Estudio Revela La Verdad De La Fecha De Caducidad De Los Alimentos

El pasado fin de
semana estuvimos visitando a unos viejos amigos de mi esposo, Elí y María.
Acordamos preparar una comida especial por el encuentro ya que hacía mucho
tiempo que no compartíamos, a pesar de que somos como familia, y decimos hacer
una rica ensalada de atún, que nuestros padres solían preparar cada vez que nos
reuníamos.

La receta es muy
fácil y sencilla. Sólo necesitamos cebolla, blanca y roja, tomates normales y
secos, aceitunas, lechuga crespa, alcachofas encurtidas, palmitos, limón, sal, pimienta
y lomo de atún. Nuestros paladares estaban más que listo para degustar aquella
deliciosa receta que forma parte de nuestra tradición, hasta que al probarla
percibimos algo inusual.

Había algo como
picoso o que generaba esa sensación en la boca. De inmediato pensamos que se trataba
de los palmitos que ya sabían como si ya habían caducado.

Al verificar la
etiqueta del producto, nos percatamos de que estaba vencido, aunque la ensalada
lucía muy apetecible. Pero la duda por comerla nos invadió. Seguro a que a ti
en casa te ha pasado algo similar justo a la hora de servir la comida.

¿Será cierto que
esa sensación extraña es generada por la caducidad del producto? ¿Será correcto
desechar el alimento o lo podremos consumir después de cierto tiempo vencido?
Estas y otras interrogantes las pusimos sobre la mesa y ve lo que aprendimos.

1.    
Alimentos libres de fecha de caducidad

bananas-698608b1a4e5db74

Aunque nos
parezca insólito, hay países donde no existe un sistema universal para colocar
fecha de caducidad a los productos alimenticios, sólo con algunas excepciones.
En pocas palabras, alimentos libre de fecha de caducidad.

Estados Unidos
es uno de esos países donde no existen normativas sobre etiquetas de caducidad
en los alimentos.  Se trata entonces de
una industria libre, y la comida es etiquetada obviando la fecha de caducidad,
las cuales hacen referencia a un código de uso establecido por el fabricante.

Es muy común ver
este código o fecha en los productos enlatados, conservados en cajas u otro
tipo de empaques, a diferencia de los alimentos que conocemos como perecederos,
entre ellos la carne, los huevos y productos lácteos, con probabilidad de
descomponerse en un período determinado.

Según
investigaciones en los Estados Unidos, una familia promedio anualmente desecha
más de 2 millones de calorías, mientras que en el Reino Unido se estima que sus
habitantes botan cada año más de 473 mil toneladas de pan,  93 millones de litros de leche y 733 mil
toneladas de papas.

La mayoría de
los desperdicios de alimentos la conforman vegetales y frutas que suelen
marchitarse en la nevera; y son los alimentos más saludables. Para el Consejo
de Defensa de Recursos Naturales, organización internacional, pudiera haber una
mala interpretación en la fecha de caducidad y muchos alimentos sean desechados
antes de tiempo.

2.    
Cómo debemos interpretar las etiquetas en los
alimentos

bank-1057209

Si bien es
cierto que muchos de los alimentos desechados son tirados a la basura antes de
tiempo; es importante que aprendamos a diferenciar los contenidos en las etiquetas para saber realmente cuándo tirarlos, de ser necesario por haber
pasado su fecha de caducidad.

  • Etiqueta
    Consumir Antes de o Best by:
    es colocada por el fabricante y sugiere que el
    producto sea consumido estando en mejor calidad. Si consumes el producto pasada
    la fecha sugerida, es probable que se perciban cambios mínimos en la textura o
    sabor del producto.
  • Códigos
    de tres dígitos en los casillero de huevo:
    son el sello de calidad y
    muestran la fecha en que los huevos fueron lavados, clasificados y colocados.
    La fecha es un código que describe el día consecutivo del año. Se sugiere que
    los huevos se consuman entre la tercera y la quinta semana luego de haber sido
    adquiridos. Para
    saber si los huevos están buenos o no colócalos en una taza con agua, si se
    hunden siguen frescos, de lo contrario hay que desecharlos.
  • Fechas de
    Caducidad:
    también es determinada por el fabricante y guarda relación con
    el consumo del producto en su mayor calidad. Puede variar y tampoco se
    considera una norma de seguridad alimentaria. 
    En los estados Unidos sólo la leche de fórmula infantil debe,
    obligatoriamente, presentar una etiqueta regulada, ya que los nutrientes de la
    misma pueden disminuir o el producto puede desintegrarse.
  • Etiqueta
    de Consumo Preferente o Sell by:
    es más de ayuda a los distribuidores que a
    los consumidores, pero aun así se piensa que forma parte de las medidas de
    seguridad alimentaria.

3.    
¿Y qué decir del moho que aparece en los
alimentos?

roquefort-3530

El moho se
presenta como una mancha grisácea y peluda, con puntos verdes. Aunque a simple
vista no se aprecia, debajo de él hay raíces que contaminan el resto de los
alimentos. Si hay otros productos consumibles cercanos al contaminado con moho,
revisa bien, es probable que también debas colocarlo en una bolsa para
aislarlos y desecharlos ya que el moho se propaga con facilidad.

Un alimento que
presente moho puede representar un riesgo para la salud, pues aunque hay moho
que está compuesto por hongos  seguros
para el consumo, otros son dañinos. Pero además no es bueno oler un alimento
mohoso ya que podrías aspirar algunas de sus esporas y llevarlas al sistema
respiratorio. Si vas a eliminar el moho del alimento, evita que el cuchillo
toque la zona afectada.

4.    
Congelar y descongelar

beef-top-round-1598197

Con frecuencia
cuando nos toca cocinar algún alimento que sacamos del refrigerador para
descongelar, es probable que una vez que esto pasa, por las razones que
sea,  no lo preparemos. Por lo generar el
alimento aunque ya descongelado, lo volvemos a meter en el refrigerador.

¿Estamos
haciendo lo correcto? Pues bien, cuando descongelemos una carne y tengamos que
devolverlo al congelador, el alimento sufrirá cambios en su textura y hasta en
su sabor. No habrá riesgos siempre y cuando lo hayas colocado en un lugar
seguro para ser descongelado.

Pero una cosa
que si resulta ser riesgosa es descongelar el alimento con agua caliente, ya
que lo recomendable es hacerlo con agua fría, si está sumergida en algún
recipiente, cambiarla cada 30 minutos. Al lograr descongelarlo, prepáralo
inmediatamente.

5.    
Lo mejor es comprar alimentos frescos

onions-1558661

La frescura de
los alimentos es muy importante a la hora de comprarlos, pues nos permite ganar
tiempo y garantizar su perdurabilidad antes de comenzar a descomponerse. Algunas
investigaciones apuntan que el tema de la caducidad de los alimentos
surgió  por un asunto relacionado a los
comportamientos sociales del siglo XX.

La adquisición
de productos procesados llevó a la mayoría de los consumidores a despreocuparse
por comprar alimentos frescos. Hubo la necesidad de que los fabricantes
garantizaran la frescura de los productos. Lo ideal es que la mayor parte de
los alimentos que consumimos sean frescos, evitando los productos procesados.

Finalmente
nuestros amigos, mi esposo y yo decidimos seguir con el plan y disfrutar de
nuestra ensalada de atún, pues no habría pasado más de un mes de la fecha
sugerida para el consumo de los palmitos que habíamos comprado enlatados por
rapidez. Claro, esa decisión fue tomada luego de conocer sobre el tema de la
caducidad de los alimentos.

Si te ha
gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir
más sano
, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo
Puedo con la Dra. Cocó
.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de
error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar,
asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de
tu dirección

Referencias: