Toma De 2 a 6 Cucharadas de Aceite De Coco Al Día Para Combatir La Diabetes

Comer sano y balanceado es una tarea que a veces y
a muchas de vosotras os puede resultar difícil, más aún cuando padecemos de
enfermedades como diabetes tipo 2 y requerimos mayor cuidado en nuestra alimentación.

Para Alicia, hermana mayor de una ex compañera de
estudios, la falta de conocimiento sobre las propiedades o nutrientes que
tienen algunos alimentos y son muy favorables para la salud, le ha complicado
la vida; mientras se aferra sólo al tratamiento convencional. Esa inquietud la
llevó a buscar mi ayuda hace algunos días. Ella ni imaginaba que uno de los
principales aliados en la lucha contra la diabetes resultar ser el aceite de
coco.

Aunque la palabra aceite la podemos relacionar con
grasas y esta a su vez con daños a vuestra salud, no siempre todo es lo que
parece. Sus propiedades naturales son más favorables al organismo de lo que
podemos imaginar pues éste aceite es una de las grasas que podemos llamar
saludables para nuestro organismo.

En los últimos años, importantes investigaciones
han comprobado que el uso de algunos medicamentos para la diabetes puede llevar
al padecimiento de otros trastornos de salud. La diabetes es una enfermedad
relacionada estrechamente al tema nutricional y los hábitos de vida. Alicia fue
diagnosticada hace un año con diabetes tipo 2 y aún le cuesta entender que debe
asumir cambios importantes para mejorar su calidad de vida.

Es por ello que le hablé del aceite de coco como
una de las opciones naturales que incluso le permitan atacar la causa de la
enfermedad. Es probable que tú al igual que Alicia estés pasando por una
situación similar o conozcas el caso de algún familiar cercano a quien desees
ayudar. Si es así, entonces toma nota.

1.    
La diabetes
y la nutrición

carrot-10850635300ecf50a

Si bien entendemos que la diabetes es una
enfermedad relacionada con la nutrición el estilo de vida, es muy probable que
su tratamiento requiera más de alternativas más simples y naturales que da la
medicina convencional. De acuerdo a lo señalado por expertos, sólo en Estados
Unidos un promedio de 26 millones de personas, sin distinción de niños y
adultos, padecen de diabetes. stas cifras tienden a duplicarse cada década y
favorecen a la industria farmacéutica responsable de la elaboración de
medicamentos con drogas que no atacan las causas. Por muchos años los intereses
de las industrias farmacéuticas se habían interpuesto por encima de grupos que
vendían la idea de buscar una medicina alternativa para el tratamiento de la diabetes.

Algunos estudios comprobaron que el uso de
fármacos como la Avandia, uno de los más comunes para tratar la
enfermedad,  elevaba los riesgos de
sufrir ataques cardíacos en los pacientes, lo cual obligó a que el producto
fuera sacado definitivamente del mercado. Fue así como en la necesidad de
buscar otras alternativas, revertir la diabetes pasó de ser una idea a una gran
posibilidad, de la cual se comenzaron hacer eco los medios de comunicación.

Aunque nos cueste creer, si restringimos el
consumo de azucares refinados al igual que los carbohidratos y el alcohol, al
aumentar las grasas saturadas; las proteínas pueden llegar eliminar la
diabetes.

2.    
El
Aceite de Coco

coconut-60395

De acuerdo a investigaciones realizadas en 2009 el
aceite de coco es favorable porque nos protege contra la resistencia a la
insulina al lograr reducir el apetito por los carbohidratos refinados, al
tiempo que los ácidos grasos que contiene impiden la acumulación de grasa corporal ¿Se oye bien cierto? Pues así es.

Sumado a ello, el aceite de coco cuenta con propiedades
que te permitirán mantener la ansiedad bajo control y la termogénesis, que no
es otra cosa sino la producción de calor o energía generada por el cuerpo, haciendo
que el metabolismo se acelere.

Este producto extraído del coco es una de las
grasas tradicionales que, de acuerdo a estudios realizados en la India y el
Pacífico Sur, al ser  sustituida por lo
que se denominan grasas poliinsaturadas, contenidas en el de maíz o soya, ha
ocasionado la proliferación de la diabetes al igual que otras enfermedades en
la población, lo que nos dice mucho de la importancia de consumir aceite de
coco en lugar de las grasas poliinsaturadas.

Investigadores concluyeron que el ácido láurico,
contenido en el aceite de coco, protege contra la dislipidemia, provocada por
la diabetes. Y es que el consumo de este aceite es favorable para quienes
padezcan la diabetes tipo 2, sino también para quienes padecen la variación
tipo 1. Esta clase de diabetes es autoinmune y logra eliminar la producción de
insulina en el organismo.

Estudios recientes señalan que el aceite de coco
favorece a un mejor funcionamiento del sistema cerebral en aquellas personas
que padezcan la enfermedad, sin causar hiperglicemia. Al ver éstos fabulosos
resultados se piensa que enfermedades como el Alzheimer podrían clasificarse
como una clase de diabetes, en este caso tipo 3, que bien pudiera incluir las
propiedades del aceite de coco para su tratamiento.

3.    
Cómo
combatir la diabetes con aceite de coco

diabetes-777002

No hay duda entonces que el aceite de coco se ha
convertido en un gran aliado para combatir la diabetes, y es muy probable que
la industria farmacéutica ya esté trabajando en el diseño de fármacos que lo
incluyan como componente principal para el tratamiento de la enfermedad.  Entre sus contenidos destacan los ácidos
grasos saturados, que no es más que triglicéridos de cadena media, que son muy
buenos para tu salud.

También encontramos ácido linoleico, ácido oleico,
ácido fenólico y otros derivados, además de las vitaminas E, K y minerales como
el hierro. Es por ello que resulta también favorable para tratamientos
relacionados con el cuidado de nuestra piel y cabello, además de ayudarte a
mantener un peso adecuado e incluso un rostro suave y rejuvenecido.

Lo más sencillo y práctico es consumir de dos a
seis cucharadas soperas de aceite de coco virgen diariamente, siendo la mejor
manera de tomarlo en ayunas, pero de igual manera puedes añadirlo a tus comidas
e incluso a tu café o infusiones. Existen muchas maneras de incluirlo en tu
alimentación, haz la prueba y verás cómo notas las mejorías en poco tiempo.

Alicia no creía todo lo que había aprendido, ni
imaginó nunca que en su cocina estaría la mejor herramienta para combatir su
diabetes tipo 2, pues hace un año compró un frasco de aceite de coco por
sugerencia de un amigo, pero por no saber cómo usarlo lo dejó de prácticamente
de adorno.

Ahora asegura que lo incorporará a su dieta
diaria, tanto así que luego de medirse los niveles de azúcar, cuando los
encuentra por encima de lo normal, sólo toma una cucharada de aceite de coco y
en una segunda medición, tras media hora después, comprueba que su glucosa esta
nivelada.

Si te ha
gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir
más sano
, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo
Puedo con la Dra. Cocó
.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de
error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar,
asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de
tu dirección

Referencias: