Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

¿El VPH Está Vinculado Al Cáncer De Cuello Uterino?

cáncer-y-vph

El cáncer de útero es el segundo tipo de cáncer más común en mujeres. Regularmente se diagnostica a partir de los 25 años y es tratada con los métodos convencionales: quimioterapia, radioterapia y cirugía.

Este cáncer priva a la mujer de sus órganos reproductores, dejándola imposibilitada para concebir. De no ser tratado a tiempo es letal. Pero este cáncer, como otros, puede prevenirse con información, educación y medidas básicas de higiene.

Mayra es una fiel seguidora de mi blog. Ella me escribió recientemente para contarme que su joven hija de apenas 26 años de edad fue diagnosticada con cáncer de útero. Ella había sufrido años antes de VPH y se trató después de que este virus hiciera estragos en su organismo.

Mayra me contó que su hija ocultó los síntomas por varios meses, pues se sentía avergonzada. Finalmente acudió al ginecólogo, quien le hizo entender lo importante de tratar la infección. Como fiel seguidora de mi página, Mayra realizó con éxito el Reto #Yo Puedo y está haciendo seguimiento constante a todo lo que publico que tenga relación con el cáncer.

De esta manera trata de encontrar opciones naturales que puedan reforzar el tratamiento que inició su hija para superar esta enfermedad.

Importancia de la prueba de Papanicolau en la prevención del VPH

La citología vaginal o prueba de Papnicolau identifica los precánceres o cambios en las células del cuello uterino que pueden convertirse en cáncer de no tratarse de forma adecuada. Esta prueba debe comenzar a hacerse con regularidad a partir de los 21 años de edad.

Consiste en tomar muestras de células del cuello uterino para ser estudiadas en el laboratorio. El médico introduce un espéculo lubricado para abrir las paredes vaginales y poder retirar con un citocepillo una muestra de mucosa cervical.

Antes de hacerte este examen es importante que tomes en cuenta estas medidas:

  • Evita tener relaciones sexuales 24 horas antes de la prueba.
  • Lo mejor es no acudir a realizarla con la menstruación.
  • Los medicamentos o duchas vaginales aplicados 48 horas antes de la prueba pueden alterar los resultados.

Con la prueba de Papanicolau también se puede realizar la prueba del VPH, con la cual se identifica el virus que puede causar este tipo de cambios celulares.

De ser normales los resultados de la prueba tienes pocas probabilidades de contraer cáncer de cuello uterino en los próximos años. Si tienes 30 años o más, puedes hacerte la prueba del VPH junto a la de Papanicolau.

Es muy importante que las mujeres entre 21 y 65 años continúen haciéndose las pruebas de Papanicolau, aun cuando crean que son muy mayores para tener hijos o que ya no tengan relaciones sexuales.

prevenir-virus-vph

Otras medidas para prevenir el VPH

Siguiendo estas medidas extras también puedes disminuir el riesgo de contraer VPH, reduciendo así las posibilidades de padecer cáncer de útero:

  • Usa preservativos durante las relaciones sexuales. Ten en cuenta que no es sólo responsabilidad del hombre. Exígele a tu pareja que los use.
  • Limita el número de tus parejas sexuales.
  • Asea tus partes íntimas después del contacto sexual, aun cuando se use el preservativo.

¿Cómo la educación juega un papel importante en la prevención?

El tema del VPH sigue siendo un tabú en muchas culturas. La falta de educación e información temprana es una de las causas más comunes en el contagio y propagación del VPH. De allí la importancia de que esta información comience a temprana edad en las escuelas con una correcta exposición sobre la sexualidad.

La formación familiar también debe formar parte de ello. Así nuestras hijas e hijos entenderán la importancia de la prevención y cómo protegerse para evitar no solo el contagio de enfermedades de transmisión sexual, sino de llegar a padecer problemas de salud realmente graves.

La prevención del cáncer de útero se logra a través de la educación y la detección temprana de anomalías celulares en tu organismo. En menor escala, pero no menos importante, llevar un estilo de vida saludable puede ayudarte a evitar y combatir este tipo de padecimientos.

Te recomiendo que te realices anualmente la prueba de Papanicolau y la del VPH, penas inicies tu vida sexual. Ten en cuenta que el cáncer de útero generalmente se puede desarrollar una vez que te vuelves activa sexualmente.

Cuida tus hábitos

Si llevas un estilo de vida saludable ya estás en buena posición para prevenir el VPH y así reducir el riesgo de cáncer de útero. Ten en cuenta también que el consumo de tabaco es un factor de riesgo para el inicio del cáncer de cuello uterino, así que elimina este mal hábito.

Evita la promiscuidad sexual. Esto contribuye a la propagación del VPH, uno de los mayores responsables de este tipo de cáncer. Modera el consumo de anticonceptivos orales, pues el prolongado consumo de estos fármacos hace que tu organismo se torne más vulnerable a contraer esta enfermedad.

Según los expertos, el momento de más riesgo de contagio se ubica en los juegos preliminares al acto sexual o penetración. En este momento hay contacto entre los genitales y el hombre aún no se ha colocado el preservativo.

Una vez colocado, aún hay zonas que no están protegidas por el látex, como los labios mayores y la base del pene que, al entrar en contacto, sirven de puente al VPH.

Además, el virus puede contagiarse con las manos durante las caricias y el sexo sin penetración. Por eso es importante evitar mantener múltiples parejas sexuales, ya que esto aumenta el riesgo de contagio.

¿Entonces el preservativo no protege realmente?

Si bien la eficacia del preservativo para evitar el contagio es relativa, aun así es crucial para impedir el contagio de otras enfermedades de transmisión sexual que pueden reforzar los efectos del VPH. Por ejemplo, muchas personas que padecen de VIH desarrollan más los tipos de cáncer asociados al VPH, como cáncer de ano, al estar debilitado su sistema inmunológico.

preservativo-prevenir-vph

La detección temprana es crucial en el cáncer

Aunque en algunos tipos de cáncer, esto es más importante para la respuesta positiva y a tiempo del tratamiento, la detección temprana siempre va a ser fundamental para la lucha contra este tipo de padecimientos. Por eso es importante, si te encuentras en un grupo de riesgo, y existe la sospecha de que pudieras padecer de esta enfermedad, es bueno que sepas que existen algunos análisis para descartar su aparición.

Inspección del ácido acético

Este análisis puede realizarse a partir de los 30 años de edad y puede visualizarse a simple vista. Consiste en un lavado de cuello uterino con una solución diluida de ácido acético durante un minuto. Si la prueba resulta positiva, el tejido con lesiones precancerosas se tiñe de blanco. Es una prueba sencilla y nada incómoda, no necesita laboratorios y el resultado es instantáneo.

Test PVH

También te lo puedes realizar a partir de los 30 años de edad. Se trata de detectar el ADN del tipo del VPH considerados de alto riesgo. Es decir, si esa infección es riesgosa para ti. El procedimiento es igual al de Papanicolau. Se realiza obteniendo una muestra de células de tu cuello uterino o de la vagina. La diferencia entre ambas pruebas radica en que el Papanicolau detecta cambios en las células y el Test PVH solo el papiloma humano.

¿Cómo se contagia el VPH?

El VPH se contagia fácilmente por contacto sexual de piel a piel. No necesariamente debe existir mezcla de fluidos como ocurre con el virus del sida. Hombres y mujeres pueden portarlo, desarrollar los síntomas y sus complicaciones. El virus se instala regularmente en el cuello del útero y el canal anal, aun cuando también es frecuente en otras zonas genitales de ambos sexos. En el hombre se desarrolla a lo largo del pene.

Transmisión por vía vaginal y anal

El VPH se transmite regularmente durante los encuentros sexuales vaginales y anales. El contagio por sexo oral es muy poco frecuente, ya que en la boca se encuentran muchos agentes antiinfecciosos.

Por otra parte, las personas que se contagian por vía oral, muy pocas veces desarrollan las verrugas características de esta enfermedad, pues el virus acaba por morir en el cuerpo del paciente sin causar mayores trastornos.

El VPH es más frecuente entre personas que tiene relaciones sexuales con muchas parejas. Pero alguien con una sola pareja sexual puede también ser infectado. No es necesario que se desarrollen los síntomas y signos para que exista el contagio.

Es difícil saber si estás contagiado

El VPH pasa desapercibido hasta que se presentan los primeros síntomas. Incluso pueden pasar varios años hasta que aparezcan las verrugas que lo caracterizan. Sólo a través del Test PVH se puede saber si la mujer porta el virus. Pero en el hombre, sólo se detecta cuando ya han aparecido las verrugas.

Variedades del VPH asociadas al cáncer

Es muy importante tener en cuenta que pocas personas acaban desarrollando enfermedades asociadas con el VPH. En cifras globales solo 5% de todos los casos de cáncer están asociados a las variedades 16 y 18 de este virus, que son las más cancerígenas.

Tomando medidas básicas de profilaxis, puedes disfrutar plenamente de tu vida sexual, sin temores ni medidas drásticas. En el caso de la hija de Mayra, ha comenzado su tratamiento, cuida mucho su alimentación y toma remedios naturales que la ayuden a combatir el cáncer. Entre ellos, suele tomar té de hoja de guanábana.

Toda la familia está convencida de que los hábitos alimenticios y de vida saludables, ayudarán a la joven vencer al cáncer de útero.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias: