callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

El Gran Engaño De La Comida Para Bebés Estudio Revelador

Apr. 20, 2017|1551 views
Comida para bebs ¡Corra
la
Voz!
Share

Luis y Nelly son padres primerizos y la familia de Nelly está muy emocionada, en especial dos de sus hermanas que se la pasaron durante todo el embarazo enviándoles montones de cositas para el bebé, azules y rosas porque aún no sabían el sexo, ni querían saberlo, esperaban la sorpresa. El bebé nació y resultó ser una hermosa y saludable niña.

Encantadas las nuevas tías, ahora se han encargado de comprar de ropita, juguetes y accesorios para la nueva consentida de la familia, pero también le han empezado a comprar alimentos para bebés, alimentos envasados, procesados, muy llamativos y comerciales, pero cargados de azúcares, aditivos químicos y almidón.

Y esto no entusiasma mucho a los nuevos padres, quienes son amantes de la comida saludable y orgánica. Luis introdujo a Nelly en el mundo de la alimentación sana y natural y eso le ha traído magníficos beneficios para su salud. Bien, ambos están muy contentos y agradecidos con el entusiasmo de las tías, quienes les han llevado frascos, envases de todos los colores y tamaños con comida para bebés.

Fue así como decidieron sentarse a tener una conversación con las emocionadas tías para explicarles su preocupación sobre estos alimentos procesados que, aunque muy sabrosos y comerciales, pueden representar un riesgo para la salud de cualquier bebé. Por eso, y como ellos realmente no sabían cómo explicarles, me pidieron que les hablara acerca de los compuestos nocivos que contienen los alimentos para bebés.

Es posible que vosotros también tengáis hijos pequeños, sobrinos consentidos o algún bebé en la familia y por eso he querido comentar este tema con vosotros para que estéis al tanto del gran engaño de las comidas para bebés que encontramos en el mercado y que invade nuestros hogares a través de la publicidad.

Lo que en realidad traen los alimentos procesados para bebés

Comida_para_beb

Los alimentos para bebés, sean cereales, fórmulas, pudines, colados y purés, están cargados de azúcares refinados, ese es el primer punto, si llenamos a nuestros niños con azúcares estamos preparando el terreno ideal para diversos padecimientos de salud como:

  • Obesidad infantil, estado que los perseguirá hasta la edad adulta
  • Diabetes
  • Problemas renales
  • Padecimientos hepáticos
  • Malformaciones óseas
  • Diarreas frecuentes

Estos alimentos, como las fórmulas sustitutas de la leche materna, que realmente no son sustitutas de la leche materna, son bombardeadas hacia las madres, sobre todo las jóvenes y primerizas, a través de campañas publicitarias muy llamativas, coloridas y convincentes, que además deslumbran a los pequeños durante sus primeros años de vida, haciendo que los pidan a sus padres constantemente.

De esas campañas han surgido personajes, frases y logos que se convierten en íconos de nuestra cultura urbana y, pero que no son los más indicados para la salud de nuestros bebés. Y si piensas que aquellos que son etiquetados como sugar free, son más saludables, déjame decirte que no sólo el azúcar es el problema, pues también los aditivos artificiales para darles sabor, color, aroma, textura y conservación pueden causar daños a la salud del bebé.

La gran mayoría de los alimentos procesados para bebés contienen almidón, que promueve la aparición de hongos y bacterias. El truco de estos productos es atrapar el gusto de los niños que se acostumbran a sus sabores y texturas, sobre todo si son crocantes.

Alimentos sanos para tu bebé

Comida_saludable_para_el_beb

El primer y mejor alimento para tu bebé es la leche materna, alimento que nada ha logrado sustituir. Además de darle al bebé los nutrientes que requiere y fortalecer su sistema inmunológico, estrecha los lazos madre-hijo. Pero a la hora de añadir nuevos alimentos, lo que siempre debes hacer como primer paso es consultar con su pediatra y verificar que tu bebé no sea alérgico.

Algunos alimentos naturales que puedes darle son jugos de frutas diluidos, jugos y caldos de vegetales, siempre a temperatura ambiente, sin sal ni azúcar añadidos.

Cuando comiences a servirle papillas cuida que éstas sean de vegetales orgánicos y de calidad. Lo ideal es que las prepares con vegetales muy ligeros, como de zapallo, zanahoria, espinaca o calabaza. Espera tres días antes de ofrecerle un alimento nuevo, observa si hay cambios, si presenta diarrea o estreñimiento, cólicos u otros síntomas de malestar o dolor.

El no añadir azúcar no significa que tu bebé quedará privado del placer del dulce, él podrá disfrutarlo en las frutas que naturalmente son dulces como la manzana, la banana, el melón, la papaya, la pera, sandía entre otros. También puedes añadir a algunos jugos una cucharadita de miel cruda de abejas, esto le hará mucho bien.

Los alimentos claves para tu bebé

Comida_saludab70c746d8ab

Luego de la leche materna, existen alimentos ideales para la dieta saludable de los niños, ya que le aportarán muchos nutrientes que ayudarán con su sano crecimiento, algunos de esos alimentos son:

  • Lentejas

Estas leguminosas son ricas en fibra y proteína, además contienen mucho hierro, más que los frijoles negros, son saludables, ligeras y de buen sabor. Combínalas con calabacitas o zapallitos y zanahorias, puedes servirlas con un poco de arroz, sazonarlas con una hoja de laurel y un diente de ajo. Las primeras raciones deben ser en forma de papilla.

  • Calabaza

Dulce, cremosa y rica en vitaminas C y A, contiene fibra y agua. Sírvela en papilla, luego, en trocitos hervidos con un poco de queso bajo en grasa. La puedes preparar al vapor o cocida en poca agua. Cuando le prepares frijoles negros a tu hijo, agrega unos trocitos de calabaza cocida, le da un toquecito dulce que de seguro le encantará.

  • Verduras de hoja verde oscura

Estas verduras son ricas en hierro y folato, se combinan bien con otros vegetales, por ejemplo, con una papilla de calabaza. Las espinacas son las más populares, pero también incluimos la acelga y los diferentes tipos de col, así como las hojas de amaranto, éstas últimas bien hervidas y molidas.

Las espinacas las puedes mezclar con un cereal como la avena en hojuelas, también hacer tortillas usando un huevo y media taza de espinacas cocidas.

  • Brócoli

La hermosa y nutritiva flor del huerto es rica en folato, calcio y fibra, es famoso por sus propiedades anticancerígenas. Contiene azufre, el cual le otorga un sabor muy particular y ayudará a tu bebé a ampliar su paladar. Prepáralo al vapor hasta que esté tierno, congélalo y sírvelo helado, así le gusta más y no tiene el sabor tan fuerte, además le calmará la inflamación de las encías cuando comience la dentición.

También puedes preparar puré de brócoli muy fino y dárselo tibio.

  • Arándanos azules

Esta fruta del bosque contiene antonacinas, buenas para los ojos, el tracto urinario y el cerebro de tu bebé. Prepara una papilla con arándanos y agua, cocínalos por un minuto y déjalos enfriar, pásalos por el pasa puré y sirve la papilla, puedes endulzar con una cucharadita de miel. Mezclados con yogur son excelentes, pero debes cocer los arándanos antes.

Si no te es fácil conseguir arándanos en tu región o localidad, sustitúyelos por berenjenas o patatas moradas que contienen propiedades similares, debes asarlas o cocerlas, aplástalas con un tenedor y listo.

  • Aguacate

No temas al aguacate ni creas los mitos que le rodean de que es una fruta muy pesada e indigesta para los bebés. Los aguacates son una buena fuente de grasas saludables y además su composición es similar a la de la leche materna. Pero cuidado,  recuerda que no es un sustituto de ésta, no existe nada que sustituya la leche materna.

La grasa del aguacate es necesaria para el desarrollo del cerebro de tu bebé. Tritúralo, no más de un cuarto de la fruta, y mezcla con queso crema, manzanas o pescado blanco.

  • Carne de res

Una grandiosa fuente de hierro y zinc, pero sólo para bebés mayores de siete meses. Puedes preparar un caldo con carne de res magra, con un trocito de apio, medio diente de ajo y una ramita de hierba buena, licúa y dáselo en el biberón, no más de una tacita si es menor de siete meses.

  • Ciruelas pasas

Perfectas para aliviar el estreñimiento por su gran contenido de fibra, lo que es muy bueno porque al comenzar a darle alimentos sólidos al bebé su proceso digestivo cambia. Hidrata las ciruelas pasas y hazlas puré, puedes dárselas solas o mezcladas con cereales o con puré de manzanas.

  • Garbanzos

Al igual que las lentejas, los frijoles y otras legumbres, son ricos en fibra y proteínas, son económicos y se pueden preparar de diversas formas. La más común es el hummus o puré de garbanzos, cocínalos con un diente de ajo, aceite de oliva y unas gotas de zumo de limón. Cuando el bebé ya pueda masticar, sírvelos cocidos y aliñados con aceite de oliva y limón para que los tome con los deditos y disfrute de su comida.

  • Mandarina

Es rica en antioxidantes y vitamina C, su sabor es aceptado rápidamente por los bebés. Puedes servirla en jugo y más tarde abrir los gajos para que el bebé las coma con las manos, quítale las semillas y no temas, sus gajitos no le causarán ningún tipo de obstrucción en la garganta.

  • El zapallito

Esta hortaliza tiene mucha agua y fibra, aporta minerales y vitaminas, es fácil de digerir y de comer. Prepáralo cocido y hecho puré, puedes combinarlo con espinacas o zanahorias.

  • Zanahoria

La zanahoria debe ser infaltable en la dieta del bebé, aporta vitamina A, fibra y agua, ayuda a su piel y a su digestión. Prepárala en puré y en jugo combinada con zumo de naranja.

Evita las frituras y los alimentos que exijan muchas horas de cocción, salvo las legumbres como frijoles, garbanzos, lentejas, etc. Prepara los alimentos del bebé al vapor, a la plancha o al horno, si se trata de frutas, que sean crudas pero lavadas con mucho cuidado, prefiere aquellas que tengan cáscaras gruesas.

Luis y Nelly pudieron hacer entender a las nuevas tías la importancia de que la bebé que acaba de llegar consuma alimentos nutritivos para su sano crecimiento y no productos para bebé cargados de azúcares refinados y aditivos poco saludables.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

¡Corra
la
Voz!