Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

5 Remedios Naturales Para Aliviar Las Amígdalas Inflamadas

Paco está preocupadísimo porque en unos quince días debe dar una charla motivacional ¡Y tiene las amígdalas inflamadas! Y es que el Paco viene sufriendo con este problema desde niño y no ha querido operarse porque le tiene pánico al bisturí.

Y han sido años de antibióticos y desinflamatorios, pastillas con analgésicos suaves para aliviar el mal, pero siempre vuelve y el pobre Paco se queda afónico, con fiebre y mucho malestar, apenas puede tragar líquidos muy fríos para calmar el dolor y pasar el mal rato.

Pero ahora la cuestión es crucial pues se presentará ante un público numeroso,  lo peor es que las dosis de antibióticos y anti-inflamatorios lo dejan muy débil y con malestares gástricos. La misión que me he propuesto es darle un tratamiento con remedios naturales específicos para aliviar las amígdalas inflamadas.

¿Qué son las anginas?

Agua de limon y miel para aliviar el dolor de gargantaLas anginas o amígdalas son dos masitas hechas de tejido que se encuentran en la parte posterior de la boca, a cada lado de la garganta, son una parte fundamental del sistema inmunológico ya que ayudan a bloquear a las bacterias y microorganismo antes de que éstos pasen a las vías respiratorias, son pues, una especie de filtro.

Cuando las amígdalas atrapan la infección se inflaman y causan un dolor muy agudo, y cuando tratas de tragar algo, el dolor es insoportable, la garganta se cierra casi por completo, por lo que también es incómodo respirar.

Otros síntomas de las amígdalas inflamadas

Además del dolor, las amígdalas inflamadas pueden causar fiebre alta, dolor en los oídos, pus en la garganta, pérdida de la voz, náuseas, se inflaman los ganglios alrededor de la garganta y el dolor se extiende hasta las mandíbulas.

5 remedios caseros para tratar la amigdalitis

Higos para aliviar las amígdalas inflamadasLo mejor de estos remedios naturales que te enseñaré a preparar, es que la mayoría de los ingredientes los tienes en casa, o lo puedes comprar en cualquier tienda, si es de productos orgánicos mejor. Otra ventaja es que no causan efectos secundarios, así que son completamente seguros.

5.       Agua de limón y miel

Estos dos ingredientes son unos de los más populares en el campo de la medicina natural y que han sido ampliamente estudiados por la medicina tradicional, gracias a sus propiedades curativas, especialmente cuando se trata de padecimientos de las vías respiratorias.

¿Qué Necesitas?

  • 1 vaso de agua tibia
  • El zumo de un limón o lima
  • 1 cucharada de miel cruda de abejas
  • ½  cucharadita de sal

¿Cómo lo prepararás?

Calienta el agua, no la dejes hervir y agrega el zumo de limón, la miel y la sal, revuelve bien, deja reposar y tómala tibia. Esta bebida no sólo te ayudará a aliviar el dolor, también atacará la infección gracias a las propiedades antisépticas del limón y la antibiótica de la miel.

4.       Cúrcuma  y pimienta

Otra grandiosa combinación que te ayudará a aliviar los síntomas de la inflamación de la garganta.

¿Qué Necesitas?

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • ½  cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 8, 7 onzas de agua

¿Cómo lo prepararás?

Calienta el agua y añade las especias, remueve bien y deja reposar. Bébela tibia tres noches consecutivas antes de irte a dormir.

3.       Jugo de remolacha, zanahoria y pepino

Este jugo, además de nutritivo, es muy eficaz para desinflamar las amígdalas, ayuda a mejorar el sistema inmunológico y ataca a la infección.

¿Qué Necesitas?

  • ½  Pepino bien lavado
  • 1 remolacha pequeña
  • 1 zanahoria mediana
  • 4 onzas vaso de agua

¿Cómo lo prepararás?

Corta los vegetales en trozos pequeños, licúalos con el agua y bébelo sin colar.

2.       Semillas de fenogreco

El fenogreco tiene propiedades anti-bacterianas y ayudan a desinfectar tus amígdalas.

¿Qué Necesitas?

  • Una cucharada de semillas de fenogreco
  • 8,7 onzas de agua

¿Cómo lo prepararás?

Lleva a hervor las semillas de fenogreco en el agua durante una media hora, deja reposar la infusión y cuando se enfríe haz gargarismos tres veces al día.

1.       Higos

Además de efectiva, este remedio te será muy agradable al paladar si eres amante de los higos.

¿Qué necesitas?

  • 4 higos frescos y maduros
  • 2 onzas de agua

¿Cómo lo prepararás?

Coloca a hervir los higos con el agua, deja que se enfríen un poco y aplástalos hasta hacer un puré. Cuando la pasta esté completamente fría toma pequeñas porciones y aplícalas como un emplasto en la garganta. Será inevitable que tragues, pero trata de mantenerla el mayor tiempo posible.

Otros remedios eficaces

Salvia para aliviar la garganta inflamadaSi bien estos cinco remedios son los más populares, existen otros muy buenos como el alumbre en polvo que se coloca directamente sobre las amígdalas o se mezcla con agua para hacer gargarismos. También puedo recomendarte el tomillo, el cual es desinfectante y antiséptico, se prepara una infusión y se bebe de dos a tres veces al día.

Con la salvia se prepara un emplasto muy efectivo y también gargarismos. Y por último, el vino blanco con romero, esto se prepara hirviendo una taza de vino blanco con tres cucharadas de romero, preferiblemente fresco. Cuando se enfríe el líquido se hacen gárgaras tres veces al día.

Algunos consejos

Cuando hagas gargarismos con zumo de limón recuerda que debes lavarte bien los dientes para que no queden residuos de éste, ya que el ácido puede afectar el esmalte y mancharte los dientes. Si tienes las amígdalas inflamadas no te esfuerces en uhablar, esto lastima tu garganta y aumenta la inflamación, la garganta necesita reposo, y esto se logra manteniéndote callado.

Bebe líquidos fríos como agua pura, jugos y helados de frutas, el frío local alivia el dolor y desinflama, además, necesitas mantenerte hidratado y alimentado. Los alimentos sólidos y secos serán imposibles de tragar, así que mientras tengas la garganta inflamada debes comer gelatinas, caldos, puré de vegetales y mucho líquido.

Si bien el frío directo es muy bueno para aliviar el dolor y la inflamación, el calor externo también tiene buen efecto, mantén la garganta cubierta con una bufanda o un paño el tiempo que puedas.

Y ahí está Paco en el escenario dando una increíble charla motivacional, eso sí, con bufanda y sin esforzar la voz, por suerte tiene un micrófono y buena acústica en el lugar, lo que le es de gran ayuda para mantener un tono de voz adecuado para su malestar, que según me ha dicho ya ha desaparecido casi por completo.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias: