Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

¿En verdad Se Puede Prevenir El Cáncer De Pulmón?

prevenir-cáncer-de-pulmón

La familia de Juan Carlos se reunió para tratar un tema muy grave y triste. Juan Carlos, la cabeza de la casa tiene cáncer de pulmón. A él no le sorprende, es un fumador empedernido y trabajó 23 años en un ambiente contaminado con asbesto.

Asumió con gallardía el diagnóstico y le pidió a su esposa e hijos el apoyo y la comprensión que requiere. Debe prepararse para recibir los tratamientos tradicionales y el médico le adelantó la posibilidad de una cirugía para extirpar el tumor.

Afortunadamente, se encuentra en una fase donde las esperanzas de curación suman más de 60% de probabilidades. Su hija Mercedes, de 15 años, le preguntó si en realidad el cáncer de pulmón tiene cura.

Juan Carlos sonrió, optimista como siempre, miro a su hija y le dijo que estaba dispuesto a dar la batalla y que pensaba ganarla y que además tenía un secreto bien guardado, un arma poderosa que le podía dar la ventaja en la mayor batalla de su vida. Se trata de la medicina natural, con ella acompañaría todo el tratamiento que el médico le prescribiera.

Juan Carlos llevaba casi un año sin fumar, pero esto no fue suficiente para evitar la aparición del cáncer. Fueron muchos años llenando sus pulmones de los tóxicos del cigarrillo y el asbesto. Meses antes del diagnóstico, había tomado la decisión de cambiar sus hábitos de vida y de alimentación. Así fue como dio con mi blog, buscando información en Internet sobre cómo llevar una vida sana.

Para animar a su hija, Juan Carlos descargó Gratis mi e-book #Yo Puedo con la Dra. Cocó e invitó a su familia a asumir el reto de desintoxicar su organismo y llevar un estilo de vida y de  alimentación más saludable. Así juntos librarían la batalla por la salud.

¿Cómo saber si tengo cáncer de pulmón?

cómo-saber-si-tengo-cáncer-de-pulmón

En su mayoría, los distintos tipos de cáncer de pulmón no causan ningún síntoma hasta que se ha propagado demasiado. Sin embargo, algunos pacientes con cáncer de pulmón en las primeras etapas pueden presentar ciertas señales.

Si acudes al médico al notar los primeros síntomas, es más probable que el tratamiento tenga una mayor eficacia y se pueda curar el cáncer de pulmón. Algunos de los síntomas que pueden indicar la presencia de este tipo de cáncer son las siguientes:

  • Tos constante que empeora a corto plazo
  • Ronquera
  • Tos con flema color de metal oxidado o con sangre
  • Dolor en el pecho que empeora cuando toses, te ríes o respiras profundamente
  • Debilidad y cansancio
  • Dificultad para respirar
  • Infecciones como neumonía o bronquitis que se mantienen o siguen recurriendo
  • Silbidos en el pecho al aspirar y exhalar

Cuando una persona presenta estos síntomas, en general no se preocupas y, rara vez lo relaciona con cáncer, sino que lo asocia con algún virus, pero ¡Hey! no es normal tener flema con sangre, ni los silbidos constantes en el pecho. En general, considero que todo síntoma debe ser tomado en serio; si hiciéramos esto tendríamos gran parte de la batalla ganada ante muchas enfermedades.

¿Qué ocurre si el cáncer de pulmón se propaga?

qué-ocurre-si-el-cáncer-de-pulmón-se-propaga

Si el cáncer de pulmón no se trata a tiempo, éste se propaga a otros órganos cercanos o distantes. En los casos en los que el cáncer alcanza el cerebro o la médula espinal puede causar:

  • Dolor en los huesos, regularmente en las caderas o en la espalda
  • Dolor de cabeza
  • Adormecimiento o debilidad en un brazo o una pierna
  • Convulsiones
  • Problemas de equilibrio y mareos

Cuando se propaga hacia el hígado, produce ictericia, que provoca una coloración amarillenta en los ojos y la piel. En tanto que, al propagarse a la piel o los ganglios linfáticos, causa protuberancias cerca de la superficie del cuerpo.

¿Cómo se trata el cáncer de pulmón?

cómo-tratar-cáncer-de-pulmón

El tratamiento para el cáncer de pulmón a menudo requiere de una terapia multimodales, donde intervienen oncólogos, cirujanos torácicos, neumonólogos y otros especialistas en enfermedades pulmonares, especialistas en terapia de radiación e incluso nutricionistas.

El cáncer de pulmón se puede tratar con quimioterapia, terapia de radiación, cirugía o la combinación de las tres modalidades. Este tratamiento depende del tipo de cáncer, etapa y extensión del mismo. En la etapa temprana, la cirugía es la mejor opción y ofrece mayor probabilidad de curar el cáncer de pulmón. Pero no es muy efectiva cuando el cáncer se encuentra en etapas avanzadas.

Esta intervención se realiza cuando el tumor está confinado al pulmón y el procedimiento se puede efectuar de forma segura. La cirugía involucra la extracción de los nódulos linfáticos del tórax y la masa cancerosa.

La terapia de radiación y la quimioterapia son pocas veces un remedio y, generalmente, se aplican para reducir los tumores avanzados que no se pueden resecar. La verdad son tratamientos agresivos, pues recuerda que no solo atacan las células cancerígenas, también las sanas.

La cirugía más común de cáncer pulmonar es la lobectomía, siempre en las primeras etapas de la enfermedad. Ésta ha probado tener una menor recurrencia del cáncer y tiene un alto índice de curación, de 20 a 80%, según la etapa del cáncer.

Síntomas de cáncer de pulmón en fase terminal

síntomas-del-cáncer-de-pulmón

Lamentablemente, existen muchos pacientes que descubren que padecen cáncer cuando este ya está en una etapa avanzada. Por ello, no reciben un tratamiento en las primeras etapas. Cuando es así, puede presentar varios síntomas terminales como:

  • Insuficiencia respiratoria o asfixia
  • Pérdida de conciencia por la falta de oxígeno en el cerebro
  • Tos cavernosa y débil con secreciones de sangre y coágulos

En estos casos, se recurre al respirador artificial o al oxígeno (directo a través de una botella o cilindro de oxígeno), y a la morfina como analgésico potente. Ésta también actúa en los centros respiratorios del cerebro, enmascarando la sensación de falta de respiración.

¿Realmente se puede prevenir el cáncer de pulmón?

se-puede-curar-el-cáncer-de-pulmón

Actualmente, más de la mitad de los casos de cáncer se curan completamente. La mayoría gracias a la cirugía, la cual no ha cambiado sustancialmente sus técnicas durante el último siglo, en materia de cáncer.

Lo que sí ha evolucionado a grandes pasos y cambiado radicalmente es la precocidad del diagnóstico. Esto se debe, en gran parte, a la mayor educación e información de la población en cuanto a las señales de alarma. Esto incide directamente en que más personas puedan ganar la batalla al cáncer.

Aunque no existe aún una cura milagrosa para el cáncer, sí es posible curar esta enfermedad fortaleciendo a nuestro sistema inmunológico. Por ello, es importante que antes y durante el tratamiento del cáncer de pulmón, cuides tu alimentación y consumas alimentos ricos en antioxidantes y desintoxicantes de calidad.

¿Cómo prevenir y combatir el cáncer de pulmón?

prevenir-el-cáncer-de-pulmón

Son muchos los consejos prácticos que te puedo dar. Para mí el primordial es mantener una alimentación sana, balanceada, nutritiva y un estilo de vida saludable, olvidándote del sedentarismo. Aunado a este, los siguientes también son esenciales en la prevención y tratamiento del cáncer de pulmón:

1. Deja de fumar

Para librarte del humo de segunda mano, limita tu exposición a él, evitando ambientes donde otros fumen. Recuerda que no sólo fumar cigarrillos aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Cualquier modalidad y producto del tabaco es dañina, ya que éste contiene sustancias carcinógenas.

Si eres adicto a la nicotina, se te hará difícil dejar el hábito y seguramente sufrirás los efectos de la abstinencia. En ese caso, lo mejor es que busques la ayuda de un médico.

2. Aléjate del radón

Busca a un técnico especializado para que revise tu casa y verifique la presencia de radón en ella. Éste es un gas radioactivo que se libera al descomponerse naturalmente elementos como el torio, uranio y radio. Estos elementos se encuentran comúnmente en el suelo y las rocas. Al inhalarse, las partículas de radón dañan las células que recubren tus pulmones, aumentando el riesgo de padecer de cáncer de pulmón.

3. Evita las sustancias cancerígenas

En tu hogar, y en mayor grado tu lugar de trabajo, pueden existir productos químicos como el asbesto, benceno, arsénico y formaldehido. Estas sustancias causan cáncer de pulmón. Si por razones de trabajo debes estar en ambientes con estas sustancias, utiliza equipo protector para minimizar el contacto como camisas de manga larga, chaquetas, mascarillas, gafas y pantalones largos.

4. Haz ejercicios

Lo que recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades es que los adultos realicen alrededor de 150 minutos de ejercicios físicos a la semana. Las actividades pueden ser ligeras como trotar, caminar, nadar o andar en bicicleta. Si optas por los ejercicios de fuerza y resistencia, estos deben realizarse al menos dos veces por semana.

5. Consume alimentos saludables

La alimentación es esencial para mantener una buena salud. Incrementa tu consumo de verduras y frutas enteras, pues éstas contienen antioxidantes, minerales y vitaminas que ayudan a prevenir el cáncer de pulmón. Incluye en tu alimentación abundantes vegetales de hoja verde ya que te protegen ante el cáncer.

Reduce hasta eliminar el consumo de alimentos procesados, grasas trans y azúcares refinados. Aumenta la ingesta de semillas, frutos secos, legumbres, proteínas magras y grasas saludables como la del aguacate y el aceite de coco.

6. Reduce tu exposición a la contaminación ambiental

La exposición constante y a largo plazo a la contaminación del ambiente por los vapores que arrojan los vehículos de motor, fábricas y otras fuentes puede incrementar el riesgo de cáncer de pulmón. Evita transitar por carreteras con mucho tráfico y pasar mucho tiempo en lugares donde el aire esté cargado de partículas contaminantes.

7. Atiende las enfermedades pulmonares

Las enfermedades pulmonares como las obstructivas crónicas y la tuberculosis pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Si sufres alguna de ellas, acude al médico para tratarlas a fondo y a tiempo.

8. Respira la brisa marina

El aire marino tiene la propiedad de fortalecer los pulmones y ayudarte a expulsar la flema y otras mucosidades. Así, mantiene limpia tus vías respiratorias, reduciendo el riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

Para Juan Carlos y su familia ha comenzado el duro camino de luchar contra el cáncer de pulmón, pero él se mantiene optimista. Se alejó de todo ambiente dañino y ha mejorado notablemente su alimentación. Hace ejercicios todas las mañanas y los fines de semana, pasea con su familia por los malecones, aprovechando de respirar el aire puro del mar. Es un paciente que apuesta a la vida.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias: