menopausia, pero que no resultan ser el método más efectivo e inofensivo para ello, pues las pastillas ERT/HTR también están asociados al aumento del riesgo de cáncer de mama.

2.     Aplica estas técnicas básicas

essential-oils-1433692

Para combatir esos molestos dolores, es recomendable conocer algunas técnicas  básicas y sencillas:

  • Frota  las manos con una gota de aceite de camomila o lavanda hasta alcanzar  alta temperatura y una vez que sientas caliente las palmas, colócalas en las zonas de la cabeza con mayor dolor. Lo ideal es que sea otra persona la que nos ayude a hacer este tipo de técnica para obtener resultados más favorables, pero también lo puedes hacer tu misma.
  • Coloca luces rojas intermitentes en tu habitación o algún espacio que tengas para descansar. Debes estar por lo menos una hora, te recomiendo que uses gafas protectoras para mejores resultados.
  • Siéntate en una silla y haz que otra persona se coloque de pie frente a ti. Déjate caer o apoya tu cabeza en las manos de tu acompañante quien debe sostenerte colocando los dedos hacia abajo y ubicando los pulgares debajo de la orejas. Mantente así durante cinco minutos y respira profundamente.
  • Buscar ayuda terapéutica  si tus migrañas ya han pasado a un estado crónico, te resultará positivo hablar con alguien especializado. 

3.     Aprovecha el poder curativo de las plantas medicinales 

sage-1598405

La preparación de infusiones y el uso de algunas hierbas pueden convertirse en grandes aliados contra las migrañas y los dolores de cabeza. Desde la antigüedad, las mujeres hemos tenido como gran herramienta algunas plantas medicinales para aliviar muchos males y prevenir enfermedades. Por eso quiero recomendarte que aproveches al máximo las propiedades de las que te digo a continuación:

  • Primavera o Primula Veris

Si bebes su infusión con frecuencia puedes lograr un gran alivio. Si la tomas por primera vez es bueno no abusar en cantidad, ya que en algunas personas pueden presentar reacciones alérgicas. Esta planta contiene salicina analgésica en gran cantidad, lo que la hace ideal para combatir la migraña. Existen varios tipos de Primavera, aunque es originaria de Alemania.

Si decides cultivar la tuya en casa  es bueno que sepas que además de aliviar los dolores de cabeza asociados a la migraña, las raíces de casi todas las clases de esta planta contienen saponinas suavizantes de células y elementos estrogénicos, ideales para la elaboración de ungüento para vaginas secas, otro problema que afecta a las mujeres durante la menopausia.

  • La Salvia

 Sus hojas son ideales para preparar una infusión que casi de manera inmediata te dará el sosiego que necesitas y hasta te ayudará a prevenir la existencia de dolores de cabeza en un futuro.

  • Alchemilla Mollis, también conocida como El Manto de Nuestra Señora

Se trata de una planta de gran antigüedad que se considera sagrada por algunas culturas pues posee muchas propiedades que nos favorecen y que llegaron a considerarse mágicas. Te sugiero beber entre 10 a 20 gotas de la tintura de la hierba fresca varias veces al día.

  • La Verbena

Sus flores se usan para hacer gotas. Se recomienda de entre 20 a 40 gotas de tintura de flor de verbena en un vaso de agua antes de dormir, esto te servirá para ayudar al sistema nervioso, combatir la depresión, alejar el cansancio, el insomnio y los dolores de cabeza.

  •  El Cohosh Negro

Tiene una acción antiespasmódica que favorece a la relajación de los músculos, nervios y vasos sanguíneos. Entre sus propiedades destacan el denominado ácido salicílico, que encontramos en la aspirina. Una cucharada equivale a los efectos de dos aspirinas.

  •  Dioscorea Villosa o Ñame Silvestre

Posee propiedades antiinflamatorias y es rico en hormonas, favorable a quienes atraviesan la etapa de la menopausia. La dosis ideal es de 10 a 30 gotas, que pueden ser extraídas de la raíz o si prefieres puedes tomar entre 1 y 2 tazas de infusión al día.

  • Melisa

Sus hojas secas pueden ser vertidas en un vaso de vino por espacio de una hora o si prefieres puedes elaborar un té. La Melisa también puede ser sustituida por la Nébeca.

Es importante acompañar cualquier tipo de tratamientos con una alimentación sana y balanceada. Existe una estrecha relación entre la comida y la migraña, siendo los alimentos procesados los que tienen mayor influencia.

4. Últimas recomendaciones

tea-1105113

  • Evita las bebidas alcohólicas
  • Lo ideal es mantenerse frescas y si es posible. Evita las altas temperaturas, saunas, baños calientes, exposición al sol en horas de mayor intensidad y el calor excesivo.
  • Coloca tus pies en un recipiente con agua fría y con unas gotas de aceite de Romero. Respira profundo y relájate.
  • Trata de beber las infusiones, té o gotas antes de ir a la cama y al levantarte. Las migrañas se presentan durante la mañana hasta el mediodía.

María José me aseguró que desconocía que con las plantas, algunos ejercicios y una buena alimentación podía combatir la migraña y que empezaría a plicar estas acciones desde ese mismo día.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

¡Corra
la
Voz!