Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

¿Consumir Mucha Sal aumenta El Riesgo De Diabetes?

beneficios-sal-de-himalaya

A María Fernanda le han diagnosticado Diabetes tipo 2. Su médico le ha advertido que de no cuidarse adecuadamente podría pasar a ser insulinodependiente en poco tiempo. Ella, muy asustada me escribió pidiendo que la orientara al respecto. No comprende muy bien de qué se trata la condición y menos cuáles son los cuidados que requiere para evitar llegar a ese nivel de gravedad.

Ella sabe que los fármacos pueden causar estragos en su organismo. Así que me ha pedido ayuda para saber cómo cuidar su salud de forma natural. Su principal preocupación es detener el avance de la diabetes de manera natural. Lo primero que le recomendé fue Descargar gratis el e-book #Yo Puedo, para limpiar su organismo de toxinas y equilibrar sus niveles de glucosa en la sangre.

Estudios encuentran relación entre la sal y la diabetes

relación-entra-la-sal-y-la-diabetes

La diabetes es una de las enfermedades más comunes en la actualidad. Esto se debe a que la población consume cada vez más  bebidas azucaradas como las sodas, dulces procesados y sal. Existen diversos niveles de diabetes. No obstante, todos ellos son crónicos e impiden que asimiles de manera correcta la glucosa. El descuido de esta patología puede ocasionar la muerte.

Pero, si se trata de un problema de la glucosa ¿Qué tiene que ver el consumo de la sal con la diabetes? Pues resulta que un estudio realizado por la Universidad de McMaster en Canadá, demostró que el desequilibrio del consumo de sal es perjudicial para la salud, tanto su ingesta en exceso como su no ingesta. La clave está entonces en el equilibrio.

A lo largo de las décadas, se ha comprobado que las personas con diabetes son más propensas a padecer de presión arterial alta y problemas cardiovasculares en general. El exceso de sal es uno de los factores que más influye en el sistema cardiovascular. Por ello es indispensable el consumo equilibrado de este alimento, sobre todo en las personas con diabetes.

¿Cómo influye el sodio en nuestro organismo?

cómo-influye-el-sodio-en-nuestro-organismo

Para el óptimo funcionamiento de nuestro organismo, requerimos de sodio. La sal es uno de los alimentos más comunes sobre nuestra mesa con un alto contenido de sodio. Tanto así que la sal de mesa contiene un aproximado de 40% de sodio. Una pequeña cucharadita de sal posee 2.300 miligramos de este componente.

Toda persona saludable, sin importar su edad, necesita consumir 2.300mg de sal por día. Sin embargo, los pacientes con prediabetes o con diabetes, deben mantener su consumo por debajo de los niveles regulares de las demás personas.

Tengas diabetes o no, es importante que tengas presente que existen otros alimentos, además de la sal con alto contenido de sodio. Es preciso entonces que tomes en cuenta estos alimentos para equilibrar con la cantidad de sal a ingerir cada día.

Una cereza cruda, por ejemplo, posee 2mg de sodio, mientras que un aguacate tiene 4mg. El brócoli hervido 10mg, la carne a la parrilla 60mg, entre otros.

Por otra parte, la Asociación Americana de Diabetes demostró que el exceso de sodio en la dieta diaria eleva la presión arterial. Esto tiene una gran repercusión en los pacientes con diabetes, puesto que son más susceptibles al agrandamiento de corazón o a enfermedades en la arteria coronaria.

¿Por qué deberías reducir tu consumo de sal?

Estudios científicos han demostrado que la diabetes te hace más sensible a desarrollar otras patologías igual de crónicas. La hipertensión es una de las más comunes, por lo que siempre se le recomienda al paciente de diabetes disminuir la cantidad de sal en su dieta. También se le exhorta a cambiar su estilo de vida por uno más saludable.

Esto último implica estar más alerta a los alimentos que consumimos a diario. Ten en cuenta que muchos de los productos que consumimos con regularidad poseen altos contenidos de sodio. Ejemplo de ellos son los alimentos que vienen envasados, al igual que las carnes congeladas, procesadas y afines.

En vista de lo delicado que puede resultar lo anterior para la salud, lo más favorable es elegir siempre vegetales y frutas que sean frescas. De igual forma, optar siempre por cereales integrales libres de gluten, antes que harinas procesadas. Este simple cambio en tu vida te garantizará una gran transformación positiva en tu salud.

Lo que no te explicaron de la diabetes

lo-que-no-te-explicaron-de-la-diabetes

Todos tenemos energía acumulada en el cuerpo, de lo contrario, estaríamos en estado de inanición. La energía la obtenemos de los nutrientes con grasa, proteínas e hidratos de carbono. Sin embargo, son estos últimos los únicos que afectan directamente la cantidad de azúcar en la sangre.

La diabetes es una enfermedad metabólica que no permite que el cuerpo utilice el azúcar en la sangre de la manera adecuada. Es decir que impide que el cuerpo use el azúcar como principal fuente de energía celular. Una persona que padece de esta patología no usa o produce los niveles adecuados de insulina, por lo que quedan residuos de glucosa en el torrente sanguíneo.

Naturalmente, al comer un carbohidrato, lo metabolizamos en moléculas de azúcar más pequeñas. Estas moléculas al ser transportadas por el torrente sanguíneo, se encuentran con la insulina. De esta manera se transporta a las células. Es decir, el organismo del diabético no tiene la capacidad de metabolizar el azúcar y en lugar de transportarla a las células, ésta se queda en el torrente sanguíneo.

Ahora bien, el exceso de sal a priori no tiene nada que ver en el proceso anterior. Aun así, sí guarda otras implicaciones en la patología de una persona con esta condición.

El exceso de sal afecta al corazón

exceso-de-sal-afecta-el-corazón

Por lo general, siempre se había hablado de la importancia que tiene el consumo de sal en las personas con problemas cardiovasculares e insuficiencia renal. Pero es en la actualidad cuando se ha presentado la mayor discusión acerca de este alimento con relación a la diabetes.

Bahareh Rasouli, investigadora del Instituto de Medicina Ambiental del Karolinska Institutet de Suecia, demostró que el sodio provoca que el cuerpo retenga mayor cantidad de agua a fin de diluirlo. Esto genera un aumento en el volumen de sangre en el torrente sanguíneo.

Tal reacción obliga al corazón a trabajar más y, por ende, aumenta la presión en los vasos sanguíneos. El primer factor de riesgo que esto arroja es la hipertensión. Claro que no es el único, porque a ello se asocia a la influencia que tiene en personas con diabetes. De igual forma, el exceso de sal afecta a tus huesos y te hace más propenso a padecer de cáncer en el estómago.

Si tienes diabetes, reduce el consumo de sal

Entonces, si bien es cierto que el consumo de sal no influye en el proceso de metabolización de la azúcar en la sangre, no quiere decir por ello que no sea de cuidado para las personas con diabetes. La razón es que la sal sí incrementa el flujo de sangre en el torrente sanguíneo, como bien te acabo de comentar.

Como las personas que padecen de diabetes suelen desarrollar problemas cardiovasculares, un mayor flujo de sangre que haga trabajar más de lo normal al corazón, puede empeorar estos problemas. Asimismo, una persona con síndrome metabólico es más sensible a padecer otras patologías debido a las alteraciones que sufre su organismo, si consume demasiada sal.

Consejos para mejorar tu calidad de vida si eres diabético

consejos-para-diabéticos

Siempre se habla de la cantidad de horas diarias que debe dedicarse al ejercicio para mantenernos saludables. Pero ¿todas las personas tienen este tiempo disponible? ¿Qué hay de la resistencia? ¿Cómo influye el peso en relación a las horas invertidas de ejercicio?

Lo que muchas personas no consideran es que, de acuerdo a tus necesidades, será más favorable dedicar mayor o menor cantidad de tiempo al ejercicio, así como el tipo de rutinas a realizar.

Sucede que hacer ejercicios es magnífico para la salud. Pero el nivel de impacto debe relacionarse directamente con el peso de la persona, las metas que desea alcanzar y las patologías que tenga.

Al hacer ejercicios, optimizamos la metabolización de los azucares. Pero también influye la pérdida de sodio. Por ello, una persona con diabetes debe ser precavida al momento de realizar actividades físicas de alto impacto.

¿Las personas hipotensas y con diabetes deben reducir la sal que consume?

Algo similar sucede en el caso de las personas hipotensas, con diabetes y el consumo de sal. Cuando se sufre de hipotensión y se es diabético puedes consumir la misma cantidad de sal que una persona sin patologías. En este caso, deberías consumir a diario: 2300mg.

De lo contrario, estaríamos afectando nuestra tensión, causando estragos a nuestra salud. El asunto no es eliminar todo lo que nos parece exquisito de nuestras vidas, sino mantener un equilibrio más saludable.

De ninguna manera se trata de limitar a quienes sufren de diabetes. Lo que quiero decir con esto es que es necesario tomar ciertas precauciones, tales como:

  • Una alimentación saludable
  • Evitar saltarse las comidas
  • Merendar
  • Hidratación abundante antes, durante y después del ejercicio

He conversado con detenimiento con María Fernanda, a fin de que comprenda que una persona con diabetes tipo 2 puede tener una vida plena. Le he dicho que se puede continuar disfrutando de la vida y de las cosas que nos gustan, siempre y cuando lo hagamos de forma saludable. No se trata de eliminar los placeres que tanto nos llenan, sino de equilibrarlos.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias: