callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

7 Pasos Sencillos Para Eliminar La Fatiga Crónica

Jan. 18, 2017|3041 views
Sindrome de Fatiga Crnico ¡Corra
la
Voz!
Share

Betsy es la esposa de Henry un amigo a quien conocí hace poco tiempo.  Conversábamos animadamente en una oportunidad y le pregunté por su esposa.  En ese momento comenzó a contarme su tragedia.  Betsy sufre de Síndrome de Fatiga crónica, afortunadamente a podio vivir con esa enfermedad y ha aprendido a llevarla.

Me contó que Betsy sufre de Síndrome de Fatiga crónica (SDC) desde hace 20 años, en los momentos Betsy tiene 42 años de vida, así que lleva mucho tiempo con este padecimiento.  Betsy no pudo seguir trabajando y la mayor parte del tiempo ha estado en casa por sentir cansancio permanente, aun cuando ha visitado numerosos  médicos para saber el diagnóstico preciso de la enfermedad.

La mayoría de los médicos decían que Betsy sufría de depresión y estrés emocional, lo que hacía que tuviera la mayor parte del tiempo acostada con malestares. Ella se ha sometido a diferentes tratamientos, para ir superando esta enfermedad.  Hoy quiero hacer referencia al Síndrome de Fatiga Crónica en este artículo.


¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es una perturbación del organismo que se caracteriza por tener una fatiga o cansancio inexplicable por condición médica alguna.  Esa fatiga se puede acrecentar con la actividad física o mental.

¿Qué causa el síndrome de fatiga crónica?

No se sabe a ciencia cierta cuál es la causa del síndrome de fatiga crónica, pero las teorías médicas consideran que esta fatiga va desde una infección viral hasta un estrés psicológico, pudiendo ser una combinación de factores.

En vista de que no hay pruebas inmediatas para  confirmar si la persona tiene el síndrome de fatiga crónica, hay que realizarse varios análisis y pruebas médicas para descartar otros problemas  de salud, los cuales hay que aliviar antes.

Los especialistas opinan que la presión baja, el sistema inmunológico débil y desequilibrios hormonales pudieran ser factores que contribuyen a la aparición de este síntoma.  De igual manera pudiese haber un factor hereditario que hace que este síndroe se desarrolle.

sfc1
¿Cuáles son los síntomas del síndrome de fatiga crónica?

Los síntomas  del Síndrome de Fatiga Crónica pueden variar según las personas y su condición, pero es tan grave que pude interferir con tus actividades diarias.  Esta fatiga debe por lo menos durar 6 meses, sin aliviarse con el reposo en la cama para que se determine que pueda ser SFC..

Los principales síntomas del síndrome de fatiga crónica son:

  • Falta de concentración y pérdida de memoria
  • Insomnio, no puedes tener un sueño reparador.
  • En la mañana, sientes que no puedes recuperarte de no haber dormido.
  • Dolores musculares sin razón alguna
  • Frecuentes dolores de cabeza
  • Frecuentes dolores de garganta
  • Sensibilidad  y aumento de los ganglios linfáticos en cuello y axilas
  • Fatiga extrema después de haber realizado actividades físicas o mentales.

fsc_alimentos

Cambios alimenticios que debes considerar para tratar el síndrome de fatiga crónica

Una buena nutrición ayuda a tratar muchas enfermedades, incluida esta del síndrome de fatiga crónica.

La nutrición juega un rol bien significativo para mantener la energía y que el organismo  auto-sane.  Por eso es necesario nutrirse para que tus células, cerebros y músculos puedan mantenerse en condiciones normales por mucho tiempo.

Si consumes los alimentos adecuados, puedes tener mayor energía e ir eliminando el cansancio y la fatiga.   

  1. Consume Acidos grasos Omega3 y Aceite de Linaza

Los ácidos grasos Omega3 que se obtienen de los pescados azules como el salmón, las sardinas y el atún, así como de las nueces y almendras, facilitan el fluido sanguíneo y evita el dolor en las articulaciones.

2.    Disminuye el consumo de café

El consumo de café en las personas con síndrome de fatiga crónico hace sentirlas más nerviosas con un enorme degaste.  Muchas veces es difícil resistir el tomar un sorbo de café pero se hace necesario que lo elimines para evitar males mayores. En su lugar puedes tomar un té de manzanilla  o de diente de león.

3.    Evita las comidas procesadas y las llamadas “chatarras”

Estas comidas procesadas y las de chatarra son sumamente dañinas para cualquier organismo, especialmente para las personas con síndrome de fatiga crónico, ya que el cuerpo enseguida lo nota y no lo resiste, decayendo en cansancio sin necesidad.  Consume frutas en vez de estas comidas y te sentirás mucho mejor.

4.    Evita azúcar y alimentos procesados

El Dr. Ken Holtfort, quien es un endocrinólogo del Grupo Medico Holfort de California, asevera que se debe evitar los carbohidratos procesados y refinados, tal como alimentos azucarados, pan blanco, galletas de soda, ya que son sumamente perjudiciales para las personas que padecen del síndrome de fatiga crónico, ya que causa un incremento e azúcar en sangre, lo que ocasiona la hipoglicemia con fatiga, antojos de azúcar y ansiedad.

De igual manera, El Dr. Holtorf considera importante evitar el consumo de edulcorantes, ya que pueden causar reacciones en pacientes con el síndrome.

5.    Reduce el consumo de carbohidratos

Una dieta baja en carbohidratos es importante, así como el consumo de alimentos orgánicos para mejorar los síntomas.  Comer salmón silvestre, verduras orgánicas, quesos y huevos orgánicos es favorable para mejorar los síntomas. 

Las frutas de color oscuro como cerezas, frambuesas, fresas y vegetales como remolachas y berenjenas ayudan mucho a los pacientes con este síndrome.

6.    Incrementa el consumo de agua

Incrementar el consumo de agua, sal y proteínas es importante para la mejoría del síndrome de fatiga crónico, ya que  las personas al deshidratarse necesitan aumentar el consumo de agua y sal, excepto las personas que tienen la presión arterial alta o  problemas cardiovasculares. 

7.    Realiza comidas frecuentes

Se recomienda efectuar 5 comidas pequeñas en vez de 3 comidas grandes, para evitar sentirse muy saciado y con dolores estomacales.

Recomendaciones

Aun cuando no hay una forma de prevenir el síndrome de fatiga crónico, se pueden tomar medidas para controlar y aliviar los síntomas.

Aquí te menciono algunos que puedes llevar a cabo

  • Ten momentos de energía y mayor actividad

Aprovecha los momentos en los que sientes más energía y estás menos cansada.  Verifica  en un calendario las horas en que sientes esa energía  y programa tus actividades de acuerdo al tiempo en el cual te sientes mejor.  

  • Mejora tus hábitos de sueño

Mejora tus hábitos para dormir, si tienes problemas de sueño puede dar pie a que aumentes tu fatiga.  Si estás en la cama y estás despierta por media hora, levántate de la cama, haz algo hasta que sientas sueño cuando irás a la cama. Levántate a la misma hora todos los días, no importa que sientas que has descansado ¡levántate!

Mantén tu habitación con una buena temperatura, que sea cómoda para ti.  Evita el sonido y la luz para que puedas descansar tranquila

  • Evita la cafeína, tabaco y alcohol

Evita la cafeína, el tabaco y el alcohol antes de ir a la cama, ya que el alcohol puede interrumpir tu sueño, si consumes en las últimas horas antes de acostarte. Por otra parte la cafeína se convierte en un estimulante que evita que duermas pronto. Evita consumirla después del mediodía ya que la cafeína permanece en el cuerpo alrededor de 12 horas.

  • Efectúa ejercicios

Obtén más energía al efectuar ejercicios suaves de estiramiento, ejercicios aeróbicos, camina, nada, monta en bicicleta, todo esto puede ser beneficioso para mantenerte activo y evitar el cansancio.

Tener un régimen nutricional y mantenerlo en sumamente importante para que te conserves saludable y puedas superar el síndrome de fatiga crónica. Incluye frutas, verduras, pescados, aves, carnes magras entre otros. De igual forma, mantén una vida activa, evita el sedentarismo y te sentirás mejor.   Cuida tu salud, ¡siempre es buen momento de comenzar!

 Betsy, ha mejorado su Sindrome de Fatiga Crónica, considerando que ha cambiado su estilo de vida, el cual según ella está basado en buena alimentación y vida activa.

 Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Referencias

¡Corra
la
Voz!