Busca artículos de Interés aquí

Suscríbete a nuestra lista

Cómo Bajar De Peso Rápido Y Saludable

cómo-bajar-de-peso-naturalmente

¿Te has planteado bajar de peso y no lo logras? Si es así, de seguro te sientes un poco abatido y desanimado.

Anímate. Lo primero que debes tomar en cuenta es que bajar de peso no se refiere sólo a contar calorías. Es un proceso que involucra cambiar de hábitos y llevar un estilo de vida más saludable.

No es un proceso fácil. Es poco probable que lo logres de la noche a la mañana. Sin embargo, si te determinas a lograrlo estoy segura que podrás conseguirlo.

Cómo bajar de peso más rápido

Lee este artículo hasta el final y te sorprenderás de cómo puedes perder todo el peso que quieras sin dietas, sin dejar de comer lo que te gusta. Solamente con una buena rutina, con mucho descanso y determinación.

1. Planifica Tu Entrenamiento

Anota tus horas de entrenamiento en tu agenda al igual que lo haces con otras cosas. Esto te ayudará a tomarlo en cuenta como una actividad importante. De igual manera, te ayudará a elegir la mejor hora para ejercitarte y te apegarás a tu horario.

2. Divide Los Ejercicios Durante El Día

Si no te es posible realizar una rutina completa por un período de tiempo, no te preocupes. Puedes optar por realizar diversas rutinas más cortas en varios momentos del día.

Los últimos estudios científicos sugieren que varios períodos cortos de entrenamiento durante el día te darán los mismos beneficios corporales y de salud. Al igual que si te ejercitaras por un solo período más extenso durante el día. Incluso, en algunos casos, puede ser hasta mejor.

Si no sabes por donde comenzar, intenta hacer ejercicios de cardio en las mañanas, caminatas en tu hora de almuerzo y sesiones de estiramiento luego de la cena. No tienes por que hacerlo todo al mismo tiempo.

3. Apégate A Tu Rutina Aún Cuando Viajes

Si te vas de viaje, trata de mantener apegado a tu rutina de ejercicios. No dejes que esto interfiera con tus objetivos. Trota por unos cuantos kilómetros. Usa el gimnasio del Hotel. Ubica un centro de entrenamiento cercano. Sal a caminar por el lugar. Toma un paseo en bicicleta.

Incluso, atrévete a realizar algunos ejercicios rápidos dentro de tu habitación de hotel. Intenta ejercicios de resistencia con bandas. No ocupan casi espacio en tu equipaje.

4. Varía Tu Rutina

Dentro de tu rutina, no tienes por que realizar siempre los mismos ejercicios. Sorprende a tus músculos y mezcla diversos tipos de ejercicios. Planifica ejercicios para entrenar diferentes músculos sin aburrirte.

De hecho, existen estudios que comprueban que es más probable que te apegues a tu rutina si entrenas de formas diferentes. Explora el crossfit, o bien entre trotar y correr.

cómo-bajar-de-peso-saludablemente

5. ¿No Te Agrada? ¡No Lo Hagas!

Si no te gusta, ¿para qué hacerlo? Al menos intenta algo nuevo de vez en cuando. Pero si una vez que probaste te das cuenta que no es para ti, no te fuerces. Es posible que te haga abandonar tu rutina.

Engánchate en actividades que te motiven. Los ejercicios no son una obligación. Por el contrario, deben ser una actividad que disfrutas realizar.

6. No Gastes Dinero Extra

Tal vez esta sea una de las razones por las cuales no intentas hacer ejercicios. Te dices a ti misma que la cuota del gimnasio es muy costosa, por ejemplo. Recuerda que puedes optar por realizar actividades al aire libre. Trotar, caminar y hacer ejercicios en el parque es totalmente gratis.

Busca actividades que puedas hacer sin pagar por ellas. Por ejemplo, intenta seguir rutinas en la web o andar en bicicleta.

cómo-bajar-de-peso-ejercicios

7. No Olvides La Música

Cualquiera que sea el ejercicio que elijas, recuerda que la música siempre será tu mejor compañera. Se ha demostrado que la música te mantiene animado mientras te ejercitas. De esta forma, disfrutas mejor ambas actividades.

Asimismo, escuchar música puede ayudarte a cumplir con tu rutina sin que te des cuenta de ello. Simplemente crea una lista de música con buen ritmo a tu dispositivo, ¡y a la carga!

8. No Te Ejercites Solo

Realizar ejercicios con tus amigos puede ser muy beneficioso. Y si no tienes muchos amigos, es una gran manera de hacer nuevos. Trata de frecuentar los mismos lugares cuando realizas tus rutinas y de seguro encontrarás a otras personas que también van regularmente.

Si tomas clases de alguna actividad, de seguro te dará confianza puesto que te provee un ambiente seguro y confiable. Y de seguro no serás el único en esa clase.

De igual manera, te invito a ubicar grupos locales de actividades de tu interés. Es una gran forma de hacer nuevos amigos.

9. Comienza Tu Día Activamente

Es posible que a menudo no encuentres un espacio durante al día para ejercitarte. Que esto no te detenga. Inicia el día con tu rutina de ejercicios.

Programa tu alarma desde la noche anterior. Levántate más temprano y a moverte.

Comenzar tu día hacienda ejercicios te llenará de energías para el resto del día. Además, si se te presenta un imprevisto no tendrás que posponer tu actividad física.

10. Opta Por Ejercicios Para Quemar Calorías

Este tipo de entrenamiento te ayudará a quemar calorías de forma rápida. Incluye combinaciones de corta, media y alta intensidad física con intervalos cortos de descanso.

Al elevar el ritmo de tu metabolismo, este tipo de rutina te ayudará a perder peso muy rápido. Esto se debe a que el metabolismo sigue activo a un ritmo elevado aún 48 horas luego del entrenamiento.

Es un entrenamiento perfecto para perder peso rápido si no dispones de mucho tiempo.

11. No Te Peses A Menudo

Si eres de los que se la pasa pesándose, no lo hagas más. Puedes decepcionarte al no lograr ver los resultados que deseas. Enfócate en tu objetivo. Si lo que deseas es transformar grasas en músculo, quizás no pierdas peso pero sí ganas musculatura. Por lo que deberías tomarte medidas y no pesarte.

Es muy posible que bajes de talla sin darte cuenta. Un kilo es lo mismo, bien sea de grasa o de músculo. Remodela tu cuerpo manteniéndote en el mismo peso. Es una opción saludable.

Mide tu progreso con una cinta métrica y no con una balanza. Te aseguro que los resultados serán positivos.

cómo-bajar-de-peso-con-buena-alimentación

12. Haz Rutinas Con Pesas

Recuerda que debes variar la rutina de ejercicios. Los mejores entrenadores recomiendan rutinas mixtas que incluyan cardio y pesas, por ejemplo.

Por mucho tiempo se ha creído que el entrenamiento con pesa es la mejor manera de perder peso. Pero, ¿es esto cierto?

El entrenamiento con pesas de seguro transformará tus medidas. Además, mantendrá a tu metabolismo trabajando horas después de haber culminado el entrenamiento. También hará que luzcas estupenda, con una figura definida.

Si te preocupa lucir musculosa, adapta tu rutina de acuerdo a tus objetivos. El entrenamiento con pesas te ayuda a definir tu torso más rápido que los ejercicios anaeróbicos, según investigaciones recientes.

13. Intenta Con Un Entrenador Personal

Si no tienes ni la menor idea de como comenzar a ejercitarte. Si tienes miedo de lesionarte, o padeces de alguna condición médica; considera guiarte con la ayuda de un experto. Los entrenadores personales están certificados para ayudarte a maximizar tu potencial.

Un entrenador personal puede llegar a ser tu mejor aliado para iniciarte, ayudarte a perder peso y mantenerte activo.

Pueden requerir de una inversión monetaria, pero tu salud lo vale. Considera contratar uno con un grupo de amigos. Te costará menos. Seguramente te ayudará a diseñar una rutina que tome en cuenta tus necesidades personales.

cómo-bajar-de-peso-tomando-agua

14. El Agua Es Tu Mejor Aliada

Beber mucha agua nunca es suficiente, en especial si te ejercitas. La sensación de hambre se produce cuando el cuerpo comienza a sentirse deshidratado. Beber agua suficiente es esencial para lograr tus objetivos.

Un estudio realizado en al año 2013 demostró que 14 hombres y mujeres sanos incrementaron sus procesos metabólicos en un 30%, ¡solamente bebiendo 16 onzas de agua!

Recuerda que el agua es la bebida más saludable a tu alcance. Te hará perder peso más rápidamente y no contiene calorías.

Con solo beber agua tu cuerpo elimina las toxinas de grasa que se mueven alrededor de tu cuerpo. De igual forma mantiene tu metabolismo en niveles óptimos.

15. No Compres Meriendas, Hazlas Tu Mismo

Es normal que te sientas hambriento luego de entrenar. No compres comida en la calle, es mejor que prepares tus meriendas en casa. Prefiere opciones saludables para llevar contigo en cualquier momento.

Cualquier ensalada o jugo de frutas será mejor que una bolsa de papitas fritas. Además, te ayudará a perder peso mientras ingieres los nutrientes que necesitas.

De seguro también te resultará más económico y no estarás consumiendo alimentos procesados tan nocivos para tu salud.

16. No Te Limites Con Las Proteínas

Aunque parezca increíble, aumentar tu ingesta de proteínas te ayudará a perder peso rápidamente. Sin embargo, la mayoría de las personas elimina las proteínas de su dieta al ejercitarse.

Esto es un error. Si no te alimentas apropiadamente tu cuerpo no eliminará calorías. Las guardará como respuesta de autodefensa.

Si quieres de verdad perder peso, consume al menos la mitad de tu peso corporal (en gramos) de proteínas.

Por el contrario, si lo que deseas es quemar grasas y construir músculos, debes consumir al menos entre 7 y 1 gramo de proteínas por cada libra de tu propio peso corporal.

Te pongo un ejemplo, si pesas 75 kilos, deberías consumir al menos entre 35 y 40 gramos de proteínas al día. Ello dependerá de tu objetivo a lograr.

cómo-bajar-de-peso-con-frutas

17. Come Toronjas

El consumo de toronjas te ayudará a perder peso enormemente. Esa fue la conclusión de un estudio reciente.

Es posible que la enzima AMPK (proteína quinasa activada por AMP, por sus siglas en inglés) sea la clave. Esta enzima se encuentra en las toronjas. Te ayuda a optimizar el uso del azúcar, potenciando tu metabolismo.

Asimismo, el nootkatone, otro componente presente en las toronjas, incrementa significativamente la quema de grasas por medio de la AMPK.

Aún más, las toronjas son una fuente muy poderosa de vitamina C. Pueden ser una merienda genial. Cómela sola en rodajas, como acompañante en ensaladas o en batidos.

Potenciará tu metabolismo y te ayudará perder peso muy rápidamente.

cómo-bajar-de-peso-con-té

18. Bebe Té Verde

El té es un gran potenciador para el metabolismo. Sin importar si es verde de hojas de matcha, blanco, negro o de rooibos.

La Revista Americana de Nutrición Clínica sugirió en un estudio que el té verde es más efectivo que otras variedades en cuanto a la pérdida de peso. Incluso mejor que el oolong, debido a sus altos niveles de catequina.

Bebe entre 1 y 3 tazas al día. Te ayudará a perder peso más rápido.

19. Llénate De Fibra

Consume alimentos altos en fibra, pero sin excederte. La fibra te ayudará a sentirte más lleno durante el día. Además, balancea tus niveles de azúcar y reduce el colesterol, entre otros.

En promedio, deberías consumir entre 30 y 40 gramos de fibra al día. Pero la mayoría de las personas consumen solo entre 15 y 20 gramos.

20. Trata De Comer Siempre En Casa

Evita en lo posible comer en la calle. Comer en casa te ayudará a elegir los mejores alimentos para tus comidas. No importa tu nivel de experiencia, esta opción te hará tomar decisiones más sanas sin hacer sacrificios muy grandes.

Además, podrás controlar tu ingesta de grasas y azúcares. Comienza por algo simple mientras te acostumbras. Una merienda o una cena pequeña una vez a la semana. Pronto serás todo un experto en la cocina.

cómo-bajar-de-peso-comiendo-en-casa

21. Llena Tus Alacenas Con Alimentos Saludables

Es fácil caer en tentación cuando te ejercitas. Los alimentos que menos te favorecen son los que más deseas. Elimínalos de tu casa. Llena tus despensas con alimentos saludables.

Compra vegetales y frutas frescas. Mantenlas a la vista y recuerda comerlas. Además, no tienes que cocinarlas, ya están listas para su consumo. Son una forma rápida, efectiva y económica de satisfacer tus necesidades.

22. Diseña Tu Propio Menú

Siempre buscarás obstáculos para no comer en casa. Bien sea que no tienes tiempo o que no sabes que cocinar. Pues diseña tu propio menú.

De esta forma, tus comidas favoritas estarán organizadas de la mejor manera. Combina los platos con las bebidas. Juega con ellos. Hazlo interesante y divertido.

Apunta los ingredientes que necesitas para realizar cada plato y prepárate para realizar tus propias comidas por semanas.

Aún más, puedes ahorrarte una buena cantidad de dinero si elijes platos económicos y con pocos ingredientes. Aprovecha las rebajas de tu tienda local. Guarda las sobras y combínalas para hacer otro plato. Te será de gran ayuda.

23. Tómalo Con Calma

Es posible que tengas una agenda apretada que te obliga a comer muy rápido. Esto no es aconsejable si quieres perder peso. Al comer muy rápido tal vez te ayude a excederte en tus comidas.

Apunta esto: le toma a tu estomago aproximadamente 20 minutos en sentirse lleno. Mientras masticas, tu cerebro procesa las señales de que estás comiendo. El masticar relaja las enzimas pre digestivas presentes en tu saliva. Esto anuncia el comienzo del proceso de digestión.

Mi consejo es que tomes conciencia de tu alimentación. Mastica lentamente y disfruta la explosión de sabores dentro de tu boca. Traga pausadamente. Respira y toma el siguiente bocado.

Esto facilita la digestión y pone a cerebro y al cuerpo en la misma sintonía. Si no puedes comer lento, ponte obstáculos para ralentizar el proceso. Aleja un poco el plato o suelta el tenedor o cuchara entre cada bocado.

cómo-bajar-de-peso-con-cereales

24. Olvídate De Los Cereales

Como ya lo sabréis, los cereales son una fuente alta de carbohidratos. Estos se transforman en azúcar y acumulan grasa. Son la forma más rápida de ganar kilos.

Además, también sabes que el gluten que se encuentra en casi todos los cereales causa inflamación en todo tu cuerpo. Esto le añade un limitante a tu sistema digestivo. Un ejemplo es el pan empacado que contiene jarabe de maíz alto en fructosa, azúcar refinada y conservantes.

Consume la menor cantidad posible, una taza o menos al día. Trata de que sea cereales germinados o quinoa. Y no olvides compensar con muchos vegetales.

25. Come Antes De Ir De Compras

Tal vez esto no te parezca un consejo apropiado. Pero hazme caso. Lo más seguro es que tengas las mejores intenciones en comprar los alimentos más saludables.

Pero a mitad de camino, la sensación de hambre te inducirá a llenar las bolsas con alimentos altos en proteínas para satisfacer tus necesidades.

No te preocupes. Esto nos ha pasado a todos. Por ello, antes de comprar, come. Aliméntate bien. Si no sientes hambre, comprarás de manera más eficiente.

cómo-bajar-de-peso-comiendo-saludable

26. Se Creativa

¿Te gusta la pizza y no quieres dejarla? No lo hagas. El hacer ejercicios no significa que tienes que sacrificar al máximo tus comidas favoritas. Haz en cambio una pizza con ingredientes saludables.

No sacrifiques tus gustos, en cambio, haz cambios saludables. Disfruta las opciones alimenticias. Se creativo y diviértete con la comida.

27. No Exageres

Si bien es cierto que debes eliminar toda comida chatarra de tu dieta, haz decisiones acertadas. No todo te será color de rosa. En muchas ocasiones tendrás que elegir entre comida chatarra y opciones saludables.

Se inteligente y si no puede rechazarla, come bocados pequeños. Mantén tus objetivos en mente. Date pequeños gustos sin excederte.

28. Consume Hierbas Quema Calorías

Las hierbas son un buen complemento para tu dieta. Varios estudios han demostrado su efectividad para ayudarte a perder peso rápido. Agrégalas a tus comidas favoritas con moderación.

Usa pimienta de cayena, cúrcuma, canela o diente de león. Todas son estupendas y le darán un toque de sabor adicional a tus comidas.

29. Sírvete En Porciones Más Pequeñas

Este es un truco mental que te será de gran ayuda. Las porciones grandes pueden parecer pequeñas en platos amplios y viceversa.

Engaña a tu cerebro. Hazle creer que tu porción es mucho más grande sirviéndote en platos más pequeños. De verdad te sentirás igual de lleno con la mitad de la comida.

30. Desintoxica Tu Cuerpo

Prepara tu cuerpo para lo que viene. Límpialo y nútrelo desde adentro. Una dieta desintoxicante o limpiadora es la mejor manera de eliminar las toxinas que quizás te impidan perder de peso. Prueba una de mis dietas desintoxicantes.

31. No Te Limites En El Desayuno

El desayuno es la comida más importante del día. Te aporta las calorías necesarias para comenzar el día y sobrellevar el trabajo diario.

No te limites. Come un buen desayuno. Tendrás todo el día para eliminar las calorías. Intenta con comidas nuevas y divertidas.

cómo-bajar-de-peso-con-coco

32. Consume Cocos En Grandes Cantidades

Consume cocos en tu dieta, te ayudara a perder peso de manera increíble. Es el mejor alimento como complemento de una dieta baja en calorías.

El coco contiene TCM  (triglicéridos de cadena media). Tu cuerpo los quema más rápido obteniendo así energía.

Prueba cambiando tus aceites regulares por aceite de coco. También usa leche de coco en tus comidas y hojuelas de coco. El agua de coco es una opción perfecta para mantenerte hidratado durante tu entrenamiento.

33. Cuida Lo Que Bebes

Los alimentos sólidos no son la única fuente de ingesta de carbohidratos y calorías. Una buena malteada o bebida espumosa, aunque deliciosa, puede contener incluso más calorías que un plato entero de comida.

Todo ello sin contar la cantidad de azúcar y conservantes químicos que contienen. Para evitar esto intenta hacer también tus propias bebidas. Hay muchas opciones nutritivas, saludables y económicas.

34. Elije Las Grasas Saludables

Recuerda que no todas las grasas son malas. Existen grasas que son saludables para ti. Intenta con aguacates, nueces y chocolate amargo. Sus grasas son buenas para tu salud y son deliciosos.

Consúmelos habitualmente pero no te excedas ya que son muy altos en calorías.

35. Lleva Tu Propia Comida

Bien sea que vayas al trabajo o a una reunión social, trata de llevar contigo tus propios alimentos. Lo más probable es que tus amigos o familiares aún no tengan los mismos objetivos que tú. Por lo que la comida puede no ser la más conveniente para ti.

No caigas en tentación ni rechaces lo que te ofrecen. Simplemente esta siempre preparado con tus propios alimentos saludables. Si tienes la oportunidad, coméntalo con anterioridad con los organizadores de tu evento social. De ser posible, lleva para todos.

Comparte aperitivos, postres o platos principales. Trata de tener siempre las opciones más saludables para ti. Quine sabe, quizás y hasta puedas motivar a tus seres queridos.

36. Progresa A Tu Propio Ritmo

Da pasos lentos, pero firmes y seguros.  Perder peso no ocurrirá de la noche a la mañana.  Conjuntamente con tu alimentación debes cambiar tu estilo de vida. Comienza por lo más sencillo.

Haz cambios pequeños y adáptate. Comienza una rutina corta. Comiendo en casa más veces por semana. Haciendo tu propio almuerzo o cena. Súmale más tiempo a tu rutina de ejercicios. Usa miel orgánica en lugar de azúcar.

Cualquier cambio, por mínimo que sea, te ayudará a dar un paso positivo hacia tu salud.

37. Da A Conocer Tus Objetivos

Hazle saber a las personas más cercanas a ti sobre tus objetivos y metas. Esto te ayudará a no sentirte mal cuando rechaces invitaciones a comer, por ejemplo.

Trata de explicarles que estás cambiando tus hábitos alimenticios y tu estilo de vida hacia uno más saludable. Por estas razones ya no podrás continuar con tus antiguos hábitos y rutinas.

Explícales que su apoyo es importante para ti.  De seguro con su ayuda alcanzarás tus objetivos.

38. Las Redes Sociales Y La Tecnología Son Tus Aliadas

Usa la tecnología para ayudarte a alcanzar tus metas. No sólo te plantees ir a trotar temprano en la mañana. Publícalo en tu red social, tal vez algún compañero quiera acompañarte.

Únete a comunidades de apoyo en línea. Encontrarás personas con los mismos intereses que tú. Comparte fotos de tus entrenamientos y después de ellos. Hazle saber al mundo cuan bien te sientes con tu cambio.

De seguro encontrarás alguna aplicación de fitness o de rutinas deportivas. Posiblemente te ayudarán a mantener un conteo estricto de tu progreso. No las desaproveches.

39. Monitorea Tus Avances

No te desanimes si no ves resultados rápidamente. Recuerda que la balanza puede ser tu peor enemiga. Anota cada detalle desde el inicio y de seguro notarás cuando has avanzado en realidad. Encontrarás la motivación que necesitas para seguir.

Mantén un diario de cuantos kilómetros corres al día o simplemente cuantos pasos das. Anota todas tus comidas y tus cambios alimenticios.

Probablemente encontrarás animo para continuar avanzando y podrás darte cuenta de los aspectos que necesitas mejorar para obtener mejores resultados.

40. Complácete

Hazte un regalo de vez en cuando. A veces no es suficiente sólo con saber que estás dando un cambio saludable y positivo.

Trata de que tus regalos no sean comestibles. Cómprate zapatos nuevos, carteras, ropa. O simplemente ve al salón de belleza y siéntete aun más bella. ¡Te lo mereces!

41. Actívate Con Tus Amigos

Tener un estilo de vida más saludable no es el equivalente a sacrificar tu vida social. Tal vez una reunión rápida después del trabajo ya no es una opción para ti. Tampoco lo son las parrilladas los fines de semana.

No te conviertas en el miembro aburrido del grupo. Sugiere alternativas divertidas. Invítalos a tomar clases juntos. Planifiquen una caminata o un paseo por el parque. Incluso, puedes organizar reuniones saludables en tu casa. ¡Todos están invitados!

42. Alcanza Una Meta A La Vez

No te atormentes tratando de alcanzar todas las metas al mismo tiempo.  Céntrate en una meta específica y trabaja duro hasta obtenerla. Trazarte metas  concretas te ayudará a trabajar con rutinas específicas.

Ve de lo pequeño hasta lo más grande. Te sentirás muy satisfecho cuando la alcances.

43. Descansa Lo Necesario

Recuerda que descansar apropiadamente es indispensable para tu salud. Un estudio realizado en el 2013 demostró que las personas que duermen menos son propensas a comer más.

La falta de sueño afecta negativamente tus decisiones sobre los alimentos. Si duermes menos de ocho horas por noche, afectará tu salud y se notará en tu cintura. Descansa bien y no comas demás.

Durante el sueño, el cuerpo aprovecha para reparar los músculos y tejidos dañados durante el entrenamiento. Además, tu cerebro también aprovecha para descansar y prepararse para el siguiente día. El insomnio crónico esta asociado con la obesidad, la diabetes y otras dolencias. No dudes en optar por un remedio natural para tratar tus problemas de sueño.

44. ¿Cansancio, Hambre O Aburrimiento?

Este es un dato muy curioso. Un estudio publicado en el año 2015 reveló que algunas veces nuestro cerebro confunde las sensaciones de cansancio, hambre y aburrimiento.

El estudio fue publicado en la revista Fronteras en la Psicología y demostró que estar aburrido incrementa el deseo de comer, en especial comida no saludable y botanas.

Te doy este consejo, cuando creas que tienes hambre, no comas de inmediato. Bebe primero un baso de agua y trata de aclarar tu mente y tus sensaciones. Camina por un rato y distráete un poco.

Quedarás sorprendido de cuantas veces en realidad estabas aburrido y no hambriento. No sucumbas ante los antojos.

esencia-perder-peso

45. Controla Los Antojos Con Aceites Esenciales

No dejes que tus antojos te controlen a ti. Tampoco te estoy sugiriendo que tomes aceites esenciales.

En su lugar, trata de controlar la sensación de hambre frotándote unas gotitas en las muñecas. Prueba con aceite esencia de menta, toronja, jengibre, canela o limón. Funcionan estupendamente.

46. Opta Por Una Rutina más Simple

Mantente siempre con mente positiva. No te dejes llevar por las adversidades. Algunas veces, por mejores intenciones que tengas, no puedes cumplir con tus objetivos. No te desanimes.

Si vez que tal vez la rutina que has elegido es muy compleja, opta por una más fácil. Por una que puedas cumplir a cabalidad. Eso sí, planifica con tiempo. Nadie mejor que tú para saber cuales son tus límites.

Si sabes de antemano que no te dará tiempo de entrenar en ese gimnasio cerca de casa, busca uno cerca del trabajo. Camina en una plaza cercana. Dispón de un área en tu casa para ejercitarte.

Conviértete en tu mejor aliado. Haz las cosas con tiempo y poco a poco. Cada paso cuenta. Tu salud bien vale la pena.

47. No Te Olvides De Los Fines De Semana

Si crees que la rutina de ejercicios solo abarca los días de semana, te equivocas. No te tomes los fines de semana a la ligera. Puedes perder más de lo que has ganado.

Un estilo de vida saludable implica un compromiso diario, incluyendo los fines de semana.  Estos días son perfectos para realizar rutinas más largas y más fuertes. Cárgate de energías para el inicio de tu semana.

48. Regálate Tu Comida Favorita

No te excedas. De vez en cuando puedes darte el lujo de permitirte algo que tienes tiempo que no comes. Tal vez un postre o un plato lleno de carbohidratos. Pero sólo uno, no todo un día.

Este tipo de recompensas te ayudarán a mantenerte enfocado, en especial durante tus primero intentos por alcanzar una vida más saludable.

Date un gustito de vez en cuando. Elije lo que más te guste y continua apegado a la rutina que has seleccionado. Puedes comenzar con una comida una vez a la semana, luego una vez cada 15 días y sigue en retroceso. Aunque te parezca increíble, no podrás creer lo rápido que dejarás de desearlas. En especial cuando te des cuenta lo mal que te hacen sentir.

49. No Seas Tu Peor Enemigo

Visualiza tus metas. Llevar un estilo de vida saludable no es fácil. Es un proceso y toma su tiempo. Todos fallamos de vez en cuando. Pero una vez más, no te desanimes.

Si te mantienes enfocado en tus metas, lucha por alcanzarlas. Si comes demás, no te saltes las próximas comidas. En su lugar elije alimentos ricos en proteínas.

Cuando no puedas completar tus rutinas. No importa. Haz lo más que puedas y trabaja extra cuando tengas la oportunidad.

Tu Salud, Tu Vida.

Ya lo tienes. Perder peso no es tanto cuestión de comer menos más calorías. Es más una cuestión de actitud. Es una decisión que debes tomar de forma plena y consciente.

Conlleva a una serie de situaciones, desde cambio de hábitos hasta la adaptación de una nueva rutina.

Nadie dijo que es fácil. Tal vez pueda convertirse en una de las decisiones más difíciles que puedas tomar. Pero una vez que la tomas, no te desanimes.

Aunque encuentres tropiezos en el camino, trázate objetivos claros y logra tus metas una por una. Tu salud te lo agradecerá.

Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.