callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

¿Presentas Este Síntoma En Tus Piernas? Podría Ser Señal De Una Enfermedad Vascular

Mar. 31, 2017|5104 views
romero para calambres ¡Corra
la
Voz!
Share

Recientemente os comentaba sobre el caso de Roger, el odontólogo de la agenda súper apretada que sufría de calambres nocturnos en las piernas, los cuales eran producto de su estilo de vida agitada, mala alimentación y poco ejercicio. Pero estos calambres nocturnos también pueden ser síntomas iniciales de algunas enfermedades vasculares, así que debemos tomarlos en cuenta para prevenir males mayores.

Calambres nocturnos en las piernas, posible señal de enfermedades vasculares

Si se te presentan calambres nocturnos o constantes en tus piernas, si las sientes pesadas y cansadas puede ser señal de varices. Además de estos síntomas, en ocasiones sentirás una especie de tensión en las pantorrillas y en las tardes, generalmente cuando terminas la jornada del día, se te hinchan los tobillos, igual sucede si permaneces mucho tiempo de pie o sentado.

Pero esta no es la única enfermedad vascular que puede estarse manifestando a través de los calambres nocturnos en tus piernas, a continuación te menciono algunas de ellas:

  • Trombosis

En casos menos frecuentes, los calambres en las piernas pueden avisar una trombosis de las venas profundas de las piernas o la pelvis.

  • Trastornos circulatorios

Si el calambre es producido por el frío, entonces pueden ser trastornos circulatorios de las arterias, también conocidos como “pierna de fumador”. El dolor se presenta cuando has caminado por largo rato y tienes que detenerte hasta que se alivia el dolor.

  • Enfermedades de tipo nervioso

Los calambres en las extremidades inferiores también pueden ser causados a enfermedades nerviosas o neurológicas como la polineuropatía, la cual afecta a una gran cantidad de nervios de los brazos y piernas. Generalmente ambas piernas son afectadas y los calambres ocurren en las pantorrillas. Las causas más comunes de la polineuropatía son la borreliosis, la diabetes mellitus y el alcoholismo.

Dolor que incapacita

Según estudios realizados, los calambres se presentan en 60% de los adultos y 7% en niños, siendo más comunes en las mujeres y la frecuencia aumenta con la edad, los hombres no escapan de esta estadística, con la edad comienzan a sufrir calambres.

La mayoría de las personas hemos sufrido alguna vez un calambre, ya sea por el exceso de ejercicios, una mala postura al dormir o un día de estresante labor, entre otras causas. Pero no todos los calambres son de cuidado, sin embargo, es importante estar atento ante la presencia continua de calambres, pues además de dolorosos son incapacitantes, sobre todo cuando se prolonga hasta nueve minutos de dolor agudo y deja unos minutos de dolor remanente.

El calambre incapacita por el dolor y la contracción muscular, y así como inmoviliza puede provocar movimientos convulsivos e involuntarios, un ejemplo es cuando se presenta un dolor intenso y repentino  en la pierna; y en cuestión de segundos se puede doblar la extremidad de una forma extraña y comenzar a temblar y a moverse de manera involuntaria.

La cirrosis también está relacionada con los calambres

Además de los problemas vasculares, la cirrosis, una afección del hígado, también puede ser causa de los calambres. Según estudios realizados sobre estos casos, casi 60% de los pacientes con cirrosis sufre de calambres en las piernas, destacando que la mayoría de este 60% es mayor de 60 años y con la cirrosis en etapa avanzada.

El Tratamiento

aceite_de_almendras

Se han probado y estudiado diversas sustancias, terapias y aplicaciones para eliminar los calambres en las piernas, pero aún no existe tratamiento definitivo salvo la prevención y el alivio. Siempre recomiendo el masaje y el estiramiento controlado antes de ir a la cama.

Los masajes aplicados con aceites esenciales como el de romero, tomillo y eucalipto brindan alivio y sensación de descanso a las piernas, ayudan a la circulación y mejoran la condición del músculo. Los estiramientos deben ser ligeros, nunca violentos ni forzados, la idea es flexibilizar los ligamentos y tendones para favorecer el movimiento del músculo.

Hasta hace unos años se recomendaba la quinina para tratar los calambres, pero, la Food and Drug Administration de EEUU estudió los efectos secundarios de esta sustancia en el organismo y determinó que los daños eran superiores a los beneficios que aportaba para aliviar los dolores provocados por los calambres, por lo que su uso ya está contraindicado.

Los elementos que sí han demostrado ser beneficiosos para tratar los calambres son el magnesio, que aporta beneficios mixtos a las mujeres no embarazadas. Las multivitaminas y suplementos de sodio también alivian y previenen los calambres, pero se debe tener cuidado con este aporte extra de sodio por los inconvenientes que trae al organismo.  El potasio y el calcio también influyen para reducir las frecuencias de los calambres nocturnos.

Remedios naturales y alimentación sana

Infusin_de_jengibre_para_aliviar_los_calambres_nocturnos_en_las_piernas

Aunque, como te dije hace un momentos, no exista un tratamiento definitivo para tratar los calambres en las piernas relacionados con el problema vascular, existen remedios naturales que puedes utilizar para tratar la causa de dicho síntoma, en este caso, me refiero a la circulación sanguínea.

Si nuestro organismo se encuentra bien oxigenado y nuestro sistema circulatorio en óptimas condiciones, los trastornos vasculares tardarán en aparecer o los evitaremos, y con ello los dolorosos calambres. Prevenir es mejor que lamentar, lo que es igual a evitar es más fácil que curar. Tomemos de la naturaleza lo que ella nos ofrece para lograr esa buena circulación sanguínea.

Los siguientes remedios caseros no sólo van a evitar que sufras de calambres, también te aportarán otros beneficios para tu salud:

Infusión de jengibrejengibre62f761eb1e

La raíz de jengibre es antiinflamatoria y anticoagulante, le da un sutil sabor picante y perfumado a los platos, es beneficioso para tratar dolores de garganta y algunos trastornos estomacales.

¿Qué necesitas?

  • 8 ½  onzas de agua
  • 1 cucharada de raíz de jengibre fresco rallado

¿Cómo la prepararás?

Hierve el agua, agrega la cucharada de jengibre, deja reposar alrededor de 10 minutos tapada y luego bébela. Esta infusión puedes tomarla todos los días, mejor en la mañana.

Infusión de cola de caballo

¿Qué necesitas?

  • 8 ½ onzas de agua
  • 2 cucharadas de cola de caballo

¿Cómo la prepararás?

Hierve el agua y viértela en una taza donde ya has colocado la cola de caballo. Deja reposar por 10 minutos, cuela y bébela sólo dos veces al día y tres veces por semana. La cola de caballo es muy diurética, ideal para expulsar cálculos renales.

Infusión de romerote_de_romero1

¿Qué necesitas?

  • 8 ½ onzas de agua

¿Cómo la prepararás?

Coloca las hojas de romero en una taza, añade agua hirviendo, tápala y déjala reposar alrededor de 10 minutos. Cuando esté tibia bébela. La dosis no debe pasar de una taza diaria, pero puedes tomarla todos los días. El romero ayuda a eliminar toxinas y evita la formación de trombos en el sistema circulatorio.

Rica en antioxidantes, posee elementos que ayudan a expulsar el exceso de lípidos, limpia la sangre y promueve su correcto flujo.

¿Qué necesitas?

  • 8 ½ onzas de agua
  • ¼  de cucharadita de pimienta de cayena

¿Cómo la prepararás?

Calienta el agua, deja entibiar el agua y diluye en ella la pimienta de cayena. Bébelo todos los días en ayuno.

Zumo de naranja y ajo

El ajo es un antioxidante por excelencia, rico en vitaminas y minerales que depuran la sangre de toxinas y lípidos. Es también uno de los mejores alimentos para fortalecer la salud cardiovascular. Y el zumo de naranja aporta una buena cantidad de vitamina C y fibra, ambos esenciales para fortalecer las arterias y evitar su endurecimiento.

¿Qué necesitas?

  • 5 naranjas medianas
  • 5 dientes de ajo frescos

¿Cómo la prepararás?

Tritura bien los dientes de ajo hasta convertirlos en pulpa, exprime las naranjas y extrae todo el zumo que puedas, mezcla el zumo con los ajos triturados. Si prefieres, para que los ingredientes queden bien incorporados puedes licuarlos, pero no cueles el resultado. Bebe este zumo durante dos semanas en ayunas.

Jugo de melón y uvas verdes

El consumo regular de este jugo promueve la eliminación de agentes que afectan la circulación sanguínea, sus poderosos antioxidantes impiden que se formen placas de grasa en las paredes arteriales.

¿Qué necesitas?

  • ½ libra de uvas verdes
  • 4 hojas de menta
  • 1 rodaja grande de melón cortada en trozos
  • 8 ½ onzas de agua

¿Cómo la prepararás?

Lava bien las frutas y la menta, incorpora todos los ingredientes en la licuadora y procesa hasta obtener una mezcla homogénea. Lo ideal es beberlo en ayunas tres veces a la semana, deja un día por medio de descanso. Por ejemplo, tómalo los lunes, miércoles y viernes. Recuerda que, además de ingerir alguno de estos remedios, puedes adoptar un plan de ejercicios y un tipo de alimentación que complemente sus resultados.

Estos remedios acompañados por una sesión diaria de gimnasia suave, bicicleta fija o caminadora te ayudarán a fortalecer tu sistema circulatorio y evitar los dolorosos calambres. Roger está siguiendo estas recomendaciones y ahora se siente mucho mejor.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Open Item
Referencias:
¡Corra
la
Voz!