Descubre La Relación Entre El Ph y Tu Salud

El pH es un
término muy utilizado comercialmente en productos como el shampoo, jabones,
cremas humectantes, bronceadores, protectores solares e incluso alimentos
procesados. Y nos preocupa porque lo asociamos con la resequedad de la piel, el
brillo del cabello y otros síntomas relacionados con la belleza. Pues os cuento
que el pH va más allá de la belleza, mantener un pH balanceado no es un slogan
publicitario, tiene mucho que ver con nuestra salud.


Así le explicaba
a mis amigas en el parque, donde nos reunimos en las tardes a caminar y realizar
algunos ejercicios aeróbicos. Una de ellas, preguntó qué tan importante es el
pH, cómo es eso de los ácidos y alcalinos, y bueno, la tertulia pasó de rutinas
para fortalecer los músculos abdominales al pH, su balance y cómo manejarlo.


1.      ¿Y
qué es el pH?


sunblock-1461367d9f910aa


Es posible que
sientas intriga sobre las siglas pH, veamos, ya en el cole cuando nos
iniciábamos en la química el pH nos ponía de cabeza. pH significa Potencial de
Hidrógeno, dicho de forma más sencilla, para nuestro caso se refiere a los
tejidos y fluidos de nuestro cuerpo. Nuestro organismo mantiene un delicado
balance ácido-alcalino, igualmente el suelo, las aguas oceánicas y la vida en
ellas están sujetas a este equilibrio.


La fórmula es
simple, la escala de contenido de acidez o alcalinidad tiene un rango de 0 a
14, es neutral en siete, más ácido por debajo de siete y por encima más
alcalino. Pero este balance puede variar por varias razones, atención con esto.


Los intestinos,
vagina y piel deben estar un poco ácidos, ya que esto ayuda a mantener alejadas
a las bacterias nocivas, la saliva, por su parte, es más alcalina y la orina es
normalmente más ácida, sobre todo en la mañana.


Es importante
tener claro que el cuerpo está constantemente lidiando con ácidos generados
naturalmente por la respiración, el rompimiento de células, el metabolismo y el
ejercicio físico. No podemos pensar que el ácido es malo y lo alcalino es
bueno, todo es parte del balance. La sangre es la medida más importante, para
tener una salud celular 100% óptima el pH en la sangre debe ser más o menos
alcalino.


2.     
El laboratorio de nuestro cuerpo


berliner-17811abc4397faf


Nuestro cuerpo
es un gran complejo bioquímico, trabaja constante y duramente para crear y
mantener el balance del PH ante nuestros estilos de vida, medio ambiente y
alimentación, en los que podemos encontrar químicos tóxicos que alteran la
acidez y alcalinidad en nuestro organismo.


El proceso de
nuestro laboratorio bioquímico para contrarrestar el exceso de ácido, es sacar
minerales alcalinos como el calcio, potasio y magnesio contenido en nuestros
huesos y dientes para neutralizar la acidez.


Se trata de la
respuesta indicada pero, sólo de vez en cuando porque si se abusa del organismo
pensando “qué importa si me intoxico con ácidos, mi cuerpo se encarga de eso”,
entonces estarías acabando con tus reservas y quedarías en riesgo de sufrir más
adelante osteoporosis, entre otros males no menos importantes.


Cuando
sumergimos a nuestras células en montones de azúcar refinada, comida procesada,
productos derivados de animales de granjas industriales y gaseosas, entre otros,
estamos aplicando ácido inflamatorio a esas células; y esto lo hacemos varias
veces al día.


Corremos riesgo
de padecer inflamaciones, artritis, alergias, problemas en la piel e
intestinales, estrés, sufren riñones, hígado y sistema digestivo. El ácido en
exceso crea también una plataforma para bacterias indeseables como hongos y
levaduras.


3.      Vamos
a lo alcalino


salad-18123490dcbec2fcf


Podemos llevar
la escala del pH en dirección alcalina, es sencillo, con una dieta más
alcalina, aquí vamos a incluir en nuestro menú hojas verdes, pasto de trigo,
germinados, verduras, jugos verdes, aguacate y licuados, que es todo lo opuesto
a la dieta ácida (productos animales, azúcares, carbohidratos procesados,
bebidas energéticas). Con la alcalina llenamos nuestro organismo de clorofila,
vitaminas, minerales y oxígeno.


4.     
Chequeamos el pH


water-1487304fbb8df1640


Aun cuando
estemos tentados a realizarnos pruebas casi diarias para medir nuestro pH, para
cerciorarnos si estamos haciendo bien las cosas y si seguimos la dieta
correcta, esto no es necesario, tómalo con calma y sigamos estos sencillos tres
pasos:



  • Inicia el día con un vaso de agua con limón,
    mantente hidratado durante el día. El limón es ácido en su forma natural, pero
    el agua de limón produce alcalinidad.


La mejor receta es tomar en las mañanas dos tazas de agua tibia filtrada y
un cuarto de jugo de limón fresco, en realidad existen en el mercado
ionizadores de agua, pero suelen ser bastante costosos, así que alcaliniza tu
agua con zumo de limón.



  • Bebe jugos verdes y smoothies, come más cantidad
    y variedad de alimentos crudos. Ya lo comenté, come germinados, nueces,
    semillas, pasto de trigo, algas (como las Nori) y granos que llenan nuestro
    cuerpo de vitaminas, clorofila, fitonutrientes, minerales y oxígeno que ayudan
    a alcalinizar nuestro cuerpo. Las células malignas como las del cáncer,
    bacterias y hongos no soportan el oxígeno, ahí está una clave para combatirlas.


 Mucho ejercicio, dormir bien, rechazar los
químicos tóxicos, manejar el estrés y despedir el cigarrillo


No creas que
solo la dieta puede afectar el pH, la vida sedentaria, el mal humor, las
rabietas, fumar, el estrés y el consumo de medicamentos producen acidez e
inflamaciones en el cuerpo.


El estrés
emocional es el más peligroso, libera hormonas que se transforman en ácidos
como la adrenalina y el cortisol, así que es recomendable la práctica  tomar siestas tranquilas, aplicar técnicas de
relajación
,
realizar caminatas en lugares tranquilos como parques, praderas y
bosques, los ejercicios de respiración como el Reiky son poderosos para manejar
y reducir el estrés emocional mejorando notablemente tu salud.


5.     
El combate entre alimentos alcalinos y ácidos


Para saber si un
alimento es alcalino o ácido tenemos que incinerar una porción o muestra del
alimento y examinar el contenido mineral de sus cenizas, pero esto requiere de
equipos, sustancias y conocimientos que la mayoría no tiene.


En nuestro grupo
no hay ningún químico, de manera que decidimos seguir las pautas y consejos
básicos, cero azúcares, grasas trans, alimentos procesados y productos animales
de granjas industriales. Sí a muchos vegetales verdes, nueces, semillas,
germinados, algas, granos, ejercicios, respiración y nada de estrés.


La sentencia que
cerró nuestra tertulia en el parque fue “Como saludable, fabrico células
saludables. Como chatarra, produzco chatarra”.


Si te ha gustado este artículo y tienes un
interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me
gustaría regalarte una
copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.


Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.


Si la página te da un mensaje de error es
porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no
haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección


.


Referencias:




  • “It’ll
    quench your thirst, of course” (January 22, 2007) Los Angeles Times: The
    Healthy Skeptic

  • “Water
    on the web: pH,” National Curriculum for Colleges and High Schools

  • “Water
    properties: Ph” USGS: Water Science for Schools

  • N
    Mesner and J Geiger. (June 2005) “Understanding your watershed: What is pH?,”
    Utah State University Extension

  • “Guidelines
    for drinking-water quality,” World Health Organization, First addendum to third
    edition, Volume 1 Recommendations

  • DD
    Warnoke and DM Kraukopf (September 1983) “Greenhouse growth media: testing and
    nutrition guidelines” Michigan State University Extension Bulletin E-1736

  • J
    Christensen. “Alkaline water plant damage” GardenGuides.com

  • JGM
    Roelofs. “Inlet of alkaline river water into peaty lowlands: Effects on water
    quality and Stratiotes aloides L. stands”Aquatic Botany Volume 39, Issues 3-4,
    1991, Pages 267-293.

  • TY
    Yesaki and GK Iwama. “Survival, acid-base regulation, ion regulation, and
    ammonia excretion in rainbow trout in highly alkaline hard water,” Dept. of
    Animal Science, University of British Columbia, Canada (March 5, 1992) JSTOR:
    Physiological Zoology, Vol. 65, No. 4, Jul-Aug 1992, pages 763-787.

  • HJ
    Majima, et al. “Prevention of mitochondrial injury by manganese superoxide
    dismutase reveals a primary mechanism for alkaline-induced cell death,” Journal
    of Biological Chemistry, 273, pages 8217-8224 (April 3, 1998)

  • HH
    Szeto. “Mitochondria-targeted peptide antioxidants: Novel neuroprotective
    agents,” AAPS Journal 2006; 8(3): E521-E531

  • RJ
    Gillies et al. “Causes and effects of heterogeneous perfusion in tumors,”
    Neoplasia August 1999; 1(3): 197-207

  • D
    Rotin, et al. “Cytotoxicity of compounds that interfere with the regulation of intracellular
    pH: A potential new class of anticancer drugs,” Cancer Res. Mar 15, 1987 ;
    47(6): 1497-504

  • Q
    Chen, et al. “Pharmacologic ascorbic acid concentrations selectively kill cancer
    cells: Action as a pro-drug to deliver hydrogen peroxide to tissues,” PNAS
    September 20, 2005, vol. 102, no. 38, pages 13604-13609

  • I
    Rosborg, et al. “Inorganic constituents of well water in one acid and one alkaline
    area of south Sweden,” (May 13, 2002) Lund University, Lund, Sweden Water; Air
    and Soil Pollution (2003) 142: 261-27