Estudio Revela Los Riesgos De Los Envases De Plastico Para Tu Agua

Como cada mañana hace un
par de días me dispuse a salir a trotar antes de que salga el sol, esta vez en
compañía de una prima de mi vecina, su nombre es Bertha. No menos de 45 minutos
dedicaríamos a ejercitarnos, y ambas llevábamos a cuesta nuestra respectiva
botellita de agua para la hidratación.

En mi caso, cuento con
una especie de termo de vidrio portátil que me permite mantener el agua a una
temperatura adecuada, ni muy fría ni muy caliente. Bertha por su parte, me
contó que suele rehusar con frecuencia los mismos envases plásticos, pues
prefiere ahorrar algo de dinero.

Aunque Bertha siempre
cuida muy bien de su salud, durante los estiramientos para comenzar con
nuestros ejercicios me comentó que ha venido sintiendo malestar en su sistema
digestivo
, fuertes cólicos y vómitos a los cuales no le ha conseguido
explicación. Es probable que los alimentos no tengan nada que ver con esos
síntomas que le han venido aquejando.

Pues resulta que expertos
han demostrado que reutilizar las botellas desechables de agua representa un
riesgo microbiano para tu salud. Por supuesto que se lo hice saber de inmediato
a Bertha y como sé que es una práctica muy popularizada, he querido compartir
esta información contigo.

1.    
Evita
reutilizar envases de plástico para tu agua

bottle-919360

 No hay duda que el agua es esencial para todos
los seres vivientes,  que es un elemento
natural fuente de vida, que ocupa no menos de tres cuartas partes del planeta,
que puede ser dulce o salada, que cuando una persona llega a deshidratarse por
falta de agua sus tejidos pierden capacidad hasta minimizar sus funciones.

Reutilizar las botellas
de plásticos
para conservar el agua de consumo humano tiene algunos riesgos y
es que estudios afirman que el agua puede dañarse cuando la almacenamos en
envases contaminados o no la filtramos. Pero filtrarla no sería suficiente, ya
que si duras hasta seis meses sin limpiar el equipo para filtrar, estás
incrementando los riesgos microbianos al consumir el agua pasada por un filtro
que no ha sido limpiado en mucho tiempo.

Factores relacionados a
la temperatura ambiental o el hecho de tomar el agua colocando los labios
directo al envase, favorece al crecimiento de microorganismos. Las botellas de
plástico
de agua comerciales que son reutilizadas y algunos de sus componentes
representan riesgos, sobre todo en niños y mujeres en estado de gravidez.

Cuando esas botellas han
sido reutilizadas en muchas ocasiones su deterioro se acelera y con ello los
riesgos de contaminación, por lo que pierde su valoración como elemento de
conservación.

2.    
Utiliza
mejor recipientes de vidrio

glass-carafe-592364

Estudios realizados en
el 2011 señalan que gran parte de estos envases contienen sustancias tóxicas
como el BPA, favorable a la actividad estrogénica cuando es sometido a
temperaturas extremas.

Por ello, lo  recomendable es utilizar envases de vidrio,
pues el desgaste o daño que sufren los plásticos, favorece a los riesgos de
contaminación. Un ejemplo simple, es la botellita de agua que llevamos en el
carro, la ubicamos debajo de los asientos y podrían pasar allí días e incluso
semanas en algunos casos pero igual consumimos, a pesar de que el agua ha puede
haber pasado por diferentes tipos de cambios de temperatura extremos.

3.    
No
olvides lavar bien los envases donde llevas el agua

thirst-1474240

Sea de vidrio o plástico
hay que lavar bien la botella si va a ser reutilizada. Pero el buen aseo no sólo
debe aplicarse al envase sino también en nuestros hábitos de higiene, pues una
mala manipulación de la botella la expone a la propagación de bacterias. Alrededor del espacio de contacto con la
boca, suelen acumularse la mayor cantidad de agentes microbianos causantes de
enfermedades como nauseas, diarreas, vómitos e intoxicación.

Para lograr la esterilización efectiva de la
botella debemos lavar bien con solución jabonosa tanto en lo externo como
externo. Si es posible podemos hacer uso de un cepillo que podamos introducir a
lo interno de la botella y cepillar bien, sería como cuando esterilizamos un
biberón. Luego enjuagar bien con agua hervida. También es importante que previo
a ello, hayas lavado bien tus manos, que al final manipulan la botella.

4.    
Bebe
agua estructurada

drinking-water-filter-singapore-1235578

Aunque te pudiera parecer absurdo, existen varios
tipos de agua. Algunos estudiosos afirman que, por ejemplo, el agua destilada
no es tan saludable como parece; su consumo permanente puede causar en el ser
humano falta de minerales que podría acarrear pérdida de electrolitos y
oligoelementos, que terminen en irregularidades cardíacas, presión arterial
alta y trastornos cognitivos o emocionales.

Cuando hablamos de agua estructurada, nos
referimos a un tipo de agua que es capaz de cumplir un proceso ordenado que le
permite obtener energía del ambiente, lo que le permite tener una radiación
ante los rayos del sol.

Te sugiero que la enfríes a 39º y que la agites con
una cuchara en forma circular, para lograr que sea estructurada. El agua de
manantial, se considera que posee un PH neutro favorable y que la mejor manera
de conservarla es en envases de vidrio, tomando las precauciones del caso. Un
agua estructurada resultará más limpia y depurada, ya que el sistema conocido
como vórtice emplea algunas cualidades que permite trabajarla a nivel
molecular.

Los envases de vidrio no deben ser expuestos al
sol ni mucho menos al calor, ya que las altas temperaturas son las que,
precisamente, favorecen a la colonización microbiana. Tampoco los coloques en
el carro para que pernocten por días o semanas.

El agua de lluvia también es considerada agua estructurada
y muy probablemente sea  la razón por la
cual tu césped o jardín luzca mucho mejor después de la lluvia. Sin embargo,
aunque esto ocurra de manera natural y visible, los expertos no recomiendan
consumir agua de lluvia.

Bertha tiene estuvo de acuerdo en que los síntomas
que presenta seguramente se deban a la reutilización de la botella de agua. Ya
decidió sustituirla por una de vidrio y espera obtener resultados favorables,
pues solía reutilizar una botella de plásticos hasta más de diez veces sin
cumplir con ninguna medida de limpieza adecuada o depuración del envase.

Jamás pensó que algo tan simple como la
reutilización de las botellas de plástico pudieran generarle algunos problemas
de salud. Si tu caso es parecido al de Bertha o no, recuerda que nuca está
demás tomar algunas precauciones para mantener una buena salud.

Si te ha gustado este artículo y tienes un
interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me
gustaría regalarte una
copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es
porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no
haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias: