Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Cómo Aliviar El Mal De Parkinson Naturalmente

cómo-aliviar-el-mal-de-parkinson

Saliendo de casa una mañana vi a Paco subiendo al autobús. Se nota que cada día se le hace más difícil subirse a este medio de transporte. Paco tiene 68 años, lo conozco desde hace alrededor de 10 años. A pesar de su dificultad para subir al autobús, sabe que siempre habrá una buena persona que le ceda el asiento, lo ayude a subir y a bajar. Pero aun así es una proeza y una tortura

Ya sus brazos, sus manos y sus piernas no responden. Es como si cada uno de sus músculos y tendones actuaran por su cuenta; y ese temblor constante que le deja inhabilitado para hacer prácticamente cualquier cosa. A Paco le diagnosticaron mal de Parkinson, un par de sus viejos amigos de la fábrica ya lo sufren y un tercero murió el año pasado.

Paco me ha dicho que se siente resignado. Pero sus hijas Lucía y Charito, que son firmes creyentes de la medicina natural, insisten en ayudarlo con remedios naturales y una dieta saludable que le dé calidad de vida y le ayude a aliviar los síntomas.

Lucía ha motivado a su madre a hacer el Reto #Yo Puedo, luego de haberlo hecho ella misma, y los resultados han sido maravillosos. Ahora quiere convencer a su padre de hacer unos cambios importantes en su alimentación y de que tenga un poco más de confianza hacia los tratamientos naturales.

Toda la familia está consciente de que el mal de Parkinson no tiene aún una cura, pero tanto Lucía como Charito creen firmemente que los síntomas pueden aliviarse más allá de los fármacos existentes para ello.

10 síntomas y signos que anuncian la enfermedad de Parkinson

 

La enfermedad de Parkinson, conocida popularmente como mal de Parkinson, se caracteriza por la falta de producción de dopamina, una sustancia química en el cerebro. La dopamina es responsable de ayudar a coordinar los movimientos del cuerpo y regular los estados ánimo.

síntomas-enfermedad-de-parkinson

Quienes sufren de Parkinson suelen tener tratamientos a base de medicamentos que ayudan a mejorar y aliviar sus síntomas. Pero esta enfermedad, hasta los momentos, no tiene cura conocida. Su avance es progresivo y sólo con el tratamiento adecuado se pueden superar las molestias.

Existen algunos síntomas y signos tempranos que ayudan a reconocer a la enfermedad a tiempo. De esta manera, se puede dar al paciente el tratamiento anticipadamente para retardar su avance. Estos síntomas por separado no representan peligro, pero tener más de uno sí.

Por eso, si llegas a presentarlos, lo mejor es que acudas al médico para evaluar tu condición de salud. Diez de estas señales a las que debes estar atentos son:

1. Temblores

Los temblores se pueden presentar en las manos, mentón, labios, dedos o bien en una pierna cuando te sientas o te relajas. Las contracciones involuntarias y los temblores son síntomas comunes y tempranos de la enfermedad de Parkinson

2. Letra pequeña

Tu escritura se hace más pequeña que antes. Además cambia el trazado de las letras y las palabras las escribes más juntas, la línea sube o baja hasta llegar a la sangría. El cambio radical en la forma de escribir es un síntoma de Parkinson.

A medida que envejecemos, puede cambiar la forma de escribir. Esto se debe a que ya los dedos no son tan firmes y podría aparecer una letra temblorosa e insegura. Pero esto ocurre paulatinamente y no de inmediato como en el caso del Parkinson.

3. Pérdida del olfato

Pérdida de la capacidad de distinguir olores claramente diferentes como por ejemplo el de la banana, la canela y los pepinillos en vinagre.

Si estás resfriado o tienes gripe, tu olfato es afectado y no puedes oler nada porque tu nariz está congestionada. Una vez que superas la gripe, vuelve la capacidad del sentido. Esto no sucede cuando se trata de Parkinson. En ese caso, la pérdida del olfato se mantiene.

4. Problemas de sueño

problemas-del-sueño-mal-de-parkinson

Cuando estás profundamente dormido te mueves, das patadas o puñetazos, comienzas a caerte de la cama dormido. Los movimientos repentinos mientras duermes son signos tempranos de Parkinson.

No confundas este signo con las respuestas de una mala noche. Algunas veces, el estrés no te permite dormir y te mueves tratando de conciliar el sueño. Con el Parkinson, los problemas de sueño no son causados por el estrés.

5. Dificultad al moverte o caminar

Sientes rigidez en las piernas, brazos y el cuerpo. La rigidez puede desaparecer al moverte, pero de no ser así podría ser una señal de Parkinson. Puedes notar que al caminar sientes que tus brazos no se mueven, dolor en la cadera o en los hombros, los pies se te pegan del piso. Estos también es síntoma temprano de Parkinson.

No lo confundas con la artritis u otra enfermedad del sistema óseo o muscular, aunque éstos suelen ser parecidos.

6. Estreñimiento

El estreñimiento es la respuesta a una serie de irregularidades en tu salud o de tus hábitos alimenticios. Beber poca agua, no comer alimentos ricos en fibra pero sí muchas grasas trans, puede ser causa de estreñimiento. Pero si estás sufriendo de estreñimiento sin causa aparente, puede ser síntoma de Parkinson.

7. Voz baja

Tu voz se escucha ronca y baja, los cambios en el volumen y tono de tu voz pueden ser un síntoma del Parkinson. Te puede parecer que las personas con quienes hablas no te escuchan y tiendes a elevar el volumen de tu voz. Un resfriado o gripe pueden alterar tu voz, pero al sanar recuperas tu tono normal. Si tienes Parkinson, los problemas con tu tono de voz se mantienen.

8. Inexpresión facial

La inexpresión facial sucede cuando tu rostro expresa como indiferencia ante cualquier emoción. De hecho, podría tomarse como expresión de mal humor, incluyendo el espacio prolongado entre un parpadeo y otro.

Esto puede ser síntoma de Parkinson, pero también puede ser respuesta a ciertos medicamentos. En este caso, al dejar de tomarlos desaparece la inexpresión.

9. Desmayo o mareo

Al levantarte de la cama o de una silla sientes que te mareas. Este es un síntoma de presión arterial baja, que puede estar relacionado con el Parkinson.

10. Espalda encorvada

Al pararte, tu postura no es igual, tiendes a encorvar la espalda al estar de pie. Si esto no se trata de una mala postura que has obtenido por malos hábitos con el pasar de los años, entonces puede ser una señal de Parkinson.

Si notas estos síntomas y signos, es importante que acudas al médico. El especialista que atiende estos casos es el neurólogo, quien te hará una evaluación completa para determinar si estás comenzando a sufrir la enfermedad de Parkinson y su evolución.

En caso de  ser así, requerirás de la atención y evaluación de un terapista físico, un terapista ocupacional y un terapista del lenguaje. Consulta con un trabajador social, él también puede orientarte sobre cómo llevar la enfermedad sin alterar tu ritmo de vida. Inicia una rutina de ejercicios para retardar el avance de los síntomas más severos.

Habla con tus familiares y amigos, necesitarás su apoyo y su solidaridad.

Remedios naturales para aliviar los síntomas de Parkinson

remedios-naturales-para-el-mal-de-parkinson

Puedes contar con algunos tratamientos naturales que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida, aliviando los síntomas de la enfermedad de Parkinson. Las hijas de Paco ya están aplicando varios a su padre.

Aumenta el consumo de frijoles y habas

En el tratamiento del Parkinson se utiliza un químico muy importante para aliviar los síntomas. Se trata de la levadopa, ésta se administra a través de medicamentos convencionales. Esta sustancia se encuentra en las habas y frijoles.

Al consumir con frecuencia estas legumbres, puedes ayudar a mejorar algunos síntomas y estimular la sensación de bienestar al liberar dopamina. Puedes comer estas legumbres tres o cuatro veces por semana en varias formas.

Dieta rica en antioxidantes

Los antioxidantes pueden combatir el proceso de oxidación celular y frenar en gran medida el progreso de la enfermedad. Es importante llevar una dieta rica en alimentos frescos que aporten de manera natural antioxidantes a tu organismo.

Consume a diario tomates, zanahoria, brócoli, uvas, moras, fresas, arándanos y nueces entre otros. También alimentos que te provean de selenio y vitaminas E y C.

Gingo biloba

Esta planta es muy beneficiosa para la salud en general. En el caso del Parkinson se recomienda porque regula y mejora la circulación sanguínea, estimula la irrigación de la sangre en el cerebro y lo oxigena.

Hazte masajes

Los masajes son muy recomendables para tratar el endurecimiento de los músculos, permitir estados de relajación y aumentar la movilidad. No tienen efectos secundarios que puedan dañarte y aportan muchos beneficios al paciente de Parkinson.

Los tratamientos que se aplican para el Parkinson son para controlar y aliviar los síntomas, incluso para retardar el desarrollo de la enfermedad. Pero, como bien os he dicho, hasta el día de hoy no existe un tratamiento que la cure. Aplicar los remedios naturales, combinados con los medicamentos tradicionales, puede ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

La función de los medicamentos neurológicos y los tratamientos naturales retrasan los daños que la enfermedad puede ocasionar en tu cerebro. Charito me ha contado que su padre, Paco, ya ha aceptado los cambios en su alimentación y que, gracias a ello, los síntomas del Parkinson ya no son tan recurrentes.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias

https://draxe.com/parkinsons-disease-natural-treatment-remedies/

https://www.life-saving-naturalcures-and-naturalremedies.com/parkinsons-disease-natural-cures-treatments-remedies.html

https://www.everydayhealth.com/parkinsons-disease/home-remedies-for-parkinsons-symptoms.aspx