Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Descubre los Beneficios de los Caldos de Vegetales y de Hueso de Pollo para tu Organismo

Me contaba Jenice, una vieja amiga,  que hace días su esposo Jimmy se sentía enfermo.  Tenía algunos malestares y quería estar en el fin de semana en la habitación.

La madre de Jimmy los estaba visitando y la invitó a que prepararan juntas un buen caldo.  Eso haría que El se sintiera mejor y se revitalizaría. Le pidió que buscara unos ingredientes que seguro estaban en el refrigerador para cocinar ese caldo.

Le expuse a Jenice que el caldo de vegetales y de pollo es excelente para reponer energías.  Además,  yo lo considero necesario cuando hay una proceso de limpieza del organismo, ya que facilita la desintoxicación.  Por la importancia que tiene el consumo del caldo, quiero exponerte sus beneficios.

Se dice que el caldo de vegetales o de pollo es un nutriente excelente casi mágico.  Quizás te remonta a tus tiempos de niño cuando tu abuelita preparaba esos caldos tan apetitosos y con tanto gusto los tomabas.

Decían las abuelas que estos caldos eran para “levantar el cuerpo” y “hacerte más fuerte”.  No  estaban muy lejos de la realidad las abuelitas al manifestar eso.

El caldo tiene  muchos poderes nutritivos para mantener saludable el organismo. Se dice que hace más o menos 100 años se utilizaban los caldos para todo, sopas, estofados, salsas, etc.  Aunado a esto, el caldo es un
invitado permanente en los procesos de desintoxicación del organismo. caldo_de_pollo3f1fe03a5b

¿Estás comenzando un nuevo hábito alimenticio? ¡Felicitaciones!

Cuando comienzas un nuevo hábito alimenticio en el que quieres perdurar, es necesario
que elimines toxinas, haciendo un proceso de limpieza de tu organismo.

Casi siempre en los inicios de procesos de desintoxicación, los primeros días son cubiertos nutricionalmente con líquidos.  Incluye allí el caldo de vegetales o de huesos, en los que normalmente no tiene límite el tomar líquido.

Cuanto más liquido tomes, mucho mejor para el organismo, normalmente se toma 1 o 2 tazas de caldo de vegetales o hueso de pollo orgánico.

Caldos de Vegetales

Los caldos de diferentes verduras y legumbres son muy buenos ya que son alcalinizantes (recuerda nuestro pH que debe estar en 7,3 para estar en condiciones normales) y mineralizantes. Son ricos en nutrientes.

Estos caldos se dejan cocinar el caldo a fuego lento  por un determinado tiempo para luego  congelarlo.  De esa manera tendrás caldo por mucho tiempo.  Consumirlos da mucha fortaleza a tu organismo.

Algunos tipos de caldos de vegetales se preparan con cebolla, apio, ajo, zanahoria.  Patata, hojas de laurel, tomillo, romero y cualquier vegetal que sea nutritivo y que agregue mejor sabor a los alimentos.

Caldos de hueso de pollo

Estos son caldos deliciosos al paladar igual que los de vegetales. Son ricos en calcio, magnesio, fósforo entre otros.  Se recomiendan a personas que están muy débiles y requieren ser fortalecidas, de igual forma a mujeres embarazadas.

Estos huesos contienen colágeno que proviene de las articulaciones del animal.  Al hervir estos huesos, se extraen los minerales así como el colágeno que está dentro del hueso y la medula ósea.  Este colágeno es utilizado en tu cuerpo para lubricar tus articulaciones y mejorar el aspecto de tu cutis.

Ahora algo muy importante y quizás poco sabias de esto, es que los caldos de hueso tapan las filtraciones
que el intestino puede tener.

Te explico un poquito más: nuestros intestinos reciben lo que comemos y deberían dejar solo los nutrientes en el cuerpo. Ahora bien, todos esos elementos externos como antibióticos, alto consumo de azúcar, comida
fermentada, bacterias malas que se encuentran depositadas hacen que se vayan desarrollando y comienzan a filtrarse los intestinos.

Todo esto hace que pasen sustancias tóxicas al torrente sanguíneo, teniendo como consecuencia la inflamación e hinchazón.

Al consumir el caldo de huesos, el colágeno hace que las bacterias buenas crezcan y se vaya disminuyendo la inflamación.  Se facilita la digestión y los nutrientes son absorbidos y los residuos tóxicos son  expulsados.

El caldo de hueso e igual forma nutre el cuerpo con el aminoácido glicina. Ten en cuenta que tu hígado
desintoxica el cuerpo cuando tienes este aminoácido glicina.

Así que si tus intestinos están limpios, tu sistema inmunológico está fortalecido  y tu cerebro funciona bien.  Esto es afirmado por el Instituto para la Psicología del Comer, dice que el intestino es el cerebro en nuestro vientre. Por eso lo que cae en nuestro intestino es vital para todos.

Beneficios del caldo

Cortar las verduras o tener huesos de pollo es muy sencillo. Si se hierve hace que los nutrientes de las verduras o los huesos se inserten en el agua.  Allí tendrás un caldo nutritivo.  Expondré algunos de sus beneficios.

1.   Son saludables

Los caldos de huesos son saludables al organismo por cuanto contienen calcio, magnesio, fósforo, azufre, que son minerales de fácil absorción.
Además  de que contienen glucosamina con condroitina,.  Estos son suplementos vendidos como fármacos para rebajar la inflamación por artritis y disminuir el dolor en las articulaciones.

Fortalece el sistema inmunológico, proporciona salud a las células cerebrales.  Además fortalece el sistema digestivo así como las articulaciones.

2.   Son nutritivos

Consumir estos caldos se convierte en una forma de que tu cuerpo adquiera muchos nutrientes, por la cantidad de minerales y vitaminas que sus componentes poseen. Con todos estos nutrientes, tu hígado,
riñones, pulmones, sistema linfático y colon van nutriéndose para ejercer de una forma óptima su labor.

3.   Tienen muy buen sabor

Cuando pruebas un caldo de verduras o de huesos de pollo, notarás un sabor delicioso, por lo que te apetecerá continuar consumiendo el caldo.

4.   Desintoxican y limpian tu cuerpo

Las propiedades medicinales y limpiadoras del caldo son excelentes, lo que hace que puedas eliminar las toxinas fácilmente. En casos de desintoxicación, tu organismo entra en una etapa de crisis curativa en la
cual tienes en tu cuerpo una cantidad de nutrientes que son parte de tu sistema de depuración y limpieza, donde las toxinas van moviéndose para ser eliminadas bien sea por el sudor, el orina y las heces.

5.   Son energizantes

Al ir eliminando las toxinas en tu cuerpo, los nutrientes van entrando en tu organismo, por lo que te sentirás con energía al consumir el caldo de una forma regular.

 
6.   Contribuyen a la pérdida de so

Contribuye a que pierdas peso, ya que con el consumo de caldo puedes
sentirte saciada, no queriendo llenarte de mucha comida.

caldo13675a1ef2d

Cómo preparar un caldo de una forma rápida

Ingredientes

Huesos de pollo

2 Tallos de apio

Unas ramas de Perejil

2 Cebollas

2 Zanahorias

Sal

Pimienta

Preparación

  • En un recipiente con agua, coloca los huesos de pollo, el apio la cebolla, las zanahorias y el perejil.
  •  Agrega sal y pimienta al gusto.
  • Ponlo a hervir, una vez en ebullición, colocar fuego lento por lo menos 3 horas, removiendo ocasionalmente. Si deseas,  lo puedes dejar más tiempo para que se concentre el caldo y sea más fácil de almacenar.
  • Retira los huesos y las verduras.
  • Coloca en unos envases y refrigera.

Como ves esta es una sencilla receta para preparar un caldo nutritivo.  Tú puedes hacerlo de vegetales, siempre hirviendo a fuego lento para que el agua absorba todos los nutrientes.  Si lo quieres
concentrado, igualmente déjalo un poco más de tiempo.

Los caldos en general son muy beneficiosos en procesos de depuración y limpieza del organismo, aprovecha y consúmelos, te gustarán y estarás nutriendo tu cuerpo.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.Pulsa Aquí para tu
E-book Gratis
,

https://dracoco.com/direct/bajar-libro-yo-puedo/      llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias