Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Estudio Revela Que Los Medicamentos Sintéticos Están Empeorando Su Tiroides

Mi colega Carolina es una mujer activa, tiene buenos hábitos alimenticios y realiza caminatas en el parque dos veces por semana. Ella me comentaba la semana pasada que su hijo menor padece de hipotiroidismo.

Desde hace cinco años es tratado con Synthroid (levotiroxina), una hormona tiroidea sintética, que ha sido la gran solución médica para estos casos.  Estaba todo bien hasta que se presentaron las complicaciones y se dio a la tarea de investigar sobre este medicamento.

Claro que lo que encontró fue una bomba.  Resulta que este medicamento se supone debe ser idéntico a la tiroxina. La tiroxina es la hormona que produce la glándula tiroides pero su estructura es bastante diferente a la natural, y no se puede engañar al organismo para que crea que se encuentra ante la hormona real.

Los efectos secundarios que pueden presentarse tras el consumo de este  medicamento son fracturas de huesos, daños a la fertilidad, falta de sueño, ritmo cardiaco irregular, debilidad muscular y vómitos.

En vista de ello, Carolina buscó opciones para aliviar el padecimiento de su hijo. Todas las opciones apuntaron hacia los cambios en el estilo de vida para restaurar la función tiroidea, tratando las causas subyacentes como la fatiga suprarrenal, gluten, alergias alimentarias y desequilibrio hormonal.

Y es precisamente de lo que quiero hablaros hoy, de la tiroides y los medicamentos sintéticos recetados para el hipotiroidismo. Esto significa que quienes la padecen tienen una tiroides muy lenta para producir la hormona tiroidea.

Si tú eres uno de ellos te invito a leer estas líneas.  Los medicamentos sintéticos diseñados para tratar esta enfermedad te pueden estar haciendo daño.

1.- ¿Qué factores pueden causar  hipotiroidismo?

bread-1369207

Los alimentos y las sustancias químicas en el ambiente, en el hogar, las calles y lugares comunes, son factores que afectan a la tiroides, por eso es importante tomar en cuenta los siguientes factores:

La Alimentación

Una alimentación saludable normalizará los niveles de azúcar y lípidos en la sangre y mejorará el sistema inmunológico.  Así que la tiroides tendrá menos obstáculos que derribar.

Existe una lista de alimentos que consumimos y que debemos eliminar. Debemos evitar el consumo de la comida chatarra, los endulzantes artificiales, ingredientes químicos, grasas trans y alimentos procesados.

Todos ellos recomiendo sustituirlos por alimentos orgánicos y sin procesar. Pero existen algunos alimentos a los que debes prestar particular atención.

El Gluten

Entre los alimentos específicos a eliminar destaca el gluten como uno de los que más afecta a la tiroides y que puede ser causante de la tiroiditis de Hashimnoto.  Esta es una condición tiroidea autoinmune que ocurre con frecuencia.  Dicha condición está altamente relacionada con el gluten.

El gluten puede hacer que tu sistema gastrointestinal funcione de manera defectuosa, lo que hace que no digieras completamente los alimentos que consumes.

Así que las partículas restantes de comida pueden pasar al torrente sanguíneo, donde tu cuerpo las confunde con antígenos (que no deberían estar allí) y las combate produciendo anticuerpos. Así que el cuerpo ataca  accidentalmente a la tiroides, se ataca a sí mismo.

 La Soya

La soya sin fermentar es otro alimento que no conviene a la tiroides, contiene una sustancia que daña la glándula tiroides.

Muchos estudios relacionan los productos derivados de la soya con la disminución cognitiva, desnutrición, estrés digestivo, infertilidad y debilidad del sistema inmune, entre otros problemas.

El Yodo

En el caso del yodo, estamos hablando de un componente clave de la hormona de la tiroides.  Este es muy importante en la bioquímica de la tiroides.

Se deben consumir alimentos ricos en yodo, o refuerzos naturales de este elemento, y mira que la mayoría no lo hace. Sin el yodo la tiroides, aun cuando esté saludable, no produce suficiente hormona tiroidea.

Las personas que habitan en lugares alejados del mar y con muy poco y ningún consumo de pescado o productos vegetales marinos como las algas tienen mayor riesgo de sufrir males en la tiroides.  Esto se ha comprobado en poblaciones establecidas en zonas montañosas alejadas del mar.

El Estrés

Este factor es un personaje presente en casi todos los padecimientos del ser humano.  Así que la tiroides no es una excepción, ya que su función está muy ligada a la suprarrenal.  Esta a su vez es muy afectada por el estrés. Parece un juego de seguidillas, pero los resultados son muy serios.

Quienes viven bajo altos niveles de estrés producen más adrenalina y cortisol. El cortisol elevado afecta negativamente la función de la tiroides, ya que bajan sus niveles durante las crisis de estrés.  Lo  que necesita el organismo son mayores cantidades de hormonas de la tiroides.

Químicos en el ambiente

Las hormonas de la tiroides son muy frágiles ante las sustancias químicas que se encuentran en el ambiente. El cloro, fluoruro y bromo son haluros, como el yodo así que compiten por los receptores del yodo.

Si estás expuesto al bromo en exceso, no podrás mantener todo el yodo que necesitas, por ejemplo.  El bromo se encuentra en plásticos, pesticidas, algunas harinas y productos horneados, tratamientos de jacuzzi, sustancias resistentes al fuego, e incluso en algunas bebidas sin alcohol como gaseosas y aguas aromatizadas.

Otras  sustancias  dañinas para la tiroides

  • Perclorato

El perclorato es utilizado para hacer combustible de cohetes, luces de emergencia, fuegos artificiales, explosivos y algunos blanqueadores y fertilizantes.

  • Triclosán

Ayuda a reducir y a prevenir la contaminación bacterial, se encuentra en los jabones, utensilios de cocina,  geles de ducha antibacteriales, pastas dentales, juguetes, muebles, algunos cosméticos y ropa.

2. Descubre si tu tiroides funciona lento

sample-tube-1291137

Los análisis de laboratorio convencionales pueden ser poco confiables.  Así que toma en cuenta estos síntomas: pérdida de cabello, fatiga, aumento de peso, exceso de tensión muscular, sequedad de ojos, cabello y otras membranas mucosas.Todos estos síntomas pueden ser indicativos de que tu tiroides es lenta.

Te comento que Carolina hizo un plan alimenticio nutritivo para su hijo, bajo en azúcares y granos, básicamente orgánico.

A esto le añadió ejercicios físicos, eliminó la ingesta de soya para toda la familia, el agua y pasta dental con fluoruro, los medicamentos y la continua exposición a los contaminantes del medio ambiente.

También lo orientó para aprender a manejar el estrés.  Le propuso consumir algas, nueces de Brasil, zanahoria, diente de león, espinacas, col rizada, acelga, col berza y camotes.

De igual manera consumir aceite omega-3, aceite puro de coco para cocinar, filtrar el agua para beber y bañarse, filtrar el aire de su hogar y su oficina.  Igual le indicó  tomar el sol en las horas más cercanas al mediodía para tener una tiroides saludable.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

 Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias: