callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

Descubre Como Puedes Sanar La Inflamación Intestinal De Forma Natural

Nov. 24, 2016|5225 views
yogurt 1235353 ¡Corra
la
Voz!
Share

El fin de semana fui al cine con mi familia y allí coincidimos con la hermana de una vecina muy querida. Al final de la película ella lucía pálida y enferma, nos comentó que ese día se había sentido bien en el día y por eso había decidido ir a ver una película, pero ya se volvía a sentir mal, con un terrible calambre estomacal.

Resulta que últimamente había estado presentando síntomas como esos calambres abdominales, diarrea, fatiga, nauseas, fiebre y con una consecuente pérdida de peso. La verdad es que estaba mucho más delgada y como siempre está muy bien arreglada, todos pensaron que se trataba de una dieta que ella estaba realizando y no el resultado de todos esos malestares.

Pues bien, esos síntomas son comunes de un padecimiento conocido como IBD, el cual agrupa a la enfermedad de Crhon y la colitis ulcerosa, un problema muy frecuente entre la población norteamericana. Y de esta manera se lo hice saber, explicándole que era posible eliminar la inflamación intestinal y otros síntomas de la IBD con una alimentación saludable.

Y es que al alimentarnos sanamente, podemos fortalecer nuestras bacterias intestinales beneficiosas para que hagan su magia bioquímica y nutran nuestro organismo. Lo primero que debemos tomar en cuenta es que necesitamos rechazar el azúcar refinada, pues ésta alimenta a las bacterias dañinas, también a los hongos y levaduras intestinales que van a afectar negativamente a nuestra salud.

Ese episodio me hizo pensar en los miles de personas que desconocen sobre estas enfermedades y que posiblemente las están padeciendo sin saber a ciencia cierta lo que tienen, por eso he querido escribir este artículo, para que estés al tanto de ellas y de cómo puedes combatirlas a través de una buena alimentación.

1.   Enfermedad Crohn y Colitis Ulcerosas

body-1621161

Como bien comenté al principio, los síntomas y molestias de estas enfermedades son diarreas frecuentes, dolor muy intenso en la zona abdominal y calambres, fatiga, náuseas, sangrado rectal, pérdida de peso y fiebre; todos causados por la inflamación intestinal. Ambos padecimientos son autoinmunes y de no tener cuidado, podrían arrojar graves consecuencias, aumentando el riesgo de abscesos, perforación, obstrucciones y cáncer de colon.

2.   La inflamación intestinal pone tus huesos en peligro

joint-fracture-490818

Resulta que las enfermedades inflamatorias intestinales o IBD  pueden llegar a causar pérdida de masa ósea severa, desembocando en osteoporosis u otros padecimientos óseos. Esto se debe a la imposibilidad de absorber los nutrientes de los alimentos.

Estas enfermedades también pueden favorecer la aparición de la artritis reumatoide, pues la permeabilidad del intestino permite la entrada de microbios y cuerpos extraños al torrente sanguíneo, por consiguiente, a todo el organismo.

3.   Hongos y bacterias involucrados con la Enfermedad de Crohn

glass-1587258

Debemos tener cuidado con nuestro estilo de vida. Si eres de los que bebe un par de litros de leche pasteurizada al día, te advierto que 2% de este producto comercial contiene hongos y bacterias dañinos, pues el proceso de pasteurización elimina las bacterias beneficiosas y permite que los organismos dañinos sigan vivos y afectando nuestra salud.

Por ello te recomiendo limitar el consumo de leche por completo, que además contiene azúcar que promueve la resistencia a la insulina. Lo mejor es consumir leche sin pasteurizar de vacas sanas alimentadas con pastura, que son mucho más sanas que sus hermanas criadas con alimentos procesados y concentrados.

También se deben eliminar las levaduras de la dieta, específicamente las presentes en el pan y la cerveza, así como aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra y agua.

4.   La respuesta inmunológica es víctima de bacterias intestinales

Así es, nuestra capacidad de respuesta inmunológica puede convertirse en hiperactiva causando la enfermedad celíaca, alergias alimenticias y sensibilidad a los alimentos. Por eso es importante que además del pan y la cerveza, que contienen gluten, elimines de tu dieta los alimentos marinos, cacahuates, leche, soya, huevos y frutos secos.

5.   Toma en cuenta estas recomendaciones

bread-1768622

Esto es lo que sugiero en caso de sufrir la enfermedad de Crohn, debes evitar productos que alteren el microbioma intestinal e incluir alimentos y sustancias que nutran a los microbios beneficiosos. Entre los productos a evitar destacan:

  • Los granos refinados, sobre todo los que contienen gluten
  • El azúcar refinada y la fructuosa procesada
  • Antibióticos
  • Alimentos procesados y aditivos alimenticios como emulsionantes.
  • Jabones antibacteriales
  • Agua  clorada y fluorada
  • Leche pasteurizada
  • Químicos agrícolas y pesticidas

6.   Señales de un microbioma intestinal desequilibrado

chia-seeds-628298

Estas son las señales que avisan que debes tomar medidas porque tus bacterias saludables están en baja en tu sistema digestivo:

  • Distención abdominal y flatulencia
  • Fatiga
  • Cefaleas
  • Diarrea o estreñimiento
  • Antojo de alimentos con carbohidratos refinados y azúcar

Lo que sí debes incluir en la dieta, son los alimentos fermentados, ya que estos están cargados de bacterias saludables que ayudan a repoblar a los intestinos con probióticos, pero siempre y cuando no sean pasteurizados.

Uno muy bueno es el kéfir, y prepararlo en casa es fácil, sólo tienes que añadir medio paquete de cultivo iniciador de kéfir a un litro de leche de vacas alimentadas con pastura y dejarlo a temperatura ambiente por uno o tres días.

Otros que debes incluir en tu alimentación son los vegetales como la mora azul, rica en fibra, antioxidantes y vitaminas, aceite de coco por sus efectos antiinflamatorios y cicatrizantes, aceites Omega-3 de origen animal como el que está presente en el aceite de krill, que entre otros beneficios es antiinflamatorio.

Los alimentos con mucha fibra como linaza, frutos secos crudos, brócoli, coles de Bruselas, cáscara de semilla de psyllium, cáñamo y chía, raíces y tubérculos, todos ayudan a nutrir a los microbios intestinales beneficiosos.

7.   La Necesaria Vitamina D

clouds-429228

Por último, pero muy importante, está la Vitamina D, sus niveles en tu cuerpo deben estar en el rango de 40 a 60 nanogramos por mililitro, para mejorar los síntomas de la enfermedad Crohn. Recuerda que la mejor estrategia para optimizar los niveles de Vitamina D es la exposición al sol, cerca del mediodía y no olvides mantenerte hidratado.

8.   Alimentos apetitosos contra la IBD

breakfast-68610a5893fa01

A veces cuando debemos incorporar a nuestra dieta nuevos alimentos o aquellos a los cuales no estamos habituados, como vegetales, tenemos cierta resistencia. Pero puedes hacerlos apetitosos e incluirlos en tu dieta diaria, por ejemplo el brócoli puedes prepararlo de diferentes formas, en ensaladas, como acompañante de tubérculos y raíces aliñados con aceite de oliva y limón.

Las semillas de psyllium, cáñamo, linaza y chía se agregan a caldos, cremas y nuevamente a las ensaladas. Los frutos secos son los que generalmente tienen más aceptación, y estos son un postre ideal, puedes comerlos solos o mezclados con los cereales del desayuno (siempre y cuando estos cereales no contengan gluten), también se pueden combinar con frutas en una refrescante y deliciosa ensalada.

Y precisamente eso fue lo que le recomendé a la hermana de mi vecina para combatir los síntomas que le estaba ocasionando la enfermedad inflamatoria intestinal que la estaba aquejando.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

¡Corra
la
Voz!