Descubre Estos 4 Increíbles Beneficios Del Tamarindo

Hace algunos días conversé con Mariana, una
lectora con quien llegué a formar un vínculo de amistad; tenía ya al menos
un  par de años sin hablar con ella y me
alegró mucho volver a contactarla. Conversamos acerca de lo bien que le va en
su nuevo trabajo, aunque me confesó que algunas afecciones de salud le han
estado causando molestia, cosa que no le agrada mucho a sus jefes.

Con apenas cuatro meses en su nuevo empleo ya ha
tenido que ausentarse al menos en cinco ocasiones a razón de la inflamación de colon que viene padeciendo desde hace varios años, pero al parecer  cuando se siente en situación de estrés
recrudece con facilidad.

Su hija mayor, también comienza a presentar
síntomas muy similares a los que se reflejaron en Mariana antes de ser
diagnosticada una colitis,  que no es más
que esa inflamación del colon, la cual provoca fuertes dolores abdominales y es
el resultado de la acumulación de toxinas en el intestino grueso.

Mariana, sabe que además de mejorar sus hábitos
alimenticios será necesario buscar otras alternativas para mejorar su salud y
evitar que su hija mayor a  futuro
también sufra de la enfermedad de manera crónica.

Lo primero que se me vino a la mente al escucharla
hablar de este problema, son las infusiones de tamarindo que nos hacía la
abuela, precisamente cuando sentíamos inflamación en nuestro abdomen. La abuela
sólo tomaba unos cuantos tamarindos, caminaba hasta la cocina y al rato aparecía
con una infusión bien aromática.

Toda la familia en algún momento fue beneficiada
con esa infusión que parecía mágica, ya que tenía un efecto aliviador
prácticamente inmediato. En esta oportunidad quiero invitaros a que, al igual
que nuestra abuela, aproveches las bondades que ofrece el tamarindo para vuestra
salud.  Acompáñame a conocer más sobre
este rico fruto que tiene tantas propiedades medicinales como nutrientes.

1.    
El
tamarindo es conocido como el Dátil de la India

exotic-69403

Conocido en su nombre botánico como Tamarindus Indica, árbol en su única
especie perteneciente a la familia de fabaceas (Leguminosas); y aunque es ácido
suele ser agradable al paladar. Es uno de los frutos de mayor valor en el Sur
de Asia y en otras partes del mundo.

Su nombre se origina
del persa Tamar-I-hind, que se traduce en Dáctil de la India y aunque siempre se
ha dicho que es nativo del continente Africano, es un fruto exótico que se da
especialmente en lugares bien cálidos y secos tanto del Asia, como de la India
y México.

El  tamarindo es un fruto que se asemeja a una
vaina, larga y curveada, y en su interior posee pequeñas semillas envueltas en
una pulpa que, de manera natural, se forma viscosa. Cuando es un fruto muy
joven suele tener un ácido algo extremo, pero cuando se encuentra madura, es
muy agradable al paladar y hasta empleado para postres y dulces.

Un tamarindo fresco
puede ser refrigerado. Cuando son cosechados, son retirados de su cáscara y
compactados en bolas, para ser envueltos en 
agua con azúcar o a veces con sal. Es muy común en los mercados de Asia,
la India y México encontrar en los anaqueles tamarindos procesados, que
probablemente no  contienen los mismos
nutrientes y propiedades.

2.    
Propiedades
medicinales de larga trayectoria

El tamarindo, como muchos otros frutos ancestrales,
posee una larga vida medicinal que ha sido aprovechada por el hombre a los
largo de los siglos. Su uso como calmante para los males estomacales, laxante,
además de coadyuvar a una sana digestión, siempre ha sido el más destacado.

Sus preparados también son empleados para  combatir dolores de cabeza y garganta,
insolaciones, hinchazones o reumatismo, mientras que sus hojas pueden ser
usadas como cataplasmas para las inflamaciones en las coyunturas, desgarres
musculares, conjuntivitis y hasta las molestas hemorroides.

Su pulpa viscosa posee polisacáridos sin almidón
que ayudan a eliminar las toxinas del colon y disminuye la probabilidad de que
puedan quedar algunos residuos. Tiene un alto contenido de fibra dietética y al
igual que otros frutos cítricos, posee altos niveles de ácido tartárico, que es
el que nos produce una sensación de chispa al ser saboreado.

El tamarindo también es muy reconocido por su alto
valor antioxidante y otros fitoquímicos como el ácido cinámico, el limoneno, el
metilo salicilato, el safrole, pirasina y el alkylthiazoles. Según expertos en
sólo cien gramos de tamarindo podemos encontrar 35% de hierro, 36% de tiamina,
16% del fósforo, 23% de magnesio; además de vitamina C, niacina, cobre,
piridoxina y calcio.

 3.    
La
medicina moderna reconoce su potencial

tamarind-1549214

Este fruto tropical es muy recomendado para
combatir la diabetes y la obesidad, pues se ha comprobado que sus semillas
poseen altos niveles de polifenoles y flavonoides, favorables para la
extracción de la glucosa. Existen grandes posibilidades de que la medicina
moderna pueda aprovechar estos beneficios para la creación de nuevos
medicamentos herbales para el tratamiento de la diabetes.

Estudios revelan que el extracto de tamarindo
contiene antimicrobios, antivenenos además de los antioxidantes, beneficiosos
para la sanación de heridas. Otro de los descubrimientos más importantes que se
han hecho sobre el tamarindo con el geraniol, uno de los tantos fitoquímicos
que ayuda a la disminución de tumores en el páncreas, sin alterar los niveles
de colesterol en la sangre.

Los científicos no descantan el uso de geraniol
para la prevención y tratamiento del cáncer del páncreas.

4.    
Un
interesante dato culinario

En algunos lugares del mundo el tamarindo resulta
ser un bocadillo muy apetecible que se prepara de una singular manera. En la
Bahamas, por ejemplo, se le llama swells al tamarindo que aun sin madurar es
rostizado en brasas. Al abrirse su cáscara, la pulpa es bañada en cenizas de
madera para luego ser consumida.

Son muchas y variadas las recetas que podemos
encontrar en las cuales el tamarindo otorgue el toque de distinción que busca
tu paladar.  Algunas pueden ser simples o
complejas, dependerá del gusto de cada quien y del objetivo a lograr. El gran
sabor de ese fruto nos permite elaborar ricas salsas, carnes, dulces, postres o
bebidas; así que te invito a indagar sobre algunas deliciosas recetas, de
seguro te compartiré algunas en otro de mis artículos.

Mariana y su hija, ya comenzaron a incorporar este
delicioso y maravilloso fruto en la preparación de sus comidas. Tanto así que
Mariana acordó invitarme pronto a su casa para degustar de un curry de pollo
con tamarindo y coco, que asegura le queda de lo mejor.

Si te ha gustado este artículo y tienes un
interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me
gustaría regalarte una
copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es
porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no
haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias: