7 Beneficios Del Chile Poblano Que Desconocías

Remedios Naturales

Me encantan cuando surgen oportunidades de compartir con las personas y enseñarles acerca de los beneficios de la vida saludable.

Así me ocurrió hace un tiempo en un restaurante de comida mexicana. Al lado de la mesa donde yo me encontraba, una pareja disfrutaba de su almuerzo.  La mujer, preocupada, le pedía a su acompañante que moderara el consumo de chile poblano.

Al parecer el amigo había estado enfermo y ella tenía el temor de que le pudiera afectar comer ese ají picante. Él la tranquilizaba mientras disfrutaba sus chiles.  Me causó curiosidad e hice contacto visual con la  mujer.

Ella me sonrió y me dijo que a su esposo le encantaba comer picante, pero ella pensaba que podría hacerle daño.  Me presenté y ambos se sorprendieron cuando los tranquilicé y le dije que sus temores eran infundados.

De hecho, consumir chile poblano puede ser bastante beneficioso para la salud.

En ese momento, Andreína y Juan Carlos –eran sus nombres- mostraron mucho interés y decidí compartir con ellos lo que sabía sobre el impacto positivo del chile poblano en los procesos del organismo.

Conoce el chile poblano


El poblano es un tipo de chile muy conocido originario del valle de Puebla, México, de donde obtiene su nombre.   Se reconoce porque mide unas cuatro pulgadas de largo y, antes de la maduración, es verde oscuro.

Al madurar, pasa del color rojo oscuro al marrón. Cuando “envejecen” se vuelven negros. También se hacen más picantes.  Se reconocen porque su piel es lisa y suave, pero de paredes gruesas.

Esta particularidad lo hace especial para prepararlos rellenos, ya que conservan la forma al cocinarlos.  Lo común es asarlos y pelarlos. También dejarlos secar para molerlos.

Los mexicanos tienen diversas recetas deliciosas para consumirlos. De esa manera aprovechan los múltiples beneficios del poblano.

El chile poblano no es el más picante de la familia de ajíes.   Sin embargo, para los que no están acostumbrados sí puede resultar bastante molesto.  A pesar del ardor que puede causar en las mucosas, boca, ojos nariz e incluso en la piel, el chile poblano es razonablemente seguro.

Se requiere comer unas tres libras de este ají para que pueda hacer daño real.

La capsaicina


Es difícil imaginar que un alimento difícil de comer pueda ser al mismo tiempo tan beneficioso.  La escala Scoville es una medida de cuánto picante contiene un tipo particular de chile.

De acuerdo a esta medida, el chile poblano es relativamente suave con 1.000 a 2.500 unidades Scoville.  Para darte una idea, te comento que el jalapeño alcanza entre 2.500 y 8.000 y el chile serrano 10.000 a 25.000 unidades de la misma escala.

Precisamente, el compuesto químico que lo hace picante es el mismo que lo hace tan saludable: la capsaicina.  La capsaicina se encuentra en la familia de los capsicum, que son las plantas productoras de ají, incluyendo el chile poblano.

Es importante consumirlo sin que madure demasiado, pues el nivel de capsaicina disminuye con el tiempo.  Aunque el consumo de chile poblano es seguro, el extracto o concentrado de capsaicina sí es tóxico.

Comer chile poblano con regularidad previene varias enfermedades y protege contra otras. Además, se utiliza para tratar el dolor.

chile-poblano-contra-el-cáncer


1. Nutrientes anticancerígenos


Los efectos terapéuticos del chile se conocen desde 1.493.  El médico Diego Alvarez Chanca, quien acompañó a Cristóbal Colón en su segundo viaje, llevó chiles para España al regresar de América y registró sus beneficios.

El chile poblano es un verdadero aliado en la lucha contra varios tipos de cáncer.  Eso se debe a sus altos valores en vitaminas y antioxidantes que se conocen por su poder anticarcinógeno.  A pesar de que no es tan picante, la cantidad de capsaicina del chile poblano es significativa.

Un informe publicado en Cancer Research descubrió que la capsaicina provocaba que las células cancerosas se suicidaran.  La capsaicina se une a una proteína en la membrana de ciertas células, y en respuesta a esta unión, la célula del tumor responde matándose a sí misma.

Para los investigadores, esto evidencia que se podría activar  un “programa suicida” de células cancerosas.  Para esto, sería necesario utilizar  ciertos tipos de procesos moleculares.

Los científicos afirman que las píldoras de capsaicina posiblemente podrían emplearse algún día para evitar el regreso del cáncer de próstata.  Otras investigaciones asocian este componente a tratamientos contra el cáncer de mamario gástrico, colorrectal, cáncer de pulmón y próstata.

La familia de los capsicum parece tener propiedades anticancerígenas contra el cáncer oral.  También posee nutrientes como vitaminas A, B3, B6 y C.

Son ricos en folato y potasio, bajos en sodio, bajos en carbohidratos y ricos en minerales.

2. Ayuda a perder peso


Otro de los enormes beneficios del chile poblano es que ayudan a perder peso.  No solo se debe a su bajo nivel de calorías -dos chiles poblano contienen 96 calorías y 2.79 gramos de grasa.

La pérdida de peso también se debe a la capsaicina. El compuesto acelera el metabolismo y reduce el hambre.  Al consumir los poblanos el organismo libera calor en un proceso llamado termogénesis y aumenta la frecuencia cardíaca.

Ambos efectos ayudan a quemar un poco más de calorías durante la comida.  Investigaciones concluyeron que la termogénesis beneficia especialmente quienes no suelen comer alimentos picantes.

Aunque el efecto no es permanente y no se compara a hacer ejercicios, sí puede continuar quemando calorías hasta una hora después de comer.  De acuerdo a la Asociación Estadounidense de Diabetes, los chiles poblanos se consideran vegetales sin almidón.

Esto quiere decir que la mayoría de los carbohidratos que contienen se encuentran en forma de fibra.La fibra no soluble está asociada a la disminución de grasas y a la prevención del estreñimiento.

Eso sí: Si alguien que está en régimen de perder peso desea comer chiles poblanos, debe tomar en cuenta la preparación de alimento.

Y es que la mayoría de las recetas incluye preparaciones altas en grasas y rellenos con carbohidratos.

3. Alto en antioxidantes


Los chiles poblanos lo tienen todo: son deliciosos, tienen un sabor inconfundible y son ricos en vitamina C y en vitamina A, dos poderosos antioxidantes.

La cantidad que poseen de esos dos nutrientes supera a la que se encuentra en una porción de naranjas de tamaño similar.

El organismo necesita la vitamina C para sintetizar colágeno y para mantener sus huesos y dientes.  La vitamina A ayuda a proteger la salud tanto de la vista como de los huesos.  Ambas vitaminas proveen una protección adicional contra el cáncer.

También poseen fitoquímicos que ayudan a disminuir radicales libres y reducen el riesgo de aparición del cáncer.  Además, protege contra enfermedad cardíacas y desórdenes neurodegenerativos.

Si quieres aprovechar el poder antioxidante del chile poblano, escoge un método de cocción que no destruya sus nutrientes.  Hervir y hornear elimina hasta en 34 % de la vitamina C en frutas y verduras.  El microondas permite retener hasta el 90 % de esta vitamina.

4. Fortalece el sistema inmunológico


El chile poblano también es una estrella para el sistema inmunológico.  No solo por los antioxidantes vitaminas, minerales y demás nutrientes que contiene.  Es que poseen componentes con una alta acción antimicrobiana, lo que los hacen ideales para enfrentar el resfriado y la gripe.

La capsaicina puede fluidificar la flema lo que alivia los senos nasales y paranasales congestionados.  Reducen la congestión en los pulmones y estimulan el sudor, lo que ayuda a bajar la fiebre.

5. Ayuda a aliviar dolores


El chile poblano reúne uno 175 miligramos de potasio en 100 gramos.  El potasio es útil para regular la presión arterial y para transmitir impulsos nerviosos que permiten el movimiento de los músculos.

Por eso se asocia su consumo a menores dolores musculares. Pero no se queda allí.

La capsaicina es conocida por prevenir la Sustancia P, un neuropéptido que es el transmisor clave del dolor hacia el cerebro.

chile-poblano-alivia-dolores

También contiene cobre, mineral que posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a eliminar la rigidez y el dolor relacionados con la artritis.  El cobre también fortalece los músculos, repara el tejido conectivo y reduce el dolor articular.

La capsaicina que le da a los chiles su característico picor, parece tener un efecto antiinflamatorio.En la actualidad se estudia la capsaicina como una alternativa natural para el tratamiento de la artritis.

6. Ayuda a prevenir y tratar la diabetes


Quienes viven con un diagnóstico de diabetes debe contar cuidadosamente las calorías y los carbohidratos para mantener su salud.

De esta manera controlan los niveles inestables de azúcar en la sangre y una insulina ausente o deficiente.  Por este motivo, los chiles poblanos son un vegetal ideal para aquellos que padecen diabetes.

La fibra no solo ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, sino que también disminuye el riesgo de enfermedad cardíaca.

7. Mantiene tus ojos saludables


Es difícil escapar de la degeneración de la vista por la edad. Pero sí es posible  ralentizarlo.  La vitamina A del chile poblano ayuda a prevenir las posibilidades de degeneración macular que conduce a la ceguera relacionada con la edad.

Recordemos que el chile contiene vitaminas A, C, E, cobre y zinc.  El consumo de estos nutrientes se asociación a una disminución de la degeneración visual en un 25 %.

También impide el crecimiento de la enfermedad de Stargardt, que es la causa de la pérdida de la visión en los jóvenes.

chile-mantiene-ojos-saludables


Solo una advertencia... 


Al contarles todo lo que sabía sobre el chile poblano, la pareja estuvo muy interesada en saber más.  En particular el joven agradeció por la información, pues se crió en México y disfruta mucho de la comida tradicional de ese país.

Sin embargo le advertí que comer en exceso, este y cualquier otro alimento, podía ser más perjudicial que beneficioso.  En particular el chile poblano puede irritar el intestino y deben manipularse con cuidado.

Aunque la capsaicina es una notable sustancia promotora de la salud debe consumirse con conciencia.Pero si te decides a agregar chiles poblanos a tus comidas, te invito a introducirlo muy lentamente para desarrollar tolerancia al picante.  Luego podrás utilizar cantidades mayores.

Si se tomas estas precauciones, disfrutarás del delicioso sabor y las propiedades terapéuticas del chile poblano: un regalo de América para el mundo.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.