¿Perdemos Peso Al Sudar? Estudio Revelador

Mi
amiga Linda es entrenador personal y en su trabajo se ha encontrado con un
sinfín de mitos o creencias erradas con respecto al ejercicio, por lo que hace
poco decidió hacer un folleto en donde le explica a sus futuros clientes cuales
son las creencias erróneas más populares y porque razones tenerlas como ciertas
pueden afectar salud.

Hacer
ejercicio es uno de los pilares fundamentales para tener una vida sana y aunque
muchas personas conocen esta verdad son muy pocos lo que realmente la llevan a
cabo y esto puede deberse en gran parte a ciertos mitos sobre el ejercicio que
se han pasado de generación en generación.

Es
por ello que siguiendo el ejemplo de Linda he querido que mis lectores conozcan
ciertos mitos sobre el ejercicio que definitivamente deben dejar de lado y
evitar que los detengan.

Mito #1 “Resulta
peligroso para las personas mayores comenzar a hacer ejercicio

hospice-1794351_1280

Esta
afirmación es totalmente falsa, ya que en realidad nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicio. De hecho,
las investigaciones han puesto en evidencia que sin importar la edad al empezar
a hacer ejercicio las personas puede mejorar significativamente su fuerza,
rango de movimiento, equilibrio, densidad ósea y claridad mental. Ejemplo de
esto son los siguientes:

  • Investigaciones
    han evidenciado que inclusive una pequeña cantidad de ejercicio puede proteger
    a las personas mayores de la pérdida de memoria e incluso ayudar a revertir
    algunos de los efectos del envejecimiento.
  • Mujeres entre los
    75 y 85 años, que habían reducido su masa ósea o que padecían osteoporosis en
    su grado más avanzado, fueron capaces de reducir su riesgo de caídas gracias al
    entrenamiento de fuerza y a actividades de agilidad.
  • El ejercicio
    moderado de personas entre los 55 y los 75 años podría disminuir el riesgo de
    desarrollar síndrome metabólico, el cual aumenta el riesgo de padecer enfermedades
    cardiacas
    o diabetes.
  • Una investigación
    que evaluó a cierto número de personas que comenzaron a hacer ejercicio a los
    50 años de edad y continuaron por 10 años, evidenció que el índice de muerte
    prematura disminuyó drásticamente, de forma similar que dejar de fumar y
    reflejó el mismo nivel visto entre las personas que habían hecho ejercicio
    durante toda su vida.
  • Un programa de
    ejercicio aplicado a pacientes con insuficiencia cardiaca que combinaba
    movimientos aeróbicos y de resistencia logró mejorar la función física, fuerza
    muscular y severidad de los síntomas de los participantes.

Mito #2:
“Las mujeres no deben aplicar entrenamiento con peso, ya que este hace que se
vean demasiado musculosas”

women-1621297_1280

Muchas
mujeres evitan el entrenamiento de fuerza porque no quieren llegar a verse como
un hombre al tener demasiada musculatura, pero déjenme decirles que esto es un
completo error ya que las mujeres por naturaleza no somos propensas a aumentar
el volumen muscular de forma excesiva, por la simple razón de que poseemos
menos tejido muscular y nuestros niveles de testosterona son menores al de los
hombres.

Por
ello para que una mujer adquiera mucho volumen muscular debe poseer genes
únicos, entrenar demasiado y tomar esteroides anabólicos.

La
realidad es que aumentar la musculatura tiene muchos beneficios como lo son:

  • La pérdida del
    exceso de grasa.
  • Mantener una masa
    ósea saludable.
  • Prevenir la pérdida
    de músculo relacionada con la edad.

Mito # 3:
“Sudar mucho ayuda a perder peso”

lady-1822459_1280

Muchas
personas tienen la idea de que al sudar pierden peso y por eso realizan
actividades físicas cubiertas con ropa gruesa, plásticos o fajas ya que según
su creencia entre más suden más peso pierden, en muchos casos esta idea se
mantiene debido a que emplean la balanza justo después de haber sudado
excesivamente y notan que su peso a descendido, pero esto ocurre debido a que
al sudar lo que se pierde es agua, por ello en cuanto se repone se recupera el
peso perdido.

Por
esta razón podemos decir que esta práctica no solo es errada, sino que está absolutamente
contraindicada puesto que impide quemar grasa, esto se debe a que el organismo
no emplea la grasa acumulada cuando hay deshidratación.

A
su vez, al sudar excesivamente se corre el riesgo de:

  • Deshidratarse y
    perder la capacidad de termorregularse.
  • Presentar alteraciones
    importantes en las funciones que realizan el sistema cardiovascular, metabólico
    y endocrino.
  • Causar la pérdida
    de sodio y potasio, lo que puede producir calambres.

Es
por ello que al momento de practicar cualquier actividad física hay que
hidratarse constantemente.

Mito #4: “Caminar
es inútil”

adventure-1868817_1280

Caminar
es uno de los ejercicios más fáciles de realizar, sin importar su edad o forma
física, y lo mejor es que caminar más es un excelente remedio del cual
prácticamente todas las personas se beneficiarían, incluso si tiene un programa
de ejercicio regular.

Esta
más que demostrado que el sedentarismo es tan dañino como fumar, ya que eleva
el riesgo de sufrir una muerte temprana debido a la mala salud,
independientemente de su nivel físico y otros hábitos de su estilo de vida.

Mito #5: “Si
no necesitas perder peso, no tienes por qué hacer ejercicio”

run-1744496_1280

Ciertamente
la pérdida de peso es un efecto secundario del ejercicio, pero no es lo único
que se obtienen al realizarlo, de hecho, el hacer ejercicio es una
recomendación que abarca a niños, jóvenes y adultos tengan o no sobrepeso ya
que la actividad física es uno de los mejores medicamentos preventivos para
muchos males, que van desde trastornos psiquiátricos hasta enfermedades
cardiacas, diabetes y cáncer.

El
sedentarismo es tan nocivo como fumar y se asocia directamente con elevar el
riesgo de sufrir una muerte temprana debido a la mala salud, independientemente
de tu nivel físico y otros hábitos de tu estilo de vida. Por ello si alguno de
estos mitos esta en tu lista de excusas échalo a un lado y da el primer paso
hacia una vida activa que incluya una rutina regular de ejercicios.

Si
te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes
vivir más sano, me gustaría regalarte
una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.
 

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos
momentos.

Si
la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien.
Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o
entre las letras de tu dirección.

Referencias
http://www.nutritionaction.com/daily/exercise-for-health/10-big-fat-exercise-myths-causing-you-to-stall/
http://www.jneurosci.org/content/31/32/11578
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15086643?dopt=Abstract
http://www.bvsde.paho.org/bvsacd/cd41/kerry.pdf
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19264819
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4143391/
http://www.universityherald.com/articles/6505/20131230/exercise-is-the-best-preventive-drug-against-many-health-problems.htm
https://medlineplus.gov/ency/article/003218.htm