callout background
Callout Image 1

 

 

Callout Image 2

 

 

Guía Para Vivir En Salud

Quiero Regalarte Las 7 Claves Sencillas Para
Vivir Sano de Modo Sencillo y Económico

Presentar...
« Todos Mensajes‹ EspaldaSiguiente ›
  

 

7 Beneficios De El Aceite De Coco Para Tu Tiroides

May. 8, 2017|1695 views
Aceite de coco saludable ¡Corra
la
Voz!
Share

Si eres de las personas que sufre de baja temperatura corporal, eres sensible al frío, tienes dolores de cabeza, piel reseca, insomnio, dolor en las articulaciones, uñas quebradizas, fatiga física y mental, ojos hinchados, pérdida de cabello, mareos, disminución de la libido u aumentas de peso de manera incontrolable, puedes tener hipertiroidismo, un mal que afecta principalmente a las mujeres, pero del que los hombres no escapan.

Si ese es tu caso o si no quieres estar en el grupo de riesgo, ten cuidado con los aceites alimenticios, ya que pueden afectar la salud de tu tiroides. Se trata de productos que se suelen emplear todos los días en la cocina para preparar numerosos platos, además están presentes en muchos alimentos procesados comercialmente.

Y posiblemente sean los peores enemigos de la tiroides, estos aceites son llamados polinsaturados o aceites vegetales, el más común es preparado con soya. Hoy, casi todos los alimentos y preparados que compramos en tiendas y supermercados contienen aceite de soya y la etiqueta, inocentemente, señala “aceite vegetal”.

Ray Ph. D, un fisiólogo especializado en la progesterona y hormonas desde 1968, afirma que aumentar repentinamente los aceites polinsaturados en la cadena alimenticia interfiere con la función de la tiroides, su actividad en la corriente sanguínea y la respuesta de los tejidos hormonales. Cuando la tiroides es deficiente el organismo se ve expuesto a más niveles de estrógeno.

La tiroides se necesita para usar y reducir el colesterol, cuando los niveles de éste aumenten por cualquier causa que impida la función de la tiroides.

1.       El aceite de coco ayuda a controlar las hormonas tiroideas

aceite_de_coco_para_la_tiroides

Nuevamente la respuesta es el aceite de coco, la opción más saludable para sustituir al aceite de soya y otros aceites polinsaturados de origen vegetal. El aceite de coco es una grasa saturada, formada principalmente por ácidos grasos de cadena media que aumentan el metabolismo y estimulan la pérdida de peso. También eleva la temperatura corporal basal, una buena noticia para quienes sufren de baja función tiroidea.

Los ácidos grasos de cadena media, los del aceite de coco, promueven la pérdida de peso, según un estudio realizado con ratas, los ácidos grasos de cadena larga almacenan grasa corporal mientras que los de cadena media la reducen y aumentan la sensibilidad a la insulina y la tolerancia a la glucosa.

Los ácidos grasos de cadena larga, presentes en los aceites vegetales, se oxidan rápidamente, por eso los fabricantes de alimentos refinan altamente estos aceites para evitar el sabor rancio que aportan a los productos dañándolos por completo.

Estos ácidos grasos trans se producen cuando los aceites son altamente refinados, y son muy dañinos para la tiroides y el tejido celular. Al consumirlos, se depositan en las células generando una mala conversión de la hormona T4 a T3, esto es un síntoma de hipertiroidismo.

Además, puede desencadenarse una serie de riesgos de sufrir enfermedades como cáncer, obesidad, inmunodeficiencia, coagulación anormal de la sangre y envejecimiento prematuro. También disminuyen la progesterona y la hormona tiroidea.

El aceite de coco, por su parte, es el único con la capacidad para evitar el aumento de peso y como tratamiento contra la obesidad al estimular el metabolismo, funciona como un excelente antioxidante. Es una grasa saturada y estable, sin refinar tiene una vida útil de hasta 5 años a temperatura ambiente.

Ayuda a eliminar los ácidos grasos de cadena larga y reemplazarlos con los de cadena media, esto con el tiempo ayuda a la reconstrucción de las membranas celulares y a aumentar la producción de enzimas, promoviendo la conversión de la hormona T4 a T3. Ha quedado demostrado que las personas que sustituyeron los aceites polinsaturados por el aceite de coco manifiestan resultados positivos, mejorando significativamente su salud.

En una persona que comienza a tomar una cucharada al día de aceite de coco por dos o tres meses, los efectos son visibles en poco tiempo, se reducen sus niveles de colesterol y estabiliza su función tiroidea. En el caso de mujeres que atravesaban la menopausia al comenzar el tratamiento del aceite de coco, comenzaron a tener repentinamente ciclos menstruales, esto demuestra que el aceite de coco aumenta la producción de hormonas.

 2.       Las cifras de hipertiroidismo aumentan en todo el mundo

El_man_es_contraindicado_para_la_tiroides

 

Un estudio realizado en 1995, en el estado de Colorado, EEUU, descubrió que un alto porcentaje de la población sufría de tiroides, tanto de hipertiroidismo como de hipotiroidismo. La muestra se calculó para todo el país, el continente y finalmente en el mundo, llegando a la conclusión de que los problemas de tiroides estarían alcanzando proporciones epidémicas.

Para ello, también se tomó en cuenta que un amplio sector estaría sin diagnosticar pero que se presumen por los síntomas que tienen este mal.

Si bien se requieren más investigaciones sobre este tema, todo señala que la alimentación juega un importante papel en la salud de la tiroides. Siempre se ha afirmado que una baja ingesta de yodo reduce la función de la tiroides y causa el bocio, para combatir esto se creó la sal ionizada, pero aún no es la respuesta correcta.

Hoy se conocen muchos alimentos llamados bociógenos, los cuales bloquean el yodo, dos de los más comunes en nuestra alimentación son el maní y la proteína de soya. La industrialización, la producción en masa de alimentos y las granjas industriales han transformado drásticamente nuestros hábitos alimenticios.

Se ha demostrado que los azúcares refinados y los granos causan efectos dañinos a nuestra salud, afectando mucho a la tiroides. Otro factor que altera la función de la tiroides es la contaminación ambiental ocasionada por pesticidas, el fluoruro y el mercurio. En el caso del fluoruro, se encuentra en las plantas de tratamiento de agua y en las cremas dentales y puede inhibir la función de la tiroides.

El mercurio disminuye la función tiroidea al desplazar el selenio, involucrado en la conversión de las hormonas T4 a T3. Por su parte, el aceite de coco posee propiedades antioxidantes que influyen directamente en el metabolismo, por lo que es una grandiosa opción para quienes padecen de problemas de desequilibrio en la tiroides.

3.       Corrige los problemas de tiroides de manera natural

Aceite_de_coco_alimento_saludable

Para corregir los problemas de tiroides no es necesario limitarse al medicamento específico, éste estaría reemplazando la hormona no está corrigiendo el problema. David Frahm, N.D., afirma que, los medicamentos no alimentan la tiroides para que vuelva a funcionar, simplemente evitan pasar por la tiroides.

La tiroides produce una hormona, la calcitonina, que permite la absorción del calcio, quienes toman medicamentos de reemplazo de la hormona tiroidea no arreglan el problema principal y el proceso de absorción de calcio se ve afectado.

Pero debes consultar a tu médico antes de suspender el uso de medicamentos de reemplazo de la hormona, mientras, puedes hacer muchas cosas para mejorar tu salud y alimentar tu tiroides, en esta oportunidad te recomiendo incluir el aceite de coco en una alimentación saludable.

Para saber cuál es el estado de tu tiroides debes conocer algunas medidas sencillas como tomarte la temperatura antes de ir a la cama, al despertar coloca el termómetro debajo de la axila durante alrededor de 10 minutos, lleva un registro de temperatura y fecha. Si tu tiroides está normal debes tener una temperatura corporal entre 97.6 y 98.2, por debajo de este rango puede anunciar hipotiroidismo.

4.       Nutre tu tiroides

Vinagre_de_sidra_de_manzana_saludable

Para que nuestra tiroides esté bien alimentada y sana, debemos consumir grasas y aceites saludables únicamente. El aceite de coco, el de oliva virgen y la mantequilla son las mejores opciones. El aceite de coco, por ser de los más estables, al calentarse no se convierte en grasa trans, por eso es de los mejores para cocinar, incluso en frituras.

Lee bien las etiquetas de los envases de alimentos procesados, si te indica que contiene aceite vegetal o de soya, evítalos. La mayoría de los aderezos comerciales para ensaladas contienen aceite de soya, lo mejor es preparar nuestro propio aderezo con aceite de oliva, limón o vinagre de sidra de manzana.

En los restaurantes los platos fritos son muy dañinos pues son preparados con aceite de soya y éste es recalentado varias veces, están repletos de ácidos grasos trans. Es fácil cocinar con aceite de coco, lo puedes usar para freír, guisar, enriquecer el sabor de sopas, caldos y cremas, aderezar ensaladas y saltear vegetales.

5.       Consume alimentos ricos en yodo

Salmn_para_la_tiroides

El yodo es la clave para la alimentación de la tiroides, es abundante en los pescados, mariscos y algas marinas. Las algas negras, kombu y nori, son perfectas en sopas, frijoles y ensaladas. También puedes sazonar tus platos con polvo de algas sustituyendo la sal común, los pescados pequeños de aguas frías como el salmón, la caballa, el pargo y el lenguado son los más ricos en yodo.

Evita los pescados grandes como el atún y los peces de pico porque tienden a concentrar mercurio. Los jugos de vegetales para la tiroides son ideales. El rábano, por el compuesto de azufre que contiene, es un regulador de calcitonina y tiroxina. Así que puedes beber jugo de rábano y comerlo crudo en ensaladas.

Los arándanos, sobre todo los cultivados cerca del mar, contienen una buena cantidad de yodo. Prepara el jugo añadiendo una manzana baja en azúcar y unas gotas de limón.

6.       Limita o elimina los bociógenos

Dulces_y_cafena_afectan_la_tiroides

Consumir con frecuencia y en grandes cantidades alimentos bociógenos impide que el yodo sea absorbido por la tiroides, en la lista se incluyen:

  • Nabos
  • Mostaza
  • Raíz de yuca
  • Piñones
  • Maní
  • Soya
  • Mijo
  • Coles

Los granos y el azúcar refinados son dañinos para la salud de la tiroides, y estos se encuentran en la mayoría de los alimentos que comúnmente consumimos, como los granos, dulces, cafeína, aceites hidrogenados y alcohol, el pan blando, pizzas, ponqués y pastas. Elimina de tu lista el azúcar granulado, los jarabes, melaza y miel, endulza con stevia, un endulzante herbal que puedes conseguir en tiendas naturistas.

Trata de evitar hasta donde sea posible el fluoruro y el mercurio. La desintoxicación y limpieza de tu organismo son importantes, desintoxica tu colon, hígado, vesícula biliar y riñones librándolos de metales pesados.

7.       Ejercita tu cuerpo

Ejercicio_es_bueno_para_la_tiroides

La actividad física controlada estimula la secreción de la glándula tiroidea. Practica 15 minutos al día cualquier rutina de ejercicios como caminar, trotar, gimnasia, aeróbicos, levantamiento de pesas, paseos en bicicleta y natación, pues son muy beneficiosos. La mejoría en la salud de tu tiroides será notable en uno o dos meses si sigues estos consejos, pero, sobre todo, la clave es sustituir los aceites vegetales por aceite de coco.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.

Open Item
Referencias:
¡Corra
la
Voz!