Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Descubre Como El Aceite De Coco Ayuda A Reparar El Daño Causado Por La Soya En La Tiroides

Esta semana mientras estaba almorzando en un establecimiento de comida saludable que me recomendó
una colega días atrás, me encontré a Tamara, una antigua conocida. Yo estaba comiendo sola y ella también lo iba hacer.  Le  hice señas para que ambas nos hiciéramos compañía y así charlamos un rato durante la comida.

Tamara me contó que a su hija Claudia le estaban realizando diversos exámenes y pruebas médicas.  Desde hace ya varios meses estaba acudiendo con especialistas.  Según los síntomas que presentaba, posiblemente podría estar sufriendo de problemas de tiroides.

Claudia tenía mucha fatiga, empezó a perder cabello, sentía mareo y de la nada comenzó a subir mucho de peso.  Entonces alguien de su trabajo le recomendó por seguridad hacerse un chequeo médico para descartar un desorden hormonal.

Resulta que en los Estados Unidos existe alrededor de 65% de personas que sufren de sobrepeso.  Incluso datos estadísticos del 27% de individuos que son clínicamente obesos.

Según diversas investigaciones el alto índice de personas con sobrepeso se debe, principalmente, a problemas de hipotiroidismo.  Las mujeres son más propensas a sufrir de hipotiroidismo y, por ende, a tener problemas con el peso.

Bien, os cuento que existen algunos alimentos  y aceites(sobre todo los aceites vegetales poliinsaturados), que son los que causan mayor daño o efectos negativos en la salud de la glándula tiroidea. Asimismo, uno de los más comunes, y que suele ser muy usado en la preparación de los alimentos, es el aceite de soya. 

El consumo de soya  afecta a la glándula tiroidea

soy-beans-968986

Desde 1968 un fisiólogo que había estudiado la progesterona y las hormonas que guardan relación con el tema, descubrió que el aumento en la producción de los aceites poliinsaturados, luego de la segunda guerra mundial; la cadena alimenticia empezara a generar cambios en las hormonas de un sin número de personas.

De este modo, después de la Segunda Guerra Mundial, en los Estados Unidos empezó a ser cultivada la soya a gran escala.

Por ello, ir a un establecimiento de comida o simplemente comprar comida que no contengan aceite de soya en su preparación, es casi una ilusión. En muchos casos, estos alimentos son etiquetados  y vendidos como elaborados con “aceites vegetales”. 

Según este fisiólogo, los efectos que producen los aceites poliinsaturados afectan o interfieren directamente con la actividad de la glándula tiroidea.

Estos aceites, van a impedir la secreción que produce la hormona tiroidea, asimismo, va a afectar el desplazamiento del sistema circulatorio al igual que la respuesta de
los tejidos a la hormona.

¿Para qué se necesita la hormona tiroidea? Principalmente, es necesaria para la utilización y eliminación del colesterol en el cuerpo, lo que significa, que si algo bloquea la actividad de la hormona tiroidea se va a producir un aumento en el colesterol.

Efecto de la soya

Una investigación sugiere que el efecto de la soya en la glándula tiroidea es perjudicial. Es así como, gran parte de la investigación se enfoca en los fitoestrógenos presentes en la soya.

Desde 1960, cuando la soya se incluyó en las diversas fórmulas para bebes, los científicos lograron demostrar que la soya resultaba ser goitrógena, lo que ocasiona bocio en los bebes.  Cuando se le daba yodo, comenzó a disminuir el bocio en los pequeños.

No obstante, una investigación epidemiológica realizada por Fort, evidenció que aquellos niños, adolescentes que fueron diagnosticados con problemas de tiroides tuvieron que haber consumido  fórmula a base de soya cuando eran más pequeños.

Representaron un porcentaje del 31% con respecto a sus parientes saludables en un 12% o aquellos pequeños que se encontraban bajo control en un 13%.

Asimismo, Ishizuki y colaboradores encontraron que aquellas personas adultas que no tuvieron ninguna enfermedad tiroidea previamente.  Consumieron un promedio de 30 gramos de semillas de soya en vinagre durante cada día en un mes.

Aun así presentaron bocio, además de niveles altos de hormonas que estimula las tiroides en un promedio de  37  adultos con suficiente yodo en el cuerpo.

Después de un mes de haber interrumpido la ingesta de soya, los investigadores mencionaron que los valores de las hormonas tiroideas regresaron a sus niveles normales y del mismo modo, hubo una merma en el bocio.

Aceite de coco como alternativa saludable de la soya

coconut-895390

Los aceites de soya son elaborados con un tipo de ácidos grasos que promueve el aumento de peso. Esto a diferencia del aceite de coco que es realizado de grasas saturadas diseñadas igualmente de ácidos grasos pero de cadena media, también llamados triglicéridos de  cadena media (elevan el metabolismo y por si fuera poco promueven la pérdida de peso).

Te comento que los beneficios del aceite de coco no se quedan solo en lo que os mencioné.  Puestambién os va ayudar a elevar la temperatura corporal basal al mismo tiempo que está aumentando l metabolismo. Lo que significa que el aceite de coco sería una opción saludable en las personas que tienen baja actividad tiroidea.

Testimonios de personas que usaron el aceite de coco, afirman que se sintieron mucho mejor al cabo de tres semanas, así sea que el problema que presentaron fuera solo migraña (de aguda a severa), y algo que tenían en común la mayoría de ellos era que consumían alimentos de soya.

Otros aceites saludables que pueden ayudar

olive-oil-9686126248455c

Un número grande de especialistas recomienda el consumo de aceite de coco, al igual que aceite de oliva virgen  y la mantequilla. Estos dos últimos moderadamente para mejores resultados, es decir, en vez de tostar el pan con mantequilla, hazlo con aceite de coco que es aún más saludable.

Finalmente….

Recomiendo que al momento de ir al mercado evites comprar los alimentos y aceites que digan “aceite vegetal” o “aceite de soya” ; y nunca usen margarina.  Si vas a comprar un aderezo ara la ensalada, chequea bien la etiqueta porque casi siempre son elaborados  a base de soya. Es preferible que lo prepares tú mismo.

Os conté todo esto porque fueron algunas de las cosas que le dije a Tamara para ayudar a que su hija Claudia, que presenta sobrepeso y lo más probable, aseguran los médicos que la han tratado, es que tenga problema con las tiroides.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo uedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias: