Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

¿El Cáncer De Pulmón Es Más Mortal En Mujeres?

el-cáncer-de-pulmón-es-mortal-en-mujeres

La semana pasada una seguidora envió a mi correo la siguiente pregunta: “¿Cuál de los dos sexos tiene mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón?” La amiga que envió el mail también quería saber si mujeres y hombres presentaban síntomas diferentes.

Mi respuesta al correo fue explicativa y clara, pero resumida.  Al terminar de escribir, me di cuenta que tú también podrías hacerte alguna de estas preguntas, por lo que decidí redactar este artículo y ampliar un poco más el tema.

Conociendo el cáncer de pulmón

Lo primero a tener en cuenta es que el cáncer de pulmón es uno de los múltiples tipos de cánceres que hay. Ataca a los órganos de la respiración, es decir, los pulmones y bronquios.

En el correo respondí la primera pregunta.  Anteriormente, se consideraba que el cáncer de pulmón era una enfermedad masculina porque atacaba básicamente a fumadores y las mujeres fumadoras eran mal vistas.

Sin embargo, cuando el hábito del tabaquismo se extendió entre las mujeres, también aumentaron los casos de tumores cancerígenos en el pulmón entre el sexo femenino.

De acuerdo a datos del 2017 presentados por la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer pulmonar se constituye en la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres.  Incluso, el número de fallecimientos supera al cáncer de mama, uterino y de ovario juntos.

cáncer-de-pulmón-en-mujeres

Cáncer pulmonar en mujeres

Otro dato importante es que no hay un solo tipo de cáncer de pulmón. Hay, al menos, dos clases subdividas en otros tipos, y varían de hombres a mujeres.

Te explico. Los dos grandes tipos de cáncer pulmonar son:

  • Carcinoma no microcíticos. El es más común entre las mujeres y alcanza el 80 % de los diagnósticos. A su vez se divide en tres tipos:
    • Adenocarcinoma de pulmón: Del 80 % de los diagnósticos de cáncer carcinoma no microcítico, el 50 % corresponde a este suptipo. Las mujeres pueden padecerlo, sean o no fumadoras. Puede heredarse.
    • Carcinoma escamoso o epidermoide: Éste representa el 30 % de los no microcítico. Su crecimiento es lento y se ubica casi siempre en la parte central del pulmón.
    • Carcinoma de células grandes. Las células que lo componen son grandes, en comparación con el resto de los cánceres. Es el menos común de los casos.
  • Carcinomas de células pequeñas o microcíticos: Es el tipo más agresivo de cáncer de pulmón. Ataca las células más pequeñas y los hombres tienen mayor probabilidad de padecerlo.

Como se observa, el pronóstico para hombres y mujeres es diferente y depende del tipo de cáncer pulmonar que se les diagnostique, por lo que también los síntomas varían de un sexo a otro.

El carcinoma no microcítico, el más común en mujeres, se desarrolla lentamente y no ataca de forma directa el pulmón sino la zona exterior. Por esta razón, los síntomas son vagos, poco claros y pueden confundirse con otros males.

En consecuencia, muchos casos en las mujeres se diagnostican de forma tardía, cuando ya la enfermedad ha avanzado.  El cáncer pulmonar en su etapa inicial puede confundirse con asmas, tos, gripes recurrentes, etc.

síntomas-cáncer-de-pulmón-en-mujeres

Síntomas en las mujeres

De esta manera respondí la segunda pregunta que me hizo la amiga en el correo.

Como hombres y mujeres son propensos a diferentes cánceres de pulmón, los síntomas que desarrollan son distintos.

En las mujeres el cáncer pulmonar en su etapa inicial puede confundirse con asmas, tos, gripes recurrentes, etc. Pasado el tiempo, suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Tos crónica.
  • Infecciones respiratorias.
  • Dificultad para respirar.
  • Cambios en la voz.
  • Dolor en la zona del pecho.
  • Fatiga y pérdida de peso.

Si la enfermedad avanza hasta hacer metástasis, es posible que haya otros síntomas importantes.  Algunos son: problemas visuales, pérdida de la memoria, dolor en la espalda y hombros, dificultades para ingerir alimentos, cansancio, entre otros.

¿Qué lo produce?

Es conveniente aclarar que, aunque fumar es la causa principal, no es la única. Las estadísticas indican que el porcentaje más alto de mujeres que desarrollan cáncer de pulmón son aquellas no fumadoras.

el-cáncer-de-pulmón-es-más-mortal-en-mujeres

Es una enfermedad multifactorial, por lo que también hay agentes de riesgo relacionados a predisposiciones genéticas, exposiciones ambientales y cambios hormonales.

La genética

Entre las mujeres no fumadoras existe un alto riesgo de sufrir cáncer pulmonar antes de los 60 años si un familiar también lo padeció.

Si el familiar es cercano, como padres, hermanos o hijos, las posibilidades se duplican.  Si es un familiar de segundo grado, tíos o sobrinos, la probabilidad de contraerlo es de 30 %. El tabaquismo amplifica estos riesgos.

El ambiente

El humo de fumadores cercanos, la exposición a productos químicos industriales, el radón, el asbesto, la contaminación del aire, son factores a tomar en cuenta para determinar la causa del cáncer de pulmón.

Regularmente se reconoce que la enfermedad es producto de causas ambientales, cuando se diagnostica el cáncer a varias personas relacionadas entre sí.

Puede que vivan en una misma zona o trabajen en un lugar común.

Las hormonas

El hombre y la mujer son diferentes a nivel hormonal. Por esta razón el cáncer de pulmón se comporta de forma distinta entre ambos.

Diversos estudios han comprobado la relación entre las hormonas femeninas, especialmente los estrógenos, y el cáncer de pulmón. Aunque todavía los investigadores profundizan en esta conexión, hay algunas evidencias interesantes.

Para llegar a ciertas conclusiones, estos científicos se preguntaron si los niveles de estrógenos podrían aumentar o disminuir el riesgo de producir cáncer pulmonar.  Si el diagnóstico era positivo, analizaron si estas hormonas son capaces de acelerar o retrasar el desarrollo del cáncer.

Con este fin, tomaron en cuenta la edad de la primera menstruación y de la menopausia, número de embarazos, uso de anticonceptivos orales y terapias de reemplazo hormonal.

El Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos publicó un estudio cuyos resultados sugieren que los estrógenos actuarían en el proceso de aparición de cáncer de pulmón.  Sin embargo, los ensayos clínicos continúan en la actualidad.

Diagnóstico del cáncer de pulmón

diagnóstico-cáncer-de-pulmón

¿Significa esto que a las mujeres se les hace imposible prevenir el cáncer de pulmón porque sus síntomas son irreconocibles al principio? La respuesta es no. A pesar de esto, es posible preverlo.  Hay dos formas de prevenir y tratar a tiempo el cáncer pulmonar.

Lo primero es un diagnóstico temprano en exámenes de rutina.  Los chequeos médicos completos una vez al año que incluyan rayos X, permiten realizar un diagnóstico oportuno.

Si al realizar una radiografía el médico descubre una anomalía, puede recomendar otros estudios para confirmar el diagnóstico inicial y determinar con exactitud las características de la lesión.  Tomografías, una citología del esputo que se produce al toser y una muestra de tejido o biopsia.

También son pruebas útiles para buscar células cancerosas y detectar otras lesiones.

El estilo de vida saludable y el cáncer pulmonar

La otra manera de prevenir el cáncer de pulmón es seguir las recomendaciones que te he dado siempre respecto a tu estilo de vida.  Tú puedes ser tu propia defensora contra el cáncer de pulmón, ya sea para detectarlo a tiempo y también para reducir los riesgos.

Una alimentación balanceada, una vida activa y eliminar hábitos o alimentos que perjudican la salud es la mejor forma de protegerte contra el cáncer pulmonar.

Sé que es difícil hacer un cambio en el estilo de vida. A todos nos ha costado en algún momento cambiar costumbres que nos hacen daño.  Pero realmente vale pena cuando queremos que nuestra vida sea más sana y enriquecedora.

alimentos-protectores-cáncer-de-pulmón-en-mujeres

Alimentos protectores

Hay alimentos que, por sus componentes nutricionales, se convierten en guardianes de nuestra salud y disminuyen los riesgos de padecer cáncer de pulmón.

Muchos de ellos son ricos en antioxidantes que ayudan a frenar la producción de radicales libres, por lo tanto, retardan el envejecimiento y nos protegen de enfermedades.

La American Cancer Society aseguró que alimentarse con muchas frutas y vegetales protege a fumadores y no fumadores de tumores en los órganos respiratorios.

Manzanas

Las manzanas son deliciosas. Sin embargo, lo verdaderamente importante es que poseen altas concentraciones de flavonoides en la piel.  Así que mejor guarda el pelador y disfruta de las manzanas con todo y cáscaras.

De hecho, un estudio determinó que la ingesta de flavonoides era inversamente proporcional al riesgo de padecer cáncer pulmonar.  Es decir, mientras más flavonoides, mejor.

Pescados

Una investigación publicada por la Universidad de Oxford determinó que el riesgo de padecer de este tipo de cáncer disminuyó hasta en un 21 % al consumir pescados abundantes en omega-3.

Los peces ricos en esta grasa son los azules, es decir: sardinas, boquerones, atunes, salmones, bacalaos, entre otros.

Crucíferas

Esta es una familia de vegetales que reúne al brócoli, coliflor, rábanos, berros, coles, repollos, nabos, rúcula, semillas de mostaza y otros.  Las crúcíferas son ricas en glucosinatos, célebres en su lucha contra el cáncer.  También contienen vitamina C, ácido fólico y flavonoides.

Al consumirlo reduces entre 20 y 30 % la probabilidad de contraer cáncer de pulmón.

Té verde

Diversos estudios asociaron a este alimento con una reducción de diferentes tipos de cánceres, incluyendo el de pulmón.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que si lo unes con otros productos como azúcar blanca o crema, disminuyes sus efectos positivos.  Lo ideal sería acompañarlo con un toque de limón.

Ajo

A pesar de que muchos lo rechazan por su fuerte sabor, consumir el ajo crudo está asociado con una disminución del 44 % en el riesgo de padecer un tumor de los pulmones.

Quizá se debe a un químico llamado sulfuro de dialilo compuesto, que disminuye o desaparece cuando se cocina este alimento.  Otros alimentos que pueden ser tu escudo contra el cáncer pulmonar son las cebollas, el germen de trigo, las espinacas y los pimientos rojos.

El ejercicio

No olvides la importancia de sumar actividades físicas a tu vida cotidiana.  Ejercitarte con regularidad renovará tu organismo a nivel sistémico.  Esto te ofrece una mejor calidad de vida y una mayor protección contra el cáncer de pulmón.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.