callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

Estudio Revela Que Este Alimento Es Tan Adictivo Como La Cocaína

Feb. 3, 2017|1590 views
Alimentos5c1241d102 ¡Corra
la
Voz!
Share

Hace un mes mi hijo mayor llego a casa horrorizado porqué tenía una nueva compañera de clases que es adicta a los alimentos procesados, al parecer cada día esta chica lleva su bolso repleto snacks o bocadillos rápidos que no para de comer, por lo cual muchos profesores le han llamado la atención a pesar del corto tiempo que lleva en la institución.

Esto no es algo común para mi hijo que siempre consume jugos verdes o lleva frutas de merienda, pero quizás muchos de ustedes si hayan detectado el creciente número de personas con adicciones a los alimentos procesados, personas que en realidad están cargando su organismo de un elevado riesgo a padecer enfermedades importantes.

Los alimentos procesados pueden generar adicciónAlimentos_no_recomendadosLa adicción a la comida chatarra es un nuevo fenómeno comprobado científicamente. En el cual a diferencia de lo que ocurre con los alimentos enteros, que contienen una mezcla de carbohidratos, grasas, proteínas, fibra y agua que ayuda a sentirse satisfecho, los alimentos procesados ​​estimulan la dopamina, un neurotransmisor que hace que nos sintamos bien, a pesar de que los alimentos carezcan de nutrientes y fibra.

Esta estimulación artificial de la dopamina puede causar antojo excesivo de alimentos procesados y en última instancia, adicción a este tipo de comida.

Por ejemplo, en el año 2014 se descubrió que las galletas Oreo son tan adictivas como la cocaína o la morfina, esto se debe a que estas deliciosas galletas activan más neuronas en los centros de placer del cerebro de las ratas que la exposición a los medicamentos ilícitos. Sin embargo, las papas fritas, son algunos de los alimentos chatarra más adictivos en el mercado, ya que contiene tres ingredientes que causan placer: azúcar (de la papa), sal y grasa.

Los alimentos procesados contienen acrilamida una sustancia capaz de causar cáncerCOmida_ChatarraComo si faltarán razones para considerar dejar los alimentos procesados, a la lista de calorías vacías, demasiada azúcar, ingredientes artificiales, carbohidratos refinados y grasas trans, se les suma la acrilamida. La acrilamida se forma en muchos alimentos que son cocinados o procesados ​​a temperaturas superiores a los 212°F o 100°C, pero los alimentos ricos en carbohidratos son los más vulnerables a este subproducto inducido por el calor.

Como regla general, está sustancia química es formada cuando la comida se calienta al grado de producir una superficie bastante seca y dorada. Por lo tanto, la acrilamida se puede encontrar en grandes cantidades en muchos alimentos procesados, especialmente en:

  • Las papas: papas fritas, papas a la francesa y otros alimentos de papas ya sean asados o fritos.
  • Granos: corteza de pan, pan tostado, pan crujiente, cereales tostados y varios snacks procesados.

Los estudios han demostrado que la exposición a la acrilamida aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer considera la acrilamida un probable carcinógeno humano.

Las papas fritas en particular, han demostrado poseer grandes concentraciones de esta sustancia química peligrosa. De hecho, en el año 2005 el estado de California demandó a los fabricantes de papas fritas por no advertir a los consumidores de California sobre los riesgos para la salud de la acrilamida en sus productos.

Este conflicto llego a su fin cuando en el año 2007 Frito-Lay y otros varios fabricantes de papas fritas acordaron reducir para el 2011 los niveles de acrilamida en sus papas a 275 partes por billón, cantidad que es lo suficientemente baja para evitar la necesidad de una etiqueta de advertencia sobre peligro de cáncer, aunque la presencia de la sustancia siga representando el mismo peligro en especial para quienes las consumen en grandes cantidades.

¿Cómo reducir los riesgos?

La solución es tan simple como cambiar los alimentos procesados ​​por alimentos reales, los cuales son la clave para una buena salud, ciertamente esto requerirá de un poco de esfuerzo, pero valdrá la pena.

  • Primero empieza planeando tus comidas con anticipación, en general puedes planear toda una semana de comidas a la vez, asegurándote de tener disponibles todos los ingredientes necesarios y de no poseerlos esta planeación te servirá para hacer la lista de compras.
  • En tu planeación puedes diseñar una cena fácil de cocinar cuando sepas que no tendrás mucho tiempo disponible e incluso si tu prisa es en las mañanas puedes planear desayunos donde puedas reutilizar las sobras.
  • Intenta explorar los mercados locales en la búsqueda de productos orgánicos de temporada que estén disponibles.

A medida que elimines los alimentos procesados ​​de tu alimentación, es importante que reemplaces estos con grasas saludables, que no provengan de proteínas o carbohidratos de granos. Cada persona debe consumir entre 50 y 70% de sus calorías diarias en forma de grasas saludables, entonces, a medida que elimines los alimentos procesados de tus comidas, asegúrate de comer más de los siguientes:

  • Olivas y aceite de oliva
  • Coco y aceite de coco
  • Mantequilla hecha de leche de vacas alimentadas con pastura
  • Frutos seco orgánicos y sin procesar, especialmente nueces de macadamia, las cuales tienen un bajo contenido de proteínas y grasas omega 6.
  • Yemas de huevos de gallinas y carde de animales alimentados con pastura.
  • Aguacates.

Los alimentos procesados han demostrado ser causantes de adicciones y graves problemas de salud, por lo que mi recomendación es buscar que estos ocupen menos lugar en nuestra alimentación cada día.

A su vez es hora de que hagamos algo por lo demás y nos volvamos portavoces de este problema tal como ha hecho mi hijo, quien ha compartido esta información con su compañera y cada día lleva el doble de su merienda para compartirla con ella y así ayudarle a dejar de lado los alimentos procesados.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

¡Corra
la
Voz!