Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

¿Es Posible Prevenir El Cáncer De Forma Natural?

Con regularidad me preguntan, tanto en persona como por correo, si es posible prevenir el cáncer de forma natural. Mi respuesta es un rotundo porque, de hecho, la mayoría de las enfermedades se previenen de manera natural.

Recientemente, conversaba con mi amiga Sayuri sobre este tema. Ella es una mujer de 65 años con una salud envidiable.

Sayuri se crió en una pequeña ciudad japonesa a las orillas del mar donde tuvo la oportunidad, desde muy joven, de alimentarse de manera adecuada.

Su dieta incluía muchos vegetales y también estuvo al aire libre trabajando junto a su familia. Así desarrollo fortaleza física.

Al crecer y mudarse, Sayuri continuó participando en actividades deportivas y alimentándose sanamente. Con el tiempo se casó tuvo sus hijos y siguió llevando una vida activa y saludable.

El estilo de vida de Sayuri la protegió contra muchas enfermedades.

Por ejemplo, no padecía de hipertensión y la diabetes, patologías degenerativas que son comunes en personas adultas.

Sayuri me comentó:

Mucha gente me pregunta qué hice para ser tan saludable a mi edad. Solo sé que, desde mi infancia, me enseñaron a comer de forma saludable en un tiempo en el que no se hablaba de ese tema. También me ejercité de forma constante y evité muchas sustancias adictivas.

A continuación, Sayuri me contó cómo había sido su vida y los beneficios que esta le produjo en su vejez.  Al conversar con ella, me di cuenta de tres puntos claves.

Primero, sus hábitos la ayudaron a mejorar la inmunidad. Segundo, esto le permitió combatir varias enfermedades y, tercero, se redujo el riesgo de cáncer.

Cómo prevenir el cáncer de forma natural

prevención-del-cáncer-de-forma-natural

Comparto contigo algunos de los hábitos qué desarrolló Sayuri para ser tan saludable a su edad y cómo hizo para prevenir el cáncer de forma natural.

1. Consume té verde

Las investigaciones sugieren que el té verde juega un papel fundamental en la prevención del cáncer.

El té verde está lleno de antioxidantes que sustancias cuyas moléculas tienen la capacidad de retardar la oxidación de otras sustancias y moléculas.

prevenir-el-cáncer-té-verde

Si la oxidación no se previene, entonces se producen radicales libres que son los responsables del envejecimiento de las células. Cuando las células envejecen son más propensas a tener problemas genéticos que pudieran derivar en el desarrollo de tumores.

Consumir antioxidantes neutraliza los radicales libres o productos químicos reactivos que conducen al desarrollo de varios tipos de cáncer.

En el caso de que sea difícil consumir los antioxidantes que requiere tu dieta, entonces puedes recurrir suplementos vitamínicos que contengan antioxidantes. Estas sustancias pueden prevenir el cáncer de forma natural.

2. Prueba hongos medicinales

En la cocina asiática son ampliamente conocidas las propiedades terapéuticas de algunos tipos de hongos comestibles.

Varios estudios han evidenciado que esos alimentos tienen una alta actividad anticancerosa, además de ofrecer protección contra otras enfermedades.  Por ejemplo el shiitake u “hongo del árbol shii”, es conocido por aumentar la inmunidad.

Por esta razón, este hongo es parte de varios tratamientos alternativos contra el cáncer.  Este contiene un compuesto llamado Lentinan, cuyo extracto se aplica de forma intravenosa por sus propiedades antitumorales.

Existe otro hongo conocido en Japón como Matsutake, fuente de antioxidantes y otros nutrientes como proteínas.

Los hongos llamados enoki, son deliciosos pero también tienen un potente poder anticancerígeno.

Entre 1972 y 1986, en la prefectura de Nagano se descubrió que los productores de enoki y sus trabajadores tenían muy bajos índices de cáncer. Eso se debía al alto consumo de este milagroso hongo.

Hay otros hongos igual de maravillosos y con una gran protección contra el cáncer: El nameko y el shimeji son un ejemplo de ellos.

3. Consume más fibra

El Centro de Tratamientos de Cáncer de América indica que el aumento en el consumo de fibra disminuye el riesgo de cáncer de manera natural.

De hecho, la fibra está asociada a una caída en los riesgos de cáncer de diferentes tipos de cáncer como mamá, colón, esófago, boca, ovario, faringe, recto, estómago y próstata.

Por otra parte la fibra también ayuda a reducir y absorber toxinas que son responsables de la carcinogénesis.

prevenir-el-cáncer-consumiendo-fibra

La recomendación es comer alrededor de 35 gramos de fibra al día.

Recuerda que hay dos tipos de fibra la fibra soluble en agua presente en diferentes tipos de vegetales y que se convierte en una especie de gelatina que arrastra todo tipo de toxinas fuera del organismo.  También está la fibra insoluble que ayuda a movilizar el bolo alimenticio por los intestinos.

Además, absorbe agua lo que permite que los desechos de nuestro cuerpo sean muchos más fáciles de expulsar.

¿Dónde la obtienes? En una rica en vegetales, frutas, leguminosas y cereales integrales que son parte de una saludable dieta alcalina.

4. Aléjate del tabaco

Una recomendación esencial para reducir el riesgo de cáncer de manera natural es evitar el tabaco en todas sus formas.

La decisión más importante que puedes tomar para proteger tu salud es eliminar el consumo de tabaco o evitarlo completamente.

Es que el tabaco está vinculado a la aparición de diferentes tipos de cáncer.

Especialmente de pulmón, pero también de esófago, cuello, uterino, estómago, garganta, vejiga, boca, laringe, riñones, estómago y páncreas.

El problema del consumo de tabaco es que no solamente se enferma quien lo consume sino también aquellos que se encuentran alrededor, porque el humo de segunda mano conduce al cáncer de pulmón.

Y respecto a los puros y pipas sin humo, también son capaces de producir tumores.

5. Agrega algas marinas a tu dieta

Las algas son parte de la dieta japonesa. Algunas variedades de estas plantas marinas contienen un principio activo llamado fucoidan.

Una investigación de científicos japoneses demostró que el fucoidan tenía  una alta actividad antitumoral en ratones, al incidir positivamente en la selección celular a través de la muerte natural de células dañadas.

Además, son ricas en antioxidantes.

6. Mantén un peso adecuado

Mantener tu peso en niveles adecuados, especialmente después de los 18 años,  es una forma de prevenir el cáncer de forma natural.

Esto se debe a que el aumento de peso un factor de riesgo para el cáncer de mama después de la menopausia.

En un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, aquellas mujeres que aumentaron entre 20 y 30 libras (de 9 a 14 kilos) durante la edad adulta, tuvieron un 40% más de probabilidad de desarrollar cáncer de mama que aquellas que aumentaron no más de 5 libras (2,5 kilos).

La explicación que dan los científicos es que el tejido graso mantiene elevados los niveles de estrógenos y esta hormona está vinculada al desarrollo de cáncer.

7. Disminuye el azúcar en la sangre y la grasa en el cuerpo

Es posible prevenir el cáncer de forma natural al disminuir o controlar el azúcar en la sangre y la grasa corporal.

Para eso debe llevar una dieta baja en alimentos azucarados y refinados, esto se debe a que el azúcar de mesa está conformada por dos tipos de sacáridos o azúcares llamados glucosa y fructosa.

La glucosa es la responsable del aumento del nivel de azúcar en la sangre, mientras que la fructosa se almacena en forma de grasa.

Por lo tanto, el consumo de azúcar de mesa aumenta los niveles tanto de glucosa como de grasas en el organismo.

Aparte, es recomendable hacer ejercicio de resistencia y no solamente ejercicios cardiovasculares.

8. Aumenta las grasas buenas y disminuye las grasas malas

Las grasas buenas son las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas. La mayoría de ellas se encuentran en productos vegetales como el aceite de oliva.

La evidencia científica indica que quienes consumen con regularidad aceite de oliva tienden a bajar de peso y a disminuir centímetros en su cintura.

prevenir-el-cáncer-disminuye-grasas-malas

Por supuesto, esto acompañado de actividad física moderada y la inclusión de vegetales frescos en las comidas.

Es cierto que Sayuri conoció el aceite de oliva ya adulta cuando se entusiasmo con la comida mediterránea. Sin embargo, le gustó tanto que lo agregó a su dieta con regularidad.

Las grasas saludables están en los pescados grasos o azules, como la sardina, el salmón, atún, anchoas, arenque, jurel, o caballa, ricos en ácidos grasos Omega-3.

Las grasas “buenas” son útiles para prevenir el cáncer de forma natural.

Por otra parte la mayoría de las grasas “malas” provienen de alimentos de origen animal como la carne de res, cerdo, mantequilla productos lácteos y el pollo.

Este tipo de grasa se conoce como grasas saturadas y juegan un papel en el incremento de riesgos de diferentes tipos de cáncer.

9. Relájate y evita el estrés

Sé que en la vida actual es difícil no sentir estrés, preocupación y ansiedad. Son muchos los problemas que nos rodean.  Sin embargo aprender a lidiar con el estrés es vital para evitar y reducir las angustias y sus consecuencias en la salud.

Te recomiendo hacer ejercicios o cualquier actividad física que te mantenga activa. También puedes explorar talentos como pintar, dibujar, tejer, hacer cerámica, etc.   Una actitud positiva y proactiva puede hacer mucho por tu salud y para prevenir el cáncer de forma natural.

10. Limita la exposición al sol

La exposición solar continua aumenta el riesgo de cáncer de labio y de piel.  Si quieres aprovechar los beneficios del sol para tu piel, utiliza los primeros rayos solares de la mañana o los últimos de la tarde.

Sí debes estar al aire libre por un largo rato, echa mano de protectores naturales para la piel y cremas hidratantes.

11. Ejercítate diariamente para prevenir el cáncer de forma natural

Las personas que son más activas físicamente disminuyen dramáticamente su riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer incluyendo el cáncer de mama.  De hecho el sedentarismo contribuye al 9% de los casos de cáncer de mama.

También están más protegidas contra otro tipo de patologías como enfermedades coronarias y la osteoporosis. Te recomiendo ejercicios cómo caminar a paso ligero, jugar al tenis, manejar montar bicicleta, bailar y también ejercicios de resistencia como las pesas.

Básicamente, estos son las prácticas que pude observar en la vida de Sayuri y que la ciencia ha avalado como una forma de prevenir el cáncer de forma natural.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.”