Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Beber Té A Diario Podría Reducir El Riesgo De Glaucoma

beber-té-a-diario-evita-riesgo-de-glaucoma

Existen personas que desconocen el beneficio real de la medicina natural. Tampoco se dan cuenta de que este recurso que data de años de antigüedad y que logra curar enfermedades de forma definitiva. En el caso de las plantas medicinales, estas poseen propiedades comprobadas por la fitoterapia, la cual estudia la efectividad y efectos secundarios de las terapias naturales.

¿Pero por qué te menciono esto? Pues porque Verónica durante cuatro años sufrió de glaucoma. Su visión cada día se tornaba confusa, tenía dificultad para la lectura e, incluso, para reconocer la estación de parada cuando tomaba el autobús para dirigirse a su trabajo.

Aunque asistía de forma recurrente a sus consultas con el especialista tratante de la enfermedad, no encontraba solución que realmente le satisficiera y le ayudara con su problema.

Cansada de tomar medicamentos, decidió un buen día recurrir a la medicina alternativa para mejorar su visión. Siguiendo la recomendación de su amiga Laura, quien ha completado con total éxito el Reto  #Yo Puedo, inició su camino por la vida saludable.

No solo se sumó al reto, también descubrió que, al beber una taza de té caliente, al menos una vez al día, podría disminuir los efectos que causa el glaucoma en su vista.

Verónica me ha escrito agradeciéndome por los consejos que encontró en mi blog pues, gracias a su constancia y la efectividad del té, ha mejorado considerablemente su visión. Es por eso que quiero que hablemos sobre cómo, según estudios, beber té diariamente podría reducir el riesgo de glaucoma.

¿Qué es el Glaucoma?

qué-es-glaucoma

El glaucoma es una enfermedad que afecta el nervio óptico. Se produce cuando el sistema de drenaje del ojo se tapa y el fluido intraocular no puede cumplir su función de drenar. De esta forma, al acumular grandes cantidades de líquido, la presión interna del ojo aumenta y ocurre un daño al nervio, ocasionando pérdida en la visión.

Esta patología puede aparecer a cualquier edad, desde niños hasta adultos mayores pueden estar expuestos a padecerla. Sin embargo, estudios han demostrado que las personas en edades comprendidas entre 60 y 80 años son las más propensas a contraer la enfermedad.

Igual riesgo tienen los diabéticos, hipertensos oculares, personas de ascendencia africana y asiática, así como aquellos que contengan el gen del glaucoma.

A lo largo de los años, se ha estudiado las causas principales que originan el glaucoma. Se ha determinado que el factor hereditario es uno de los más comunes. Si tienes un familiar inmediato que presente esta enfermedad, tu riesgo de contraerlo es nueve veces mayor.

Síntomas del glaucoma

En la mayoría de los casos, el glaucoma no presenta síntomas en el inicio de la enfermedad, sino cuando el nervio óptico ya presenta un daño considerable, provocando una pérdida en la visión. Las señales más comunes son:

  • Visión borrosa
  • Dolor de cabeza y en los ojos
  • Náuseas y vómitos
  • Visualización de luces
  • Pérdida repentina de la visión
  • Ojos enrojecidos
  • Ardor continuo en los ojos

Es importante que, si tienes familiares directos que presenten glaucoma, aunque no presentes ningún síntoma, acudas a control con tu oftalmólogo de forma preventiva.

Beneficios de tomar té todos los días

beneficios-de-tomar-té-a-diario

El té después, del agua es una de las bebidas que más se ingieren en el mundo. Esto por los beneficios que aporta. Sus orígenes se remontan a los años 250 A.C. y fue una bebida que se utilizó por primera vez en China. El sabor fresco y ligeramente amargo que proporciona es uno de sus grandes atractivos.

Existe gran variedad de té para cada necesidad. Y es que, con tan solo beber una taza de puedes ayudar a tu organismo a combatir diversos padecimientos. Sus propiedades terapéuticas te ayudarán para:

  • Quemar grasa
  • Controlar el estrés
  • Reducir el colesterol
  • Estimular el sistema nervioso
  • Combatir enfermedades hereditarias
  • Como anticancerígeno

Estos son solo algunos de los beneficios que te aporta, pues dependiendo del tipo de té y como lo tomes, obtendrás más.

¿Qué tipo de té tomar para prevenir el glaucoma?

tipo-de-té-para-prevenir-glaucoma

El glaucoma, por ser una enfermedad degenerativa, debe contar con un tratamiento constante. Algunas alternativas naturales son muy útiles para evitar que esta condición avance rápidamente y minimizar sus síntomas.

El té de hinojo, gracias a sus propiedades curativas, es ideal para aliviar la presión que choca con el nervio ocular. Esta planta silvestre puede medir dos metros de alto, su aspecto físico presenta un tallo alto, hojas de color verde oscuro y un gran aroma. Es común encontrarla por todo el Mediterráneo, Asia, norte y sur de América.

El hinojo presenta una variada composición química, muy útil para la medicina natural. Su fruto contiene fibra, sales minerales (potasio, magnesio, calcio y fósforo) y vitaminas A y B3. Sus propiedades antiinflamatorias permiten aliviar los dolores que causa el glaucoma. Preparar el té de hinojo es muy sencillo:

Té de hinojo

¿Qué necesitas?

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de semilla de hinojo

¿Cómo lo prepararás?

Primero deberás hervir el agua durante 10 minutos y luego incorporas el hinojo. Deja reposar 5 minutos y bébelo.

Si en las tiendas de productos naturales no consigues las semillas, es muy útil utilizar algunas hojas o el tallo de la planta. Otra opción que puedes utilizar para aprovechar los beneficios de esta planta, es usarla como colirio. Es muy fácil, prepara la infusión, espera unos minutos que enfríe y con la ayuda de una gasa o algodón limpio, colócalo sobre tus ojos durante unos minutos para disminuir los dolores ocasionados por esta enfermedad.

¿Dosis adecuada de té para evitar sufrir de glaucoma?

dosis-adecuada-de-té-para-prevenir-glaucoma

Para lograr una mayor efectividad, consume el té de hinojo por lo menos dos veces al día. Lo más recomendable es tomarlo en la mañana y antes de dormir. De esta manera la infusión servirá como analgésico y mantendrá al nervio del ojo más calmado.

Es importante que, a la par de tomar este tratamiento natural, hagas cambios en tu estilo de vida. Por ejemplo, debes evitar el consumo de alcohol, tabaco, el uso excesivo de azúcares y por último el consumo del café. Cada uno de estos productos, al estar dentro del organismo, produce una serie de alteraciones nerviosas que provocan que los niveles del fluido ocular se disparen, acelerando el dolor.

Tips para mejorar el glaucoma de forma natural

mejorar-glaucoma-de-forma-natural

Si padeces de glaucoma, es fundamental que conozcas qué alimentos y actividades podrían hacer más llevadera tu condición. Con la ayuda de tratamientos naturales vas a poder mejorar tu ritmo de vida, evitando malestares y molestias, por ello te recomiendo:

Consumir vitamina C

Son muchos los beneficios de la vitamina C. Sin embargo, también es uno de los tratamientos más efectivos para controlar el glaucoma. Se ha determinado que en una persona que ingiere diariamente una dosis de vitamina C en pastillas o de manera intravenosa, los niveles de presión ocular bajan considerablemente, evitando la aparición del dolor.

Dieta rica en nutrientes

Mantener una alimentación rica en vegetales y vitaminas es vital. Eliminar toxinas no solo es sano para tu cuerpo sino para la visión. Es recomendable el consumo de las siguientes frutas y verduras:

  • Piña
  • Uva
  • Fresas
  • Naranja
  • Papaya
  • Zanahoria
  • Espinaca
  • Hinojo

Terapias Alternativas

glaucoma-terapias-alternativas

Recuerda siempre que no solo los medicamentos son los que te ayudarán a mejorar tu condición. Si tienes glaucoma, o quieres prevenirlo, para ello, existen otras alternativas como:

1. Evita el contacto con sustancias que te producen alergia

Una persona que posea un diagnóstico de glaucoma debe evitar cualquier contacto con alérgenos naturales o alimentos que podrían provocarle una reacción adversa en su cuerpo. Es fundamental determinar cuáles son los agentes alérgenos potenciales y evitar el contacto con estos.

2. Descansa

A parte de dormir las horas habituales de sueño (6 a 8 horas), es importante descansar por lo menos media hora la vista, si trabajas frente a una computadora. Cierra tus ojos por unos minutos y, de esta manera, estarás permitiendo que la energía circule mejor.

3. Controla tu presión arterial

Si adicional al glaucoma sufres de hipertensión, ten cuidado con los altos niveles de presión arterial. Es importante que lleves un control diario y consultes a tu médico de confianza los síntomas que detectes.

4. Ejercita tus ojos

Así como ejercitas los músculos, ante una dolencia corporal, te recomiendo también ejercitar tus ojos para evitar dolores. Para lograrlo deberás abrir y cerrar los ojos, mirar hacia la derecha y luego a la izquierda, en sentido de las agujas del reloj y luego viceversa. Siempre manteniendo la cabeza de manera estática.

5. Lleva contigo siempre gafas de sol

Diariamente los rayos del sol inciden de manera directa sobre la vista, originando irritación de sus tejidos, por ello es fundamental que a donde quieras que vayas, si vas a salir durante el día no olvides tus lentes de sol.

6. Evita el estrés

Un factor sumamente perjudicial para una persona con glaucoma es padecer de estrés. Esto debido a que las sensaciones de angustia y depresión hacer que se eleve la presión ocular. Para disminuir los niveles de estrés te recomiendo hacer caminatas al aire libre e incluso respiración profunda. Algunos tipos de té como la manzanilla, te ayudan a reducir los niveles de estrés.

Verónica descubrió que, gracias a las propiedades curativas del té de hinojo, puede sobrellevar esta enfermedad que afecta uno de los principales sentidos del ser humano. Aunque este padecimiento no tiene cura, ella, cambiando sus hábitos de vida y siguiendo los consejos que he compartido en este blog, ha logrado una notable mejoría en los síntomas y el avance de la enfermedad.

Con el estrés cotidiano, muchas veces no prestamos atención a las manifestaciones de nuestro cuerpo. Pero ahora es el momento para que no olvides que tener calidad de vida solo depende de los cuidados que le des a tu cuerpo.

Por eso, ejercítate, rodéate de aquello que te motiva, que te permite crecer. Y, por último, no olvides que la naturaleza te da el mejor remedio contra cualquier enfermedad. ¡Anímate a experimentar nuevos universos utilizando la medicina natural!

Si te ha gustado este artículo y tienes interés en aprender cómo el té puede reducir el riesgo de glaucoma, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

Si la página te da un mensaje de error es porque no has entrado la dirección bien. Vuélvelo a intentar, asegurando no haber dejado ningún espacio antes, después o entre las letras de tu dirección.