Descubre 5 Metodos Sencillos Para Controlar Tus Hormonas Que Aumentan Tu Peso

Aumentar
de peso
resulta fácil para muchas personas, el problema se presenta cuando el
deseo está puesto en bajar esos kilos de más. Yo, en lo personal pude vivir esa
experiencia junto a mi amiga Jennifer quien después de haber pasado algún
tiempo de hacer diversos intentos por su cuenta recurrió a mí para que le
apoyara en su intento de estar en forma y saludable.

Ante
su solicitud lo primero que hice fue preguntarle si en sus intentos anteriores
había tomado en cuenta sus hormonas, y es que actualmente existen muchos
estudios que demuestran que las hormonas influyen en el apetito y en la
cantidad de grasa que se almacena en nuestro cuerpo y por ende es importante
considerar su papel al momento de querer bajar o mantener el peso.

Controla tu peso
controlando tus hormonas

Cuando
logramos controlar las hormonas cuyas funciones influyen directamente en el
peso lograremos de forma más efectiva nuestro objetivo, por ello te invito a
poner en práctica los siguientes consejos que te ayudarán a dejar de lado esos
kilos de más.

1. Mantén un alto consumo de fibra y poco azúcar

appetite-1239057_1280El consumo de azúcar o
carbohidratos incrementan la producción de insulina una de las hormona
mayormente relacionadas con ganar peso debido a que su función consiste en
estimular las células para tomar el azúcar y almacenarla en el cuerpo en forma
de grasa.

Lo
complicado del asunto es que a medida que incrementamos de peso el cuerpo
requiere de mayor cantidad de insulina para reducir el azúcar de las células,
lo que hace aumentar tus niveles de grasa corporal, sin embargo la fibra
resulta un gran aliado para controlar este círculo vicioso debido a que esta se
descompone lentamente evitando las subidas rápidas de azúcar.

A su vez, la fibra es una sustancia que le aporta corpulencia a tu dieta, haciéndote sentir
satisfecho rápidamente, mientras que al momento de ser excretada del organismo esta
se adhiere a la grasa que has consumido para atravesar el colon y ser
eliminada. En sí, la fibra logra mejorar la digestión, evitar las subidas de azúcar, mantenerte
satisfecho por más tiempo y excretar grasa, por lo que su consumo hará más
fácil la pérdida de peso.

2. Aumenta tu consumo diario de proteínas

nuts-484262_1280La grelina es conocida como la “hormona del hambre” y esto se debe a que cuando nuestro estómago está
vació, la grelina se libera, enviando un mensaje al hipotálamo para que coma
más.

Es
por ello que si los niveles de esta hormona se encuentran elevados, querremos
comer mucho más, incluso si esto no es necesario, es allí donde la proteína
juega un papel importante ya que esta logra suprimir la grelina apagando las
señales que llevan a la ingesta desproporcionada de alimentos.

Lo
ideal será instaurar el consumo de proteína en cada comida, especialmente en el
desayuno, esta no tiene que ser solo de origen animal como la carne, huevos o lácteos
sino que puedes optar por los frutos secos, semillas y legumbres (frijoles,
lentejas o guisantes), esto te permitirá reducir los niveles de grelina,
aumentar la saciedad y disminuir de peso.

3. Cuida tu elección de lácteos y carnes

steak-1542965_1280Muchas compañías de productos lácteos al igual que algunas productoras de
carnes para el consumo humano emplean hormonas artificiales de crecimiento en
sus animales con la finalidad de incrementar la producción.

Esta
práctica ha sido estudiada en los últimos años sin dejar resultados muy alentadores
ya que está siendo asociada con generar aumento de peso en los consumidores y
otros daños potencialmente peores.

Por
esto lo mejor será escoger siempre lácteos y carnes orgánicos obtenidos de
animales alimentados con pastura, preferiblemente etiquetados como “libres de
hormonas”.

4. Alerta con el gluten

appetite-1238406_1280El gluten es un grupo de
proteínas que se encuentran en el trigo, el centeno, espelta y la cebada, estas
son por lo general la materia prima de otros alimentos sólidos, pero también
puede encontrase en bebidas medicamentos, vitaminas y suplementos.

Actualmente
muchas personas poseen algún tipo de intolerancia al gluten, algunos de ellos
son diagnosticados oportunamente pero la mayoría han vivido tanto tiempo con
los síntomas que no saben detectarlos hasta que estos se intensifican. Entre estos
síntomas se encuentran una diversidad de problemas gastrointestinales que
pueden colaborar con mantener el sobrepeso o el abdomen pronunciado.

A su vez, cuando la persona ha sido diagnosticada con problemas tiroideos el reducir de forma importante el
consumo de gluten es esencial, sobre todo si se desea bajar de peso
ya que una dieta rica en gluten suele ralentizar las
hormonas tiroideas en un mayor grado y entre más
bajos sean los niveles de la tiroides, más lento será tu metabolismo y más
difícil será para ti perder peso.

5. Evita la
soja

soybean-933026_1280La soja es muy utilizada por
su bajo nivel de grasa y calorías y su riqueza en proteínas vegetales, sin
embargo esta también contiene unas sustancias químicas llamadas fitoestrógenos
las cuales pueden fortalecer o reducir los efectos del estrógeno en el cuerpo.

Estos
fitoestrógenos contenidos por la soya pueden llegar a  bloquear el estrógeno real causando que sus
niveles bajen, repercutiendo a su vez en la optimización de los niveles de Leptina,
una hormona conocida como “la hormona de la saciedad” y cuya función principal
es regular la sensación de saciedad haciendo que te sientas satisfecho cuando
comes en proporciones adecuadas.

Por ello
si tu intención es bajar de peso lo mejor es que evites la soja en cualquiera
de sus presentaciones o derivados.

Las
hormonas son fundamentales tanto para bajar como para subir de peso, por lo que
conocer como mantenerlas bajo control te permitirá usarlas a tu favor haciendo
más fácil tu objetivo, tal como lo fue para Jennifer, quien tomo nota de cada
una de mis orientaciones y al ponerlas en práctica logro llegar a su peso
ideal, el cual mantiene hasta ahora.

Por lo que puedo decir que disminuir de peso va
más allá de ese erróneo concepto pasar hambre y hacer ejercicios
descontroladamente, el disminuir de peso es un proceso que si sabemos llevar acabo
nos guiará plácidamente a nuestra meta y lo mejor es que podrás crear hábitos
adecuados que aparte de ayudarte a bajar esos kilos de más, te permitirán
mantenerte en forma y mejorar tu salud.

Si te ha gustado este artículo y tienes un
interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me
gustaría regalarte una
copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es
porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no
haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias

http://www.hormone.org/audiences/pacientes-y-cuidadores/preguntas-y-respuestas/2010/las-hormonas-y-la-obesidad
http://www.alternet.org/personal-health/americans-are-huge-5-surprising-reasons-why-we-may-be-getting-fatter-0?paging=off&current_page=1#bookmark  
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19335713
http://www.breastcancerfund.org/clear-science/radiation-chemicals-and-breast-cancer/zeranol.html?referrer=http://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2014/11/29/5-sorprendentes-factores-de-la-obesidad.aspx
http://centennial.rucares.org/index.php?page=Discovery_Leptin
http://www.webmd.com/digestive-disorders/celiac-disease/features/gluten-intolerance-against-grain#1
http://umm.edu/health/medical/altmed/supplement/soy