Delicioso Pan Dulce Casero Libre De Gluten

Recetas

Para Mirtha y Carlos ha sido una dura, pero gratificante batalla educar a su hijo Leonardo, quien presenta autismo en grado medio. El chico, de nueve años, es despierto y muy hábil con los juegos de bloques, dice Mirtha que muestra una maravillosa tendencia al diseño.

Su terapeuta se asombra por el perfecto sentido del equilibrio de Leo, además de su buen gusto en la combinación de colores y su capacidad de aprendizaje. Para sus padres, la tarea más ardua es ayudarlo a crecer lo más sano posible.

A Leo, como a todo niño, le encantan los postres, los dulces y los juegos de video, ver películas animadas y, sobre todo, comer dulces mientras ve la tele. Mirtha se las ingenia para prepararle postres libres de gluten. Para la condición de Leo, el gluten no es favorable.

Ella ha logrado llenar un recetario bien interesante con recetas de especialistas y otras creadas por ella que han resultado una delicia. Leo quiere ver en la mesa familiar un rico pan dulce, como postre de una cena especial. Quiere además que incluyan pizzas especiales en esa cena. Quiere también panqueques y no galletas para compartir con sus amigos en una pijamada el próximo mes.

Mirtha ha implementado mucho de lo que ha aprendido leyendo mi blog. Está muy entusiasmada con el Reto #Yo Puedo. Pero para su pequeño me ha pedido una receta de pan dulce casero libre de gluten para prepararlo como postre para esa cena especial que quiere el niño.

Pensando en Leo y sus padres, he querido compartir con vosotros este delicioso pan dulce sin gluten. Sustituyendo la harina de trigo por ingredientes más saludables y libres de esta proteína.

Alforfón, un saludable sustituto del trigo


alforfón-saludable-sustituto-del-trigo

Este es uno de los alimentos utilizado con frecuencia en la alimentación libre de gluten. A pesar de su nombre, nada tiene que ver con el trigo. De hecho, el trigo sarraceno no es un cereal. También conocido como alforfón, este producto de la naturaleza es una semilla.

Esta semilla es de una planta de la misma familia que el ruibarbo. Sus usos en la cocina son los mismos que los del trigo, por ello se le considera un pseudo cereal, al igual que la quinoa. El trigo sarraceno es originario de Asia, llegó a Europa a través de Rusia después de las Cruzadas por lo que se presume que fueron los cruzados quienes lo trajeron en sus alforjas, así como los métodos para prepararlo.

La importancia nutricional y saludable del trigo sarraceno radica en el hecho de que puede sustituir al trigo en cualquier preparación y lo mejor es que no contiene gluten. Esto lo convierte en un producto apto para los celíacos y para quienes tienen intolerancia o alergia a ese cereal.

Contiene entre 10% y 13% de proteínas fáciles de asimilar y ocho aminoácidos esenciales, incluyendo la lisina. Esta no la encontramos frecuentemente en los vegetales, por eso es ideal para quienes llevan un régimen vegano. El trigo sarraceno se puede consumir de las siguientes formas:

  • Copos

  • En forma de grano hervido o gachas

  • Germinado

  • Brotes

  • Harina


Para comerlo hervido, se prepara como el arroz o el trigo bulgur. Se hierven dos medidas de agua por una de trigo sarraceno durante 20 minutos.

Importancia del trigo sarraceno en la gastronomía mundial


En Japón, se utiliza para preparar los famosos fideos soba. En Rusia, país donde más se consume después de la India, es el ingrediente principal de los blinis, tortitas que se sirven con crema agria y caviar. También lo incluyen en sopas, potajes y guisos.

En América, se usa para hacer tortitas, panqueques y ponqués, en Francia para crepes, galettes y cerveza sin gluten. Por su parte, en Pakistán e India, existen panes planos tradicionales y una serie de platos muy complejos donde el alforfón es el protagonista.

Fécula de mandioca


fécula-de-mandioca-libre-de-gluten

Otro ingrediente importante en la dieta para celíacos, es la fécula de mandioca. Así que también te hablaré de ella y sus propiedades saludables y gastronómicas. La mandioca, también conocida como yuca. Es un arbusto originario de la América Tropical, ampliamente cultivada y consumida en:

  • Brasil

  • Colombia

  • Venezuela

  • Ecuador (región amazónica)

  • Algunos países de Centroamérica y el Caribe


La parte comestible de la mandioca son las raíces, tubérculos marrones de cáscara gruesa con el interior blanco, carnoso y jugoso. De allí se extrae un tipo de harina y de fécula. Esta harina es un ingrediente indispensable en la dieta del celíaco, ya que no contiene gluten. Con ella, entre otros platillos, se preparan:

  • Cremas

  • Pasteles

  • Sopas

  • Bollos

  • Budines


También se le conoce como tapioca y es muy utilizado como espesante de sopas y otras preparaciones. Es muy liviana y digestiva. Los platos tradicionales que se preparan con la mandioca son la farofa (Brasil) y el casabe (Venezuela). Tanto la fécula, como la harina, son libres de grasa y gluten. Aportan a nuestro organismo:

  • Hidratos de carbono complejos

  • Potasio

  • Hierro

  • Calcio

  • Vitaminas C y del grupo B


Es muy recomendable para todas las personas, sin importar la edad. Esto, gracias a sus propiedades emolientes, digestivas y astringentes. Son ideales en la dieta de los enfermos convalecientes o que sufran de mala digestión.

En muchos países de América y Europa se preparan con fécula de mandioca alimentos naturales para niños como colados, sopas, cremas y budines. También para personas de la tercera edad con dificultad para tragar, masticar y digerir los alimentos.

Receta de pan dulce libre de gluten


receta-de-pan-dulce-libre-de-gluten

Un delicioso postre para la cena especial de Los, completamente libre de gluten es este pan dulce. Es seguro para celíacos e intolerantes al gluten. La verdad, es un plato saludable para toda la familia.

¿Qué necesitas?



  • 1 cucharada de Stevia en polvo o líquida

  • 2/3 de taza de manteca

  • 4 huevos orgánicos

  • 2 Cucharadas de levadura

  • 1 copita de coñac

  • 8 onzas de leche

  • 1 cucharada de agua de azahar

  • 2 cucharadas de miel cruda de abejas

  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

  • Ralladura de la cáscara de 1 limón fresco

  • 1 taza de fécula de de mandioca

  • 2 ¼ de taza de harina de trigo sarraceno

  • Una cucharadita de goma xantica

  • 1 taza de uva macerada en coñac u oporto

  • Almendras, avellanas, nueces y fruta abrillantada al gusto (si le preguntais a Leo, querrá una cubeta de avellanas)

  • 1 copita de coñac

  • Miel para bañar el pan


¿Cómo lo prepararás?


En un recipiente bate la manteca con la stevia hasta obtener una crema. Agrega la levadura disuelta previamente en un la leche tibia, añade los huevos uno a uno. Agrega el agua de azahar, la miel, el coñac y la ralladura de limón. Bate la mezcla vigorosamente hasta que se incorporen todos los ingredientes.

Añade la fécula de mandioca y la harina de trigo sarraceno mezclados en seco. Incorpora la goma xantica, sigue batiendo y añade poco a poco el resto de la leche. Agrega los frutos secos, las frutas abrillantadas y las uvas pasas. La mezcla debe quedar espesa pero blanda.

Vuelca la mezcla en moldes de 250 gramos y rellena hasta ¾  del molde. Deja leudar hasta el borde, tardarán casi una hora. Hornea a 200 grados durante 10 segundos y luego baja la temperatura y cocina entre 35 y 40 minutos. Saca del horno y deja reposar los panes

Baña los panes con miel y decora con frutas abrillantadas y secas. Recuerda verificar que todos los productos que utilices sean libres de gluten.

Un pan delicioso para todos


pan-delicioso-sin-gluten

Mirtha me ha contado que preparó el pan dulce para ver qué tal le quedaba y darle a probar a su hijo Leo. Él tiene que aprobarlo pues la cena especial fue su idea. El niño quedó encantado y definitivamente será el postre para la cena que organiza con tanto esmero.

Su madre me dice que está muy emocionado y revisa constantemente el menú para ver si falta algo. Ya ha preparado junto a su madre varias versiones de pizza sin gluten y se ha decidido por la margarita, claro, le encanta la piña.

Recuerda que no hace falta que tengas alguna condición especial de salud o presentes alergia o intolerancia al gluten para preparar esta rica receta. Pruébala, te encantará prepararla en casa, sola o acompañado por tu familia. Y lo mejor es que no sólo es libre de gluten, sino que no contiene azúcar refinada, así que es apto para quienes padecen de diabetes.

Ya verás que comer un pan dulce no tiene por qué ser algo poco saludable, pues esta receta que te acabo de enseñar es muy saludable y exquisita. A Leo y a sus padres les encantó, estoy segura de que a ti también te gustará.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.