callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

Cómo La Remolacha Aumenta La Visión, Elimina El Hígado Graso Y Limpia Tu Colon

Mar. 15, 2017|6279 views
La remolacha Aumenta la Visin Elimina el hgado graso Y Limpia el Colon ¡Corra
la
Voz!
Share

Conozco una pareja de abuelos que es una dulzura, cada día lo viven como si estuvieran en la adolescencia. Son muy sanos y activos, ambos juegan al tenis, caminan en las tardes en el parque, se ejercitan y además llevan una alimentación bastante sana.

Sus nombres son Jorge y Ana; ellos acostumbran a sentarse en el jardín a tomar alguna infusión de hierbas medicinales de las que cultivan y unas galletitas de avena con miel que Ana prepara, son deliciosas. Algunas tardes yo los acompaño, sola o en familia, compartiendo un rato agradable con sus tradición ineludible de beber una infusión en las tardes.

Ayer Ana me comentó que estaba preocupada por Jorge, me dijo que fueron al médico pues su esposo no se estaba sintiendo bien últimamente. El galeno le diagnosticó grasa en el hígado, lo que ha puesto a Jorge triste porque sabe que esto puede complicarle la vida, siendo que para él cada día es una nueva aventura.

El problema de hígado graso obliga a quien lo padece a llevar una dieta muy estricta, además de un tratamiento con medicamentos que a personas como Jorge no le vienen nada bien por sus efectos secundarios. Pero hay una hortaliza que es una maravilla para tratar al hígado graso y que también ayuda a mejorar la visión, limpiar el colon y, por si fuera poco, contiene muchos nutrientes.

Me refiero a la remolacha, o betabel, como también se conoce. Por lo general lo que se conoce de la remolacha es que es morada, dulce, que se consume en ensaladas, cremas, jugos y sopas. Pero hay mucho más, y de eso quiero hablaros hoy, para que si al igual que Jorge tienes problemas de hígado graso, tengas una alternativa natural para combatir este padecimiento.

Es interesante cómo los alimentos nos acompañan a través de los tiempos y muchos han jugado un rol importante en eventos históricos del mundo, y la remolacha es uno de esos alimentos. En los años de las Guerras Napoleónicas los ingleses, que dominaban el cultivo de la caña de azúcar en sus colonias del Caribe y la India, restringieron el acceso al azúcar a sus enemigos, los franceses, así como a las firmas comerciales independientes que traficaban el importante y dulce alimento.

Napoleón ordenó a sus expertos cocineros que procesaran el azúcar de la remolacha para suplir a la caña de azúcar, y así, tomando el conocimiento de los campesinos rusos lograron extraer el azúcar popularizándola en Europa.

También se sabe que la remolacha se consumía desde la antigüedad y era una planta que crecía de forma natural en las costas del norte de África, Europa y Asia. En principio, se consumían sólo las hojas, y fue en la antigua Roma donde se comenzó a cultivar con fines alimenticios y a consumir la raíz, que es lo que comemos hoy.

1.   Los nutrientes de la remolacha

Beneficios_de_faa4b71b17

La remolacha contiene hierro, cobre, potasio, magnesio y todo el complejo de vitamina B. Además, es una importante fuente de azúcar, tanto, que en algunos países del este de Europa, como Rusia, se extrae el azúcar de la remolacha y se refina para su uso culinario.

Esta planta  es rica en agua y fibra, por lo que es excelente para mantener limpio y sano el colon, es muy suave y digerible si se come cocida, hervida o al vapor, por lo que es recomendable incluirla en las dietas de personas convalecientes o con problemas de digestión.

2.   Comer remolacha mejora la visión

Hojas_de_remol45263ded8a

Entre los componentes de la remolacha se encuentra una importante cantidad de vitamina A, pero no en la raíz, que es la parte que solemos consumir de esta hortaliza, está en las hojas, sí, aquellas que por lo general desechamos ignorando sus muchos nutrientes. Por lo que es bueno que ya no las deseches sino que las añadas a tu alimentación, pero debes saber que las hojas deben consumirse cocidas y en pocas cantidades.

La vitamina A es esencial para nuestra salud ocular, así que incorpora la remolacha en tu dieta. Agrega las hojas a tus sopas y guisos, tiene un sabor agradable parecido al de la espinaca. Esta parte de la hortaliza también ayuda a prevenir la osteoporosis y fortalece el sistema inmunológico gracias a que contiene vitamina C. Su contenido de hierro es mayor al de la espinaca, la cual siempre se ha alzado con la copa del hierro entre los vegetales.

3.   Combate el hígado graso

 

Comer_remolach4c93baa5bc

Esta maravillosa hortaliza contiene dos sustancias que son las responsables de sus propiedades sanadoras, además de la vitamina A y la C. Se trata de la betaína y el triptófaro, las cuales ayudan a mejorar la circulación, promoviendo la generación de glóbulos rojos y llevando más oxígeno a nuestros órganos.

El hígado, al recibir esta carga fresca de oxígeno, aumenta su actividad ayudando a desalojar la grasa de él. Además, si le sumamos las propiedades limpiadoras de colon de la remolacha, estamos eliminando de manera más sana y completa las grasas y otros agentes tóxicos de nuestro cuerpo.

4.   Mantiene limpio el colon

Beneficios_pare523fa9849

Otro de los grandes beneficios de la remolacha para tu organismo, es su capacidad para mantener tu colon limpio. Esto gracias a su elevado contenido de fibra vegetal, la cual favorece el proceso digestivo y contribuye a disminuir el estreñimiento.

Pero no me puedo quedar sólo en sus propiedades benéficas para el colon, la visión y el hígado graso, la remolacha también es excelente para regular la presión arterial, nuevamente gracias a la betaína y el triptófaro. Aporta energía por la cantidad de azúcares y carbohidratos que contiene, por lo que no debe consumirse a diario si no practicas alguna actividad física constante.

La betaína y el triptófero, al promover una mejor oxigenación de la sangre ayudan a la función cerebral. Asimismo, ayuda a mantener un corazón potente y sano gracias al potasio que contiene, por lo que evita los accidentes cardiovasculares e infartos.

5.   Posee propiedades anticancerígenas

Beneficios_de_befb9068cf

Otra sorpresa que nos guarda la remolacha es su poder anticancerígeno, esto gracias a los fitonutrientes que contienen y que son los responsables de su intenso color que va del carmesí al morado, y ayudan a prevenir y combatir el cáncer.

Según reportan investigaciones realizadas, el extracto de ésta ayuda a reducir las formaciones tumorales en órganos de animales, así que se están haciendo pruebas para su uso en el tratamiento de cáncer de páncreas, mamas y próstata en humanos.

Ideal para desintoxicar el organismo

Nuestro cuerpo siempre está propenso a acumular sustancias tóxicas, aun cuando nuestra alimentación sea sana. Muchos tóxicos se encuentran en el ambiente y en algunos productos de uso doméstico, la remolacha, gracias a sus pigmentos betalín, ayuda a desintoxicar nuestro organismo purificando el hígado y la sangre.

Jorge y Ana se convencieron con la remolacha, que además les gusta mucho, y aquí fue cuando me sorprendieron con unas recetas deliciosas:

  • Borscht (Sopa rusa)

¿Qué necesitas?

  • Una cucharada de mantequilla
  • ¼ de caldo orgánico casero (de carne de vaca o búfalo, criados con pastura)
  • 3 o 4 remolachas medianas cortadas en rodajas finas
  • ½ libra de col rallada
  • 1 cebolla mediana cortada en rodajas finas
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharada de crema agria (opcional)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Sal y pimienta al gusto

¿Cómo la prepararás?

Derrite la mantequilla a fuego medio, agrega las cebollas y remolachas y cocina hasta que ablanden, eso te llevará alrededor de 8 minutos, salpimienta e incorpora el caldo. Cocina a fuego lento por 20 minutos, añade el perejil y la col rallada, cocina un par de minutos más, rectifica la sal y la pimienta, sirve y agrega una cucharada de crema agria si lo deseas.

  • Jugo 3 en 1

Este popular jugo es muy solicitado por  deportistas y estudiantes en américa latina, se acostumbra servírselo a los niños en edad escolar para favorecer su crecimiento y rendimiento en los estudios. Es muy fácil de preparar.

¿Qué necesitas?

  • 1 remolacha mediana rallada
  • El jugo de dos naranjas
  • 1 zanahoria grande rallada
  • 8 onzas de agua pura
  • Miel cruda de abejas al gusto

¿Cómo lo prepararás?

Coloca los vegetales en un procesador de alimentos o en la licuadora, procesa a velocidad media, cuela y sirve, endulza con la miel de abejas. Algunas personas lo prefieren sin colar, y están en lo cierto, pues así aprovechan la fibra.

  • Puré de remolacha

Este puré puede comerse solo acompañado de queso fresco, pero también es ideal para acompañar carnes de ave. 

¿Qué necesitas?

  • 2 remolachas grandes
  • 1 cebolla pequeña cortada en cubos pequeños
  • 2 dientes de ajo finamente rebanados
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

 ¿Cómo lo prepararás?

Cocina las remolachas enteras, no las peles. Saltea la cebolla y los ajos en un poco de aceite de oliva y reserva. Cuando las remolachas estén cocidas sácalas del agua de cocción y deja enfriar, luego pélalas y córtalas en cubos medianos, písalas con un tenedor hasta hacerlas puré, agrega la mantequilla, la sal y la pimienta al gusto. Finalmente añade la cebolla y los ajos salteados, mezcla hasta que queden bien integrados.

También puedes rallarla cruda y agregarla a la ensalada de col y zanahoria rallada. Cocidas y aderezadas con aceite de oliva y unas gotas de limón son fabulosas. Al vapor son muy sabrosas y sanas. Te aconsejo que las cocines enteras y con cáscara para que mantengan su color granate vivo, este truco también me lo enseñó Ana.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

¡Corra
la
Voz!