Alivia La Sensibilidad En los Senos Durante La Menopausia De Forma Natural y Sencilla

Carmen se quejaba porque normalmente cuando realizaba ejercicios o se levantaba de dormir sus senos le molestaban.  Decía que sentía mucho dolor pero no sabía por qué. Quizás era por el peso de los mismos o porque sencillamente está en la etapa menopáusica en la que los senos tienen una gran sensibilidad.

Los senos y la sensibilidad

El dolor en los senos es muy común en las personas que sufren de síndrome premenstrual, de igual forma cuando aparece
la menopausia en una forma temprana. Los bajos niveles hormonales de estrógeno y progesterona en esta etapa hacen que tengas alta sensibilidad en los senos.

La sensibilidad en los senos ocurre de dos formas.

Cíclica

Normalmente sucede cuando se aproximan los periodos menstruales. Es llamado también cambio fibroquistico en la mama. Sucede por los cambios en tus niveles de hormonas, específicamente el estrógeno.

Antes de iniciar tu periodo menstrual, puedes sentir el malestar en uno o en los dos pechos cuando se hinchan, sientes dolor al tocarlos y hasta protuberancias, puedes sentirlos unos 4 días antes que inicie tu período menstrual. Estos dolores se reducen al finalizar tu ciclo.

No Cíclicos

Estos dolores ocurren de una forma interrumpida. Te duele un área específica o toda la mama. Esto es debido a que podría existir un tumor benigno o un quiste. No tiene relación alguna con tu periodo menstrual y normalmente ocurre durante la menopausia y postmenopausia.

¿Cuáles son los síntomas de la sensibilidad en los senos durante la menopausia?

La sensibilidad en los senos durante la menopausia puede ser recurrente o interrumpida. Puedes experimentar sensibilidad en uno o en ambos senos. A continuación te menciono algunos de los síntomas:

Hinchazón, dolor, dolores en los senos mientras duermes, dolores provenientes de la presión de los senos

¿Cuáles son las causas de la sensibilidad en los senos?

  • En el proceso menopáusico los niveles de estrógeno y progesterona son bajos e irregulares. Estas irregularidades hacen que puedas experimentar sensibilidad en los senos.
  • Esta sensibilidad es asociada regularmente con la retención de líquido. Dado que los niveles de estrógeno y progesterona bajan, el agua se acumula en algunos tejidos del cuerpo y estos tejidos incluyen los senos.  Cuando se acumula mucho líquido,  se ponen sensibles y se hinchan.
  • La prolactina es otra hormona que puede afectar los senos produciéndote sensibilidad.
  • Exceso de Estrógeno en el cuerpo. En caso de que estés recibiendo terapia de reemplazo hormonal y presentas sensibilidad en los senos, comunícalo inmediatamente a tu médico. Posiblemente tendrá que revisar y ajustar la dosis.
  • Otros que no están relacionados con el periodo menstrual son la mastitis  o infección en los senos, congestión de los
    senos por lactancia, abscesos y efectos secundarios de algunos medicamentos entre otros.

Causas no comunes de sensibilidad en los senos

¿Cómo aliviar la sensibilidad en los senos?

  • Medio Físico

Como medio físico, utiliza compresas con café, vinagre o zumo de limón y colócalas directamente sobre los senos,
sentirás gran alivio.

  • Aceite de onagra

Utiliza el aceite de onagra, proveniente de la planta del mismo nombre, para aliviar dolencias en el ciclo menstrual, síndrome premenstrual y menopausia.  Contiene acido gamma-linoleico, que ayuda a reducir los procesos inflamatorios.  Aplicalo en los senos, calentándolo con las manos y efectúa masajes circulares.

  • Hojas de col

Utiliza hojas de col, éstas son consideradas como los mejores inflamatorios. Alivian los dolores. Lava unas hojas de col y las colocas sobre las mamas por unos minutos.
De igual forma las puedes machacar y cubrir los senos con una venda o una tela para dejarlas actuar.

  • Infusiones

Utiliza infusiones cuyas propiedades antiinflamatorias son excelentes  para aliviar la sensibilidad en los senos y otros síntomas relacionados con el órgano reproductivo.

La infusión de tomillo es antibacteriana y antiinflamatoria, así como la infusión de romero, cuyas propiedades antiinflamatorias ayudan a calmar los dolores en los senos.

  • Ejercicio físico

Si tienes un tipo de vida sedentario es recomendable que camines y hagas ejercicios para que te sientas mejor.

Realiza ejercicio de una forma regular. Te mantiene activa y aliviará el dolor de los senos.

A veces es un poco difícil realizar cambios en el estilo de vida, pero debes tomar acción de una vez para evitar la recurrencia de los dolores.  Trata de manejar las cosas que consideras son desagradables para ti y que de alguna forma te alteran y al hacerlo tus senos también duelen. Te repito que es un poquito difícil readaptar hábitos pero lo
puedes hacer poco a poco y  es sumamente beneficioso.

  • Nutrición

Consume una dieta baja en grasas, para evitar que se incremente el malestar en el pecho.

Aumenta el consumo de fibra en tu alimentación.

Disminuye el consumo de sal para que tengas menos retención de líquidos.

Toma diuréticos naturales como el perejil, apio, de igual forma te ayudará a evitar la retención de líquidos.

Consume alimentos ricos en fitoestrógenos, como centeno, manzanas y semillas de lino.

Evita el consumo de café y alcohol. Evita el cigarrillo, sus consecuencias son dañinas para ti porque dispara la producción de células cancerígenas.

  • Ropa cómoda

Utiliza sostenes que sean cómodos y que te sientas holgada, así tus senos descansan y se aliviará tu malestar.

Masajea los senos con aceite de oliva o de coco. Te sentirás menos sensible y más calmada. Aporta grandes beneficios ya que mejora la circulación de la sangre

Los tratamientos caseros y las acciones que tomes en relación a la sensibilidad en tus senos repercutirán en tu bienestar físico y emocional.  Es sumamente importante que cuides tu salud para que tengas una excelente calidad de vida.

Cuida tu salud.  Es lo más trascendental y significativo que posees para estar tranquila y feliz.

Carmen realizó su tratamiento casero y está un poco más tranquila ya que la sensibilidad en sus senos ha ido desapareciendo. Su alimentación y estilo de vida debe revisarla para sentirse mejor.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias