Descubre El Secreto Para Combatir La Diabetes

En las tiendas y
supermercados me asombra cuando las madres, jóvenes sobre todo, colman la cesta
o el carrito de compras con cajas de cereales; jurando que es la opción más saludable
para el desayuno. Ven con ganas y temor los huevos, el tocino, el jamón, pues
alguna vez escucharon que son bombas de colesterol y piensan en sus corazones,
arterias y todo su sistema circulatorio.

Entonces
suspiran y se llevan sus cajas de cereales y unas botellas de leche
pasteurizada baja en grasas. En resumen, llenan la lista de compras con
cualquier producto que diga “light”. Y ese mis queridos amigos, es un gran
error.

Mis amigos
Daniela y Jorge estaban caminando a paso ligero hacia la obesidad, fornidos
primero, rellenitos después, ahora se ven al espejo y decididamente están
gordos. Daniel ya cumplió los 40 años, y ambos tienen riesgo hereditario de
sufrir enfermedades cardíacas, por lo que los kilos de más no le van bien,
además, ya se cansan al caminar un par de cuadras y Daniela comienza a sufrir
de hipertensión.

Se pusieron en
control con un nutricionista que apuesta por la alimentación natural y el
ejercicio, y les recomendó eliminar los cereales o granos, así como los azúcares refinados, pero les aumentó el consumo de grasas, increíble, ambos han
bajado de peso y se sienten mejor. ¿Qué pasó aquí?

1.     
Cuando se enfrentan grasas y carbohidratos

corn-syrup-56397bbf08249

La obesidad debe
temerle más a los carbohidratos y azúcares refinadas que a las grasas, pues
éstas últimas han sido manipuladas por la industria de productos alimenticios a
través de intensas campañas publicitarias, siendo la más famosa e histórica la
que en los años 70 logró que el consumidor estadounidense rechazara su
tradicional desayuno de huevos y jamón o tocino optando por el tazón de cereal.

Pero este cereal
esta atiborrado de azúcares procesados y conservantes artificiales. Hoy se ha
comprobado que los cereales procesados causan más daños que las grasas
naturales, y la recomendación general de mantener los niveles de grasa saturada
bajo el 10% y los carbohidratos alrededor de 60% es una locura ya que esto
aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Un artículo
bastante reciente de la revista Time, destaca que muchos cereales procesados
contienen 50% de azúcares en el total de su peso, sobre todo los diseñados para
niños como Kellogg´s Honey Smacks y Mom´s Best Cereals Honey-Ful Wheat, estos
tienen 56% de azúcar procesado en su peso total.

Las
organizaciones de diabetes recomiendan los carbohidratos como parte importante
de la alimentación sana, pero esto es contradictorio, pues los carbohidratos se
descomponen en azúcar, y el azúcar promueve la resistencia a la insulina,
principal causa de la diabetes tipo 2. La realidad es que se engorda por comer
muchos azúcares refinados y cereales, no por comer grasas.

2.     
No le temas a las grasas

coconut-oil-19fecd636799

En el nuevo
régimen  alimenticio de Daniela, el 70%
de sus calorías proviene de las grasas saludables, la mayoría de las nueces de
macadamia, que además le gustan mucho, así no hay mucho sacrificio, pero
también del aceite de coco, el aguacate, maní, aceite de oliva y nueces.

El resto del 30%
de su ingesta calórica lo divide entre frutas y vegetales ricos en fibra, y
proteínas. El resultado, en dos meses más o menos, es que aumenta su masa
muscular y aumenta la energía corporal.

Han bajado de peso,
mejoró su presión arterial y sus niveles de colesterol, ya los riesgos de
sufrir enfermedades cardiovasculares son mínimas. Avances como éste son los que
comprueban que comer grasas saludables no te hace engordar ni pone en riesgo tu
salud, al contrario, traen muchos beneficios para el organismo.

Consumir grasas
saturadas minimiza los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas, una
alimentación rica en grasas y baja en carbohidratos optimiza el rendimiento en
atletas de alta competencia ya que eleva los niveles de energía, claro, están
quemando grasas como combustible y no azúcares. Y cuando quemas grasa, estas
bajando de peso.

Por eso, yo he
preparado para ti una dieta que además de ayudarte a limpiar el organismo de
todas las toxinas que se van acumulando con el pasar de los años, te servirá
para establecer hábitos alimenticios más saludables, aprendiendo a consumir
alimentos de calidad y no simplemente porque sean orgánico o tengan la etiqueta
de light, pues no necesariamente estos son todos alimentos de calidad.

Esta dieta, a la
que he llamado Yo Puedo, te servirá para mantener en equilibrio el colesterol y
las grasas saturadas en beneficio de tu salud. Para explicártela más a fondo, Descarga AQUÍ gratuitamente
mi e-book, con el que aprenderás todo lo que necesitas saber sobre la
alimentación de calidad para cuidar nuestra salud.

3.     
Sustituye los carbohidratos refinados por grasas
saludables

avocado-1054293_1

Enfermedades
crónicas como la diabetes tipo 2, la obesidad, padecimientos cardíacos y el
cáncer
son resistentes a la insulina y la leptina, además son inflamatorias, de
manera que, cuando comes carbohidratos, la insulina, el azúcar en la sangre y
la leptina se elevan temporalmente y provocan inflamación, lo que aumenta el
riesgo del cáncer. La solución es evitar estos picos inflamatorios de leptina,
insulina y azúcar.

Cómo hacerlo es
sencillo: elimina la ingesta de azúcares refinados, así como la fructosa
procesada
, consume alimentos enteros, mejor si son orgánicos, reemplaza los
granos o cereales con proteína (poca) de animales orgánicos y alimentados con
pastura.

Consume buenas
cantidades de grasas saludables como el aceite y la pulpa de coco, aguacate,
mantequilla, nueces (frutos secos), y grasas animales, preferiblemente
procedente de pescados azules como el atún, la macarena, la sardina y el
arenque, aceite de krill. Evita las grasas trans y los aceites vegetales
procesados, entre ellos los de soya y canola, come muchos vegetales orgánicos
en cualquier forma, zumos, ensaladas, guisos y sopas.

4.     
No olvides la proteína

chicken-1735138

Entre grasas y
azúcares no nos podemos olvidar de las proteínas, y éstas son importantes,
tanto que en exceso son una causa del crecimiento de las células cancerosas, ya
que las alimentan. La clave es sumar grasas saludables para reemplazar los
carbohidratos y las proteínas que vas eliminando de tu alimentación.

Además de los
alimentos que mencioné antes, incorpora yemas de huevo de gallinas criadas en
granjas orgánicas y asegúrate de consumir la mayor cantidad alimentos crudos
posible.

La experiencia
de Daniela y Jorge ha servido de guía a otros amigos y el sistema de
alimentación donde las grasas saludables juegan un papel importante viene
generando beneficios a todos, no solo a los que sufren de obesidad y a los que
tienen unas libras de más, sino también  los
delgados y atléticos le están sacando provecho. Ya ni pasan por los estantes de
cereales en el súper.

Si te ha gustado
este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir
más sano
, me gustaría regalarte una copia de mi último
libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa
Aquí para tu E-book Gratis
, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página
te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo
a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre
las letras de tu dirección.

Referencias: