Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

5 Poderosas Razones Para Consumir Productos Orgánicos

Me gusta ir de
visita a las granjas de productos orgánico, me encanta tener ese contacto tan
cercano con lo natural, e incluso participar en las faenas de la granja, respirar
aire puro y sobre todo, comer estas delicias en su estado más natural.

Y es que
consumir productos orgánicos es definitivamente el secreto para conservar una
salud de hierro y llevar una vida óptima. Muchas frutas frescas, verduras,
legumbres, miel de abejas, leche sin pasteurizar de vacas alimentadas con
pastura son una fuente de nutrientes que, además de alimentarnos, nos otorgan
elementos esenciales para combatir y prevenir enfermedades tan graves como el
cáncer.

5 poderosas razones para consumir productos orgánicos

fruit-41962335b88b48e5

Pensando en
ello, he querido resaltar 5 grandes motivos para dejar de comer productos no
orgánicos y así fortalecer la salud de tu cuerpo y mente. Y sin más preámbulo,
te las comento a continuación:

  1. Los alimentos orgánicos están libres de residuos
    tóxicos provenientes de fertilizantes y pesticidas. Estos residuos presentes en los productos no orgánicos son
    difíciles de eliminar por completo de los productos mediante el lavado con
    agua, y a largo plazo causan daños irreparables en nuestro organismo.
  2. Son más sabrosos. Los sabores, aromas y texturas
    de los productos cultivados de manera orgánica son más intensos, frescos y
    agradables al paladar.
  3. Reducen considerablemente el impacto ambiental.
    No propagan sustancias químicas tóxicas, no contaminan las aguas ni dañan los
    suelos. Lo que a la larga repercute en nuestra salud ya que corremos menos riesgo de estar en contacto con sustancias nocivas en el ambiente.
  4. Contienen más antioxidantes, minerales,
    vitaminas y fibra que los productos modificados genéticamente (transgénicos)
  5. Son producidos por pequeñas y medianas granjas
    familiares, por lo que al consumir estos productos se apoya y fortalece a la
    población rural.

Además de
legumbres y frutas, existen granjas de apicultura, en las cuales se produce la
mejor miel de abejas silvestre que le dan ese agradable aroma y sabor, no son
fumigadas para arrebatarles su miel, ni forzadas a tragar agua con azúcar
coloreada con tintes artificiales.

Pero no sólo son
vegetales los alimentos que se producen de manera orgánica, también podemos
encontrar productos lácteos como la leche cruda sin pasteurizar, provenientes
de vacas alimentadas con pastura. Esta leche, así como la nata, quesos y mantequilla
son muy sanos.

Los productos no orgánicos envenenan tu cuerpo lentamente

milking-1805390

Pero, más allá
de los beneficios de comer productos orgánicos, quiero hablarte de cuáles son los
daños que provocan en nuestro organismo los alimentos producidos de manera
industrial,
que además de contener sustancias que son nocivas para nuestro
organismo, muchos han sido alterados genéticamente para hacerlos lucir más
atractivos y apetitosos, sin importar los riesgos en los que pueden poner
nuestra salud.

Pues resulta que estos alimentos, en lugar de hacer lo que dice su nombre, es decir, alimentarnos, van envenenando nuestro organismo poco a poco. Por ello, estoy completamente de acuerdo con las afirmaciones que hace la reconocida organización ambientalista Greenpeace, la cual asegura que los riesgos de consumir alimentos modificados genéticamente no están siendo  evaluados de la manera correcta, por lo que muchos no nos enteramos del daño que son capaces de producir a nuestro organismo.

Pero no sólo los transgénicos son dañinos para nuestra salud ya que los productos no orgánicos son
cultivados con fertilizantes y pesticidas cuyos residuos afectan severamente a
nuestro organismo, llegando a provocar:

  • Enfermedades en nuestro sistema digestivo
  • Daños al hígado
  • Aparición de nuevas alergias
  • Padecimientos en el páncreas
  • Afectación los huesos y sistema nervioso
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de estómago
  • Cáncer de ovarios
  • Inflamaciones intestinales

Éstos son sólo
algunos de los daños que pueden causar a nuestra salud, entre otros males no
menos graves. En el caso de las alergias, que pudiera parecer inocuo, en Estados Unidos investigaciones llegaron a descubrir en el año 2000 rastros de maíz trasngénico que no ha sido autorizado para el consumo de los seres humanos, en la cadena de alimentaria de los ciudadanos de este país, lo que se relacionó con la aparición de nuevas alergias. Recordemos que una reacción alérgica puede causar la muerte de una persona.

El peligro de los alimentos transgénicos 

modified-1744952

Los vegetales
transgénicos son diseñados para que se reproduzcan más rápido, sean más grandes
y abundantes, más comerciales y rentables, pero no tienen sabor natural y en
muchas ocasiones son incluso bastante insípidos. Debes saber que éstos
alimentos son alterados con productos químicos que a la larga van a generar
daños y fallas en nuestro organismo, como por ejemplo incidir directamente en el sobrepeso, contribuyendo a desatar obesidad.

Igualmente
sucede con los animales y los productos derivados de ellos, son alimentados con
alimentos procesados que contienen residuos y desechos de otros animales,
harinas, grasas y añadidos químicos, reciben dosis de hormonas de crecimiento y
tratamientos crueles para su mantenimiento y sacrificio.

Estos animales
son engordados rápidamente, muchas veces ni ven la luz del sol, sólo comen como
máquinas, no duermen ni se mueven en sus estrechos espacios, además son
mantenidas en refrigeración por tiempos muy prolongados. Las carnes y los
subproductos obtenidos de estos animales son muy pobres en sabor, rebosan en
grasas malas, sus propiedades nutritivas son bajas en comparación a los de los
animales criados orgánicamente.

Pero además de ello, institutos que se dedican a la investigación agrícola, como es el caso de Cornucopia Institute, han sugerido una relación existente entre el consumo de productos modificados genéticamente como el maiz y la soya, y el incremento de enfermedades actuales como la diabetes, colitis, disfunción sexual, EPIC, enfermedades autoinmunes, transtornos del espectro autirta y trastornos digestivos entre muchos otros.

En resumen vamos
a por los productos orgánicos, ahora son muy fáciles de conseguir, no solo en
tiendas especializadas sino en mercados y ferias agrícolas, además, tómate un
fin de semana y recorre las campiñas donde existan estas granjas y disfruta la
experiencia de comprar tus productos orgánicos directamente de la fuente.

Si te ha gustado este artículo y tienes un
interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me
gustaría regalarte una
copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra. Cocó.

Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es
porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no
haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias:

  • Food
    and Chemical Toxicology September 19, 2012 [Epub ahead of print]
  • Le
    Nouvel Observateur September 19, 2012
  • Reuters
    September 19, 2012
  • CBS
    News September 18, 2012
  • The
    Cornucopia Institute July 24, 2012
  • Bloomberg
    BusinessWeek September 5, 2012
  • GM
    Watch September 3, 2012
  • International
    Assessment of Agricultural Knowledge, Science and Technology for Development,
    “Agriculture at a Crossroads,” April 2008
  • Union
    of Concerned Scientists, Failure to Yield, March 2009
  • GM
    Watch September 2, 2012