callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

Estudio Revela Cómo Controlar La Hormona Del Hambre Te Ayuda A Adelgazar

May. 5, 2017|42 views
Alimentos saludables ¡Corra
la
Voz!
Share

En este día quiero contaros acerca de Christina, una de mis compañeras de juegos de la infancia; recuerdo que desde pequeña tenía problemas con el peso y la ansiedad, lo que la hacía sentir muy insegura. Hacía dietas y nada cambiaba, obtenía resultados por poco tiempo, pero luego de dejar las dietas, aumentaba el doble de su peso. Su autoestima se veía muy afectada, lo que causó problemas en su matrimonio, llevándola al divorcio.

Hace un par de años coincidí con ella después de mucho tiempo, y le hice algunas recomendaciones para ayudarla a superar, de una vez por todas, su problema de sobrepeso. Ella, por supuesto, se animó y comenzó un cambio poderoso en su vida, por lo que hoy quiero compartiros cómo controlar la hormona del hambre ayuda a adelgazar. Algo que transformó la vida de Christina.

Aquí te voy a presentar a las hormonas que regulan el hambre, esas que son responsables de que subas o bajes de peso, una es la leptina y la otra es ghrelina, siendo la primera la que se encarga de controlar el metabolismo de la grasa, haciendo además un monitoreo de la cantidad de energía que ingresa a tu organismo, ella envía la señal al cerebro cuando tienes hambre y si debes comer o hacer más grasa. Esta hormona se encarga de regular el hambre y la saciedad.

Por su parte, la ghrelina actúa a nivel del hipotalámo, su acción es veloz induciendo a la ingesta de los alimentos. Ella es la que te hace el recordatorio de que debes comer cuando no lo has hecho.

Controla la resistencia a la leptina

Alimentacin_saludable

Por lo general desconocemos la razón por la cual aumentamos de peso progresivamente y una de las principales causas es la resistencia a la leptina. Es importante que sepas que mientras mayor cantidad de células de grasa tengas, más hormona del apetito producirás.

Algunas personas desarrollan resistencia a la leptina, esto hace que se produzca más grasa corporal y generando más sensación de hambre. Este desarreglo hormonal trae graves consecuencias como aumento del apetito constantemente y conservación de la energía reduciendo la tasa metabólica. Se come más porque el cuerpo piensa que necesitas más grasa, los niveles de energía son bajos, ya que se reduce la tasa en la que se produce la energía.

Todo esto conduce al incremento de peso, al punto de llegar a la obesidad, una epidemia mundial que afecta cada vez a más personas y que conlleva graves consecuencias para la salud, desde incremento del riesgo a padecer enfermedades cardíacas, aumento de la presión arterial, diabetes y hasta cáncer.

Una alimentación rica en grasas saturadas y azúcares refinados es uno de los agentes que puede hacer que desarrolles resistencia a la leptina. Estudios realizados concluyen que un alto nivel de azúcar y grasas poco saludables en la dieta diaria, activan los centros de recompensa de tu cerebro, haciendo que te sientas bien mientras permanezcas comiendo.

Es por ello que aun habiendo comido, continúas sin sentirte del todo saciado y con el deseo de comer cada vez más. Una alimentación poco saludable produce además un efecto negativo de la forma adecuada de quedar satisfecho al comer,  llevándote a consumir alimentos que carecen de los nutrientes necesarios para el cuerpo.

Otro de los factores que afecta en la resistencia a la leptina es la inflamación, cabe destacar que cuando esto ocurre se puede ocasionar que el cerebro no reconozca los niveles altos de la hormona, ocasionando mayor resistencia a la misma.

Lo primero que debes hacer para prevenir y combatir la resistencia a la leptina, es llevar una alimentación balanceada y saludable que te permita regular los valores de esta hormona en el cuerpo. Come 5 veces al día, pero no en enormes cantidades ni cargadas de calorías, lo recomendable es que tus comidas no sobrepasen las 250 calorías.

El ejercicio es primordial, así que procura ejercitarte con frecuencia, evita el consumo de azucares refinados y alimentos procesados, incluye en tu dieta diaria alimentos ricos en fibra y proteínas, para reducir el riesgo cardiovascular e incrementar las hormonas de la saciedad.

Descansa y duerme las horas necesarias, esto te ayudará a controlar el peso y a sentirte mejor. Descansar evita la irritabilidad, además de ayudarte que no consumas azúcares y carbohidratos por el hecho de que tu cuerpo se encuentre en restado de reposo.

Cómo afecta la ghrelina al cuerpo

Los niveles en el cuerpo de la hormona ghrelina, tienden a subir antes de comer y a bajar instantes después de haber ingerido alimentos. Esta es segregada en la mucosa gástrica, pulmón, hipotálamo, corazón, tracto gastrointestinal, tejido adiposo y placenta. La ghrelina aumenta la circulación de la prolactina y ayuda a la hormona del crecimiento; también aumenta las reservas de energía, estimula el apetito y afecta al metabolismo.

Investigadores han demostrado que esta hormona tiene efectos en la función inmunológica y cognitiva, en el crecimiento de los huesos, proliferación celular sobre el sistema cardiovascular, motilidad gastrointestinal, regulación del eje gonadal. 

La falta de sueño ayuda a que aumenten los niveles de ghrelina en el cuerpo, esto ocasiona un incremento en el apetito, incluso en los momentos en los que no es necesario comer, si no se le pone atención a esta característica se puede aumentar de peso sin desearlo.

Controla las hormonas del hambre para bajar de peso

grsas_saludables

Para obtener un equilibrio en estas dos hormonas y disminuir el apetito, logrando así bajar esas libras de más, te recomiendo:

  • Duerme correctamente: dormir adecuadamente, al menos 8 horas diarias, te ayudará a disminuir el apetito y también a bajar los niveles de ghrelina, mejorará la señal de la insulina y los niveles de leptina.
  • Mantén sano tu aparato digestivo: consumir prebióticos y probióticos regula la flora intestinal manteniéndola saludable, además de mejorar el tránsito intestinal.
  • Consume alimentos ricos en omega 3: te ayudaran a disminuir el hambre, al mejorar los niveles de leptina en las moléculas.
  • Hacer actividad física: el ejercicio físico y los ejercicios de relajación son grandes aliados para disminuir el estrés, te ayudarán a disminuir el hambre y favorecer la sensación de saciedad pues durante la actividad física se incrementan los niveles de leptina y se reducen los de ghrelina, manteniéndolos en equilibrio.
  • Incluye proteínas de origen animal en tu dieta: las proteínas son más lentas de digerir, lo que disminuye la producción de  ghrelina, y estimula la permeabilidad de la señal de la leptina.
  • Disminuye el consumo de fructosa y de glutamatos: cuando bajan los niveles de fructosa esto ayuda a que no se altere el equilibrio de la insulina y la leptina; los glutamatos eliminan la onda de la leptina y hacen que las personas aumenten la ingesta de alimentos, esto sucede especialmente con la comida rápida y la procesada.
  • Evita el ayuno y saltar las comidas: cuando ayunas o te saltas una comida, se incrementa la producción de ghrelina en el organismo, y esto alimenta el deseo continuar comiendo.
  • Evita la disminución estricta de las calorías: cuando reduces las calorías de manera drástica y en extremo, se produce un aumento exagerado de la ghrelina, generando así el aumento del apetito y la ingesta de mucha más comida.
  • Evita pasar más de cuatro horas sin comer: cuando pasas este límite de tiempo sin comer, la ghrelina en tu cuerpo aumenta, incrementando el nivel de apetito.
  • Come con calma: al comer más lento, los niveles de ghrelina se normalizan, evitando así ser propenso a desarrollar resistencia a la leptina.

Estás recomendaciones fueron las que compartí con Christina en aquel momento. Esta mañana volví a coincidir con ella y ahora luce tan saludable, su ánimo mejoró,  hasta su forma de vestir cambió. Parece como si no solo se hubiera quitado libras de encima sino también años, ella pudo superar sus problemas hormonales, manteniendo en equilibrio sus hormonas.

Ver su sonrisa y su expresión de felicidad por haber resuelto su problema de peso es lo que me ha motivado a contaros sobre esta alternativa que al igual que a Christina os podría cambiar la vida de una manera positiva, añadiendo jovilidad a cada uno de tus días; reducirás el sobrepeso y al verte al espejo tu autoestima mejorará.

Tus problemas pueden desaparecer, siempre y cuando pongas el cuidado al igual que Christina quien su seguridad conoció a Mauricio y volvió a casarse, ya no tiene la vergüenza de usar ropa a la moda. 

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

¡Corra
la
Voz!