Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Uremia: Qué es, Síntomas, Causas Y Tratamiento

uremia-causas-síntomas-tratamiento

Hace unos meses que Ramón se había estado sintiendo mal. Estuvo notando sangre en su orina y una serie de síntomas como vómitos, diarrea y hasta un sabor amargo y metálico en la boca. Trató de resolver el problema con fármacos “curalotodo”.

Pero la sangre en la orina y los malestares se mantenían. Así que no le quedó otro remedio que hablar con su esposa Isabel y contarle. Ella, inmediatamente lo llevó al médico, no sin antes hacerle su merecido reclamo. Ramón sabía que era inevitable el regaño.

Después de examinarlo y mandarle a tomar muestras de sangre y orina, el médico diagnosticó uremia. También le regañó por no haber acudido a la consulta, apenas tuvo los primeros síntomas. Pero Ramón es de los que temen a los hospitales.

Por lo avanzado de la enfermedad, el tratamiento puede ser la diálisis y, en el peor de los casos, un trasplante. Pero la pareja ha decidido acompañar todo este proceso con tratamientos naturales de comprobada efectividad, de los que os hablaré en esta oportunidad.

Me he enterado de este caso porque Isabel me ha escrito para contarme lo sucedido y pedirme que le recomiende remedios caseros que puedan ayudarle a vencer la uremia. Lo primero que le he dicho es que empiece con una desintoxicación natural de su organismo con el método que he creado especialmente para vosotros y que puedes Descargar Totalmente Gratis Aquí.

¿Qué es la uremia?

uremia-qué-es

Te hablaré un poco de esta enfermedad, la uremia es el resultado de la acumulación de desechos que deberían ser eliminados normalmente por los riñones. La palabra uremia proviene del griego y significa literalmente “orina en la sangre”, aunque en realidad esta enfermedad se caracteriza por la presencia de la sangre en la orina.

En el ámbito médico, es sinónimo de una insuficiencia renal muy avanzada, ya que los riñones se encargan de eliminar los desechos tóxicos en nuestro organismo. Al fallar en esta función, el cuerpo se intoxica.

Entre los productos tóxicos que causan la uremia están la creatinina, generada por la actividad muscular, y la urea, resultante del metabolismo de las proteínas.

Síntomas de la uremia

Entre el conjunto de señales que indican la presencia de la uremia destacan los síntomas respiratorios, digestivos, cerebrales y circulatorios entre otros. Algunos de ellos son:

  • Temblores involuntarios
  • Sabor metálico y amargo en la boca
  • Letargia, acompañada de convulsiones y deterioro cognitivo
  • Náuseas y vómitos
  • Inflamación de la capa que cubre el corazón
  • Hipotensión e hipotermia
  • Coloración púrpura o roja en la piel que no desaparece al ser presionadas (síndrome purpúrico)
  • Aumento o exaltación de los reflejos
  • Lengua saburral o sucia
  • Diarrea
  • llagas en las encías y la comisura de los labios
  • Inapetencia
  • Malestar general

Al sufrir algunos de estos síntomas, es de gran importancia que acudas a tu médico. No esperes a que tu estado de salud empeore.

Causas de la uremia

Ahora bien, te he dicho cuales son los síntomas, pero si prevenir es mejor que curar, es necesario que conozcas sus causas.

causas-de-la-uremia

La causa principal de la uremia son las enfermedades que afectan a los riñones, que no son atendidas y controladas a tiempo. Entre los problemas más comunes que producen, se ubican:

  • Disminución de la función renal a causa de la acumulación de desechos
  • Síndrome nefrótico
  • La hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Obstrucción de las vías excretoras
  • Deshidratación
  • Pielonefritis crónica
  • Disminución en la expulsión de la urea
  • Consumo de ciertas drogas
  • Aumento del catabolismo, proceso en el que tu organismo convierte las bio-moléculas complejas en simples para producir energía
  • Sangrado intestinal

También el aumento de producción de urea en el hígado, por el consumo de una dieta muy alta en proteínas. Esto aumenta la cantidad de desechos que deben ser filtrados por el riñón, siendo esto un causante de la uremia.

Tratamiento de la uremia

Los médicos advierten que es esencial la identificación precoz del daño renal. De no hacerlo, existen dos métodos útiles:

  • Diálisis
  • Trasplante de riñón

Pero también existen remedios naturales muy efectivos que no ocasionan ninguna reacción desfavorable y resultan mucho menos traumáticos.

Tratamiento natural de la uremia

uremia-tratamiento-natural

Para tratar la uremia de forma natural te recomiendo:

  • Provocar sudoración abundante, envolviendo todo tu cuerpo con un cobertor grueso, excepto los brazos y la cabeza. Así, a través de la sudoración, eliminarás toxinas como la urea
  • Guardar reposo en cama
  • Beber como agua corriente infusiones de hinojo y cola de caballo
  • Tomar baños generales de vapor, estimulando la sudoración y por lo tanto desintoxicación de tu organismo.

Pero además te recomiendo estos efectivos remedios caseros que te serán muy útiles para curar la uremia.

Cocimiento de limón y taray

limón-y-taray-para-uremia

Otro tratamiento natural contra la uremia es esta bebida. Con ella ayudarás a neutralizar el ácido favoreciendo la expulsión de los desechos tóxicos y aliviando la función renal. Entre sus ingredientes se encuentra una planta llamada taray. Esta es un arbusto común del norte de África, y se utiliza para tratar varias dolencias. La planta taray posee múltiples propiedades medicinales, entre ellas, detener el sangrado de heridas abiertas y hemorragias internas. Es también un poderoso antiinflamatorio.

¿Qué necesitas?

  • 2 limones frescos
  • ¼ de litro de agua pura
  • 1 tallo con corteza de taray

¿Cómo lo prepararás?

Hierve el agua y añade el tallo y la corteza de taray, deja hervir por alrededor de cinco minutos. Retira la cazuela del fuego y agrega el zumo de los limones, deja reposar y cuela. Bebe una taza tres veces al día, después de cada comida principal.

Exfoliación y baño de vapor para eliminar las toxinas

exfoliación-eliminar-toxinas

Es importante que ayudes a tus riñones en su función como filtro para acelerar la eliminación de desechos a través del sudor. Para ello es necesario mantener los poros limpios y dilatados, esto se logra con lavado, frotado y baño de vapor.

Para la exfoliación:

¿Qué necesitas?

  • 1 esponja áspera (las mejores son las de fibra vegetal)
  • Ducha o tina, prefiero la ducha
  • 1 pastilla de jabón neutro
  • Toalla gruesa

¿Cómo lo harás?

Métete al agua y lávate todo el cuerpo, cada centímetro de piel debe estar bien mojado. Ahora humedece la pastilla de jabón y enjabona todo tu cuerpo, puedes usar una esponja suave o las manos. Déjate unos minutos el jabón, pero no esperes que se seque. Luego frota vigorosamente con la esponja áspera, la piel debe enrojecerse.

Esto no sólo ayuda a arrastrar las partículas contaminantes y las células muertas de la piel. También ayuda a dilatar y limpiar los poros, así como a activar la circulación sanguínea. Enjuágate con abundante agua pura y sácate el jabón. Seca tu piel con la toalla, frotando con fuerza. Ahora estas listo para el baño de vapor.

Para el baño de vapor:

¿Qué necesitas?

  • 1 tina suficientemente grande para que puedas colocar una silla dentro
  • Agua caliente, suficiente para llenar la tina hasta la mitad
  • 1 puñado de hojas de eucaliptus, es refrescante y sudorífero
  • Una banqueta para colocar los pies
  • 1 frazada gruesa para cubrirte por completo, excepto la cabeza

¿Cómo lo harás?

Coloca la silla dentro de la tina llena hasta la mitad con agua caliente. Coloca las hojas de eucaliptus en el agua, ubica la banqueta y siéntate dentro, colocando los pies sobre la banqueta, si lo prefieres deja los pies dentro del agua.

Cúbrete con la frazada, dejando sólo la cabeza y los brazos fuera. Debes tratar de cerrar por completo la frazada para atrapar todo el vapor posible. La idea es que sudes abundantemente. El sudor arrastrará toxinas a través de los poros, apoyando la función de los riñones que filtran la sangre para eliminar desechos.

Infusión de albahaca y salvia

uremia-infusión-albahaca-y-salvia

Ambas plantas te ayudarán a mantener limpios tus riñones de toxinas, por lo que son excelentes para tratar la uremia.

¿Qué necesitas?

  • 30g de hojas de salvia
  • 30g de hojas de albahaca
  • 2 litros de agua

¿Cómo la prepararás?

Hierve las hojas en el agua y deja que se reduzca a la mitad. Deja refrescar y cuela. Bébela durante el día, raciónala en medio vaso por dosis.

Otras medidas para combatir la uremia

uremia-otras-formas-de-combatirla

Para reducir los efectos de la uremia, es necesario llevar una dieta muy baja en proteínas. Pero rica en agua y alimentos frescos que promuevan la eliminación de desechos a través de la orina y que además tengan propiedades desintoxicantes. Te recomiendo:

  • Reduce el consumo de carnes rojas.
  • Puedes comer carnes de ave y pescado. Pero sólo dos o tres veces por semana y en porciones menores a la estándar.
  • Reduce el consumo de legumbres como garbanzos, frijoles, habas y judías. Entre todas, es preferible las lentejas, pero sólo una ración a la semana.
  • Elimina el consumo de embutidos.
  • Bebe suficiente agua pura durante el día, al menos 8 vasos.
  • Toma infusiones de hierbas diuréticas y desintoxicantes. Puedes incluirlas en tu consumo de agua diario.
  • Incorpora a tu dieta diaria frutas frescas con propiedades diuréticas.
  • Bebe un vaso de agua de coco verde tres veces a la semana.
  • Come a diario pepinos frescos, berros y zapallitos. Estos son muy diuréticos y desintoxicantes.
  • Reduce el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Realiza actividades físicas regulares, la sudoración siempre ayuda a eliminar toxinas.

Ramón está cumpliendo el tratamiento por sudoración en su casa. Además de tomar bebidas diuréticas y seguir una dieta baja en proteínas. Según los últimos resultados de los análisis médicos, al parecer la diálisis podrá esperar.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.