Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Este Alimento Podría Ser Altamente Cancerígeno

alimento-altamente-cancerígeno

Es común ver a los jóvenes entrando al cine con enormes cajas de palomitas de maíz, cubetas de gaseosas y latas de patatas, sin darse cuenta de que llevan en las manos una bomba de toxinas para disfrutar a mares mientras ven la peli.

En las tiendas muchas manos adultas van del estante al carro o a la cesta de la compra con dos, tres y hasta cinco latas de estas famosas patatas fritas enlatadas.

También, muchas madres colocan en la lonchera del almuerzo de sus hijos una lata mini. En fin, no pueden faltar en fiestas, reuniones, tardes de futbol, domingos de series de TV en casa.  Estos snacks son un veneno para nuestra salud.

Natalia, quien asumió el reto #Yo puedo para mejorar la salud me contaba que ella era una adicta a estas patatas fritas, las comía ¡hasta en el desayuno!.

Pero su salud comenzó a deteriorarse, sentía malestares como acidez, ardor en el estómago, luego fue un terrible cólico nefrítico.  El médico, después de ver los análisis, le indicó que estaba repleta de sodio y otras sustancias nada recomendables para su organismo.

Le preguntó cuál era su menú habitual y cuando nombró a las benditas Pringles.  El médico le prohibió terminante volver a comerlas.

Y es que estas inocentes y crujientes patatas fritas son muy dañinas para la salud. Lo más impresionante es que están preparadas con una serie de ingredientes donde la patata es la más escasa.

1.   Así se preparan los chips de patatas

chips-cancerígenos

Las crujientes y saladitas patatas fritas enlatadas parecen un símbolo de esta era urbana.

En realidad no son rodajas finas de patatas espolvoreadas con sal, queso o tocino, fritas en aceite muy caliente y vendidas dentro de un empaque llamativo. La verdad es que estas patatas son uno de Los 7 Snacks Más Cancerígenos.

El proceso comienza con una mezcla de arroz, maíz, trigo y copos de patatas (en menor cantidad que los anteriores).  Con esto se forma una papilla, se amasa en máquinas especiales.  Resulta una hoja super delgada delgada que luego es cortada, por otra máquina, en forma de chips.

Los chips se desplazan por una cinta transportadora para llegar a unos moldes donde les dan la forma curva.  Pasan por aceite hirviendo, luego son soplados en seco y rociados con saborizantes artificiales en polvo.

Por último, son apiladas y envasadas. Y del envase, a las bocas de los consumidores que juran estar comiendo verdaderas patatas fritas.

2.   Un crujiente aliado del cáncer

Existe un ingrediente especialmente tóxico en los chips de patatas y que no se agrega de manera intencional.  Lo que sucede es que durante el proceso de elaboración, esta sustancia se forma como resultado de dicho proceso.

Se trata de un químico llamado acrilamida, el cual es un neurotóxico altamente cancerígeno.

Incluso si se tratara de patatas naturales, al ser sometidas a temperaturas superiores a 212 °F, éstas liberan acrilamida, un químico neurotóxico que causa cáncer.  Se produce con cualquier alimento rico en carbohidratos llevado a esa temperatura. Estos alimentos también están contienen este tóxico ingrediente:

  • Patatas a la francesa, asadas y horneadas.
  • Granos de café muy tostado. Este Tipo de Café Aumenta El Riesgo de Cáncer.
  • Pan tostado, cereales tostados y snacks procesados a base de arroz, maíz y trigo.

Y atención, la acrilamida no es el único producto tóxico que se forma en los alimentos preparados a altas temperaturas.

También se forma cuando se queman las zonas grasas de la carne.  A muchos comensales les encanta comer a primer bocado en restaurantes especializados en carnes a la brasa.

Este producto contiene hidrocarburos armáticospolicíclicos, un agente sumamente cancerígeno.

Te preguntarás por qué no aparece una advertencia en la etiqueta del producto indicando que puede causar cáncer.

Pues bien, esto se debe a que en el año 2008 fabricantes de chips llegaron a un acuerdo para reducir los niveles de acrilamida, para que éste fuese tan bajo que no se vieran obligados a colocar la advertencia en el envoltorio.

3.   Encuentra un snack saludable

propiedades-de-las-semillas-de-calabaza

Para Natalia fue todo un sacrificio abandonar sus patatas fritas, pero logró encontrar snacks saludables para sustituirlos como la semilla de calabaza.

Se enteró, en su búsqueda, que una compañía productora de snacks elaborará chips sin ingredientes peligrosos como el glutamato monosódico y lo reemplazará con condimentos naturales como melaza y pimentón.

También eliminará los colorantes artificiales para sustituirlos con jugo de remolacha, zanahorias y col morada, parece que producirán unos 60 snacks diferentes, aunque esto se tiene estimado que ocurra hacia 2020.

Estos chips naturales nunca serán 100% saludables, pero si se comen con prudencia podrían hacer menos daño.

Lo cierto es que las enfermedades más agresivas y letales de esta época, como el cáncer, la diabetes, las cardiovasculares y la obesidad son producto de una alimentación errada, plagada de alimentos procesados y cargados de aditamentos químicos.

4.   Evita las toxinas inducidas por el calor en los alimentos

La mejor forma de evitar las toxinas presentes en los alimentos sometidos a altas temperaturas es consumirlos crudos, todos los que sean posible. Si hablamos de 80% de alimentos frescos y crudos en la alimentación habitual, estaremos cerca de una vida más saludable.

Evita las gaseosas, incluyendo las sodas de dieta, las rosquillas o donas, las patatas a la francesa y las patatas fritas, las carnes sobrecosidas, los bollos dulces y en general todas las golosinas con altos contenidos de sustancias químicas y azúcar procesado.

Incluye en tu dieta muchos vegetales crudos, frutas, hojas verdes, huevos  provenientes de gallinas criadas en granjas orgánicas.

Recuerda que los huevos son más nutritivos crudos o pasados por agua, evita cocerlos demasiado.

Consume leche cruda y sus derivados, carnes de animales criados con pastura, evita los embutidos y carnes saladas.  Si te antojas de dulces opta por la miel cruda con frutas y yogurt.

Pero recuerda no excederte en el consumo de los endulzantes naturales y las frutas.  Comer demasiada fructosa puede causar severos daños a tu organismo. Natalia ha mejorado mucho su salud y ha sacado definitivamente de su vida las patatas fritas y los snacks poco saludables.

No olvides beber agua pura y hacer ejercicios con regularidad, tu salud te lo agradecerá.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien.  Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Referencias: