Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Los Alimentos Procesados Aumentan El Riesgo De Cáncer

los-alimentos-procesados-provocan-cáncer

Cuando conocí a Alissa llevaba un estilo de vida bastante complicado. No solo era bastante sedentaria y tenía sobrepeso. Sus comidas casi exclusivamente consistían en platos congelados, snacks, comida rápida, bebidas gaseosas, etc. Es decir, comidas altamente procesadas.

A pesar de ser joven, en ese momento tenía 24 años, Alissa padecía varios problemas de salud derivados del elevado consumo de azúcares, sal, grasas trans, etc.

A pesar de que su familia, con todo el cariño le había advertido sobre los riesgos que corría su salud y su vida por este patrón nutricional, Alissa no había tenido la fuerza de voluntad para cambiar.

Pero Alissa tenía un gran apoyo. Gavin, su novio, la adoraba, la consolaba y no le permitía caer. Ambos tenían una hermosa relación.

Sin embargo, un acontecimiento marcó la vida de Alissa. Problemas de salud derivados de su obesidad la mantuvieron en el hospital unas semanas.

Por ese motivo, ella se dio cuenta que, aunque Gavin la amara, ella no podría disfrutar de una vida juntos si tenía problemas de salud.

Fue del cariño y apoyo de Gavin de donde ella obtuvo la fortaleza para cambiar su vida.

En ese tiempo la conocí y me pidió ayuda. Una de mis primeras recomendaciones fue eliminar las comidas altamente procesadas.

A ella le costó entender cuáles eran, incluso tenía la sensación que no podía comer “nada” y un régimen saludable era restrictivo.

Le hice ver su error y le mostré él sistema Nova de clasificación de alimentos para detectar los alimentos ultra procesados además del riesgo de cáncer que conlleva comerlos.

Como no conocía este sistema de clasificación, procedí a explicarle para demostrarle la gran variedad de alimentos que sí podía comer.

Sistema Nova para la clasificación de alimentos

Desde hace varios años se sabe que los alimentos procesados son dañinos para la salud. Entendemos por alimentos procesados aquellos que contienen ingredientes químicos.

Sin embargo, recientemente se habla de comidas “altamente procesadas” o ultraprocesadas, como categoría diferente a la anterior. Veamos el porqué de esta clasificación y cómo surgió.

Especialistas de la Universidad de Sao Paulo en Brasil idearon categorías alimentarias que no estaban basadas en los tipos de nutrientes, que es el que conocemos con anterioridad.

Más bien, esta clasificación tiende a dividir los alimentos de acuerdo al nivel de procesamiento de cada uno de ellos, es decir, al grado de transformación al que es sometido antes de llegar a la mesa de los consumidores.

Este sistema clasificatorio recibe el nombre de sistema Nova. “Nova” no es un acrónimo o sigla, es decir, que cada una de sus letras no tienen un significado.

sistema-nova-clasificacion-alimentos

Los expertos se vieron impulsados a formular estas categorías debido a la importancia de conocer los ingredientes y procesamientos de los alimentos que se consumen cada día.

Es importante porque la comida y los patrones dietéticos juegan un papel fundamental diseminación de enfermedades crónicas entre la población.

De hecho, el nivel de procesamiento modifica la capacidad de la comida de protegernos o causarnos ciertos tipos de enfermedades.

El sistema Nova divide los alimentos en cuatro grupos y proporciona definiciones específicas respecto al procesamiento de cada uno.

Con procesamiento se refiere a procesos físicos, químicos y biológicos a los que sometemos alimentos una vez extraídos de la naturaleza antes de que se les consuma o se les utilice para preparar recetas y platillos.

Grupo 1: alimentos naturales o con mínimos procesos

Incluye alimentos no procesados o la manipulación es mínima. Por ejemplo, eliminar partes no comestibles sin agregar sustancias químicas extras.

Los alimentos naturales son aquellos que provienen directo de las plantas como semillas, raíces, frutas, tallos y hojas.

También los que se obtienen de animales como carnes, huevos o leche. Incluye el agua, las algas y los hongos.

Aquellos que son mínimamente procesados son los que sufren alguna alteración como secado, triturado, filtrado, asado, hervido, pasteurizado y descascarado.

También la refrigeración, la congelación, envasado y fermentaciones no alcohólicas. Llega a la mesa casi tal cual se le extrajo.

En ningún caso se les agregan ingredientes cómo aceites, grasas, azúcares, sal y menos productos químicos.

Grupo 2: ingredientes culinarios

Se refiere a aquellos pertenecientes al grupo 1 que recibieron algún tipo de procesamiento para convertirse en ingredientes.

Esto quiere decir, que se les utilizará posteriormente para preparaciones de comidas como sopa, guisos, postres, conservas, ensaladas, etc.

Muy rara vez se consumen solos, casi siempre son agregados a alimentos del grupo 1.

Entre estos incluyen azúcares, melaza de caña y remolacha, mieles vegetales,  aceites vegetales, mantequilla, manteca de cerdo y almidones.

También hay otros alimentos que pertenecen a esta categoría y que se preparan con dos ingredientes de este grupo.

Por ejemplo, la mantequilla salada, que requiere mantequilla y sal o el vinagre, que parte de la fermentación del vino, producto del segundo grupo.

Es normal que a los alimentos este grupo se les agregue algunos aditivos químicos para conservar sus propiedades

Entre estos se encuentran antioxidantes, antihumectantes o algunos conservantes que previenen el desarrollo de bacterias y otros microorganismos.

Grupo 3: alimentos procesados

Este es el grupo de los alimentos del grupo 1 a los cuales se les agrega azúcar,  sal, aceite u otras sustancias del grupo 2.

Normalmente, tienen dos o tres ingredientes de los grupos anteriores y también incluyen método de conservación y de cocción.

A esta clasificación pertenecen los panes artesanales, todos los tipos de quesos y también la fermentación sin alcohol.

Estos alimentos se fabrican con el objetivo de aumentar la duración de los alimentos del grupo 1 y además mejorar sus cualidades sensoriales.

Esto último quiere decir que potencian su sabor, mejoran el aspecto, color y atractivo, entre otras características.

Ejemplos de alimentos procesados son las carnes saladas y/o ahumadas, los pescados enlatados, semillas y nueces con sal o azúcar, vegetales enlatados, quesos, panes sin envasar y frutas en almíbar.

También pueden contener aditivos y compuestos químicos para conservar sus propiedades y evitar la contaminación bacteriana y fúngica.

Grupo 4: comidas altamente procesadas

Los alimentos de este grupo son formulaciones industriales que contienen cinco o más ingredientes, incluyendo los que se utilizan para fabricar alimentos procesados.

Pero no solo eso. A estas fórmulas también se les agrega sustancias que no se utilizan normalmente para cocinar o para preservar alimentos.

El propósito de esos compuestos es imitar las cualidades sensoriales del grupo 1 y de las preparaciones del grupo 2.

comidas-procesadas-cáncer

El otro objetivo de agregarlos es disfrazar aquellas características indeseables del un producto final de manera que el consumidor no las perciba.

Es posible que un alimento altamente procesado tenga ingredientes del grupo 1, sin embargo, en comparación con el resto de los ingredientes, en realidad es una porción muy pequeña.

Los compuestos que se le agregan a las comidas altamente procesadas pueden ser extraídos directamente de otros alimentos.

Por ejemplo, lactosa, suero de leche, gluten, etc. Pero también otros que provienen del procesamiento de alimentos. Entre esos se encuentran proteínas hidrolizadas, aceites hidrogenados, maltodextrina, azúcar invertida y jarabe de maíz.

Otros aditivos son colorantes, estabilizadores de color, potenciadores de sabor, edulcorantes no azucarados y otros que proveen volumen.

También les agregan sustancias para eliminación de espuma, agentes antiapelmazamiento y acristalamiento, emulsionantes, etc.

¿Cómo se reconoce un alimento altamente procesado?

La manera de reconocer si un producto es altamente procesado es porque viene listo para comer o beber. Su propósito es sustituir alimentos que ya están listos para consumir como frutas, agua, nueces y otras comidas.

Otra manera es observar el empaque. Si este es muy atractivo y agradable, si está dirigido a niños, si el mercadeo de la marca es propiedad de grandes empresas, casi siempre son comidas altamente procesadas.

Algunos de ellos son cereales, barras de energía, bebidas lácteas, yogures de fruta, panes y bollos empaquetados, dulces y helados.

Se incluyen a estos los chocolates, comida para bebés como leches y compotas, salsas y sopas instantáneas. Pero no es todo.

Otros productos de esta categoría son los suplementos para la “salud” y adelgazamiento que sustituyen comidas, pasteles y pizzas preparados, salchichas y otros productos cárnicos, etc.

Comidas altamente procesadas y cáncer  

Un estudio reciente de la Universidad Sorbona de París, Francia, vínculo de forma directa el consumo de alimentos altamente procesados con la incidencia de cáncer total y de cáncer de mama.

Para esta investigación, se analizó a una población de 104.980 franceses de mediana edad, tanto mujeres como hombres.

Los investigadores concluyeron que el aumento potencial en el consumo de comidas altamente procesadas explica, en parte, el incremento de la incidencia de enfermedades no transmisibles, especialmente el cáncer.

De hecho, establecieron que un aumento en la dieta de un 10% de alimentos ultraprocesados, significaba un incremento de diagnósticos de cáncer en un 12%.

Para los expertos, este es un número preocupante porque en la medida en que se consumen más comidas altamente procesadas, significa que aumentará la carga de diagnóstico de cáncer para las próximas décadas.

¿Por qué las comidas altamente procesadas producen cáncer?

La investigación que te acabo de mencionar fue de tipo observacional, esto quiere decir con exactitud el mecanismo por el cual estos productos producen cáncer.

Por los momentos, esta área continúa bajo estudio, Sin embargo, los expertos han establecidos líneas de estudio y teorías que vale la pena mencionar.

Los alimentos altamente procesados contienen excesivos niveles de azúcar, grasas “malas” y sal. Además, carecen de nutrientes anticancerígenos como vitaminas, antioxidantes y fibra.

Por otra parte, quienes consumen una dieta rica en comidas altamente procesadas tienen mayor probabilidad de tener sobrepeso.

Esto incluye bebidas gaseosas, golosinas, productos cárnicos y patatas fritas y, precisamente, la obesidad está relacionada con el riesgo de aumento de, al menos, 11 tipos de cáncer.

1. La sal

Analicemos cada uno de esos ingredientes en exceso qué contienen los alimentos altamente procesados. Por ejemplo, la sal.

Se sabe que la ingesta elevada de sal daña el revestimiento interno del estómago,  lo que podría aumentar el riesgo de padecer cáncer de estómago.

la-sal-provoca-cáncer

Aunque no hay mecanismos claros de cómo la sal puede producir cáncer de estómago, sigue siendo un problema de salud pública ya que la ingesta diaria debe ser inferior a 2400 mg.

De hecho, necesitamos mucho menos pero, actualmente, se consumen más de 2300 miligramos diarios y con el aumento del consumo de comidas altamente procesadas se incrementa también la ingesta de productos salados.

2. Azúcar

Veamos ahora el azúcar. Aunque no hay un vínculo directo entre el consumo de azúcar y el cáncer, si existe una relación indirecta y es que en exceso hace que con el tiempo se aumente de peso.

Además, hay suficiente evidencia científica sólida y demostrada que tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de 13 tipos diferentes de cáncer. La obesidad es tan peligrosa que es el principal factor prevenible de cáncer,  después de fumar.

3. Grasas

En cuanto a las grasas. Hay grasas que son necesarias porque son excelentes para la salud de nuestro organismo y especialmente de nuestro corazón.

Estos son los ácidos grasos que se encuentran en algunos alimentos de origen vegetal como aguacate, maní, entre otros.

También grasas de origen animal como la que se encuentran en los pescados grasos, entre las que destaca el Omega-3.

Sin embargo, las grasas industrializadas se asocian de forma positiva con diferentes tipos de cáncer, especialmente de colon de mama y próstata.

Las grasas trans son responsables los síndromes inflamatorios y, a su vez, esta es una condición que se correlaciona directamente con el desarrollo de cáncer e indirectamente con otros tipos de enfermedades crónicas.

La inflamación producida por las grasas trans eso es una de las responsables de la resistencia a la insulina, una condición asociada con mayor riesgo de cáncer.

Los cambios…

Asimilar esta información ayudó a Alissa a escoger las comidas que sí podía consumir y a eliminar el resto.

Poco a poco, ella fue cambiando su estilo de vida. Por supuesto, contó con todo el apoyo de su familia y de Gavin.

A dos años de esta experiencia, ella está a punto de casarse, logró reducir su peso a uno más saludable y también mejoró los marcadores de salud como los niveles de glucosa, hipertensión y lípidos de su organismo.

Al hacer esos cambios, también redujo los riesgos de padecer diferentes tipos de cáncer asociados a su estilo de vida.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.”referencia