4 Formas De Sustituir El Gluten Con Harina De Coco

Hace una par de días estuve conversando con unas
amigas de la infancia, planeando nuestra próxima reunión que incluyera el respectivo
aperitivo o una comida especial para compartir. El asunto para decidir qué
comida preparar para compartir no era tan fácil de definir para un grupo de
diez personas, todas con gustos diferentes.

Para Josemit, Amanda, Juli y Cristina, cualquier
tipo de comida era buena; pero Omaira, Alba, Karol y Fátima, apelaban a una
especie de hamburguesada o picnic familiar. Mientras que Mercedes y Francisca
sólo pensaban en cómo asistir y compartir, sin tener que sentirse excluidas por
un tema simple de salud.

Resulta que Mercedes y Francisca, fueron
diagnosticadas recientemente  con la
enfermedad celíaca, que no es otra cosa que la intolerancia al gluten que
contiene el trigo, la cebada y el centeno. Se trata de un tipo de trastorno que
se caracteriza por una reacción inflamatoria en la base del intestino delgado y
que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

De acuerdo a investigaciones recientes, este tipo
de enfermedad afecta, sólo en los Estados Unidos, al 40% de la población y es
muy probable que al final todos resultemos afectados, por cuanto el organismo
produce por si sólo una sustancia que recibe el nombre de zonulina, como una
respuesta al gluten.

Lo cierto es que, tanto Mercedes como Francisca,
pusieron duda su asistencia a nuestra reunión, por cuanto ambas presentan una
condición de salud que amerita buscar alternativas en cuanto a comida se refiere.
Lo que no recordaban ninguna de las dos es que yo no consumo gluten y
obviamente también votaría por un menú libre de este ingrediente.

El coco, por ejemplo, además de resultar favorable
para el organismo su leche y su aceite, también nos puede ser de gran utilidad
a la hora de sustituir la harina de trigo u otras especies similares,
elaboradas a base de granos. Pues resulta que quienes deseen evitar el consumo
de gluten, pueden hacer de la harina de coco su mejor aliado a la hora de
elaborar cualquier receta sin sacrificar ni la salud ni su sabor.

Pero ¿cómo preparar recetas con harina de coco?
Toma nota de las siguientes recomendaciones y luego ve a la práctica.

 1.     
 Prepara tu propia harina de coco

maca-1360646

Una vez que ya hemos extraído tanto la leche como
el aceite de coco fresco, la carne o pulpa de este fruto tropical se deja secar
y se ralla. El resultado, será una especie de polvo de fina textura parecida a
las harinas fabricadas a partir del grano; y no te preocupes pues aunque el
coco posee un sabor un poco dulzón, éste no interferirá en los alimentos que
prepares con ella.

Expertos aseguran que la harina de coco posee un
alto contenido de fibra alimenticia, mayor al de cualquier otra harina, además
de ser rica en proteínas y baja en carbohidratos.  De los derivados de este fruto, la harina es
considerada la segunda de mayor importancia, debido a los nutrientes que
contiene.

Pero además su versatilidad te permitirá degustar
de deliciosas comidas, incluyendo postres, o preparaciones a las cuales antes
debías decir que no en vista el contenido de gluten en alguno de sus
ingredientes.

2.     
El
aceite de coco provee al cuerpo de grasa saludable

coconut-603953267f7c426

No sólo quienes padezcan de la intolerancia al
gluten pueden verse beneficiados con la harina de coco, pues para las personas
que sufran de diabetes o con resistencia a la insulina, no habrá nada mejor. El
bajo nivel de carbohidratos y el alto contenido en fibra la hacen realmente un
alimento funcional.

No genera aumento de azúcar en la sangre y,
adicionalmente, el aceite de coco se constituye en una fuente de grasas
saludables,
que favorece al sistema inmunológico. Los ácidos grasos de cadena
media contenidos en este aceite favorecen a la estimulación del metabolismo, lo
que al final de cuentas es beneficioso para cualquier persona sin que sea
paciente celiaco o diabético.

Algunas investigaciones certifican que al
añadir  harina de coco a los alimentos, estamos
favoreciendo a la disminución de los niveles de triglicéridos en el organismo,
así como del colesterol total y LDL. Un dato de interés es que anteriormente la
harina de coco era de gran utilidad para ganaderos y agricultores, que la
empleaban para complementar los alimentos de los animales y fertilizante
orgánico, lo que hacía sus derivados más saludables.

3.     
Cocina
sin usar gluten y sin alterar el producto final

bread-1460399

 Si por razones de salud requieres de una
alimentación libre de gluten, o has decidido llevar un régimen alimenticio más
saludable eliminando este ingrediente de tus alimentos, lo puedes lograr sin
alterar el resultado final de tus preparaciones, incluso si sustituyes la
harina de trigo en tus postres, panqueques y wafles.

El alto contenido de fibra que posee la harina de
coco, le permite convertirse en una especie de esponja. Por ello, te sugiero que
no sustituyas la totalidad de las harinas con harina de coco en tus
preparaciones.  Puedes sustituir sólo el
20% de la harina con igual cantidad de líquido, de esta manera la consistencia
no sufrirá cambios.

Es decir, la consistencia de la harina de coco es
diferente a la de otras harinas en cuanto a su densidad, por lo que no puedes
reemplazar una taza de harina de trigo por una de harina de coco pues cambiaría
el resultado esperado. Debes usar entonces una menor proporción de harina de
coco y añadirle un poco de agua para obtener la consistencia deseada del
producto final.

Por cada taza de harina se requerirá un tercio de
taza de harina de coco. También podrías añadir un huevo por cada onza y
sustituir el gluten. Lo ideal es que puedas ir experimentado en cada receta las
porciones o cantidades para lograr la textura y sabor deseado. Eso aplica en
todas las recetas, incluyendo en aquellas en las cuales la harina de coco
resulta ser un buen espesante (sopas o salsas).

En el caso de quienes prefieran degustar un
alimento horneado sin nada de gluten, la harina de coco es un excelente
sustituto. No olvides que el coco es un fruto tropical que posee múltiples
propiedades para nuestra salud, y desde su pulpa, leche, aceite y hasta su
cáscara son aprovechables. Las hojas del árbol de coco pueden ser usadas para
crear techos, e incluso de sus raíces surgen productos como el enjuague bucal o
el tinte de cabello.

4.     
Atrévete
a preparar deliciosas recetas con harina de coco

coconut-soup-703892

Son muchas y variadas las recetas que podremos
preparar con la harina de coco. Postres que van desde panques con almendras,
pastel, galletas, buñuelos, bizcochos, alfajores; y muchos otros tantos que ni
podrás imaginar.

También puedes preparar panes, empanizar carnes,
espesar sopas o salsas; en  fin; es
cuestión de probar y apostar a una salud de calidad. Te invito a que indagues y
conozcas de algunas de las recetas saludables con este rico ingrediente y te
atrevas a probar.

Ya Mercedes y Francisca  lo hicieron y están pensando en compartir una
de esas fabulosas recetas en nuestra reunión. Será ideal para intercambiar
preparaciones y degustar comida favorable a nuestra salud. Yo os contaré en
otro artículo unas ricas recetas con harina de coco para que se luzcan en casa
con comidas ricas y saludables que sorprenderán a toda la familia.

Si te ha gustado este artículo y tienes un
interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me
gustaría regalarte una
copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es
porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no
haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias: