Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Estudio Revela La Relación de la Obesidad y El Cáncer

Pamela es una señora cuya edad oscila entre 48 y 50 años, quizás tenga menos pero su obesidad la hace ver un poco mayor. Tiene un peso de alrededor de 240 libras y es de baja estatura.

Últimamente se ha sentido muy mal porque tiene muchas dolencias. Su circunferencia abdominal es lo suficiente grande para restarle movilidad al caminar.  También su tensión se  ha incrementado, sus órganos internos se han distendido y tiene problemas cardiovasculares.

Pamela no se imagina el daño que se hace.  Las mayores causas de su obesidad han sido ocasionadas por una alimentación desmesurada y un sedentarismo que la ha llevado a engordar cada vez más.

 La obesidad

Quiero definir la obesidad tal como lo hace la Organización Mundial de la Salud.-  La OMS afirma que “la obesidad es  una acumulación normal o excesiva de grasa en el tejido adiposo, que puede ser perjudicial para la salud”.

El sobrepeso y la obesidad se han incrementado vertiginosamente en todo el mundo.   Hay enfermedades que han sido asociadas con la obesidad como son la diabetes, problemas de hígado, enfermedades  cardiovasculares.  Asi mismo, el cáncer ha sido  relacionado directamente con la obesidad.

El estilo de vida que lleves determinará tu grado de obesidad.  Por ejemplo, si tienes una buena ingesta y una actividad física tu peso se mantendrá en los niveles normales,

He oído que mucha gente dice, “Yo como poco y no rebajo de peso”.  O ¿Por qué no rebajo si hago ejercicios, como poco y Ella que come de todo siempre se mantiene delgada?”.  Hay extremos en todos los niveles.

Lo que hace que tú mantengas tu peso es proporcional a la cantidad de calorías que consumes y cuantas quemas.  De igual manera, la ingesta de alimentos  y la forma como te ejercites, es decir que tengas una vida activa.  Eres 70% lo que comes y 30% la actividad que al cuerpo le des.

bathroom-scale-1149264_640 Factores de la obesidad

Hay factores determinantes desde el momento cuando naces y se hace continuo a lo largo de tu existencia.  Podrían relacionarse con los genes, el  entorno y la propia conducta que puedas tener y las decisiones que puedas tomar. Algunos medicamentos y enfermedades también pueden contribuir al aumento
de peso.  Te mencionaré algunos:

  • Ingesta calórica

Se ha investigado y comprobado que a mayor consumo de alimentos con altas calorías provistos de azucares y grasas, pocas vitaminas y minerales, más probabilidad hay de aumento de peso en las
personas.

  • Sedentarismo

La actividad física es marcadora para mantener un peso adecuado. Sin embargo, millones de personas en el mundo tienen una vida poco activa.  Esto hace que puedan aumentar su peso, ya que no queman las calorías que son consumidas. El sedentarismo aumenta el riesgo de que puedas padecer alta presión arterial, enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon.  Además  otros problemas de salud que te afectarían.

  • Abandonar el hábito del tabaquismo

Se dice que cuando la persona deja de fumar quema menos calorías.  La nicotina hace que la velocidad de quema de calorías se incremente. Esto es muy relativo, ya que es preferible aumentar de peso que el hábito de fumar puesto que es gravísimo para el organismo y la preservación de la salud.

  • Edad

A medida que avanzas en edad,  la velocidad en la que el cuerpo quema calorías disminuye. Esto implica que si tu edad avanza debes realizar ejercicios para poder quemar esas calorías y no aumentar de peso.

El sobrepeso en mujeres de más de 35 años se debe al estilo de vida, al envejecimiento de las células y a la menopausia.  Cando esta etapa inexorablemente llega,  las mujeres tienden a aumentar de peso y a acumular grasa.

fruits-82524_66fcbdb58db.

La obesidad y su relación con el cáncer

El cáncer ha afectado alrededor de 22 millones de personas aproximadamente. La relación del cáncer con la obesidad se ha estudiado por muchos Investigadores Científicos.  Como parte de esos resultados, se ha determinado que hay ciertos tipos de cáncer cuyo punto de partida ha sido la obesidad.

Se toma como referencia el cáncer de colon, el cáncer de mama, (sobre todo en mujeres que han alcanzado la
menopausia), cáncer de útero, de endometrio, riñón, así como el cáncer de ovario y cuello uterino.

La obesidad es un factor de alto riesgo para contraer el temido cáncer. Mientras más sobrepeso tenga una mujer, más probable que desarrolle un tipo de cáncer. En los casos del cáncer de mama y de endometrio,  las células de grasa producen un exceso de  estrógeno.  Esta es la hormona sexual femenina y este tipo de cáncer es sensible al estrógeno.

Según la Asociación American de Investigación del Cáncer, el exceso de peso en la mujer es responsable de la
incidencia de cáncer.

Algunos tipos de cáncer, especialmente de mama y el cáncer de endometrio, son sensibles a la hormona
sexual femenina estrógeno, y las células de grasa producen un exceso esta hormona.

Razones por la cual la obesidad es asociada con el cáncer

  • El comer en exceso produce un desbalance de las calorías en quien las consume y varían entre cada una.
  • Las células de grasa producen hormonas y proteínas que se descargan en el torrente sanguíneo y van alrededor del cuerpo.  Estas células se  expanden en la circulación  y liberan sustancias químicas que causan inflamación, afectan al cuerpo y puede aumentar el riesgo de cáncer,
  • El exceso de grasa hace que las hormonas sexuales se transformen, como el estrógeno y la testosterona
    que igualmente pueden aumentar el riesgo de cáncer.
  • El exceso de grasa alrededor del abdomen, hace mucho daño,  se vincula a cáncer de mama,
    intestino, esófago, páncreas y riño.
  • Los altos niveles de inflamación en el cuerpo que son asociados a la obesidad ayudan a que el cáncer se desarrolle.
  • El azúcar también es asociado con el sobrepeso.  Cuando su consumo es alto, también contribuye con la aparición de células cancerosas, ya que éstas se alimentan de esa azúcar.
  • La resistencia a la insulina es un factor clave, creador de la obesidad y por lo tanto es casi como la causa real por la que la obesidad se asocia con el cáncer.
  • El estilo de vida inapropiado y la falta de alimentación adecuada hacen que se vaya desarrollando la obesidad y como consecuencia el cáncer.

Las células grasas en el organismo

  • La incitación al consumo a través de anuncios publicitarios que invitan a la gente a consumir alimentos y bebidas procesadas altamente dañinas, provocan aumento de peso y generan una alteración en las células grasas que se convierten en cancerosas.
    • En el caso de las personas obesas, el tejido adiposo es un almacén para depósito de grasa, que transforma las hormonas, éstas inciden en el comportamiento de otras células del organismo.
    • El estrógeno es una hormona marcadora que promueve transformaciones en las células y genera lesiones como el cáncer de endometrio y el cáncer de seno.  En el caso de las mujeres menopáusicas, los niveles de estrógeno bajan en la misma proporción que los ovarios al dejar de producir hormonas.
    • En el caso de las mujeres obesas, el tejido adiposo es un productor de estrógeno por la forma en que lo produce de una manera acelerada.
    • Más que el estrógeno, es la insulina que hace que las células absorban la glucosa del
      torrente sanguíneo, lo que a la vez conlleva a alimentar las células cancerosas.

Como se podría prevenir la aparición del cáncer

  •  Consume grasas saludables que impidan el crecimiento de las células cancerosas.  Estas grasas son desinflamadoras  y sirven como barrera para la aparición del cáncer. Las yemas de huevos orgánicos, el aguacate, los frutos secos y el aceite de coco son alimentos con grasas saludables.
  • Reduce o elimina tus niveles de azúcar.  De esta manera puedes regularizar  la recepción de insulina y no permita la aparición de las células cancerosas.
  • Consume alimentos integrales, que sean ricos en grasas saludables, con proteínas de alta calidad y bajo contenido de carbohidratos.
  • Incluye ejercicios en tu rutina diaria, que son muy beneficios para prevenir el cáncer.

Mantén tu peso, llevando una vida activa y consumiendo los nutrientes que te hagan falta para que estés saludable y feliz.

Pamela tiene que cuidar su alimentación y tener una vida más activa para que normalice todos sus
niveles y  pueda sentirse bien de salud.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias