7 Consejos para Evitar la Piel Reseca

La
temporada de frio e invierno es la época en la cual el cuido de la piel tiene
que ser más estricto para evitar que se exponga directamente y así no se
reseque y posteriormente tenga otras consecuencias no muy buenas,  como descamación,  la creación de líneas de expresión y
envejecimiento prematuro de la piel.

Razones por las cuales la piel se
seca en temporadas de frio e invierno

El nivel de humedad en las épocas de frio e invierno hace
que la piel se torne seca; algunas razones te las puedo mencionar:

  • Humedad
    ambiental

En los tiempos de frio e invierno,
la piel se seca,  dado el aire frio de
afuera y el aire caliente de adentro en los lugares donde estés.  Tu piel no tiene el 100% de capacidad para mantener
la humedad por lo que se comienza a marchitarse y muchas veces a agrietarse, lo
que te puede ocasionar malestares temporales.

  • Calor y
    calefacción en sitios cerrados. 

El aire seco y la calefacción en los
sitios cerrados secan la piel, además seca las membranas mucosas, agrieta los
labios, puede producir hemorragias nasales y puede producir roquera y dolor de
garganta.

  • Baños o duchas
    largas de agua caliente.

Los baños de agua caliente que te
das después de haber estado en lugares externos fríos, aunque son muy buenos
alteran los aceites naturales de la piel, por lo que debes evitar usar el agua
caliente en estos tiempos.

  • Dejar de
    usar crema humectante para el cuerpo

Al dejar de usar alguna loción o
crema humectante para el cuerpo, se produce sequedad en la piel por la falta de
hidratación, aun cuando estés bien cubierta de ropa

  • Lavarte
    frecuentemente las manos

La constante exposición de las manos
al jabón y desinfectantes, hace que se agrieten las manos en los  tiempos de frio e invierno.

Muchos jabones sobre todo los
antisépticos, contienen sustancias que eliminan los aceites naturales de la
piel, haciendo que se sequen y se tornen  muy sensibles.

  • Falta de
    consumo de agua

Quizás no has consumido la
suficiente cantidad de agua. Aunque sea temporada de frio o invierno, el cuerpo
requiere hidratarse con consumo de líquidos, ya que pierdes agua todos y cada
uno de los días del año, inclusive cuando no estás sudando.  Si no estás hidratada, tu piel se arruga y se
va envejeciendo prematuramente.

Al no consumir
suficiente ácidos grasos durante este tiempo, el  cuerpo no tiene suficiente grasa para
mantener la correspondiente suavidad en la piel y la hidratación necesaria para
reponer la grasa de la piel.

  • Ropa
    inadecuada

El uso se ropa con fibras como la
lana, reseca la piel, sobre todo en las personas que tiene la piel sensible o
alguna erupción, lesionándolas de una manera muy visible.

¿Por qué debes estar hidratada en invierno
para que tengas una piel suave y brillante?

EL clima seco y con mucho viento puede causar que la
humedad impida que tu piel se mantenga tersa como la deseas tener. Así como te
colocas protector solar para cuidarte del sol en tiempos de verano, de igual
manera en temporadas de frio e invierno es necesario que tu piel esté protegida.
En los meses fríos la piel se vuelve seca, por esa razón exige mucho cuidado.

La necesidad de mantener hidratada la piel en tiempos de
frio e invierno se debe a que el frio hace que la piel se reseque y se ponga rígida,
provocando infecciones y erupciones, por lo tanto es importante evitar
cualquier problema cutáneo.

Durante esta temporada es imprescindible que tomes agua, de esta manera, no
solo funcionan adecuadamente tus órganos sino que le dará a tu cuerpo y a tu
piel una hidratación permanente haciendo que se vea suave y brillante.

De igual manera la calefacción afecta la humedad de la
piel, por lo que también se recomienda hidratarla para mantenerla sana.

Consejos para evitar la sequedad de la piel

Además de la humedad en tiempos de frio e invierno,  la edad es un factor influyente en el estado
de tu piel, la cual se va tornando seca y un poquito más delgada a medida que pasa el tiempo.

1.    Consume ácidos grasos Omega-3

Tu alimentación es
sumamente importante
para mantener la humedad en la piel y evitar la sequedad.
Los ácidos grasos omega-3, son excelentes para regular las grasas en la piel y
para evitar que las células se deshidraten, ayudando así a que la piel se
mantenga fuerte y húmeda y se puedan reducir las líneas finas que con la edad
van apareciendo.

Estos ácidos grasos los contienen los llamados
pescados azules como el salmón, el atún, las sardinas, las anchoas, el arenque,
los cuales son aconsejables consumirlos en todas las épocas pero en las de frio
e invierno contribuyen a darle ese suplemento que tu piel necesita para que se
mantenga hidratada.

.2.    Consume y aplícate aceite de Coco

El aceite de coco se ha
convertido en una maravilla para combatir la sequedad de la piel, al actuar
como crema hidratante  natural, además antienvejecimiento
al ayudar a disminuir las líneas y arrugas de la piel y hacer que los tejidos
se mantengan flexibles.

Es considerado como un
antioxidante por su contribución a evitar la formación de los radicales libres
y proteger tu piel del envejecimiento prematuro. Además de ser antimicrobiana.
Es un potente exfoliante ya que extrae las células muertas en la piel,
tornándola más suave.

3.    Consume más agua.

El agua es sumamente
necesaria para mantener el organismo sano y la piel hidratada, que al carecer d
agua se seca y se torna áspera.  Recuerda
que al beber agua también estás ayudando a tus riñones, verás que el color del
orina
es amarillo pálido.

4.    Consume jugos de vegetales

Los vegetales frescos
verdes y naranjas son necesarios para el buen funcionamiento de tu organismo. De
igual forma, los jugos de vegetales orgánicos son sumamente beneficiosos para
la piel, por la cantidad de vitaminas y minerales que poseen. Si deseas tener mayor información en relación a jugos, te invito a leer mi libro YO PUEDO, el cual puedes descargar gratuitamente, Pulsa Aquí para tu E-book Gratis

5.    Evita los azucares, la fructosa y los alimentos
procesados

Si dejas de consumir
azucares, así como fructosa, tu piel también mejora ya que los alimentos
procesados,  las grasas trans, la sal de
mesa procesada y los productos lácteos son perjudiciales para la salud de tu
piel y la de tu organismo.

6.    Evita bañarte con agua caliente y lávate las manos
solo cuando lo requieras

Normalmente en épocas de frio e invierno, te gusta
bañarte con agua caliente, esto representa un daño para tu piel porque se
secará.  Si es así, en vez de que el agua
sea caliente, decídete por agua tibia, y luego te aplicas  (inmediatamente después de bañarte) un humectante
natural como aceite de coco para sellar la humedad.

Si te lavas las manos con mucha frecuencia, tus
manos se secarán y quizás también se agrieten, si estamos hablando de la
temporada de invierno.  Al agrietarse las
manos, libera la entrada de focos infecciosos en tu cuerpo. Por eso es
recomendable que te laves las manos solo cuando sea necesario y luego aplícate
un humectante como aceite de coco para neutralizar la resequedad.

7.    Trata de humedecer el ambiente siempre

Las razones por las cuales deberías humedecer el ambiente obedecen a que
debes cuidar tu piel del aire seco, ya que la reseca.  Mantén cerca un humidificador, el cual deberás
limpiarlo constantemente cambiando el agua cuando lo  requiera.

Para que
tu piel se mantenga hidratada en tiempos de frio e invierno, no solo tienes que
cuidarla, tu régimen nutricional es vital para que desde adentro de tu
organismo puedas tener una excelente apariencia externa.  Cuida tu cuerpo, es lo mejor de ti misma.

Si te ha gustado este artículo y tienes un
interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me
gustaría regalarte una
copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es
porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no
haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias