callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

Estudio Revela La Verdad De Nuestros Alimentos

Nov. 26, 2016|4134 views
modified 1744952 1280 ¡Corra
la
Voz!
Share

El mes pasado mi amiga Laura acompaño a su prima Támara a la reunión de su grupo de apoyo de personas con enfermedades inflamatorias del intestino.  Después de la reunión, Támara le presentó a algunos de los compañeros donde Laura pudo notar que muchos de ellos eran prácticamente nuevos en el grupo, ya que Támara desconocía sus nombres y su inferencia fue confirmada cuando uno de ellos comentó que últimamente había crecido mucho el grupo con personas recién diagnosticadas.

La enfermedad inflamatoria intestinal es un conjunto de enfermedades autoinmunes que afectan al tubo digestivo provocando procesos inflamatorios en alguna de sus partes (desde la boca hasta el ano) de forma crónica. Entre estas enfermedades se encuentra la Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn. Ambas patologías presentan síntomas que incluyen cólicos abdominales, fatiga y diarrea y su presencia aumenta el riesgo de desarrollar uno de los cánceres más comunes, el cáncer colorrectal,

Los más alarmante es que tal como se evidencia en el grupo de apoyo de Támara los diagnósticos siguen en aumento, duplicando e incluso triplicando cifras de años anteriores, es por ello que las investigaciones se han puesto en marcha para determinar las posibles causas del aumento de la enfermedad inflamatoria intestinal en las tasas de morbilidad.

Lo que las cifras no señalan

statistics-76197_1280Como la mayoría de las enfermedades autoinmunes la enfermedad inflamatoria intestinal aparece debido a la influencia de varios factores, que incluyen:

  • Genética
  • Exposiciones tóxicas ambientales
  • Alimentación inadecuada
  • Alteración en la microflora intestinal
  • Disfunción inmunológica

Sin embargo, en los últimos años se han llevado a cabo investigaciones con la finalidad de determinar el porqué del aumento en las cifras, apuntando a que la mayoría de los casos de enfermedad inflamatoria intestinal están relacionados con:

Transgénicos, pesticidas y alimentos procesados involucrados en el incremento de casos de enfermedad inflamatoria intestinal

Al evaluar los resultados obtenidos en diversos estudios realizados en los últimos años, no es para nada extraño llegar a la conclusión de que muchos cambios alimenticios y ambientales han tenido que ver con el repunte en las tasas de morbilidad de diversas enfermedades, cuestión que se ha demostrado manifiestamente en el caso de los trastornos intestinales, sin embargo, es importante que cada persona pueda entender de forma clara la relación perjudicial entre estos factores.

Uso generalizado de Glifosato

FumigarEl glifosato es un ingrediente activo del herbicida Roundup, el más utilizado por la empresa Monsanto a nivel mundial para tratar los cultivos transgénicos y que fue clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como "probable carcinógeno para los seres humanos". Sin embargo, varios estudios han demostrado que este herbicida está relacionado con interrumpir las funciones normales del cuerpo y provocar enfermedades, entre ellas el cáncer.

Tras las constantes acusaciones la empresa Monsanto ha declarado en diversas oportunidades que el Roundup es seguro y su efecto toxico es muy mínimo, pero las investigaciones cuentan otra historia.

Por ejemplo, Stephanie Seneff, Ph.D., una científica investigadora del Instituto de Tecnología de Massachusetts y Anthony Samsel, un consultor científico jubilado, han planteado que el glifosato impacta negativamente el cuerpo de manera silenciosa manifestándose cuando el problema es muy elevado y la inflamación generada ya ha llegado a dañar los sistemas celulares en todo el cuerpo.

Muchos de los productos que se encuentran en el mercado están cargados de glifosato, incluso algunos que a simple vista parecen saludables, por ello el riesgo es casi global. Específicamente con el desarrollo de trastornos intestinales se ha evidenciado, por ejemplo, que el glifosato al unirse con la gliadina (glucoproteínadría indigerible del trigo) puede llegar a promover reacciones inmunitarias.

Cultivos genéticamente modificados con Bt (Bacillus thuringiensis) 

plant-549792_1280Las llamadas plantas de Bt son otro tipo de cultivos transgénicos que poseen un gen de la bacteria del suelo Bacillus thuringiensis utiliza comúnmente como una alternativa biológica al plaguicida, lo que les permite a las plantas producir la toxina Bt internamente.

La toxina Bt está registrada como pesticida, sin embargo, cuando esta es producida dentro de cada célula de la planta Bt no se reconoce como pesticida. Por lo que, si en algún momento escucha decir que esta clase de cultivo promueve una agricultura menos cargada de productos químicos es una verdadera tergiversación de la realidad.

Esta clase de cultivos han demostrado ser perjudiciales para la salud:

  • La toxina Bt contenida en las plantas transgénicas no se degrada, ni puede ser eliminada o limpiada de los alimentos debido a que está integrada en cada célula de la planta y para empeorar la situación esta no puede ser destruida por el organismo humano lo que podría producir una amplia variedad de respuestas inmunológicas, incluyendo niveles elevados de anticuerpos IgE e IgG, usualmente relacionados con alergias e infecciones, y niveles mayores de citoquinas, asociados con respuestas alérgicas e inflamatorias.
  • La toxina Bt incorporada en planta de soya excede los niveles de tolerancia indicados lo que incrementa la posibilidad de daño.
  • Un estudio publicado en 2011 encontró que la toxina Bt afecta las células humanas, tanto de forma aislada como en combinación con los herbicidas a base de glifosato, incluyendo al Roundup.
  • Según datos evaluados por la revista Naked Food Magazine, existen evidentes paralelos entre la prevalencia de los cultivos Bt y el aumento de trastornos gastrointestinales.

 

Alimentos procesados 

snack-1555512_1280Los alimentos procesados son otro problema más que se agrega a la lista, ya que recientes investigaciones sugieren que los emulsionantes, tales como polisorbato-80 y carboximetilcelulosa, contenidos por esta clase de alimentos influyen de manera significativa en el cáncer colorrectal y la enfermedad inflamatoria intestinal, principalmente al inducir una inflamación crónica de bajo grado.

Al respecto según un estudio reseñado por Medical News Today, los emulsionantes tienen la capacidad de alterar el ambiente microbiótico de una manera proinflamatoria e incluso de cambiar el equilibrio entre proliferación celular y muerte celular, lo que aumenta el desarrollo tumoral.

Cada “avance” de los organismos genéticamente modificados parecen incrementar el riesgo para la salud, dejando a su paso un incremento en casos de alergias, bacterias intestinales tóxicas, menor función inmunológica, problemas hepáticos, enfermedades inflamatorias intestinales y muchos otros.

Es por ello que cada día se suman más afectados a distintos establecimientos médicos, distribuidores de medicinas y grupos de apoyo como el de Támara, sin embargo, esto no debe ser una ley para todos, ya que tú puedes hacer mucho por tu salud dejando de lado todos los productos genéticamente modificados y procesados, y regalándole a tu cuerpo productos orgánicos que te otorgarán un sinfín de beneficios como contrarrestar ese riesgo creciente de enfermedades grabes.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Open Item
REFERENCIAS
¡Corra
la
Voz!